World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

La pobreza y la exclusión social en España

23 feb. 2012

El informe elaborado por la Fundación FOESSA "Exclusión y desarrollo social 2012" muestra que la pobreza en España es "más extensa, más intensa y más crónica que nunca".

España es uno de los países europeos con mayor tasa de pobreza, superada ligeramente por Rumanía y Letonia. En España hay más de 11,5 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social. Un 22% de los hogares españoles viven por debajo del umbral de la pobreza y otro 25% está en situación de riesgo.

Hay, además, que tener en cuenta que el umbral de la pobreza, que se calcula en base a la renta media, ha bajado en los últimos años: desde los 8.000 euros de 2009, a los 7.800 euros de ahora. Ello muestra que hay más pobres y que éstos son más pobres que el año pasado y quién sabe si lo serán aún más el año próximo. 

Y la curva desdencente del "estado de bienestar" seguirá bajando y bajando porque ya hemos visto, a la par que padecido, que la receta alemana de la austeridad, de los recortes salariales y de los "pensionazos" no resuelve los problemas y en todo caso los aumenta. 

Muchos economistas llevan anunciando hace muchos meses que nos dirigimos a un callejón sin salida y que la combinación de austeridad y desempleo es el camino más rápido para llegar a la recesión. Sus previsiones, lamentablemente, se están cumpliendo. 

Hoy, en Madrid, hay una mesa redonda muy interesante sobre las tesis de izquierda que defienden que "hay otras alternativas para salir de la crisis". De ello ya ha hablado mi amigo Rafa en su blog, con el que iré a la reunión. 

El debate versará sobre el libro "Hay alternativas", que ya hace muchos meses recomendé en este blog, lectura como ya dije, para mí imprescindible. No es un brindis al sol como nos tienen acostumbrados los ministros peperos, sino que hacen 115 propuesta concretas mostrando que hay recetas diferentes a las recetas de la Troika que aún no ha comprendido que los problemas de la deuda, del desempleo y del déficit sólo se superarán con crecimiento económico

Si las políticas no se cambian, si no se incentiva el consumo, si no se fortalece la inversión pública, la pobreza y la exclusión social, tanto en España como en Europa, seguirá aumentando de forma acelerada. 

Día a día vemos cómo se recortan derechos sociales básicos que tanto y tanto esfuerzo han costado conseguir. Contra ello deberemos luchar y en esa lucha no  podemos desfallecer. Vemos cómo los  responsables del gobierno de turno, se ponen nerviosos cuando la calle la hacemos nuestra.

9 comentarios:

Dean dijo...

Claro que hay alternativas, pero esas alternativas no le interesan ni al partido de gobierno, ni a la oposición, ni a los empresarios, ni a los banqueros ni a los dueños del balón. Nos interesan a la mayoría es verdad, pero somos una mayoría que a duras penas sacamos adelante la rutina diaria y jamás nos detenemos a pensar en este ni en ningún otro tema, y cuando -milagrosamente- lo hacemos, nos sobrevienen la apatía y el desanimo propios de los aborregados que nos apresuramos a decir: Siempre ha sido así, esto no hay quien lo cambie. No hay que perder la esperanza y seguir luchando hasta que algún día despertemos.
Un saludo.

23 de febrero de 2012, 13:28
mariajesusparadela dijo...

En el momento en que bajan los sueldos de los funcionarios y además, amenazan con echarlos a la calle, el consumo se acaba. Y con él, las PIMES.
Ese no es el camino y ya lo sabíamos.
No se puede pasar del despilfarro a la pobreza.

23 de febrero de 2012, 15:50
Emilio Manuel dijo...

Con la historia de preguntarnos si queremos ¿precariedad o paro?, nos están llevado a casi todos, a un agujero sin fondo.

Saludos

23 de febrero de 2012, 16:33
RGAlmazán dijo...

Por supuesto que hay alternativas. Alternativas que no son las de Los Mercados. Alternativas que nos sacarían de la crisis pero que necesariamente pasan por que paguen los más ricos y los que han provocado la crisis. Naturalmente no se harán efectivas, puesto que los partidos poderosos no van a tirar piedras contra su propio tejado. La ciudadaní les importa un carajo.
Nos vemos
Besos

Salud y República

23 de febrero de 2012, 17:04
Genín dijo...

No se yo...
Sinceramente no lo veo nada claro, lo mismo les da por apostar por una buena guerra mundial que lo solucione todo.
No, en serio, cuanto mas lo pienso, mas contradicciones veo en las "soluciones".
Besos y salud

23 de febrero de 2012, 17:21
José Alfonso. dijo...

Y lo que lloverá. Hace apenas unas horas, Don Mariano ha advertido acerca de las nuevas medidas (incomprensibles para muchos según sus palabras) y próximos recortes.
¡La leche que mamé! Lo sorprendente de todo es que ha afirmado, categóricamente, que no espera "tensión social" en España. Una de tres: o la barba le llega a los ojos e inunda sus oídos, o se la "trae floja" (pozí; a él ni a los suyos les afectará el bolsillo) o, sin duda, no advierte su futuro suicidio político. Tampoco sería mala cosa.
Un abrazo.

23 de febrero de 2012, 18:02
Felipe dijo...

Creo que cuando nos peguemos el gran guantazo,que no tardará en llegar,será cuando las tesis de Krugman y Keynes llegarán a implementarse.

Por ahora no veo que llegue a ser una realidad lo de Alberto,Juan y Viçens.No porque no sean las políticas adecuadas sino porque no lo permitirá el sistema.

Fíjate en Obama lo que está haciendo a pesar de la fuerte contestación republicana.

Besos

23 de febrero de 2012, 18:08
rosscanaria dijo...

Si es que da igual que sean de Derechas o de Izquierdas, ninguno tiene dos cojones para enfrentar la situación de lo que se supone que es su País, les importa muy poco lo que ocurra con la ciudadanía mientras ellos tengan el culo a salvo...
Besos,

23 de febrero de 2012, 20:46
Jose Luis Forneo dijo...

Ya sabes lo que yo pienso: la unica alternativa es echarles del poder y ponerles a currar de una puñetera vez (y me refiero a todos los parásitos, incluyendo al PP, PSOE y similares y a los de arriba de CCOO y UGT).

Saludos

23 de febrero de 2012, 23:04
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB