World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Libia o la libertad teñida de sangre

23 oct. 2011


He necesitado que pasaran unas cuantas horas para poder asentar todas las imágenes e información que ha generado el asesinato de Muamar Al Gadafi.

Desde el principio de la intervención militar en Libia, desde estas páginas me he opuesto frontalmente a ella. En el apartado "Libia" de este blog he dejado clara mi postura ante esta operación llamada "Odisea al amanecer" que hipócritamente ha escondido el interés de las potencias por el petróleo libio.

Pero hoy no pretendo hablar de esta guerra ilegítima.

Estoy conmocionada viendo estos días, hasta la saciedad, la imágen de Muamar Al Gadafi, semidesnudo, ensangrentado, tirado malamente en el suelo, asesinado con un tiro en la sien, rodeado de los "rebeldes" que con sus fastuosos teléfonos supermodernos hacen fotos de su hazaña...

Conmocionada viendo como la propia Secretaria de Estado Hillary Clinton suelta una carcajada en una entrevista con la cadena de noticias CBS luego de escuchar que Gadafi había sido asesinado.


Conmocionada viendo, insisto, toda esta inmoralidad, corrupción y descomposición de los que dicen representar los valores más elevados de la civilización occidental... no puedo por menos que sentir una profunda angustia, un total rechazo, una infinita indignación.

No quiero hoy hablar sobre Gadafi, ese "amigo de todos", recibido por todos los líderes mundiales, con grandes honores: Aznar, Zapatero, Juan Carlos rey, Sarkozy, Berlusconi...

No quiero comentar hoy aquí, por ejemplo, la colaboración con Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo, permitiéndo al imperio que hiciera el trabajo sucio en su territorio torturando a cualquier sospechoso en esas cárceles secretas de Estados Unidos, como las que también hay en Irak o en Afganistán... 

No quiero hablar sobre el dinero libio aportado a la campaña presidencial de Sarkozy, o los dontativos cuantiosos libios a la "impecable" London School of Economic, en época de Blair...

No hoy no quiero hablar de ello. 

Hoy sólo mostrar mi infinita ira por la hipocresía, desvergüenza e inmoralidad de las potencias occidentales que en pro de la defensa de derechos humanos atacan un país, apoyan a rebeldes libios que son ni más ni menos que mercenarios pagados por el imperio y por último ríen ante un asesinato de estado.

Lo mismo que Bin Laden. Y es que es más seguro para los intereses occidentales un Gadafi muerto y silenciado que no preso y juzgado, en su caso,  por un Tribunal Internacional

Todas esas personas que ríen y aplauden este asesinato, no se dan cuenta, que cuando el sistema se degrada hasta ese punto, nadie esta a salvo.

Hoy no pretendo juzgar si Gadafi ha violado o no derechos fundamentales de sus ciudadanos. Hoy tan sólo pretendo decir que como demócrata me hubiera gustado que hubiera tenido un juicio con todas las garantías de un estado de derecho. Hoy lamentar la hipocresía de  las potencias occidentales a la hora de hablar de "derechos humanos". 

Hoy es un día lamentable para los demócratas.

10 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

La guerra es la continuación de la política por otros medios.
La política es la continuación de la economía por otros medios.
Así, la guerra es la continuación de la economía por otros medios.

El colonialismo se hace ahora en nombre de los derechos humanos. Todo por el petróleo. Nadie está a salvo. ¿Toca ahora "democratizar" Venezuela?.

23 de octubre de 2011, 22:13
Eastriver dijo...

Siento la misma indignación que tú. La barbarie sustituyendo a la barbarie: no tiene sentido. Las imágenes de una persona perseguida y golpeada hasta la muerte es justo lo contrario a lo que debería haber ocurrido. Esto, naturalmente, nos da por pensar que no interesaba a alguien que siguiera vivo: sus examigos podían salir escaldados si abría la boca, mejor cerrársela. Deplorable políticamente, humanamente asqueroso.

Este final que denuncias no quita que yo apueste siempre por eliminar a los dictadores. Pero para mí eliminar significa sentarlos ante un juez. Eso es lo que debería haber ocurrido con este dictador, y con todos.

23 de octubre de 2011, 22:39
Dilaida dijo...

A mi también me hubiera gustado que le hubiesen dado la oportunidad de tener un juicio justo. No se puede acusar a alguien de asesino y dictador y comportarse como él.
Bicos

23 de octubre de 2011, 23:09
Antonio Rodriguez dijo...

Yo también he escrito hoy sobre Libia, aunque bajo otro prisma.
Estoy de acuerdo contigo, la barbarie no se arregla con más barbarie. Si la venganza es la bandera de la nueva Libia, solo se va a sustituir una tiranía por otra.
Aunque eso poco les importa a los que han pervertido el mandato de la ONU y fueron a Libia para derrocar a Gadafi y repartirse después el botín.
Salud, República y Socialismo

23 de octubre de 2011, 23:11
Genín dijo...

Bueno, ya has visto lo que yo pienso en mi entrada.
Una verdadera vergüenza.
Besos y salud

24 de octubre de 2011, 3:43
Neogeminis dijo...

Cada vez lo hacen más desembozadamente, sin siquiera ya preocuparse de salvar las apariencias frente al mundo.
Los malos de hoy resultan ser los buenos de ayer y después de decidir su exterminio simplemente se limitan a dividirse el botín.
Da asco...

Un abrazo.

24 de octubre de 2011, 6:03
RGAlmazán dijo...

Hemos coincidido como no podía ser menos. Ha sido una vergüenza. Todos aplaudiendo o callando un asesinato, sin importarles un pito los derechos humanos.
Besos

Salud y República

24 de octubre de 2011, 8:24
Emilio Manuel dijo...

¿Quien era el inocente que esperaba que Gadafi se encontrara vivo después de todo lo que ha pasado en Libia?, ni Derechos Humanos ni nada de nada, ¿en que guerra se respetan esos derechos?, pero si hasta hace dos días era recibido con bombo y boato en todas las cancillerías del mundo, si se le hubiera juzgado ¿que hubiera podido decir de muchos gobernantes?, Gadafi estaba muerto desde el primer dia de la revuelta, ahora viene la pregunta final ¿quien se lleva lo que ha quedado, que no es poco?.

24 de octubre de 2011, 9:07
Txema dijo...

Pues no voy a callar. Quiero expresar mi condena total a este asesinato que a quien más favorece es a occidente.

Pese a eso, creo que la intervención en Libia tenía una base que había que tener en cuenta porque Ghadafi era un dictador infame.

Desgraciadamente, la evolución posterior de los hechos, ha degenerado de tal forma que no sé que pensar sobre el futuro de ese país.

saludos

24 de octubre de 2011, 9:39
~~Esfera Comunista~~ dijo...

La distinción entre una democracia y una dictadura es muy simple.
Si se la felas a estados unidos y les vendes tus recursos naturales, eres demócrata, si no, eres un dictador.

24 de octubre de 2011, 22:22
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB