World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Rebelión en Zara

30 jun. 2011


La famosa y gigantesca cadena de tiendas ZARA, propiedad de la multinacional gallega INDITEX, tiene a sus empleados, en Galicia, soliviantados y en rebeldía. 

No es para menos porque la precariedad laboral que sufren es digna de destacar, máxime cuando esta cadena, controlada por el muchimillonario Amancio Ortega, consigue millonarios beneficios. En el último trimestre fiscal, de febrero a abril, Inditex logró un beneficio neto de  332 millones de euros, un 10% más que en idéntico período del año anterior.

Mientras, y a modo de ejemplo,  el salario base de un dependiente en Zara, según el sindicato CCOO, asciende a 837 eruos brutos mensuales, aunque pocos cobran esta cantidad estipulada para una jornada de 40 horas ya que el 80% de su plantilla en Madrid tiene  contratos a tiempo parcial. 

Así es esta multinacional tan valorada en muchos medios. Con sus miles de tiendas por el ancho mundo, de la mano de uno de los hombres más ricos del planeta. Según la revista Forbes, es el español más rico, en el septimo puesto del ranking mundial, con una fortuna de 31.000 millones de dólares.

 
Hace unos meses publiqué un artículo, "Obreras de la ropa", en el que denunciaba la situación de muchas mujeres que trabajan en condiciones verdaderamente precarias para las grandes multinacionales textiles.

Destacaba que marcas tan conocidas como Inditex o  Adolfo Dominguez, o H&M, entre otras muchas, que ante sus clientelas presumen de tener la mejor calidad-precio,  consiguen sus grandes beneficios  a través de una interminable cadena de subscontrataciones, que terminan en la explotación indecente de las "obreras de la ropa".
 
Esta situación que se viene acelerando desde los años 90, se ha acelerado  más aún con la crisis económica y con la avaricia de las famosas marcas de ropa por mejorar sus beneficios a costa de mano de obra en condiciones de esclavitud. 

11 comentarios:

Genín dijo...

Por eso es tan rica esta gente, entre otras cosas, son unos tacaños explotadores...
Besitos y salud

30 de junio de 2011, 18:23
Ysupais dijo...

Tengo una "amiga" que se casó con un gallego porque decia que con ellos nunca se moriria de hambre...a ella la salió bien, pero él se volvió tan explotador como el de Zara...y las "parientas"tan agustito.

Enlazo tu blog

30 de junio de 2011, 18:28
Juan Carlos López dijo...

Las grandes fortunas se cimentan sobre la explotación.

Qué casualidad: dedicas tu última entrada a Inditex o, lo que es lo mismo, a Amancio Ortega; a mí me ha dado por atizarle a Botín.

30 de junio de 2011, 18:31
Dean dijo...

Y que nadie diga nada porque entonces se llevan las maquilas a oriente donde esclavizan a niños para obtener pingües beneficios.
Un saludo.

30 de junio de 2011, 21:28
Anónimo dijo...

837 euros brutos.
qué vergüenza.
mcdonalds, zara, y etc... hay que hacer llegar la indignación hasta ahí.
y huelga hasta el cierre si es necesario.
mi solidaridad para con las trabajadoras-esclavas del sinvergüenza este.
mitxel

30 de junio de 2011, 21:47
mariajesusparadela dijo...

Oh, sí, en Galicia tenemos mucha suerte: el otro es Adolfo Domínguez, a quien le han levantado la empresa dos o tres veces con dinero público y la última vez amenazó con que, si no lo hacían se llevaba su fábrica a no sé que país asiático (y con él el trabajo de cientos de mujeres en su casa, sin seguro y cobrando por pieza rematada).

30 de junio de 2011, 22:40
Adrián J. Messina dijo...

Es así, en el comercio la rama fundamental del capitalismo. Ventas extraordinarias en completa desventaja con el bolsillo de quienes sustentan las tiendas.

Es irrisoria que exista una persona con 74.000 millones de ueros en una cuenta. Como si donar 1.000.000 le hiciera cosquillas. Que sistema perverso.

Un abrazo.

1 de julio de 2011, 1:43
RGAlmazán dijo...

Es lo que tiene la explotación. Hace rico o muy rico al explotador, y somete al explotado a la miseria. Este tipo no va a aceptar nunca que sin los trabajadores es no sería nada.
Besos

Salud y República

1 de julio de 2011, 6:58
Txema dijo...

Es verdad, Carmen, lo que escribes. Habría que poner a esta gente en su sitio.

saludos

1 de julio de 2011, 7:24
Felipe dijo...

Es de auténtica vergüenza y,una vez más,pone de manifiesto cómo el capitalismo sólo quire esclavos y servidumbres.

Un beso y buen día

1 de julio de 2011, 12:48
Jose Luis Forneo dijo...

Cada vez esta mas claro que la esclavitud nunca desapareció... Solamente se maquillo con contratos de trabajo..

Saludos

1 de julio de 2011, 20:30
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB