World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

India. Uttar Pradesh. Agra

4 jul. 2009


Estar en Agra, visitar el Taj Mahal y decir que me fascinó es tan obvio que puede resultar hasta una "boutade". Pero así fue. Me fascinó. El primer día que fui había una profunda niebla y demasiada gente. Pero fui tantas veces pude y todo el espacio conquistó mi alma.

Me fascinó por la historia que sustenta al Taj Mahal. Ya se que en 1983 fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Ya se que es nombrado como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno. Pero es su historia de amor lo que le convierte al mausoleo Taj Mahal en un mágico lugar.

Que un emperador, Shah Jahan, construya en honor de su esposa favorita muerta, Arjumand Bano Begum, conocida como Mumtaz Mahal, semejante mausoleo, dicen que es señal del máximo amor que le profesaba.

Pero ya saben que en todas las historias amorosas y románticas, funcionan las malas lenguas, lenguas envidiosas, y esta historia no iba a ser menos. Dicen que la esposa tan amada, la esposa favorita, la preferida entre el haren del emperador, murió por exceso marital cuando dio a luz su catorce vástago. La pobre, según decían los cotillas del reino, murió de agotamiento marital.

Bueno, en todo caso, esto no le quita belleza al mausoleo, ejemplo de arquitectura mogola, construido entre 1631 y 1654, a orillas del río Yamuna. Toda la superficie está cubierta con ornamentos de gran belleza: caligrafía, elementos geométricos y motivos vegetales. Dicen que fue el edificio más costoso de su época: 50 millones de rupias que significarían hoy día 500 millones de dólares.

También, y según cuentan los lugareños, desde el Fuerte Rojo, a 2'5 kilómetros de distancia del Taj Mahal, desde una ventana labrada en marmol y alabastro, magnífica por cierto, se encerraba el emperador Shah Jahan a llorar la muerte de su esposa, ya que desde allí hay una vista privilegiada del mausoleo.

El Fuerte Rojo es otra de los imprescindibles de Agra, llamado también Lal Qila. Construido en piedra de arenisca roja entre 1565 y 1573, es en realidad un palacio amurallado que en su interior encierra numerosos palacios y edificios de muy diferentes estilos arquitectónicos. Fue mandado construir por el emperador Akbar, abuelo de Shah Jahan. Es Patrimonio de la Humanidad y quizás sea la fortaleza más importante de toda India.

Por último yo les recomendaría también ir a Sikandra, que está a unos 4 kilómetros de Agra. Los tours no lo suelen incluir pero es un mausoleo de imponente belleza. Es la tumba del emperador Akbar. Hecho en piedra arenisca y marmol. Como casi todas estas amplias construcciones, conviven en ella estilos diversos: islámico, hindú, budista, jainista e incluso cristiano. El jardín que le rodea es espléndido e incita a la meditación. Como no está incluido en las visitas más populares, es una delicia verlo casi en solitario.

Estas son mis recomendaciones de Agra. Recuerdo también una cena maravillosa en un importante restaurante indio pero que lamentablemente no he conseguido encontrar la referencia. Recuerdo que el lugar era de ensueño y la comida y su presentación magnífica. Si consigo encontrarla, les haré saber.

Disfruten de las fotografías!

19 comentarios:

Juanjo dijo...

Jo Carmen... ¡Yo quiero ir!
Que post más intersante y que imágenes más bellas.

4 de julio de 2009, 12:56
Lakacerola dijo...

¡Vaya fotos más bonitas! y los jardines también, por aquí por el sur escasean.

4 de julio de 2009, 13:45
Logan y Lory dijo...

Es un lugar impresionante, por muchos motivos, el esplendor del monumento, la historia que conlleva y ese entorno maravilloso creado para magnificencia de un monumento funerario. Así mismo, da que pensar que alguien empleara tanto dinero en conmemorar una muerte en contraste con la pobreza de otros muchos.

Sin duda el lugar es digno de ser visitado y admirado.

Las fotos son impresionantes.

Un abrazo.

4 de julio de 2009, 14:04
Juan Navarro dijo...

Gracias por el viaje; agotador, pero maravilloso, mágico. Creo que me daré otra vuelta por tu cuaderno de bitácora, y por las fotos: contigo no hace falta soñar, hasta en eso ahorra uno.

4 de julio de 2009, 14:06
m.eugènia creus-piqué dijo...

Es precioso el mausoleo, hace años leí la historia que nos cuentas y me encantó, besitos Carmen.

4 de julio de 2009, 15:17
Cosechadel66 dijo...

COmo me gusatría fotogarfiar aquello en persona... Que bonito debe ser. Mucha envidia me das, Carmen.

Carpe Diem

4 de julio de 2009, 15:36
Dean dijo...

Siempre he pensado que, monumentos y actos tan formidables cuando la persona está muerta son reflejo de la conciencia, por liberar un poco ese gran peso de no haber hecho lo suficiente por esa persona cuando vivía, igual que los ejipcios con sus pirámides; debe ser porque mi madre siempre me ha dicho: cuando muera no lleves flores a mi tumba, tráeme un bonito ramo ahora. De todas maneras soy un absoluto admirador de las maravillas arquitectónicas tanto históricas como modernas, igual que tu entrada, deliciosamente elaborada.
Un saludo.

4 de julio de 2009, 15:41
Antonio Rodriguez dijo...

Son unas fotos magnificas y me imagino que vistas allí serán mucho mas magnificas.
Salud, República y Socialismo

4 de julio de 2009, 17:32
Felipe Medina Santos dijo...

Querida Carmen
Siempre dándome envidia con estos viajes.Preciosas foografias.Precioso viaje sin salir de casa
Un beso

4 de julio de 2009, 17:46
RGAlmazán dijo...

Eres la responsable de mi mono por viajar. Lamentablemente no conozco India pero tú me la estás acercando los sábados. Gracias.

Salud y República

4 de julio de 2009, 18:01
rosscanaria dijo...

Qué prciosas fotos, apoyo a juanjo, yo también quiero ir pero es verdad que un paseo por tu blog ahorra dinero.
Un beso fuerte, Ross

4 de julio de 2009, 19:44
Menda dijo...

Siempre me ha fascinado esa historia. Hoy la acompaño con tus imágenes, y así....quedará completa.
Gracias.

4 de julio de 2009, 20:56
sara dijo...

Que bellas imágenes Carmen!! Es un lugar precioso, lo visitaría encantada.

Mil besoss

Sara

4 de julio de 2009, 22:07
Selma dijo...

Carmen, sé que nunca iré realmente a la India.. pero también sé que te he acompañado en cada uno de los viajes que nos regalas.. No puedo soñar mejor Guía y compañia..
Este monumento al amor, que lo es, con estas tonalidades blancas, doradas y rosas.. este vislumbrarlo desde el Fuerte rojo..me han dejado soñando... Es tan lindo soñar..

¡Gracias Carmen por compartir, por guiarnos.. y hacerlo tan bien!

Besos cariñosos...

4 de julio de 2009, 23:35
Asun dijo...

Cada vez que veo imágenes del Taj Majal se me ponen los dientes largos. Sin duda que es un lugar majestuoso, y como dices, el saber qués es lo que impulsó su construcción aún lo hace mas grandioso.

Un beso

5 de julio de 2009, 0:15
nexus. dijo...

Genial como siempre Carmen, haces que le entre a uno el mono de viajar de nuevo.
Sigue enseñandonos el mundo desde tu mirada, tu punto de vista es el nuestro cuando nos asomamos al mundo desde tu blog.
Un abrazo virtual.
Salud y República!!
Nexus.

5 de julio de 2009, 1:07
Maca dijo...

Gracias de nuevo, por enseñarme esta parte de tu viaje, a través de tus ftos y tus miradas,parece que te acompañamos en ellos.
bicos

5 de julio de 2009, 10:56
Carmen dijo...

A todos: Me alegro que os guste viajar conmigo. A mi me encanta volver a remeorar con y para vosotros estos lugares tan mágicos.
Un abrazo fuerte para todos mis viajeros cibernéticos.

5 de julio de 2009, 19:50
severino el sordo dijo...

Morir de agotamiento marital,cielos¡¡¡¡¡
Un saludo y esplendido miniviaje otra vez.

5 de julio de 2009, 20:11
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB