World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

El 15M y las elecciones del 20N

22 nov. 2011


Acabo de leer un artículo que me ha parecido interesante compartir con ustedes. En él se hace un análisis respecto a dónde ha podido ir a parar el voto del 15M.

Se podrían hacer dos supuestos comparando los resultados electorales de 2011 con las elecciones generales de 2008, cuando del 15-M no existía.

* el voto nulo o blanco
* el voto a los partidos minoritarios

 Esta es la explicación de ambas opciones: 


En el caso más exagerado, tenemos unos 815.780 votos atribuibles al sector votoenblanquista del 15-M. Como se han necesitado de media 95.827 votos para obtener un escaño,  nos da que esta opción parlamentaria ha obtenido unos 8,5 escaños, lo cual no parece que podría haber sido suficiente para haber evitado la mayoría absoluta del Partido Popular.

Es más, en justicia, habría que considerar que no podemos atribuir absolutamente todo el votoenblanquismo al 15-M y que más de una persona se habría abstenido desengañada del PSOE existiera o no este movimiento, por lo que en este ejercicio cabalístico suena razonable rebajar las cifras anteriores a la mitad y dejarlas en unos 407.890 votos, lo que da unos 4 escaños, una cifra que no explica los 4 millones de votos que ha perdido el PSOE.



En total, los partidos minoritarios han subido unos 2.034.761 votos. Y esta cifra sí que parece más razonable relacionarla con la crítica feroz que ha venido realizando el 15-M al bipartidismo desde hace seis meses, así como con la mayor concienciación política que, en general, ha generado el movimiento en el conjunto de la sociedad.

Por lo tanto, tal vez no sea aventurado atribuir el fracaso del PSOE al deseo, traducido en las urnas, por parte de una gran masa electoral de romper con el bipartidismo, una intención que sí puede relacionarse con el 15-M y que se ha visto frustrada por el sistema electoral que padecemos, pues la mayoría de escaños del Partido Popular no se corresponde con el porcentaje de votos que ha obtenido, que no llega a la mitad más uno, sino que se queda en el 44,62 por ciento.

Si desean tienen más información en este enlace

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

tienen toda mi simpatía y espero muchísimo de sus acciones.

22 de noviembre de 2011, 20:06
Eastriver dijo...

Agradezco estos análisis, Ciber. De todas formas todo esto me recuerda aquel soneto de Garcilaso en que habla de Apolo llorando porque Daphne se ha convertido en laurel y, amarrado al árbol mientras llora, no hace sino regarlo y, por tanto, que crezca "la causa y la razón por que lloraba".

En plata: ¿el 15M ha facilitado esta mayoría absoluta del Partido Popular, o el triunfo de CIU en Catalunya, que hoy ya ha comenzado a usar la tijera? Paradojas terribles.

22 de noviembre de 2011, 20:58
Txema dijo...

La abstención siempre perjudica a quien no gana las elecciones y en España suele ser el psoe.

De todas formas, creo que la derrota del psoe, justa y merecida, ha sido consecuencia de su propia actitud.

Ha perdido muchos más votos de los que s ehan llevado los minoritarios. Alguno habrá ido al PP, otros a la abstención...

besos

22 de noviembre de 2011, 21:26
Ysupais dijo...

Siempre me lo pregunté aunque estoy con el movimiento.
No nos representan era su " alta voz" , pero no es lo mismo lo que ellos querian, que lo que la izquierda mas a la izquierda pretende obtener ? porque no votaron a esas izquierdas... y ahora tenemos lo que tenemos.
Un saludo.

22 de noviembre de 2011, 22:45
Lluís Bosch dijo...

Yo diría que es pronto para sacar conclusiones. Eso se irá viendo poco a poco. No hay que olvidar que la abstención es la única mayoría absoluta verdadera. También habrá que valorar la respuesta en la calle a las medidas que tome el nuevo gobierno, si se incrementan o no. En todo caso, el reflejo del 15-M en las urnas pienso que será progresivo.

22 de noviembre de 2011, 22:58
Dean dijo...

Para que el 15M tenga de verdad repercusiones en unas elecciones, o en la sociedad en general tendrían que reunirse una serie de condiciones que aún no se dan en este país; entre ellas, una imperiosa necesidad de cambio, pero la palabra cambio se la ha apropiado el PP y son los menos interesados en el cambio; el cambio viene casi que necesariamente de una gran masa joven, con estudiantes y profesionales jóvenes comprometidos, pero esa es la minoría mientras que los mayores conservadores siguen con su cantinela de "Más vale malo conocido que bueno por conocer", de ahí que prefieran a estos embaucadores antes que arriesgarse a un proyecto nuevo como es lo que implica el movimiento 15M.
Un saludo.

22 de noviembre de 2011, 23:18
Genín dijo...

Si la clase política de este País cumpliera con su deber, deberia analizar en profundidad el resultado de todas las votaciones, ver lo que el pueblo les grita claro y alto y obrar en consecuencia.
Veremos algún movimiento?
Besitos y salud

23 de noviembre de 2011, 3:21
Emilio Manuel dijo...

Hace unos días publicaba en mi blog unas palabras manifestadas por un joven referidas al movimiento 15 M, decía: “es un movimiento creado por los medios de comunicación para canalizar ese malestar social que hay y para que esa chispa no se vuelva peligrosa e incontrolable para el sistema, un lavado de cara para el sistema capitalista, pero no se pide un cambio radial. Que seria lo que haría falta”; ¿no llevará razón el chaval?.
En un principio participé en el movimiento de forma activa, aunque conforme veía, me he ido disolviendo como un azucarillo en el agua, este movimiento no cambia nada, es más, con su política de votación e ideario político general muy deslavazado ha facilitado la mayoría absoluta del PP. Un saludo.

23 de noviembre de 2011, 8:29
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB