World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Lehman Brothers: 15 de septiembre de 2008

15 sept. 2011


A tres años del comienzo del mayor desastre económico de la historia, a tres años de la bancarrota de Lehman Brothers, no se ve ningún horizonte que permita pensar que esta terrible crisis se va a resolver. No se ve porque a decir de muchos analistas las medidas que se están tomando van en la dirección contraria a la recuperación.

Creo que una de las consecuencias más dañinas de esta crisis financiero-económica es cómo se ha ido instalando en el sentir colectivo que los recortes sociales que están llevando a cabo los diferentes gobiernos son inevitables y necesarios. Obviamente este pensamiento único es reproducido hasta la saciedad por la mayoría de los medios de información.

Nada más lejos de la realidad. En nuestro país  al Gobierno socialista se le olvida que el déficit tiene que ver con dos valores:  cómo y en qué gasto y cuánto ingreso. Ahí está la cuestión. Sin embargo, sólo han tenido en cuenta el factor "gasto". 

Incluso, en el capítulo del gasto, el otro día Vicenç Navarro analizaba las partidas que podrían haberse recortado sin tocar un ápice de los gastos sociales.

Ponía el ejemplo que en lugar de congelar las "pensiones de vejez" , ya de por sí bastante exiguas en comparación con el resto de países de la Unión Europea, podría haberse ahorrado esos 1.500 millones de euros  del capítulo de los presupuestos generales del estado para "nuevas inversiones militares". En este caso, la compra de 24 helicópteros Tigres. O con los gastos de mantenimiento de las tropas españolas en países como Afganistán, por ejemplo.

Otro ejemplo que ponía era eliminar del presupuesto 600 millones de euros  que el Estado español y aconfesional se gasta en salarios a profesores para que den clase de religión católica  en las escuelas públicas y concertadas.

Habría muchos más ejemplos. Queda claro que se pueden recortar gastos sin que afecte al estado de bienestar de los ciudadanos, sin que afecte al gasto público social.


En relación con los ingresos  el Gobierno socialista es responsable absoluto, junto con el anterior de Aznar, de una regresión de la política fiscal.  Como acertadamente señala el  profesor Navarro, la forma de incrementar los ingresos es "revirtiendo la reducción de impuestos" que se han venido llevando a cabo los últimos años:

- Impuestos de Patrimonio. Esta reducción ha beneficiado primordialmente a los grandes patrimonios. Su recuperación selectiva, gravándose los elevados patrimonios, supondría 2.100 millones de euros.
- Impuesto de Sociedades. Este impuesto es sobre las rentas del capital derivadas de las grandes empresas. Pues bien, si se recuperara el nivel de imposición que tenía este tipo de impuestos para las grandes empresas (que facturan más de 150 millones de euros al año y que representa sólo el 0,12% de todas las empresas de España) antes de que se redujeran por los gobiernos Aznar y Zapatero, se recuperarían 5.300 millones de euros
- Impuestos sobre las grandes riquezas. Si se recuperara, de nuevo, el nivel de imposición (que tenían antes de las reducciones de los gobiernos Aznar y Zapatero) de las personas que ganan más de 120.000 euros al año, el Estado recuperaría 2.500 millones de euros.
- Impuesto de Sucesiones. Este impuesto, que grava las herencias ha sido casi eliminado. Si se recuperara, el Estado obtendría 2.552 millones de euros.


Por ello, que no nos sigan insistiendo en que no hay más remedio que resolver esta crisis a base de recortar el gasto social público. Directamente es falso y ellos, el gobierno y el parlamento, lo saben. 

Si quieren más datos sobre la política fiscal y su necesaria reforma, en el artículo del profesor Navarro, "La necesaria reforma fiscal",  lo  pueden ver.

12 comentarios:

quebrantandoelsilencio dijo...

No se ve ningún horizonte de recuperación porque nadie de los que están tomando las decisiones tiene la intención de salir de la crisis. Más bien al contrario, se aprovecha (incluso diría que se crea) la crisis para poder saquear a gusto a todos los países del mundo.
La avaricia que caracteriza el capitalismo ha hecho necesario ampliar el despreciable saqueo a los países del Sur que aplicaba sistemáticamente a las clases trabajadoras de los países del Norte.
Así pues, lejos de ver una recuperación cada vez estamos más lejos de ella.

Un saludo.

15 de septiembre de 2011, 9:53
m.eugènia creus-piqué dijo...

Lo veo todo muy negro querida Carmen, yo no veo salida al problema y pienso que los que lo tratan tampoco saben como hacerlo.Besos

15 de septiembre de 2011, 10:31
Dean dijo...

Los paises ricos obligan a los paises pobres a hacer recortes sociales, igual que sucede al interior de las sociedades donde los banqueros y empresarios poderosos obligan a las clases menos favorecidas a cargar con todo el peso de la economía. Así funciona, así es como se engordan las arcas de unos mientras los otros tienen que aumentar su productividad para subsistir.
Un saludo.

15 de septiembre de 2011, 11:38
Antonio Rodriguez dijo...

El problema es ese, que nos pretenden hacer ver que solo hay una salida a la crisis económica, el de la reducción del gasto. Y el segundo problema es que hay una gran mayoría de gente que se lo cree y además cae en el falso postulado de que es bueno bajar los impuestos y no se para a pensar que los grandes beneficiados de la bajada de los impuestos son las grandes fortunas y los grandes empresarios, no las economicas más débiles.
Mucha incultura política y económica es lo que hay en este país.
Salud, República y Socialismo

15 de septiembre de 2011, 11:39
Antonio dijo...

La cuestión es que la crisis está dando resultados muy beneficiosos para quienes la provocaron. Por un lado se ha visto donde está el poder real y por otro se han incrementado las diferencias sociales entre ricos y pobres.
Otra cuestión es la generación de movimientos concienciadores, como el 15M, que pone en la picota al propio sistema y sus valores. No será fácil,ellos intentarán neutralizarlo...
Besos

15 de septiembre de 2011, 13:34
Genín dijo...

El tema militar es sangrante, estamos pagando con sangre y con muchos millones al Imperio, por no se que ocultas razónes (En el tiempo del Ansar fue para poder poner las patas encima de la mesa con el Arbusto) ahora hacemos el indio por esos mundos, compramos armamento que no podemos pagar, y a cambio, debemos vender las bombas y fusiles que fabricamos donde podamos sin mirar a quien, en fin, un poco mas de humildad señores menos gastos militares y que se vengan para casa nuestros soldados, eso, empezando por ahí.
Besitos y salud

15 de septiembre de 2011, 16:48
RGAlmazán dijo...

Y pensar que unos días antes Madoz y Lehman Brothers tenían la más alta calificación de esas agencias de rating que hoy juegan al monopoly con los distintos países.
Y sí, había otras alternativas y se han elegido las que han querido Los Mercados.
Besos

Salud y República

15 de septiembre de 2011, 17:54
El dinosaurio dijo...

Creo que queda tema para rato (por desgracia). Saludos.

15 de septiembre de 2011, 21:07
Felipe dijo...

Hoy le han metido una nueva inyección de dinero la Banca europea.

Estoy contigo en que está calando el mensaje de que son necesarios los recortes.El Gran Hermano lo controla todo y lanza un mensaje envenenado a la ciudadanía.

Van a aprobar el Impuesto de Patrimonio pero sólo de forma transitoria(2 años)¡Aberrante!

Un beso

15 de septiembre de 2011, 21:19
javito dijo...

Yo quiero que sigan presionándonos.
Es necesaria una revolución, no un ajuste fino.
Los indignados yanquis con sus colts y sus winchesters son nuestra mejor baza.
¡¡¡GO, HILLBILIES, GO!!!

15 de septiembre de 2011, 22:39
Luis Fernandez dijo...

Como decia Nietzsche con respecto a la ideologia, esta es el velo de Maia que nos tapa los ojos y los sentidos (fudamentalemente la razon).... La crisis, como tambien afirmo Marx, no es mas que un producto ideologico, que sirve, !como no!, para un reajuste de la tasa de beneficios: es decir, los grandes tiburones necesitan comer mas y se lo quitan a los pequeños ¿Como justificar una vuelta de tuerca mas al saqueo? Haciendonos creer en una crisis economica inevitable, que es como mandada por dios, y ante la que no se puede luchar salvo como nos dicen nuestros amos...

Saludos

16 de septiembre de 2011, 10:22
Camino a Gaia dijo...

Creo que hay algo aún mas importante, los recortes sociales, especialmente los que atañen a salud y educación destruyen externalidades positivas que acaban revirtiendo en las empresas.
En una palabra con trabajadores con mejor salud y mejor formados se acaba incidiendo en una mejor cualificación laboral y un menor absentismo laboral.

16 de septiembre de 2011, 10:40
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB