World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Laberinto o cadena de la economía española

7 jul. 2011

"La economía española parece un auténtico laberinto con una sola salida: aceptar los ajustes dictados por el FMI y Bruselas, Pero la realidad es otra muy distinta. No es un laberinto, sino una cadena". 

Así es como comienza el artículo "Laberinto o cadena" que resume magistralmente la situación en que se halla la economía española, junto con la de los otros países calificados como los PIGS.

Me ha parecido importante darlo a conocer, algo resumido. En el enlace pueden leer el texto integro.

"La economía española parece irremediablemente sometida a una compleja concatenación de “turbulencias económicas”, un auténtico laberinto con una única e inevitable puerta de salida: aceptar los planes de ajuste dictados por el FMI y la Comisión Europea, que suponen una drástica rebaja de rentas y salarios para el 90% de la población. Pero la realidad es otra muy distinta. No es un laberinto, sino una cadena.
 
 No estamos sufriendo los efectos de una “crisis mundial”. No existe tal cosa. Amplísimas zonas del planeta crecen, y algunas lo hacen a un ritmo inusitado; China, India, Brasil, …, pero también vastas zonas de Iberoamérica y de Asia. Sólo una parte del mundo está en crisis: EE UU y los países que dependemos de la superpotencia. Y ¿por qué?
            
La última andanada contra la economía griega ha provocado que la prima de riesgo española escalara hasta los 285 puntos básicos. 
  
Y ¿quién nos cobra esta factura?   Este enorme botín acaba en las cuentas de resultados de los grandes bancos extranjeros, propietarios del 56% de la deuda pública española. Los mismos grandes bancos que son accionistas de  Standard & Poor’s, Moody’s o Fitch; es decir, de las agencias norteamericanas que califican la solvencia de cada país y lanzan las señales a los “mercados” para cebarse con la deuda de determinados países.
 
 Sin embargo, la deuda española supone un 60,1% del PIB, mientras que la de Alemania alcanza el 83,2% de su PIB y la de Francia el 81,7 %. 

¿Qué factura nos están haciendo pagar entonces las agencias norteamericanas?
 
En el origen de la crisis del campo capitaneado por el hegemonismo norteamericano están las  crecientes dificultades de una superpotencia en declive que para mantener su gigantesco aparato de dominio político y militar está sometiendo a los países dependientes a un saqueo asfixiante.
 
La economía norteamericana está en un retroceso inevitable y acelerado frente a la emergencia de otras zonas del mundo que se escapan a su control.

 Sin embargo, necesita movilizar cada vez más recursos para mantener su hegemonía. En la última década, el gasto militar norteamericano se ha incrementado un 85%, un ritmo superior al de la Guerra Fría. 

Los imperativos que exige mantener su estatus de superpotencia han transformado a EEUU en el país más endeudado del mundo. Su deuda real -según estimaciones de renombrados ejecutivos norteamericanos- se eleva a 100 billones de dólares, un 689,6% de su PIB y un 152% del PIB mundial.
  
¿Cómo financia EEUU este ingente déficit? Obligando al conjunto del planeta a incrementar los tributos que forzosamente debemos pagar para mantener su hegemonía. Un saqueo financiero impuesto desde Washington al conjunto de países dependientes, este es el origen de todo.
 
Los efectos de la crisis -cabe decir las consecuencias del saqueo- son en realidad una fiel radiografía de la cadena imperialista, del lugar que ocupa cada país en lo que Lenin calificó con precisión como el conjunto de relaciones de alianza y dependencia que unen entre sí a los Estados capitalistas. Cadena que hace que también los países formal y jurídicamente independientes estén en realidad envueltos en las redes de dependencia económica, política y militar de las grandes potencias que se reparten el mundo “según su capital y según su fuerza”.
 
 Dependiendo de la diferente colocación de cada país en dicha cadena, le corresponde una determinada cuota de tributos, incluso unos métodos diferentes de recaudación.  
              
Vasallos como Portugal, Irlanda, Grecia o España sufrimos el saqueo a las bravas, a través de los planes de ajuste dictados por el FMI. Cada uno de los recortes impuestos en España ha venido precedido por un mandato directo de los centros de poder mundial.  Desde entonces, cada medida ha seguido el dictado impuesto desde el exterior.
  
Alemania o Francia, socios preferentes, “tributarios”, dado que sus élites dominantes tienen capacidad y voluntad para defender sus intereses. Estos actúan en realidad como recaudadores del imperio; imponiendo a los “vasallos” el aumento de la presión tributaria.  
            
La ecuación que nos ocultan es sencilla: a mayor intervención  norteamericana, mayor grado de saqueo; a más autonomía e independencia respecto a EEUU, más crecimiento.

Los países que están creciendo, en especial, las potencias emergentes que aglutinan al 40% de la humanidad, y que sostienen el 80% del crecimiento mundial, pueden hacerlo porque han conquistado su independencia política o un grado de autonomía respecto a los dictados de Washington que les permite establecer una política económica independiente.
 
 Se trata de un amplio abanico de países, que no sólo incluye a gigantes como China, India o Brasil. También a países hasta hace muy poco marginales, como Turquía, o al conjunto de Hispanoamérica, gracias a los avances del movimiento antihegemonista en la zona.
 
 En todos los casos, el espectacular crecimiento se ha debido a la aplicación de una política de redistribución de la riqueza, contraria a los planes de ajustes, recortes sociales y rebaja salarial, que el FMI y Bruselas imponen en los países intervenidos. Políticas dirigidas a elevar el nivel de vida de la población -elevación de los salarios, reducción de la pobreza, incremento de las ayudas sociales...-. Estimulando con ello la demanda interna, que se ha convertido en el principal motor económico".
 
¿Quién ha dicho que en España no pueda tomarse este camino?  
           

5 comentarios:

rosscanaria dijo...

Yo de economía no tengo ni idea, incluso en casa soy una pésima administradora, así que no voy a opinar sobre cosas que se salen de mi corta mente...
Besitos Carmen,

7 de julio de 2011, 19:09
Genín dijo...

No se, suena bien pero no me convence, porque ¿que pasa con Cuba, Corea, y tantos otros países de Asia y por ejemplo, África que se mueren de miseria?.
En los PIGS se ha gobernado mal, muy mal, no se me puede olvidar al del bigote poniendo las patas encima de la mesa con el Bush al lado, o al ZP ofendido porque se decía que había crisis, en fin, nos creíamos que sin trabajar y ganárnoslo, teníamos a dios agarrado por la chiva, vinieron los inmigrantes tan engañados como nuestros gobernantes y nosotros mismos, nos creíamos que eramos la releche, nos endeudamos y gastamos a manos llenas, administramos fatal, y lo seguimos haciendo, y de repente nos han pegado un corte porque dudan de que podamos pagar la deuda, ahora toca pagar, y pagar los prestamos mas caros.
¿Que hay una estrategia detrás? seguro, pero yo ignoro cual es aparte la insaciable y compulsiva necesidad de que el capital siga ganando a manos llenas sin importarles quien se muera de asco, al "perro flaco todo son pulgas" pero la izquierda lo contempla sin mover un dedo, mejor dicho, comiendo mariscadas y sonriendo a sus colegas que se las facilitan pagadas con dinero de "nadie", es decir, el nuestro.
Esto no tiene remedio, guapa, ahora nos toca aplicar el ajo y agua hasta que otros nos saquen del agujero porque así les interese, porque nosotros, demostrado está, no somos capaces de salir de el..
Besitos y salud

7 de julio de 2011, 19:14
Antonio Rodriguez dijo...

Yo tengo claro que las agencias de calificación son meras agencias especulativas y que sirven a los intereses de los especuladores, pero lo que ya no me queda tan claro es que los paises emergentes dediquen su crecimiento en beneficio de los más desfavorecidos. Algunos puede que si como Brasil, pero de los otros yo tengo mis dudas.
Salud, República y Socialismo

7 de julio de 2011, 20:45
RGAlmazán dijo...

Pues sí, estamos metidos en un laberinto del que nos es muy difícil salir, pero podríamos con voluntad política. Pero claro, el oficio de servidor del gran amo lo hemos aprendido tan bien que no sabemos hacer otra cosa que decir "Sí, Bwuana"
Besos

Salud y República

7 de julio de 2011, 20:55
quebrantandoelsilencio dijo...

El saqueo que realizan los poderes económico-militares es continuo. Una vez saqueados los países periféricos han empezado con Europa porque como bien dicen en un comentario, el capital necesita ir generando y acumulando para seguir sobreviviendo.
Por supuesto que hay alternativa pero nuestros políticos hace muchísimos años que decidieron olvidar todo aquello que no fuera servilismo.
Un saludo.

8 de julio de 2011, 10:11
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB