World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Europa se va tiñendo de negro: la extrema derecha

29 abr. 2011


Esta nueva extrema derecha está en ascenso,  un ascenso que no se había  visto desde los años treinta.  Un fenómeno que progresa en forma muy alarmante.

¿No les espanta? ¿No les recuerda tiempos pasados? ¿No les temen?

Además de los que hoy aquí se destacan, también están en Italia, en sus dos vertientes: la Liga del Norte de Umberto Bossi que, tras gobernar junto a Silvio Berlusconi, registra un menor caudal electoral, y Alianza Nacional.

Han llegado con fuerza a Gran Bretaña. El Partido Nacional Británico (BNP, por sus siglas en inglés) aumentó su representatividad en un 12,3% en las recientes elecciones municipales.

En Polonia,  en el gobierno los populistas de Samoobrona y la extrema derecha católica, invitados por el primer ministro Kazimierz Marcinkiewicz para asegurarse una confortable mayoría en el Parlamento.

Esta extrema derecha europea comparte un mismo ideario: limitación de la democracia representativa y  discriminación étnica entre nativos y extranjeros.

Otro día hablamos de los nuestros españoles, que haberlos haylos y cada vez abundan más.


Francia: Marine Le Pen

A sus 42 años Marine Le Pen ha sucedido a su padre, Jean Marie Le Pen, como líder del Frente Nacional. Tras moderar en las formas el discurso xenófobo y antieuropeísta más recalcitrante del partido, habrá que esperar a las elecciones francesas de 2012 para comprobar si logra mantener, o incluso aumentar, los porcentajes de voto logrados por su progenitor.




Hungría: Gabor Vona
 
El partido Jobbik, liderado por Gabor Vona, de 32 años, centra sus ataques racistas en la comunidad gitana de Hungría, que asciende a casi un millón de ciudadanos. En 2007, Vona fundó la Guardia Húngara, una organización de inspiración neonazi ligada a Jobbik, acusada de haber llevado a cabo ataques xenófobos y racistas, y que la justicia húngara ordenó disolver.




Suecia: Jimmie Akesson

Con su cara de alumno aventajado y empleando una retórica sosegada, Jimmie Akesson ha logrado a sus 31 años que el partido que preside, los Demócratas de Suecia, hayan protagonizado la sorpresa de las últimas elecciones del país nórdico obteniendo 20 escaños. Su discurso político se centra en la inmigración y en la criminalidad, incidiendo en los nexos entre ambos fenómenos.



Austria: Heinz-Christian Strache

Tras la muerte de Jörg Haider en 2008, Heinz-Christian Strache, de 41 años, se convirtió en el líder más popular de la extrema derecha austriaca. Con eslóganes electorales como “Trabajo en vez de Inmigración” o “Auténticos representantes del pueblo en vez de traidores de la UE”, el Partido de la Libertad de Strache se ha consolidado en uno de los países europeos en los que la extrema derecha obtiene más votos.



Holanda: Geert Wilders

Geert Wilders consiguió que el Partido por la Libertad se convirtiese en las últimas elecciones parlamentarias holandesas en la tercera formación más votada. Con una campaña basada en gran medida en el endurecimiento de las leyes migratorias, la islamofobia de Wilders le ha hecho afirmar que, por su incitación al odio, el Corán puede ser equiparado a libros como Mein Kampf, y que en consecuencia debería ser prohibido. El Partido por la Libertad forma parte de la coalición de gobierno encabezada por los democristianos holandeses.


Dinamarca: Pia Kjærsgaard

El Partido Popular liderado por Pia Kjærsgaard ha logrado consolidarse en la última década hasta convertirse en la tercera fuerza política del país. En gran medida gracias a este partido, las leyes migratorias de Dinamarca se han ido endureciendo periódicamente desde 2001. Las declaraciones de Kjærsgaard sobre los peligros de la inmigración suelen ser de este tenor: “Si los suecos quieren convertir Estocolmo, Goteborg o Malmö en un Beirut escandinavo, con guerras de clanes, crímenes de honor y violaciones cometidas por bandas, dejémosles que lo hagan. Nosotros siempre podemos poner una barrera sobre el puente de Oresund”.


Grecia: George Karatzaferis

Desde que fue fundado en 2000 por el ex periodista George Karatzaferis, el partido Concentración Popular Ortodoxa (LAOS) no ha dejado de aumentar sus porcentajes de voto, tanto en las elecciones parlamentarias griegas como en las europeas. La situación económica y política del país podría beneficiar a un partido xenófobo y nacionalista, con un líder acostumbrado a atraer la atención pública con declaraciones populistas.


Finlandia: Timo Soini

Timo Soini consiguió que su formación, Verdaderos Finlandeses, entrase en el Parlamento Europeo tras las elecciones de 2009. Con un discurso euroescéptico, sobre todo en materia agrícola, y muy crítico con las políticas de inmigración liberales, habrá que ver si Verdaderos Finlandeses aumenta su número de escaños en el Parlamento finlandés en las elecciones previstas para este 2011.



28 comentarios:

javier dijo...

4.910.000 parados con un gobierno de izquierdas. cibercultura, que tengais una buena navegación, que el partido (IU) consiga en los ayuntamientos y comunidades MAYORIA absoluta, que España de haga república , que se enteren los fascistas que no votan comunismo lo que es decencia , buen gobierno, limpieza y mentes limpiasPor que le comunsimo es un ejemplo vivo en el mundo.
Yo me voy a otras globosferas a respirar aires de juventud y libertad de opinion. ( os deseo el doble de lo que me deseeis a mi)

29 de abril de 2011, 9:09
Felipe dijo...

Miedo da la entrada que nos dejas hoy.Y lo malo es que es muy cierto de como la extrema dercha avanza en toda Europa,El último caso,Finlandia,pone los pelos de punto al tratarse de un país con un nivel de vida más que aceptable.

Besos

29 de abril de 2011, 10:16
Isabel dijo...

En Berlín, vengo de allí, al menos hay un muestrario del horror, en muchos paises todavía parece que no ha pasado nada, como en el nuestro.

Espero y confio en que los votantes seamos inteligentes y no nos dejemos manipular.

Un abrazo.

29 de abril de 2011, 10:59
Isabel Martínez Barquero dijo...

Es para echarse a temblar, Carmen.
El mundo está muy extraño. Supongo que estamos en época de tránsito, con toda la desazón que este tipo de etapas imprimen. Pero es terrible que el descontento nos lleve a una involución. Debemos hallar soluciones que impliquen mayor justicia social. No existe otra fórmula válida según mi perspectiva. Entre tanto, dan miedo, mucho miedo.
Un abrazo, estimada amiga.

29 de abril de 2011, 12:19
Genín dijo...

Estoy convencido de que estos avanzan porque la izquierda ha sido incapaz de manejar las cosas adecuadamente, siempre es el mismo ciclo a lo largo de la Historia, pero no hay que rendirse, podemos lograrlo!
Salud y besitos

29 de abril de 2011, 14:48
Jose Luis Forneo dijo...

De acuerdo con Genin. Gran parte de la culpa la tiene la izquierda. En los años 30 el auge del fascismo se enfrento con los frentes populares y los movimientos antifascistas... Hoy, incluso la izquierda esta sometida a las reglas fascistas que organizan el capitalismo. Asi que, crudo lo llevamos.

Espero que IU mire mas hacia su izquierda, que tambien existe (PCPE, PCEML, UP, etc...) y menos hacia su derecha (PSOE-PP) que tienen ya, ambos, la izquierda muy muy muy lejos de su punto de mira politico.

De hecho en España no hay ultraderecha poderosa porque el PP (y lamentablemente el PSOE) la representan en gran parte.

Saludos

29 de abril de 2011, 15:02
Adrián J. Messina dijo...

La verdad no me asusta.
Estas personas siempre sobraron en el mundo y a pesar de que existen personas que aún comparten sus ideaologías, la tortilla se ha dado vuelta y es más la que piensa de otra forma, por suerte para todos.

Abrazos y buen fin de semana.

29 de abril de 2011, 16:33
mariajesusparadela dijo...

Como no nos unamos los de izquierdas, vamos apañados.
Pero no acabamos de aprender.

29 de abril de 2011, 18:29
Juan Carlos López dijo...

Vaya repaso.

Me parece bastante acertado, aunque matizaría, el comentario de José Luis Forneo.

29 de abril de 2011, 18:36
rosscanaria dijo...

Miedo me da la exposición que has hecho, parece que el mundo está girando hacia la derecha, qué mal, esperemos que los votantes no se dejen engatuzar...
Besitos de lindo fin de semana Carmen,

29 de abril de 2011, 21:03
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
RGAlmazán dijo...

Malos tiempos. Hay que combatir el fascismo porque está creciendo considerablemente, como muy bien has expuesto.
Besos.

Salud y República

29 de abril de 2011, 22:32
José Antonio dijo...

Este artículo está un poco sesgado, se incluye como ultraderecha al partido 'Verdaderos Finlandeses' que si uno lee su programa verá que de derecha y de extremo tiene poco, pero sin embargo omite a uno de los mayores partidos ultras en Europa a día de hoy: el PP. Y que cuenta, además, con una base de 10 millones de votantes. Eso sí que es para echarse a temblar (y para preparar las maletas en 2012, aunque sea hasta la Francia de Le Pen).

30 de abril de 2011, 0:23
Anónimo dijo...

Esto tiene que cambiar, y el pueblo al final se decantara por los partidos nuevos y totalmente contrarios a los que hay ahora mismo, por ver si sus vidas que ya no pueden hundirse mas escalan hacia algo como un trabajo por ejemplo... tan dificil de encontrar hoy en dia.

30 de abril de 2011, 2:37
Anónimo dijo...

Ser racista no tiene nada que ver en ser de derechas o izquierdas. És más, el fascismo y el nacionalsocialismo son ideologías de izquierdas.

30 de abril de 2011, 4:28
Anónimo dijo...

Excelente repaso.

Estoy esperando a que prepares el repaso de grupos politicos de extrema derecha en España.

30 de abril de 2011, 8:07
Anónimo dijo...

Tan fácil como que los gobiernos no gobiernen en pro de las empresas o de minorías, dejando de lado a las mayorias, QUE ES PARA QUIEN HAY QUE GOBERNAR. UNA COSA ES GOBERNAR PARA LAS MAYORÍAS, Y OTRA ATACAR A LAS MINORÍAS, PERO SI HAY QUE ELEGIR, QUE PIERDA LA MINORÍA Y EN BENEFICIO DE LA MAYORÍA. Esto a algunos proges les puede sonar un ataque frontal. Pero gobernar para minorías es el mayor dislate que puede hacer cualquiera, empezando por los progres.

30 de abril de 2011, 10:16
Ana Salvá dijo...

Muy interesante este blog

30 de abril de 2011, 11:27
Sime dijo...

Si el fascismo crece será tal vez por algunas razones ya conocidas o que hay que buscar.

No será la sociedad que se construye sea para una mayoría, sea para una minoría, sea para una economia, ... es demasiado egoista y soberbia.

No será que se trabaja con el mazazo en la cabeza y el pisotón en lugar de con la cabeza en los problemas y sincronizando los pasos, sincronizando el crecimiento de las personas, buscando la equidad ...

No será que realmente a pesar de lo que digamos estamos como sociedad muy cerca, tal vez más cerca de lo que nos damos cuenta, de esas ideologías que luego declaramos que nos repugnan.

No será ...

Salud, un abrazo y a mejorar un poquito todos,
Sime

30 de abril de 2011, 11:50
Anónimo dijo...

Es totalmente normal que ascienda la ultraderecha, en España sin ir más lejos el buen rollismo y el todo vale lo único que hace es que mucha gente que sufre su injusticia se acoja a políticas de ultraderecha. Cuando más se radicaliza un partido hacia un extremo más gente se acojerá a otro partido de extrema opuesta.

30 de abril de 2011, 18:19
Anónimo dijo...

Las política de ayudar sin pedir nada a cambio a gitanos lo que propician a largo plazo es un mayor odio hacía ellos y no una integración como se pretende. Lógico que un ciudadano cualquiera sienta que mientras uno tiene que luchar por mantener lo suyo el otro le regalan las cosas sin pedir nada a cambio. Las injusticias de hoy son las guerras de mañana.

30 de abril de 2011, 18:22
Anónimo dijo...

Espero que no se me entienda mal: vaya por delante que quiero seguir viendo la extrema derecha bien lejos, pero... ¿qué esperábais? Parece que no sepamos vivir en libertad sin que se nos ponga el pelo de punta cuando un immigrante nos llama racistas, un homosexual nos llama homófobos o una mujer nos llama machistas, y a partir de ahí todo vale (por poner ejemplos) : el hecho de pertenecer a los anteriores colectivos no exhime de no delinquir, de no molestar a los vecinos, o de no abusar sistemáticamente del sexo opuesto. Todo el mundo tiene derechos y obligaciones, sea quien sea, y esto parece que se ha olvidado. Y yo quiero mis derechos, las obligaciones ya las cumplo. Si a eso le sumamos 5 millones de parados, una casta política corrupta y chanchullera, a uno le dan ganas de volar el parlamento y el congreso. Y la manera legal de hacer eso, es votar a la extrema derecha. A mi no me sorprende en absoluto. La gente quiere orden, está harto del desmadre actual, y vota por el palo.

30 de abril de 2011, 19:49
kinos dijo...

Excelente noticia!! Thx x la informacion facilitada, y seguir asi ya que es una pagina estupenda y gracias a ella estamos al dia.

pd: Visita y conoce las mejores Ofertas ADSL Vodafone,salu2.

30 de abril de 2011, 22:34
Anónimo dijo...

Si algo define al fascismo es la cobardía. Incapaces de hacer algo contra ese monstruo llamado mercado nos lanzamos furiosos contra quien se encuentra en una mayor indefensión.
Incapaces de luchar contra la injusticia, pasamos a ejercerla.

1 de mayo de 2011, 18:09
Camino a Gaia dijo...

Si algo define al fascismo es la cobardía. Incapaces de hacer algo contra ese monstruo llamado mercado nos lanzamos furiosos contra quien se encuentra en una mayor indefensión.
Incapaces de luchar contra la injusticia, pasamos a ejercerla.

(Repito el comentario que por algún error ha salido como anónimo)

1 de mayo de 2011, 18:14
Anónimo dijo...

Solo me gustaría recalcar dos comentarios ya publicados porque la gente parece que no se quiere enterar:

Ser racista no tiene nada que ver con ser de derechas o izquierdas. És más, el FASCISMO y el nacionalsocialismo son ideologías de IZQUIERDAS.

y el otro:

¿qué esperábais? Parece que no sepamos vivir en libertad sin que se nos ponga el pelo de punta porque un immigrante nos llama racistas, un homosexual nos llama homófobos o una mujer nos llama machistas, y a partir de ahí todo vale (por poner ejemplos) : el hecho de pertenecer a los anteriores colectivos no exhime de no delinquir, de no molestar a los vecinos, o de no abusar sistemáticamente del sexo opuesto. Todo el mundo tiene derechos y obligaciones, sea quien sea, y esto parece que se ha olvidado. Y yo quiero mis derechos, las obligaciones ya las cumplo. Si a eso le sumamos 5 millones de parados, una casta política corrupta y chanchullera, a uno le dan ganas de volar el parlamento y el congreso. Y la manera legal de hacer eso, es votar a la extrema derecha. A mi no me sorprende en absoluto. La gente quiere orden, está harto del desmadre actual, y vota por el palo.

Dejaros de demagogias el resto ;)

2 de mayo de 2011, 7:08
Anónimo dijo...

Asko de politicos , en vez de hacer algo, lo unico que hacen es culpar al de el otro lado/bando , la 3 guerra mundial ya esta aki ^^ gobiernos contra ciudadanos

4 de mayo de 2011, 14:22
dardo dijo...

Ojalá avance pronto la derecha en latinoamérica, porque la izquierda es lo peor del mundo. América vamos a la derecha!!!!

24 de octubre de 2011, 6:34
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB