World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Contrapuntos... sobre el 23 F

23 feb. 2011


Hoy supongo que la blogosfera, y por supuesto toda la prensa tradicional, estará dedicada a reflexionar sobre el 23F. Muchos para hablar simplemente de aquellos duros momentos, otros muchos, quizás muchísimos, para ensalzar la figura del Rey en aquel lejano 23 de febrero. En todo caso, se hablará como todos los años se habla. Quizás esta vez se le dedique más espacio por cumplirse el 30 aniversario del intento de golpe de estado.

Yo también quería participar y lo hago no con palabras propias, pero sí con palabras asumidas.

Por eso reproduzco un resumen  del artículo "Nada sobre el 23F y mucho más", de Rafael Cid, publicado en la plataforma "Rojo y Negro", de la CGT.

"Treinta aniversario del intento golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. De nuevo celebración institucional por todo lo alto. Los medios de comunicación, públicos y privados sin distinción, vuelven, renuevan el mantra del patriotismo constitucional: el rey salvó la democracia; los políticos en la reserva dieron el tipo; los directores de los periódicos jugaron un papel fundamental para cortocircuitar el levantamiento; los generales amotinados eran un grupo de nostálgicos franquistas y Tejero un conspirador de opereta. Nada nuevo bajo el sol...

...Año tras año desde aquel no frustrado pronunciamiento militar repiten idéntica tabarra. Tres décadas, dos nuevas generaciones, permiten suponer que esa verdad oficial terminara siendo simplemente la verdad...

Porque, ¡cómo coño vamos a saber la verdad del 23-F si toda la documentación del golpe sigue siendo secreto de Estado y ni siquiera han salido a luz las conversaciones telefónicas de la trama! ...

...Y sin embargo, lo único no interpretable, lo que vimos y oímos en esa noche, no sigue la lógica que nos llevan vendiendo desde hace 30 años. Con nuestros propios ojos:

  • Vimos un golpe de Estado ejecutado por un destacamento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil al mando del teniente coronel Antonio Tejero.
  • Vimos a la inmensa mayoría de los representantes del pueblo mordiendo moqueta bajo los pupitres del Congreso.
  • Vimos al preceptor del rey, el general Alfonso Armada, llegar a la Cámara para tomar las riendas del golpe.
  • Vimos a mandos del CESID (servicios secretos) junto a Tejero al frente del asalto al Congreso.
  • Vimos al general más monárquico del ejército Milans del Bosch sacar los tanques y decretar el estado de excepción en Valencia.
  • Vimos a las tropas ocupar la sede central de RTVE en Prado del Rey en Madrid.
  • Vimos al rey Juan Carlos mudo durante horas hasta que apareció en las pantallas de televisión vestido de militar llamando al orden. 
  • Vimos al embajador de Estados Unidos proclamar su indiferencia por tratarse de "un asunto interno".
  • Vimos ... vimos... vimos...

Todo lo demás son habladurías, melonadas y armas de manipulación masiva. Mientras no hablen con luz y taquígrafos los archivos secretos del 23-F que ningún gobierno, ni de derecha ni de izquierda, ha desclasificado. El propio Tejero lo dijo a preguntas del fiscal en el Consejo de Guerra: "Lo que yo quisiera es que alguien me explique lo del 23-F…porque yo no lo entiendo"

¿Por qué no se conocen las pruebas del 23-F? 

¿Quién tiene miedo a que el pueblo sepa la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad?"

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El artículo completo lo pueden leer en el enlace.

Yo nada más que añadir. También me hago similares preguntas, casi las mismas que me llevo haciendo durante estos largos años. ¿Quizás Julien Assange pudiera decirnos algo al respective? Quizás, no?

Por cierto, recomiendo encarecidamente la lectura del libro de Javier Cercas "Anatomía de un instante".

16 comentarios:

Felipe dijo...

Esta página,a mi juicio,se ha pasado con una rápida lectura,sin la reflexión necesaria y sin todos los conocimientos al alcance.De ahí, que buena parte de los que sentimos como sentimos veamos insuficiente lo que se nos ha contado o dicho.

El artículo es buenísimo y pone el acento en las carencias de la comunicación oficial o en los medios de comuncicación.

Pienso que no sabemos toda la verdad y que las dudas siguen rondando aún en este 30 aniversario.Es un rémora que no aceptamos aunque con la esperanza de una verdad oficial.

El libro de Javier Cercas que recomiendas lo he leído y es imprescindicible a falta de la verdad oficial.

Besos y buen día

23 de febrero de 2011, 7:12
m.eugènia creus-piqué dijo...

Como que no tengo ánimos de escribir un Post, paso solamente a saludarte.Besos

23 de febrero de 2011, 7:26
RGAlmazán dijo...

Dudas, dudas y dudas. Nadie quiere sacarnos de las dudas ¿Por qué será?
Al mantener secreto los papeles y demás pruebas están haciendo que pensemos que pudo ser cualquier cosa. Siguen sin enterarse que la transparencia es indispensable en democracia. Pero claro, cuando se trata de cuestiones ligadas al rey...
Besos.

Salud y República

23 de febrero de 2011, 9:02
Logan y Lory dijo...

Si a PP y Psoe no les interesa que se sepa, ten por seguro que no lo sabremos nunca. Mientras haya bipartidismo.....

Buen día

23 de febrero de 2011, 11:33
Dilaida dijo...

Tal vez están esperando que pasen otros 30 años o más.
Bicos

23 de febrero de 2011, 12:41
periodistaenbabia dijo...

Muchísimas incógnitas que terminarán por salir a la luz, como todo. Aunque no sepamos ni cuando ni cómo. Demasiados intereses aun, y treinta años que no son nada.

Aunque me hace gracia el interés que muestran los medios por un golpe de hace treinta años y no por el golpe verdadero, el que estamos sufriendo ahora: el golpe financiero.

Un saludo Carmen.

23 de febrero de 2011, 13:27
Dean dijo...

Pasa igual que con todas las deudas: las deudas muy viejas no se pagan, y las recientes se dejan envejecer.
Lo de Assange podría funcionar -si le dejan-.
Un saludo.

23 de febrero de 2011, 13:44
Juan Carlos López dijo...

Sea como fuere lo que sucedió y aun sin saber si sabremos, pensad un poco en los beneficiados por el golpe.

La posición de Juan Carlos de Borbón, que posee una gran fortuna de la que poco se dice o sabe, como garante de la democracia se afirmó con el golpe.

La UCD, que representaba una derecha más civilizada que la del PP, desaparece el año siguiente de obtener el PSOE su primera victoria, por mayoría absoluta. Se instaura un bipartidismo de facto en el que actúan como bisagras los partidos nacionalistas.

El golpe, en la práctica, desemboca en lo que yo llamaría Segunda Restauración Borbónica.

23 de febrero de 2011, 14:33
mariajesusparadela dijo...

Ahí, ahí: Miláns, atreviéndose a mover un dedito sin el permiso del rey, jajajajaja.

23 de febrero de 2011, 15:03
Antonio Rodriguez dijo...

Yo que también he leido el libro de Cercas, hay varias cosas que deja claro:
El Borbón estaba implicado en la intentona de quitar a Suarez y poner un gobierno de concentración presidido por un militar.
El Borbón tiene muchas dudas en las primeras horas de la intentona, es Sabino Fernandez, su secretario, quien tiene una actitud más beligerante frente a la intentona y el que hace que el Borbón finalmente se posicione contra el golpe.
El CESID no se enteró, no quiso enterarse o lo sabia y dejo hacer. En todo caso siempre quedará la duda sobre su actuación.
En fin que hay cosas que solo se sabrán con certeza cuando pasen muchos años.
Salud, República y Socialismo

23 de febrero de 2011, 15:52
severino el sordo dijo...

Supongo que esto sera como lo de kennedy para los yanquis,y la verdad que como decimos en mi tierra ya resulta un poco canso,quizas paso lo que querian que pasar para que vieramos lo que querian que vieramos,en fin un saludo Carmen.

23 de febrero de 2011, 18:41
Txema dijo...

Carmen el golpe de estado no fue un intento, lo fue en toda regla. Otra cosa es que lograra todos sus objetivos.

Ciertamente consiguió bastante.

Y ya por ver, vimos a la ciudadanía metida en su casa sin rechistar. Sólo al día siguiente hubo una manifestación institucional.

Si entonces no se salió a la calle a defender la libertad ¿cómo se pretende que ahora se salga a defender la jubilación digna o el derecho al trabajo?

saludos

23 de febrero de 2011, 20:01
Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demás y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.

23 de febrero de 2011, 22:19
Genín dijo...

Bueno, la cosa quedó como quedó, y opine lo que opine lo que sea, la cosa está como está, ASÍ QUE CADA QUIEN juzgue como le parezca, lo hecho, hecho está...
Salud y besitos

24 de febrero de 2011, 1:20
nexus. dijo...

Gran libro el que recomiendas, y si estoy de acuerdo en que como mínimo el rey sacó un gran provecho de todo aquel episodio, le ha servido de excusa para manternerse en el cargo durante estos treinta años.
Uno de los sentimientos encontrados que me produce todo este episdio es vergüenza ajena.
Un suceso ridículo gestionado posteriormente de una manera torticera e intersada.
Un borrón oscuro y lobrego de nuestra historia reciente que desde luego será muy dificil de esclarecer, si no imposible.
Un abrazo
Salud y República!!
Nexus.

24 de febrero de 2011, 1:34
Antonio dijo...

Querida Carmen, yo que también hablo del tema en mi blog, escribo: "Muchas dudas y preguntas siguen en el aire, muchas cuestiones sucias tapadas bajo la alfombra, muchas inquietudes sobre lo que fue, qué pasó y como se resolvió, si hubo o no pactos secretos, etc… No sé si la historia lo alumbrará, pero tengo, como siempre, mis recelos sobre la verdad que cuenta la historia, no por lo que cuenta, sino por lo que calla".

Por tanto me uno a ese sentir del artículo.

Besos

24 de febrero de 2011, 1:53
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB