World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Nuevo entierro gubernamental

24 ene. 2011




Según pude leer el otro día en el diario Público: "La Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública", un  compromiso anunciado por José Luis Rodríguez Zapatero en 2004, no verá  la luz en esta legislatura.

Es una más de las promesas incumplidas del gobierno de Zapatero. Creo que es muy grave el hecho y no me parece que ha sido suficientemente comentado.

Toda sociedad moderna y democrática debería tener una norma de acceso a la información pública, una norma que habilite el poder exigir transparencia a las administraciones.

En España, este derecho cívico es una utopía y así lo demuestra la organización no gubernamental Transparencia Internacional. Recientemente ha publicado su clasificación anual, que engloba a 178 estados, y en la que destaca Dinamarca por su buena gestión y transparencia de los recursos públicos. España está situada en el número 30.

Hay una relación directa entre transparencia y corrupción. Es obvio. A mayor opacidad en las cuentas públicas, más capacidad de manipulación, por tanto mayor corrupción.

Las conclusiones del Barómetro Global de la Corrupción 2010, realizado por Transparencia Internacional, muestra que seis de cada diez personas en todo el mundo afirma que la corrupción ha aumentado en los últimos tres años. Una de cada cuatro informa haber pagado sobornos en el último año. Las opiniones más negativas sobre las tendencias de corrupción se observan en Europa y América del Norte.

En los países de menor corrupción y de mayor rechazo por parte de la ciudadanía existen normas de transparencia y acceso a la información pública muy avanzadas.

En España, la percepción de los ciudadanos es que el sistema es opaco y que abudan los casos de corrupción. Hay una cierta hartura de la ciudadanía y esto ha generado una desconfianza en los gestores públicos, desconfianza que es un caldo de cultivo peligroso para nuestra democracia.

La decisión del ejecutivo de "congelar" la ley de transparencia, a pesar de  haberla prometido hace más de seis años, muestra la falta de voluntad política de garantizar el acceso a la información pública, derecho por cierto que los ciudadanos deberían tener asegurado,  de acuerdo con el artículo 20 de la constitución.

13 comentarios:

Felipe dijo...

Y tú te creías que iba existir la Ley de Transparencia?

No interesa a este Gobierno,a los anteriores y a los sucesivos.

Y ,entonces la corrupción cómo se daría?

La unica que es transparente es el agua,de lo poquito que va quedando.

Besos y buen día

24 de enero de 2011, 7:35
macgo dijo...

Si es que no hay tiempo para hacer tanta reforma. Fíjate en la semana que nos ha anunciado Rubalcaba. ¿Tú crees que queda tiempo para esas minucias cuando la prioridad más importante es la capitalización de las Cajas para que se las puedan llevar a precio de saldo quién disponga de dinero fresco y aprobar el pensionazo? Pobritos. Si es que están muy atareados

24 de enero de 2011, 7:46
RGAlmazán dijo...

Otro incumplimiento más. Y van...
La transparencia es necesaria, imprescindible, si se quiere que baje la corrupción, pero ese es el quid de la cuestión. ¿No interesa a los partidos que gobiernan mantener esa oscuridad para poder mantener una financiación dudosa?

Salud y República

24 de enero de 2011, 8:19
Dilaida dijo...

Ya ya una cosa es la promesa y otra la realidad. ¿Y después que van a hacer los corruptos?
Bicos

24 de enero de 2011, 8:40
quebrantandoelsilencio dijo...

Este gobierno como los pasados y desgraciadamente (ojalá me equivoque pero no creo)los que están por llegar jamás aprobaran una ley como esa porque entonces tendrían que hacer público como desprecian absolutamente la democracia y se dedican a servir a los grandes intereses económicos y a sí mismos.
Un saludo.

24 de enero de 2011, 10:16
Camino a Gaia dijo...

Al fin y al cabo la corrupción no es mas que la "privatización", el cambio de titularidad de los recursos públicos mediante mentiras y artimañas.
Y eso es básicamente lo que está ocurriendo en esta crisis económica, generada por los que en este momento ejercen de dictadores sobre los estados.
Estamos asistiendo a una escalada de manipulación y en el peor de los casos, a la persecución de la verdad, considerada cada vez mas como un delito.

24 de enero de 2011, 10:34
Dean dijo...

Es la ley de transparencia pero de los cerebros.
Un saludo.

24 de enero de 2011, 14:25
Antonio Rodriguez dijo...

La transparenia solo nos interesa a los ciudadanos, para los políticos con opción de gobierno solo es un estorbo.
Salud, República y Socialismo

24 de enero de 2011, 14:58
Juan Carlos López dijo...

Impecable.

Se me ocurren dos cosas. La primera, sobre lo que dices en el penúltimo párrafo: la desconfianza es un arma de varios filos y, al cabo, uno de los sostenes de lo que pasa, pues, efectivamente, la desconfianza no desemboca en exigencias de, digamos, regeneración, sino en un acomodarse a las circunstancias y una tolerancia suicida de la corrupción.

La segunda es sacar una patita soez, pero es que me lo pide el cuerpo. A Zapatero, ¿os acordáis?, le gritaban: "¡No nos falles!". Hora es de gritar, más bien: "No nos fo...!".

24 de enero de 2011, 18:22
severino el sordo dijo...

habra algun gobernante al que le interese semejante ley?
sino recorta ninguna prestacion social,aparte que acabaria con la famosa pregunta,que hay de lo mio?
Saludos.

24 de enero de 2011, 18:53
mariajesusparadela dijo...

"El poder no va a cambiarme, os lo prometo" ¿recuerdas?parole, parole, parole.

24 de enero de 2011, 20:05
Genín dijo...

Excelente entrada.
Pareciera como si sistemáticamente se torpedeara la Democracia, la crisis no es solo económica, es de todo tipo de valores, así llegó el Nazismo a Alemania e Italia y la dictadura militar a muchos países.
Yo estoy harto, cada vez mas claro tengo que es necesaria una revolución seria que barra toda esta mierda!
Salud y besitos

24 de enero de 2011, 20:27
Antonio dijo...

Pienso que la cuestión está en que la transparencia debilita el poder, pues no caben los chanchullos que lo acompàñan...
Un abrazo

25 de enero de 2011, 0:20
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB