World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

De encuestas y de otros menesteres

25 ene. 2011


La encuesta Publiscopio, publicada ayer, no puede ser más esclarecedora. Se consolidan las tendencias de los últimos meses:
* La brecha entrePSOE y PP sigue aumentando, a favor de éstos. Les separan 13,1 puntos. Recordar tan sólo que el PSOE ganó las  elecciones 2008 con 3,5 puntos de ventaja sobre el PP.
* El PP estaría cerca de rozar la mayoría absoluta
* El PSOE pierde 9,3 puntos respecto a enero 2009
* El PP gana 7,3 puntos en relación también con enero 2009
* Izquierda Unida tendría sus mejores resultados, con el 7,5% de los votos, que duplicarían lo logrado en las últimas elecciones
* Se desinfla UPyD que pasa del 4,5% de los votos al 2,9%

Hoy lo que yo quiero destacar es el hartazgo de la ciudadanía que se muestra en estos dos datos de la encuesta:
* Incremento de los indecisos y de la abstención
* La pésima valoración de los líderes políticos de los dos partidos mayoritarios

En una escala del 1 al 10, Zapatero saca un 3,2 y Rajoy un 4,1. Un 68,7 de los españoles desaprueba la gestión del presidente. Un 64,1 lo hace del líder de la oposición.

Reconózcanme que el panorama es desolador. Ésto mezclado con la última encuesta del CIS que señala que el tercer problema para los españoles es su clase política, el horizonte no puede ser más oscuro.

Pienso que la ciudadanía es muy consciente de que los dos grandes partidos no ofrecen soluciones justas y solidarias con los intereses generales. Ambos partidos, con sus grandes diferencias que no las minimizo, coinciden en la política económica. Y eso es lo que señala el incremento importante de indecisos y de la abstención.

Les recomiendo un interesante artículo de Joaquín Sanchez, "Los prosistema", que viene a demostrar que ese sentimiento de desconfianza es común para muchos ciudadanos del planeta y que la mayor parte de los gobiernos está afrontando la crisis dando más espacio a los que la provocaron y desprestigiando a muchísimos colectivos y personas que se han declarado  en contra de esas medidas neoliberales.


"Los prosistema están destruyendo nuestro planeta, que si no se cambia de rumbo, tiene los días contados. Nuestro planeta no aguanta esta actividad productiva y consumista que sólo sirve para enriquecer a una minoría.

Los prosistema están destruyendo la vida de muchas personas en aras al máximo beneficio. En nuestro planeta mueren de hambre al día 70.000 personas, de las cuales unos 35.000 son niños


Los prosistema defienden una economía financiera especulativa, que ha supuesto empobrecimiento, despidos y una deuda privada de los bancos y cajas que los Gobiernos no sólo han permitido, sino que han sido cómplices, y la han pagado de las arcas del Estado, generando una deuda pública que tiene que ser pagada destruyendo el modelo basado en la sociedad de bienestar.

Los prosistema, utilizando esta crisis que ellos mismos han provocado, quieren privatizar los servicios públicos para mercantilizar la sanidad, la educación y todo lo que se ponga por delante...


Los prosistema defienden el despido libre y el trabajo en condiciones inhumanas...

Los prosistemas fomentan y justifican la corrupción, el todo vale y sus grandes sueldos y privilegios...


En definitiva, los prosistema generan una violencia inusitada. Su capacidad de destrucción no tiene límite... los prosistema están amparados por todos los poderes, pero, a pesar de ello, los antisistema seguiremos luchando por ese otro mundo posible que pone a las personas por encima de la economía".

20 comentarios:

Txema dijo...

Los prosistema viven del mismo y encima denuncian a los "anti" porque según ellos son radicales y quieren acabar con el sistema.

Lo curioso del caso es que la mayoría, adormecida por los pro, se pone en contra de los anti, pese a que los anti, defienden los intereses de la mayoría que no son los pro.

Los pro son violentos, pero logran que sean los anti los que lo parezcan. No cabe duda los pro son muy hábiles, mucho más que los anti.

saludos

25 de enero de 2011, 7:17
Felipe dijo...

El PP y PSOE son la misma cosa en política económica.Pero ello no viene de ahora sino que viene de lejos.No recordamos a Boyer,Solchaga y Sobes?Son liberales convencidos.

Y el hartazgo de la ciudadanía es claro al no ver cómo la clase política no le arregla sus problemas.Un ejemplo reciente lo hemos visto en las elecciones presesidenciales de Portugal.

El artículo que nos dejas es muy bueno.

Besos y buen día

25 de enero de 2011, 7:45
macgo dijo...

Vamos, que de Málaga a Malagón. O nos armamos de argumentos, que los tenemos, somos capaces de transmitirlos, cosa más difícil, volvemos a creer en la utopía de que se pueda producir un cambio social por ejemplo, con la llegada de la República,o... Pero desengañémonos: este país nos es el mismo de los años 30 del siglo pasado. Hay una clase media muy fuerte a la que no le interesa el cambio real porque viven muy bien en sus mundos de Yupi sin cuestionarse nada, sin pensar más que en ellos mismos, en su bienestar y no en el bien común. Mientras no se metan conmigo... Y ese sentimiento es general. Una inmensa mayoría cree que todo lo que se está haciendo o lo que se hará es por su bien. Y así no vamos a ningún sitio.

25 de enero de 2011, 7:58
Logan y Lory dijo...

Totalmente de acuerdo con 'macgo', el "pasotismo" generalizado que hay es increíble, y la verdad, el psoe actual deja mucho que desear. Mal vamos.

Buenos días

25 de enero de 2011, 9:15
ARO dijo...

Lo peor de todo es que la alternativa a la política actual de los que gobiernan, es la de un partido que está en la ola de las preferencias merced a la crisis, de la que es un aliado.

25 de enero de 2011, 9:28
RGAlmazán dijo...

Desde luego en lo económico no hay diferencias. ¿Qué más medidas podría haber tomado el PP? Similares.
Y sí, o nos salimos de ese bipartidismo que lo absorbe todo, o no hay nada que hacer. El mundo mejor, ese mundo imprescindible está fuera de esos dos dinosaurios políticos. Y aquí no vale el mal menor. Porque debemos salir de esa espiral.
Hoy la ley Sinde vuelve a unir a estos dos mastodontes, una prueba más de que están jugando en el mismo equipo.

Salud y República

25 de enero de 2011, 9:34
Dilaida dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dice Rafa, que debemos salir de ese bipartidismo, Pero ¿cómo?.
Muchos de nosotros nunca hemos estado o hemos salido hace mucho tiempo, pero la mayoría de los votantes seguirán fieles a los dos grandes partidos, no van a cambiar el voto, prefieren no ir a votar antes de cambiar sus preferencias. El ejemplo es el fútbol, o del Madrid o del Barça; tú puedes ser del Depor, del Celta,...pero si juegan los dos grandes siempre eliges a uno de ellos.
La gente se pone del lado del vencedor o del que cree que puede vencer, lo sé por experiencia llevo toda mi vida dándole mi voto a los perdedores, según la opinión de mi entorno.
Bicos

25 de enero de 2011, 10:28
Antonio dijo...

El desencanto que lleva a la abstención es nefasto pues acaba dando el voto, por pasividad, a los que provocaron la crisis. Parece mentira que andemos denostando al PSOE y se piense en votar al PP, cuando la política de este último es más beneficiosa, incluso, para los provocadores de la crisis, que son sus aliados. Habrá que votar a quienes estén más cerca de los ideales de cada cual, aunque sean minoría.
Estamos regidos por una mafia que corrompe a los políticos, los descalifica y andan ganando dinero en la sombra, dirigiendo entre bastidores la política mundial. Los medios que tienen les mantienen al margen del conflicto y la responsabilidad, cuando son ellos los verdaderos culpables de la situación. El político bobo solo les hace el juego y se somete, mientras ellos solo pretenden el enriquecimiento y crear clases dominantes aunque los demás se mueran de hambre y la tierra se agote, menos para ellos…
Un abrazo

25 de enero de 2011, 10:41
Genín dijo...

Yo me desespero leyendo estas cosas porque es que no tiene solución de aquí a las elecciones, yo aunque se hunda el mundo no pienso votar por el PP y tampoco por el PSOE, el resto sabemos que no tienen ninguna posibilidad de ganar, así que mucho me temo que la única alternativa para mi conciencia es votar en blanco, no se lo que haré al final, pero quiero dar un voto de protesta para este podrido sistema, y lo único que se me ocurre es votar en blanco.
Besos y salud

25 de enero de 2011, 13:30
periodistaenbabia dijo...

A mi la situación actual me parece profundamente nociva para la democracia, aunque lo que tenemos actualmente no se si puede calificarse de esta manera.

El caso de las presidenciales de Portugal me parece paradigmático. Un 53% de abstención me hace incluso dudar de la legitimidad de esas elecciones.

Pero a los prosistema eso les da igual, porque su referente moral es el dinero en su mayor parte.

Un saludo

25 de enero de 2011, 14:05
Ataúlfa Braun dijo...

Toda la culpa no será del bipartidismo, pues esa alternancia política es la que han estado escogiendo los votantes; los cómodos votantes. Para dejar de ser "pro" hay que estar incómodo...
Un abrazo

25 de enero de 2011, 16:19
Juan Carlos López dijo...

Esto es la Segunda Restauración, como he leído no recuerdo dónde hace unos días.

El cansancio, o el acomodamiento, como se prefiera, de la ciudadanía o se traduce en rebelión o se traduce en dictadura (o en dictablanda). Me parece, ay, que vamos a caballo o a traspelo de lo segundo.

Para salir del círculo infernal, creo que hay que pensar que este no se cierra o gira sólo con el bipartidismo, sino, sobre todo, con dejar que corra o no la participación al albur del voto reglamentado y la política de los partidos se ordene en función de calendarios electorales.

25 de enero de 2011, 18:49
severino el sordo dijo...

Estupendo articulo,luego se habla de mayorias,quien representa a los que estamos hasta los güevos de ellos que seguro que somos la gran mayoria,saludos.

25 de enero de 2011, 18:58
Isabel Romana dijo...

Escalofriante resumen, querida amiga. Y aún no se ve la luz... Un abrazo muy fuerte.

25 de enero de 2011, 18:59
Eastriver dijo...

Me encanta lo de definirme como antisistema... y me gusta aún más que cada día seamos más en este club.

¿Qué tal Rubalcaba? No sé, los socialistas me han hecho enfadar tanto como a ti, pero pienso que si queremos las izquierdas, o algo que no atufe tanto como las derechonas de siempre, no podemos hacerlo al margen del PSOE.

25 de enero de 2011, 19:28
mariajesusparadela dijo...

Lo peor es que lagente, aburrida, acabara absteniéndose. Y esa no es la solución.

25 de enero de 2011, 20:20
Antonio Rodriguez dijo...

Los políticos, o al menos una parte importante de ellos, se ganan su impopularidad a pulso. El problema es que la ciudadanía hace tabla rasa de todos ellos y no se avanza.
El electorado de la derecha parece que está vacunado contra la corrupción y no hace pagar a sus representantes por las tropelias cometidas.
Hoy leía con tristeza que de celebrarse elecciones en Italia, el partido de Berlusconi seguiría siendo el más votado y mientras la izquierda silbando en lugar de armar ideológicamente a la ciudadanía.
Salud, República y Socialismo

25 de enero de 2011, 22:46
Adrián J. Messina dijo...

Es increíble pensar que la ilusión que crean los partidos opositores de revertir esta situación sea algo producido en tan corto tiempo, y además refutando y oponiéndose absolutamente a todo lo que el gobierno de turno dicte.

Un abrazo.

25 de enero de 2011, 23:01
Camino a Gaia dijo...

No sé cuanto tiempo tardaremos en darnos cuenta que la estrategia de los poderes económicos es la destrucción de todo poder político y todo control por parte de la ciudadanía. La inminencia del colapso del sistema económico global tiene, en el caso mas optimista, un horizonte de unos diez años. Los estados,como representantes de los ciudadanos están siendo desarticulados. Los únicos funcionarios públicos de los que aumentará la contratación serán policías y soldados.

25 de enero de 2011, 23:12
nexus. dijo...

Realmente es un panorama desolador el que tenemos ante nosotros, además de triste muy preocupante.
Si miras cualquier indicador socioeconómico es para echarse a temblar, no se donde leí que nuestros hijos, la próxima generación, mis hijas por ejemplo, serán la primera generación en la historia que viven peor que sus antecesores.
y mientras tanto, quienes produjeron la crisis, enriqueciendose mas gracias a ella y a costa nuestra. Como siempre, a pagar los platos rotos los de siempre, el obrero, el eslabón mas debil de la cadena "alimenticia del sistema productivo".
Un beso.
Salud y República!!
Nexus.

26 de enero de 2011, 1:32
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB