World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Davos y Anti-Davos

31 ene. 2011


El Foro Económico Mundial de Davos y el Foro Social Mundial,  suponen todo un contrapunto en la forma de mirar la política económica: feroz neoliberalismo y propuestas alternativas de izquierda.

La reunión de este año en Davos no nos ha aportado ninguna novedad especial. Todo era previsible. En todo caso, la vuelta al Foro de algunos consejeros delegados y presidentes de los grandes bancos internacionales que en los últimos dos años estuvieron ausentes. ¿Quizás por vergüenza torera?

Destacar las duras palabras del presidente del FEM, Klaus Schwab sobre el paro juvenil en España. 

Las tendencias ya las conocemos. Europa y Estados Unidos, con propuestas económicas diferentes. Europa con el único objetivo de reducir el elevado endeudamiento público. Estados Unidos, apostando por impulsar su actual crecimiento sin reducir el gasto y a costa de no poder bajar su ingente déficit fiscal. 

Mientras, China e India, siguen con un vertiginoso crecimiento. Dos velocidades distintas entre los países desarrollados y los emergentes. China con una previsión de crecimiento del 9,6%, Estados Unidos con el 2,5% y la Unión Europea con un 1,5% de media. 

Sin embargo, la preocupación máxima que los divinos de Davos deberían tener es la "crisis alimentaria" que se avecina con la subida brutal de los alimentos y de las materias primas. Subida que dará lugar, ya está dando, a levantamientos sociales. ¿Qué es lo ocurrido en Tunez y Egipto estos días sino estados prerrevolucionarios de ciudadanos impelidos a la pobreza y a la inanición por la codicia de sus gobernantes?

Sin embargo, esta preocupación no se concreta en la adopción de ninguna medida que suponga para las empresas un control mayor de sus movimientos especulativos. Tampoco se ha avanzado en esa lujosa ciudad de Davos sobre la implantación de un Impuesto de Transacciones Financieras, promesa tantas veces incumplida.

Mientras, ya empiezan los preparativos para el Foro Social Mundial que este año se celebrará entre el 6 y el 11 de febrero, en Dakar. Aquí es donde podemos encontrar algo de más esperanza porque es donde convergen los movimientos sociales y las organizaciones políticas progresistas. Contrapunto esencial contra las políticas neoliberales del FEM.

12 comentarios:

Felipe dijo...

Davos es el cuento de nunca acabar.Es un paripé porque desde un principio no existe la voluntad política de llegar a ninguna parte.

Creer en Davos es como creer en la nada.

Hace tiempo que estas reuiones no me interesan nada.En cuanto al Foro Social Mundial su actividad está decayendo sea por la imposibilidad de la acción o por el propio desánimo.

Besos y buen día

31 de enero de 2011, 7:07
Txema dijo...

No me interesa lo que digan en Davos. Es más de lo de siempre

besos luneros (de lunes)

31 de enero de 2011, 7:24
macgo dijo...

Hombre, Felipe: Siempre nos quedará París. Quiero decir que el Foro Mundial sigue aportando ideas y estas acaban moviendo el mundo.
En cuanto a Davor, es iluso pensar que de ahí va a surgir un cambio como por ejemplo, implantar la Tasa Tobin

31 de enero de 2011, 7:40
Dilaida dijo...

Opino como Felipe, Davos sólo es un paripé, sería mejor que esas reuniones desaparecieran y lo gastan en reunirse lo utilizasen para "eso" que dicen que es la causa de su "reunión".
Bicos

31 de enero de 2011, 9:30
RGAlmazán dijo...

Tenemos que agarrarnos a lo que hay. El Foro Social es nuestra esperanza, de momento, poco más. De Davos, qué decir, una reunión para no solucionar los problemas acuciantes que hay, es una reunión inutil, un ensayo de nada. ¡Lamentable! No sirve y se sabe. Montan un espectáculo, un paripé y seguimos igual.
Un beso.

Salud y República

31 de enero de 2011, 10:25
Criticoneando dijo...

Davos ha sido realmente vergonzoso
Un abrazo

31 de enero de 2011, 20:03
Genín dijo...

Yo lo que veo es que nunca se consigue nada positivo y que se lleve a la práctica en las numerosas reuniones que con distintos nombres se celebran al año, y cuando se llega a un acuerdo positivo, este se incumple.
Quizá la realidad de los acontecimientos me ha hecho muy exceptico, pero así siento.
Salud y besitos

31 de enero de 2011, 20:08
mariajesusparadela dijo...

Estoy bastante aburrida de oir predicar ¿para cuando dar trigo?.

31 de enero de 2011, 21:01
Antonio Rodriguez dijo...

El problema es como plantea Felipe, en Davos los dirigentes planifican la economía mundial y en el Foro Social Mundial las alternativas que se plantean hay que luchar para tratar de llevarlas a cabo.
Salud, República y Socialismo

31 de enero de 2011, 23:37
Adrián J. Messina dijo...

Bueno, lamentablemente para a quien le interese, mi mirada es algo escéptica. Ya que con respecto a estos foros, opino que son la voz de lo que no hay que decir pero sin hacer nada.
Aún continúo pensando en aquello y, por suerte no me detengo en la inacción.

1 de febrero de 2011, 0:54
Camino a Gaia dijo...

Debemos entender cuanto antes que la solidaridad mundial es mas que una cuestión moral. Si a nosotros no nos importa que en otros paises se trabaje en condiciones de esclavitud, a la multinacionales y los inversores si les importa. Invertir en esclavitud es mas rentable que invertir en derechos. Y ese será en nuevo rasero global.

1 de febrero de 2011, 2:04
Juan Carlos López dijo...

Pienso que lo más interesante de Davos es lo que no se cuenta. Las declaraciones oficiales son humo de pajas, una representación o mascarada para hacer creer a quien se lo crea que los grandes se preocupan por los pequeños.

Hablas, por ejemplo, de la crisis alimentaria. En gran medida ha sido provocada por los llamados "mercados finacieros". Davos, como tapadera de estos, supongo que sólo está preocupada porque no se le vaya demasiado de las manos.

2 de febrero de 2011, 15:09
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB