World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Multitud contra la reforma laboral

30 sept. 2010




Ayer, 29S, día de la huelga general, hubo dos grandes intervenciones: la propia huelga y las manifestaciones habidas en muchas ciudades españolas. Todos contra la reforma laboral

Si la primera fue un éxito en algunos sectores de la industria, en el transporte, en las grandes fábricas, aunque hoy veremos que  las cifras que dan unos y otros será completamente dispares, pero  donde no cabe la menor duda de interpretación es en las "manifestaciones". La de Madrid, ciudad donde vivo, fue impresionante. Miles de voces gritando no a la reforma laboral.

No a esta reforma laboral, por lesiva, por injusta, por insolidaria.

¿Y ahora  qué? nos preguntamos muchos. Porque el 29S no es la meta final sino que debería representar el comienzo de cambios sensibles y profundos en la reforma laboral de Zapatero. El Gobierno no puede perder la confianza de su base electoral y cada vez hay más personas que no aceptan esta concreta reforma como  única salida "inevitable". Y mucho menos aquella que quieren imponernos en relación con las pensiones. 

Todos nos jugamos mucho: el Gobierno su continuación, los sindicatos su credibilidad y los ciudadanos nuestro futuro.

Le diría al Gobierno lo mismo que le ha dicho Ignacio Fernández Toxo: "Si tienen alguna sensibilidad de izquierdas, agárrense a este clamor".

15 comentarios:

macgo dijo...

Totalmente de acuerdo. La huelga en Salamanca fue un fracaso pero la mahifestación fue masiva. No tanto como en otras ocasiones, pero suficiente para dejar clara la opinión de los trabajadores

30 de septiembre de 2010, 8:38
RGAlmazán dijo...

Pues sí, Carmen, la manifestación fue un clamor multitudinario. Hacía mucho que no había visto en Madrid, una mani tan impresionante.
Besos

Salud y República

30 de septiembre de 2010, 9:39
Ataúlfa Braun dijo...

Tienes mucha razón; las cifras oficiales son totalmente dispares. Pero ayer me emocionaba ir caminando hasta Passeig de Gràcia (BCN) acompañada de un montón de ciclistas y viandantes que se dirigían a una Diagonal vacía de coches, aunque repleta de policía.
No sé cuánta gente había, pero desde Diagonal/PG. de Gràcia, donde comenzaba hasta Plaza Catalunya sólo se veían banderas y carteles. Un montón de gente ocupó las calles, gente de todo tipo y condición.
Lo demás, me refiero a los destrozos, no sé muy bien de dónde viene.

¡Salud y adelante!

30 de septiembre de 2010, 10:58
periodistaenbabia dijo...

A Zapatero le dan igual sus bases. Confía en que le voten los mercados y con eso le basta, parece.

Independientemente de eso, aunque la huelga haya ido bastante bien para lo que se preveía, los sindicatos deben hacer revisión de conciencia y prepararse para continuar la lucha, que será larga.

Un saludo.

30 de septiembre de 2010, 12:22
ipecan dijo...

Madrid vivió la jornada de ayer como un día festivo en cuanto a circulación de personas en los transportes públicos lo que significa que gran parte de los madrileños secundó la huelga.

Los que utilizamos el cercanías para circular por la Comunidad de
Madrid sufrimos las aglomeraciones inevitables como consecuencia de los servicios mínimos, algo lógico en un día de huelga general.

saludos

30 de septiembre de 2010, 12:27
Txema dijo...

Tienes mucha razón Carmen pero no soy muy optimista respecto al futuro.

saludos

30 de septiembre de 2010, 12:28
Eastriver dijo...

Viví algo parecido a lo que cuenta la amiga Ata. Ciber, nos agarramos al clamor que producimos nosotros mismos. Nos enfrentamos a un Argos descomunal, somos conscientes.

30 de septiembre de 2010, 12:30
Genín dijo...

Bueno hemos hecho lo que nos dictaba la conciencia, ahora veremos haber si rentabilizamos los mil millones que dicen que nos costó la huelga, el ZP dice que ni un paso atrás, el Rajoy encantado..."A rio revuelto ganancia del PP"...jajaja
Preparemonos para soportar un largo dominio de la derecha...
Salud

30 de septiembre de 2010, 13:47
Diana Puig dijo...

Si en Madrid fue bien me alegro mucho, aquí no fue así, los comercios cerraban cuando pasaba la manifestación y cuando se iban abrían...así el 80 por ciento si no más de las empresas, un desastre.
Por otro lado la gente que no hizo huelga, decía que era porque había sentido que se había boicoteado...bueno su razón llevan, la verdad es que reamente pienso que tiene que haber algo que de verdad funcione y no la huelga que no deja de costar dinero a los contribuyentes, más todavía.
didi.

30 de septiembre de 2010, 16:23
mariajesusparadela dijo...

Estoy con Periodista en Babia. Que ahora también los sindicatos hagan examen de conciencia.

30 de septiembre de 2010, 17:20
Antonio dijo...

Veo a Zapatero dieciéndole a las mutinacionales y al mundo financiero: "Veis lo que me habéis hechoi hacer, ahora mi gente me repudia. Tengo que retomar el tema y darles algo a cambio"... pero no se si esto podrá ser verdad o solo imaginación mía.
Salud-dos

30 de septiembre de 2010, 17:43
Pepecmb dijo...

La base social del PSOE supongo que se tragará su mala conciencia y acabará volviendo a votar a Zapatero. Pero si aún quedase un mínimo de inteligencia en éste partido, prepararían en el año y pico que queda de legislatura otra alternativa para las elecciones y darían un vuelco a las previsiones que todos vemos como inevitables: el PP arrasando, en todos los sentidos.
No confío en que reconozcan los errores cometidos, pero es la única alternativa creíble que les queda y, desgraciadamente, también a todos nosotros. De lo contrario, un largo periodo de gobiernos conservadores se nos echará encima como una sombra negra.

30 de septiembre de 2010, 20:24
Antonio Rodriguez dijo...

Desgraciadamente no creo que Zapatero escuche el clamor que se oyó ayer en los centros de trabajo y en las calles, está mucho más empeñado en no desagradar al FMI y a los mercados especualtivos.
Su objetivo parece ser suicidarse políticamente.
Salud, República y Socialismo

30 de septiembre de 2010, 23:15
Marcos dijo...

Es increíble, pero lo malo siempre se pega. ZP tontea mucho con los magnates de la UE y ya vemos las consecuencias.
Saludos progresistas de Madrid.

30 de septiembre de 2010, 23:58
Cosechadel66.es dijo...

No podemos cometer siempre el mismo error. La huelga no ha sido un éxito. No es cierto que haya habido un clamor en las calles. Si los sindicatos no aprenden de sus errores ni los admiten ¿bajo que términos pueden exigir a los demás que si lo hagan?
Los sindicatos se encuentran cada vez más alejados de la mayoría de la sociedad. Y no pueden andar echándole la culpa de eso a todos menos a ellos mismos.

Carpe Diem

1 de octubre de 2010, 9:42
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB