World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Dos caras de una moneda

15 sept. 2010



En este artículo se narra lo acontecido con un joven en la Universidad Autónoma de Barcelona y con el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol.

Llevo unos días sin pasear por estos lares a causa de un pequeño accidente doméstico que dejome algo tuerta, pero sin consecuencias.

Cuando ahora vuelvo a incorporarme, no se, de las numerosas noticias importantes que hay, cuál de ellas destacar en estas páginas.

Dejo la reforma laboral para momentos míos más lúcidos y me detengo en la doble cara que dicen que una moneda tiene. Eso dicen. A lo mejor sería interesante que tuvieran más de dos, pero, hoy por hoy, me han dicho que ni siquiera la física cuántica podría resolver este complejo tema del número de caras de una moneda.

Cara y cruz, anverso y reverso, derecho y revés, derecha e izquierda...

La moneda de hoy tiene nombre propio y se llama "libertad de expresión" y sus variables consecuencias.

En una cara vemos cómo inmediatamente del hecho acontecido, la nomenclatura se pone en marcha para investigar. Ayer, un jóven, en la Universidad Autónoma de Barcelona, en una concentración del Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes, decidió en señal de protesta, quemar una foto del Rey. El movimiento no se ha hecho esperar y ya debe haber decenas de personas estudiando cómo proceder para "condenar" al jóven atrevido.

En la otra cara, vemos al arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, reconviniendo a sus fieles a través de una hoja parroquial llamada "A los cuatro vientos" para exortarles a la desobediencia civil. Para que se pongan en contra de leyes aprobadas democráticamente por el Parlamento. Para que "obedezcan a Dios y no a los hombres". Todo un arzobispo.

Me pregunto, desde esta visión algo deficiente aún, si en este concreto caso arzobispal, la citada nomenclatura abrirá una investigación. Me lo pregunto.

Seguiré investigando y les cuento.

Volveré a sus casas prontamente. Quizás esta misma noche. Espérenme, por favor.

13 comentarios:

quebrantandoelsilencio dijo...

Desde luego la iglesia es el único caso de organización que fomenta la desobediencia civil gracias a los fondos que la sociedad civil, a través del gobierno, le otorga. Me pregunto que pasaría si el gobierno subvencionara a otro tipo de organizaciones antisistema.
Buenos días.

15 de septiembre de 2010, 8:39
Marino Baler dijo...

Yo sigo pensando que hasta que no tengamos un estado laico, la Iglesia hará y deshrá lo que le venga en gana.

Un besset.

15 de septiembre de 2010, 9:22
mariajesusparadela dijo...

O sea, condenarán a un chico por ir contra una institución franquista y dejarán impune a una autoridad eclesiástica por ir contra la democracia.
¿entendí bien?

15 de septiembre de 2010, 9:44
Susana Terrados Sánchez dijo...

Es un verdadero problema el tema de la iglesia en España y los coletazos del franquismo. Parecen que van de la mano porque si observas se juzga un presunto acto contra el franquismo y se perdona la ofensa de la iglesia ante nuestra incipiente democracia ...cada cual que se conteste asi mismo.
Espero que no sea nada lo del ojo...mira que querer quedarte tuerta, seguro que por no ver las cosas de este mundo. Bromas aparte, que te mejores.
Besotes.

15 de septiembre de 2010, 11:31
AROBOS dijo...

Seguro que al monseñor no le tocan ni un pelo.

15 de septiembre de 2010, 11:38
Dean dijo...

O sea una sociedad que sigue anclada en el pasado, que se resiste al progreso, a la cultura, que no quiere evolucionar.
Un saludo.

15 de septiembre de 2010, 13:25
Dilaida dijo...

Y me pregunto yo ¿habla ese monseñor con dios, para saber lo que quiere o lo que le va bien a él, es lo que quiere su dios o puede que se considere el mismo dios, por eso no le interesan las leyes de los hombres?. Seguro que se considera intocable y sin duda que no se equivoca, en este páis los es.
Bicos

15 de septiembre de 2010, 14:14
Genín dijo...

El joven es malo ¡Ala!
El monseñor es bueno ¡Ala, ala!
Cuídate los güellos que no hay mas que dos...
Salud y besitos

15 de septiembre de 2010, 16:23
Felipe dijo...

Y cómo no son tan desobedientes cuando el Estado les suelta una gran cantidad de pasta de los impuestos de todos los españoles,creyentes,agnósticos y ateos?

Por qué no desobedecen cuando cogen mi dinero que el Estado cómplice les da en mi nombre sin yo quererlo?

y es que por desgracia de las desgracias El Estado no tiene los arrestos necesarios para enfrentarse a semejante tipología de cucarachas.

Besos

15 de septiembre de 2010, 16:29
Marcos dijo...

Carmen, espero que haya sido cosa de poco lo del ojo.
En cuanto a la curia católica, ya se sabe, siguen la doctrina tomista in saecula saeculorum.
Saludos progresistas de Madrid.

15 de septiembre de 2010, 17:30
Caruano dijo...

Nunca entenderé esa esquizofrénica relación que mantiene el Estado con la Iglesia católica. En época de tantas consultas al pueblo, ¿cuándo nos consultarán para saber qué relación queremos establecer con la iglesia "oficial"?
Un beso (que te mejores del ojo)

15 de septiembre de 2010, 17:37
RGAlmazán dijo...

Ya sabes que funciona la doble vara de medir. Y además, "con la Iglesia hemos dado, Sancho".
Cuídate mucho. Besos.

Salud y República

15 de septiembre de 2010, 18:53
Neogeminis dijo...

La hipocresía no tienen doble faz...es una sola y punto. Sin atenuantes.

Un abrazo!

P.d
me alegra saber que tu accidente no ha tenido grave consecuencias.

16 de septiembre de 2010, 3:52
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB