World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Negritud, que viene de oscuridad

14 jul. 2010



A veces me planteo los para qués. ¿Les ha pasado alguna vez? Sí. Supongo que sí. Supongo que es parte del juego. Del juego de la vida.

Esta noche planteábame yo el para qué de un blog. O mejor dicho, el para qué de mi blog. Qué pretendo yo escribiendo un blog.

Comencé por el placer de escribir, lo cual siempre me gustó. Pero siendo sincera, el placer de ser leída supera al anterior, sin duda alguna. Sin embargo llevo días con sensación extraña. En que la entrada diaria me supone un reto: encontrar un tema, darle un enfoque personal, un tema que a su vez pueda servir de discusión y de acicate para la comunicación bloguera.

Todo ello, ahora me supone un esfuerzo. ¿Será quizás por el exceso de grados, me refiero a los grados centígrados? ¿Será porque me dejo llevar por la actualidad en demasía y esos temas, que ya los tratan los medios de comunicación profusamente, en cualquiera de sus soportes, pienso que ya no interesan? O sencilla y llanamente, ¿será porque pienso que no aporto nada al respecto?

Quizás la causa sea la acumulación, el ruido, la presión. En definitiva, siempre el exceso.

No interpreten esta entrada como una necesidad para que "me digan cosas bonitas". Aunque éstas siempre son muy bien recibidas, hoy tan sólo intento aclarar mi espíritu. Averiguar por qué empecé y para qué sirve mi vida blogosférica.

Quizás esta especie de negritud, mañana se convierta en un auténtico arco iris lleno y repleto de colores y de luces. Perdonen este paréntesis de negritud. Prometo mañana volver al optimismo. Soy mujer de palabra. Lo conseguiré.

Para que no me tachen de egoista y consideren esta entrada solo como desahogo personal y que nada aporto, les dejo esta maravillosa pieza de Max Bruch: "Kol Nidrei", interpretada al cello por Jacqueline du Pré.



Es una belleza. ¡Disfrútenla, por favor!

9 comentarios:

nexus. dijo...

Si, a todos nos pasa alguna vez, pero es cierto que escribimos en nuestros rincones virtuales para ser leídos, si no, como suelo decir muchas veces, tanto daría escribir sobre una cuartilla, un pedazo de papel y luego guardarlo o quemarlo.

Creo que escribimos en nuestros blogs por el mero deseo de compartirnos con los demás, de expresarnos mas libremente que en el cara a cara cotidiano, creo de verdad, que aqui podemos ser mas nosotros mismos, de verdad, podemos ser mas sinceros porque no tenemos tanto que perder.

Y si, no se si te parecerá una "cosa bonita", pero no dejes de escribir en este rincón, tu voz es necesaria, para muchos mas necesaria, quizás que las de esos medios que cuentan la actualidad que tu, dando tu enfoque personal, nos desgranas estupendamente.

En fin, a mi, personalmente, ME GUSTA MUCHO LEERTE, asi que sobreponte como has prometido a esta negrura que todos padecemos alguna vez, y sigue regalandonos estas esplendidas letras que tan bien agrupas en palabras y frases.

Un beso.
Salud y República!!
Nexus.

14 de julio de 2010, 3:09
Dean dijo...

La pieza musical es una maravilla.
Tómate unas vacaciones si quieres, pero no nos abandones, el buen gusto, la agudeza, la sensibilidad, el conocimiento profundo de los temas que nos traes hacen de este espacio un lugar de inestimable valor. Quizás yo algún día cierre mi blog, pero difícilmente dejaré de leerte.
Un saludo.

14 de julio de 2010, 3:47
Isabel Martínez dijo...

Dudar es de sabios y cuestionarse lo que hacemos, nos ayuda a avanzar, no cabe duda.
Esto del blog es extraño, porque absorbe demasiado y resta tiempo que se le quita a la lectura, al ocio, a la relación con los otros, al sueño..., y seguimos. Quizás por la necesidad de sentirnos acompañados, quizás.
En mi caso, sabes que me gusta escribir y me apetecía salir al mundo con mis garabatos, a ver qué pasaba; pero te reconozco que, en ocasiones, me planteo que todo no se puede tener, porque lo que me gusta es escribir y el blog le roba tiempo a la escritura. He ralentizado y posiblemente espacie más las entradas, porque quiero tiempo, el mayor de los bienes.
De todas maneras, creo sinceramente que, en cada momento, debemos hacer lo que nos apetezca. Mandamos nosotras, Carmen, y a nosotras mismas nos debemos. Si el blog nos hace bien y nos divierte, adelante. Si nos asfixia, se echa el freno. No somos máquinas y es un reflejo del ocio y, por tanto, nunca una obligación.
Besos muy sentidos y mis deseos de que veas la luz, que la verás, lo sé.

P.D.- La pieza musical es bellísima. No la conocía y te aseguro que me ha encantado.

14 de julio de 2010, 5:31
Neogeminis dijo...

Un blog tiene la oportunidad de ser todo lo que le propongamos ser: encuentro, expresión, información, intercambio de ideas...cada uno se va volcando en su rincón virtual en la medida que sienta que lo necesita..si esto se transforma en obligación, se seca y se desvirtúa. No hay que caer en el error de presionarnos para que nuestros blogs sean lo que nos propusimos en un principio, hay que permitirnos cierta flexibilidad para cuando la necesitemos.
La vitalidad y la aceptación que consigamos sin duda se manifestará en las visitas y comentarios que cosechemos...y la tuya es una cosecha importante!

Un abrazo.

14 de julio de 2010, 6:34
Felipe dijo...

Esta música es una maravilla.

¡Besos y buen día!

14 de julio de 2010, 7:35
mariajesusparadela dijo...

Carmen, yo te dejé un comentario ayer y no lo encuentro. Estaba después de uno de Felipe, que tampoco veo.
No sé repetir lo que decía pero sí que tu eres, para mi, el Faro de Alejandría.
(Quizá porque dudas y nunca estás conforme)

14 de julio de 2010, 9:14
Dilaida dijo...

A todos nos pasa lo mismo, el blog requiere mucho tiempo y cuando no lo hay no hay nada que hacer.
Bueno lo mejor es tomarlo con calma y hacer lo que se pueda.
Bicos

14 de julio de 2010, 9:41
Ciberculturalia dijo...

@María Jesús: Lo vi, querida María Jesús pero es que no se porque extraña razón se duplicó la entrada y tu comentario primero está en la anterior. Míralo y lo verás.

Un beso y millones de gracias. Te escribiré con calma

14 de julio de 2010, 9:49
Pepecmb dijo...

Quizás para tí escribir aquí sea a veces una obligación autoimpuesta que te resta tiempo o energía para otras cosas. Para mí, egoistamente, es un placer leerte, aunque a veces paso días sin hacerlo y otras no estoy del todo de acuerdo contigo, pero eres una referencia fundamental para conocer cosas que ignoro o disfrutar de pelís o música como la que ahora nos regalas.
Lo importante, creo, es que tú lo disfrutes y te sientas contenta con lo que haces... porque en el fondo, y en la forma, es por amor al arte. Tal cual.

14 de julio de 2010, 19:50
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB