World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Parroquianos o paracaidistas.

10 jun. 2010


Nosotros los bloguer@s sabemos con claridad la diferencia entre dos tipos de público: los parroquianos y los paracaidistas.

Los parroquianos, son unos "lectores fieles", conocen nuestro blog, les gusta, nos visitan con asiduidad. Con ellos tenemos una imagen de marca. Nos siguen y nos seguirán incluso cambiando nuetra dirección, aquí llamada URL.

Los paracaidistas, también importantes, son sin embargo "tráfico de aluvión". Desembarcan a través de un buscador. Generalmente, a través de Google, en el 99,9% de los casos. Vienen buscando un tema concreto del que en un momento determinado se ha hablado en nuestro blog. Pero no nos conocen. Entran y salen con rapidez, aunque a veces surge el milagro y se convierten en parroquianos. Decía que son importantes porque en las estadísticas cuentan. Hacen número, a veces también llamados "votos". Pero son "volatiles". Depende de lo que encuentren, se quedan o se van.

Esto que es el ABC del dogma bloguero y que lo describe de forma brillante un maestro muy interesante llamado Julio Alonso, blog Merodeando, es aplicable a muchas facetas de nuestra existencia.

Les animo a que hagan ustedes un ejercicio de introspección y vean en dónde son ustedes paracaidistas, en dónde parroquianos. O cuando se trasmutan de uno a otro. Les puedo garantizar que los resultados son muy curiosos y muy aleccionadores. También vean como se comparta el otro en relación con ustedes mismos.

Siempre esta ahí, en todas las facetas de nuestro existir, el eterno contrapunto: "ocasional" o "fiel".

Yo quiero creer que los políticos y sus respectivos partidos deben estar rodeados de profesionales de talla, me refiero talla intelectual, que manejan como nadie estos conceptos. La imagen y la comunicación. El marqueting viral. Seguro que también los "utilizan" los diferentes gobiernos.

Tanto que a buen seguro están estudiando ya, y más tal y como está el patio, cómo manejar ambos tipos de público, paracaidistas y parroquianos. Recuerden, unos dan tráfico, a veces tan solo ocasional, los otros fidelidad.

Estimado presidente Zapatero, ¿por quién apuesta?

19 comentarios:

Felipe dijo...

ZP ha perdido muchos parroquianos y lo seguirá haciendo por desmantelar el Estado del Bienestar.

Zascandilearan los paracaidistas para ver como se va consumiendo poco a poco

Besos y buen día

10 de junio de 2010, 7:12
macgo dijo...

Excelente entrada, de lo mejor que te he leído.
Un parrroquiano

10 de junio de 2010, 7:25
Moral y Política dijo...

Cármen lo de la foto de espaldas está bien, yo en mis últimos posts las he empleado, quiero reflejar con ello que el pueblo esta dando la espalda a lo que ocurre.

Sobre lo que expones yo creo que Zapatero utiliza otras claves, no es sensible a los cantos de sirena de los que se brindan de los paracaidistas, él utiliza a determinada gente para ofrecer una imágen. Por ej. Sebastián es su amigo y este se aprovecha del cargo para su vida futura (BBVA, Eléctricas ) del resto, como se decía antes "farda" Las mujeres en su gobierno, esto es duro, tienen un carácter propagandístico salvo el caso de de la Vega o Chacón, esta al principio fue un reclamo propagandístico pero su personalidad se ha impuesto. A otros, los nombra ministros como paso previo a su retirada; Chaves y Corbacho. Del Ministerio, con zapatero, se sale derecho cada uno a su casa o todo lo más al Parlamento Europeo durante cuatro años.

Nombrará nuevo gobierno y no tendrá mas remedio que recuperar a socialistas clásicos, porque el "mercado" se lo esta pidiendo y él, ya amortizado, lo hará.

Perdón por la tremenda extensión del comentario pero es que el asunto lo daba.

saludos,

10 de junio de 2010, 8:34
Txema dijo...

¿Y no será que el susoducho es en realidad un paracaidista que tuvo suerte?

Un parroquiano.

Saludos

10 de junio de 2010, 8:42
RGAlmazán dijo...

Somos paracaidistas de muchos sitios y parroquianos de algunos. Tú eres una de mis parroquias preferidas. La reflexión es muy interesante.
Un beso parroquial

Salud y República

10 de junio de 2010, 10:16
Ataúlfa Braun dijo...

Muy bueno el tema de reflexión. Para convertirse en parroquiano primero hay que conocer bien la parroquia que se pretende frecuentar. Y para eso hay que probar. Unas veces se acierta y otras no, y ahí entra el margen de error. Pero lo que propones creo que va más allá. Seguiré reflexionando.
Saludos

10 de junio de 2010, 10:21
Pablo D. dijo...

Muy buena entrada. Enhorabuena.

Un parroquiano.

Un saludo!

10 de junio de 2010, 10:46
periodistaenbabia dijo...

A veces falta el tiempo, pero siempre se encuentran unos minutillos para pasar por esta bitácora.

Parroquiano agradecido.

Un beso.

10 de junio de 2010, 11:52
Dilaida dijo...

Es una estupenda reflexión la tuya. Efectivamente, yo me considero paracaidista de muchos sitios, sin embargo parroquiana sólo de algunos con los que me encuentro a gusto.
Bicos

10 de junio de 2010, 12:20
El dinosaurio dijo...

En fin, ¿a dónde vas Zp?

10 de junio de 2010, 12:47
anarkasis dijo...

por 1999 se les llamaba navegantes, y jiligoglers fascinados.
En política también usaban términos casi desaparecidos como: "estómagos agradecidos" o "vendidos", que no se han recuperado o peor aún, "ana-lista" con guión.
Aunque eran otros tiempos, la proporción de idiotas no ha variado, quizás sí su relevancia, y tanto, que una troll como yo puede colarse impunemente entre la exxxtremada educación sin que nadie diga abiertamente
-Oigan, banneen ya a eso de una vez, que no vuelva a pisar por aquí.

10 de junio de 2010, 13:52
buda dijo...

Una interesante reflexión.
Un besico de una parroquiana

10 de junio de 2010, 14:03
Neogeminis dijo...

Estupenda reflexión la de hoy manifiesta con soltura, agudeza y claridad dos conceptos claves para entender todo lo que tenga que ver con la comunicación masiva de hoy. Su aplicación en la política real, por otro lado, es más que notoria.

Un abrazo parroquiano.

10 de junio de 2010, 14:19
Asun dijo...

Me gusta esta forma de distinguir entre parroquianos y paracaidistas. Nunca se me habría ocurrido el símil.
Yo aquí me consideraría una parroquiana intermitente, y a veces silenciosa, pero parroquiana.

Un beso

PD: Gracias por tus felicitaciones para Xana.

10 de junio de 2010, 16:13
Dean dijo...

Cuando el cura es malo, los parroquianos se van a la parroquia vecina, es lo que le pasa a ZP, de todas formas la fidelidad es una cosa bastante relativa, una relación de doy y me das, cuando alguno de los dos falla, es muy probable que el otro se cambie de parroquia.
Un saludo.

10 de junio de 2010, 16:40
Antonio Rodriguez dijo...

¿Y aún te lo preegntas? Zapatero ha apostado claramente por los paracadistas, Hoy pacto con unos y mañana pacto con otros.
Salud, República y Socialismo

10 de junio de 2010, 17:06
Caruano dijo...

Muy buena reflexión. Aunque la fidelidad siempre tiene que ser bidireccional: si no te dan...
Claro que los votantes del PP, les den o no les den, siempre votan a su partido.
No sé. Déjame pensarlo.

Beso.

11 de junio de 2010, 0:34
AROBOS dijo...

Aunque últimamente ando muy ocupado y no te visito diariamente, soy parroquiano tuyo. ZP tiene una grave problema sobre sus hombros y no le arriendo las ganancias. Pero el problema que tenemos no es ZP, es el sistema económico en que vivimos y un nivel de vida que ya no es económicamente sostenible. Ojalá el problema solo fuera ZP.

11 de junio de 2010, 2:37
siempreconhistorias dijo...

Magnífica reflexión, admirada Carmen. Ni que decir tiene que me he sentido paracaidista y que me propongo hacer el ejercicio muy seriamente, en lo que tiene que ver con la vida real real.
Gracias, siempre.

11 de junio de 2010, 2:56
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB