World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Tres eran tres... los árboles creados

18 mar. 2010


Según la tradición hindue, cuando Bhagwan Shankar, el creador, hizo al primer hombre, no había ningún árbol en la tierra. El hombre dijo:" Señor, ¿qué voy a comer? ¿Cómo voy a vivir?". El creador sacó un pelo de su propio cuerpo, y con él creó un gran árbol:

Árbol de la creación



Entonces el hombre dijo: «Pero, Señor, no hay frutos en el árbol de la creación.
Shankar Bhagwan tomó la capa de ceniza de su cabello enmarañado y roció con ella los árboles que comenzaron a dar fruto.
Y así surgió el segundo árbol:

Árbol Mahua


Dicen que el licor sacado de los frutos del arbol Mahua es un manjar exquisito. Si se toma en pocas cantidades es agradable. Pero si se bebe en demasía uno se puede trasmutar, en función de su propio carácter, en un ratón, en un tigre, en un cerdo o en una paloma.


Finalmente, Shankar Bhagwan tuvo que crear un tercer árbol para que sus vigilantes, los espíritus santos, vivieran en él:

Árbol Sembar


Así, a la caída de la noche, estos espíritus, (pajáros, camaleones, abejas), saludan a los visitantes nocturnos y depende de la bondad de cada ser humano, la visita o el saludo puede ser maravilloso o terrible. Eso al menos me cuentan que en India pasa.


Estos extraordinarios dibujos de los tres árboles, fueron realizados por artistas del estado de Madhya Pradesh, en una pequeña ciudad no lejos de Bhopal.

20 comentarios:

Adanero dijo...

Vivimos en tiempos en los que la bondad escasea. Mucho me temo que sean más los saludos terribles que los maravillosos.

Un saludo.

18 de marzo de 2010, 6:45
Txema dijo...

Es curioso. Me llama la atencíón como esta historia de los árboles se relaciona con la creación en la India.

Las tres religiones del libro, hasta donde yo sé, que no es mucho, también hablan de un árbol, del bien y del mal, del que no se podía comer porque las consecuencias son terribles, lo mismo que en tu referencia.

¿habrá alguna relación?

saludos

18 de marzo de 2010, 7:16
macgo dijo...

En este caso la tragedia se superpone a la belleza.
Tienes algo para ti en mi blog: http://macgo.wordpress.com/2010/03/18/la-tertulia/
Hasta pronto

18 de marzo de 2010, 7:22
RGAlmazán dijo...

Me encantan las leyendas orientales. Tienen poesía, filosofía, sentido común, y ésta además unos dibujos excelentes.
Besos.

A Txema, es muy corriente que los mitos de todas la religiones se copien y se adapten de tal forma que casi todos tienen un origen común. Hay un libro de Frazer --que es de hace ciento cincuenta años--, llamado La rama dorada donde demuestra que la mayoría de los mitos bíblicos proceden de otras religiones.

Salud y República

18 de marzo de 2010, 8:10
Cosechadel66.es dijo...

Que leyenda más preciosa...

Me encanta descubrir las distintas teorías sobre la creación del mundo que tienen las distintas creencias...

Carpe Diem

18 de marzo de 2010, 10:19
Marcelo dijo...

Qué bonitos! Estuve haciendo un curso de respiración en la ONG de Sri Sri Ravi Shankar y me gustó mucho esta temática.
Un saludo

18 de marzo de 2010, 11:25
Dean dijo...

O sea, que la teoría de la evolución tampoco existe para ellos.
Muy agradable la entrada, cosas muy curiosas y de las que no conocía nada.
Un saludo.

18 de marzo de 2010, 12:16
AROBOS dijo...

Una preciosa leyenda. El árbol y la religión andan siempre de la mano.

18 de marzo de 2010, 12:19
severino el sordo dijo...

En estos tiempos Bhagwan Shankar necesitaria un vivero,saludos.

18 de marzo de 2010, 12:23
Felipe dijo...

Interesante leyenda que ,por supuesto, desconocía.


Un beso

18 de marzo de 2010, 13:47
Dilaida dijo...

Es una leyenda estupenda.
Bicos

18 de marzo de 2010, 13:58
mariajesusparadela dijo...

Precioso, Carmen. Es maravilloso comprobar como todas las religiones inducen al respeto por la naturaleza.

18 de marzo de 2010, 14:37
sara dijo...

Maravilloso Carmen. Me ha gustado muchíísimo y como dice María Jesús es un placer comprobar que todas las religiones respetan la naturaleza

besos y abrazos de tu niña gallega

Sara

18 de marzo de 2010, 16:11
Isabel Martínez dijo...

De un lirismo fascinante. Esta leyenda india, quizás parte de su religión, es hermosa y misteriosa al tiempo. ¿Por qué siempre buscamos los por qués?

18 de marzo de 2010, 17:19
Lakacerola dijo...

No la conocía, pero también veo que la mayoría de las religiones tienen un origen parecido.
Buen finde y buen puente.

18 de marzo de 2010, 21:53
Marino Baler dijo...

Magnífica leyenda. Siempre me ha resultado curiosa la mitología hindú.

Bessets.

19 de marzo de 2010, 0:20
siempreconhistorias dijo...

Belleza y más belleza, en lo dibujado, en lo expuesto, en lo creado. Preciosa entrada. No tenía ni idea, sigo sin tener, siempre quiero acercarme a la historia de las relegiones, a las cosmogonías, a algo y al final...
Un beso,

19 de marzo de 2010, 13:08
Pulgarcito soñador dijo...

La sabiduría, los valores, las virtudes en las regiones que no cedieron al embate occidental, son, claramente, muy superiores y didácticas.
Pero aquí, creo, nos hemos vuelto ciegos, sordos, indignos, además, para poder acceder a los conocimientos simples de la vida. Un abrazo.

22 de marzo de 2010, 11:51
Maia dijo...

Se me erizó la piel con los videos de Playing for Change Foundation, con los cantos de la gente de Kirina. No puedo explicar lo que sentí, una mezcla de emoción, alegría, envidia y tristeza todo junto. Gracias por compartirlo Carmen.

23 de marzo de 2010, 7:51
meg dijo...

Carmen, acabo de descubrir tu blog y me he quedado enamorada. Me he hecho seguidora y te felicito. Encantadora la leyenda india y curiosa la coincidencia en las religiones d eun árbol de la vida, donde crecen los sentimientos o la maldad.

Un saludo y feliz fin de semana.

27 de marzo de 2010, 20:14
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB