World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Cambio climático: Deforestación de la Amazonía

9 dic. 2009

La ONG brasileña Imazon ha publicado recientemente un informe durísimo en el que denuncia que la selva amazónica está siendo talada irregularmente. El estado brasileño de Pará, de donde se extrae el 45% del total de la madera de la selva amazónica, carece de autorización legal para su explotación.

Es la primera vez que se hace una estimación directa del porcentaje de selva talada de forma ilegal en la Amazonía. Este estudio lo han podido realizar con la ayuda de Greenpeace y con imágenes de satélite.

Según denuncia la ONG, el estado de Pará tiene que seguir un protocolo aprobado por la Secretaria de Estado de Medio Ambiente que garantiza que la madera será extraida a un ritmo moderado, escogiendo ejemplares maduros. Sin embargo, en el informe demuestran que el 89% del área explotada no corresponde con los lugares en que la actividad maderera fue aprobada por el Estado. Denuncia también que en el 11% restante se han detectado así mismo irregularidades al talarse arboles jóvenes que están taxativamente prohibidos.

Todos son responsables porque la Unión Europea importa la mitad de la madera amazónica. Francia, Italia y España, por este orden, son los tres mayores importadores de la Unión Europea.

Greenpeace ha denunciado que al menos seis grandes compañías madereras operan en la Amazonía cometiendo todo tipo de ilegalidades, desde la corrupción al uso de la intimidación y la violencia. Estas empresas, siempre según Greanpeace, son proveedoras habituales de madera tropical al mercado español.

La deforestación tropical provoca una quinta parte de las emisiones de gases efecto invernadero en el mundo. Los bosques tropicales que cubren el 75% de la superficie terrestre, son, junto con la reserva de fitoplancton de los océanos, el único parapeto que queda contra el cambio climático. Ambos gravemente amenzados.

La Amazonía es uno de los más diversos ecosistemas del mundo. Contiene entre el 40 y el 50% de las especies de la Tierra, incluidas las terrestres y las acuáticas. Tiene una extensión de 6 millones de km2, de los cuales Brasil posee el 60% del territorio.

Más de la mitad de la lluvia de la cuenca amazónica proviene del agua evaporada de la misma selva. La deforestación masiva a la que ha estado sometida provoca una elevada reducción en la lluvia selvática, haciendo que bajen los niveles de fuentes hídricas y de humedad ambiental. Actualmente la Amazonía puede tener una deforestación en torno a unos 500.000 km2.





A pesar de la contundencia del informe, el presidente Lula afirma que los últimos datos sobre la deforestación de la Amazonía muestran el menor índice de caída de los últimos 21 años (datos de Globo Amazonía).


Última hora de la Cumbre:
"La Cumbre emitirá tanto C02 como la ciudad de Cadiz".
"División en la Cumbre del Clima"
"Guerra de borradores en la cumbre de Copenhague"
"China está disconforme"



15 comentarios:

Felipe dijo...

El grado de deforestación de la Amazonía en estos últimos tiempos ha sido salvaje,con la anuencia de los gobiernos de turno
El pulmón del planeta ha sido esquilmado de tal forma que su reforestación va a ser muy difícil.

Un beso

9 de diciembre de 2009, 8:01
Juan Navarro dijo...

Uno de los problemas es que el modelo de crecimiento requiere, entre otras cosas, grandes territorios diáfanos, para agricultura y ganadería, y la explotación masiva de materias primas,las maderas, por ejemplo. Si el mundo desarrollado no transfiere riqueza a los países que desforestan, como compensación por el mantenimiento de sus bosques o selvas, optarán por continuar con nuestros modelos occidentales. Brasil, Africa ecuatorial y Surasia, son sólo ejemplos del fracaso de nuestro modelo.

9 de diciembre de 2009, 8:36
mariajesusparadela dijo...

No hace demasiado tiempo (4 ó 5 años). yo compraba madera de iroko para la construcción de maderos de adorno de chimeneas francesas; tiene la ventaja, sobre las maderas nacionales, de que una vez seca, no se agrieta ni deforma jamás. El precio era astronómico, con la disculpa de que eran maderas importadas...lo que me gustaría saber es cuánto llegaba al origen.
Y, como no podía ser de otra forma, tiene razón Juan Navarro: o compensamos que sean los pulmones del mundo o están en su derecho de vivir de su riqueza.
Difícil solución tiene la deforestación. Yo estudié que en otros tiempos, una ardilla podía recorrer la península din bajarse de los árboles, de rama en rama.
Y, ¿cuántos árboles habeis plantado?

9 de diciembre de 2009, 9:46
Juanjo dijo...

Es terrible. SOmos la peor plaga que ha sufrido este planeta...

9 de diciembre de 2009, 9:50
m.eugènia creus-piqué dijo...

Pienso que el ser humano es un devastador nato, allí donde puedan obtener dinero, allí que van sín importarles nada,lo que está pasando en la Amazonia lo van a pagar caro nuestros nietos, o se detiene ya o será un desastre imponente.Petonets Carmen.

9 de diciembre de 2009, 10:32
__MARÍA__ dijo...

Aunque no escriba siempre en tus magníficas entradas, sabes que te sigo.

Recuerdo de mis tiempos mozos las "luchas" en contra de la por entonces incipiente desforestación amazónica..y tropecientos años después esto sigue y no hay quien lo pare.

A ver qué hacen estos...

Besos

9 de diciembre de 2009, 12:11
Cosechadel66.es dijo...

Una lucha que merece mucho la pena, porque al final resulta ser la lucha por nuestro hogar. Hay que lograr que nuestros gobiernos nos tengan en cuenta.

Carpe Diem

9 de diciembre de 2009, 12:37
RGAlmazán dijo...

A veces se glorifica a algunos estadistas, ocurre con Lula, y sin embargo, tienen también sus asignaturas pendientes, y esta es grave, muy grave. La Amazonia está vendida a las grandes transnacionales que hacen y deshacen como les viene en gana. Así es que a ver si se pone las pilas.

Salud y República

9 de diciembre de 2009, 15:58
RGAlmazán dijo...

Y se me olvidaba, que acabo de llegar y estoy grogi:
Besos

Salud y República

9 de diciembre de 2009, 15:59
joselop44 dijo...

Deberían cuidarse mucho de destrozar ese gran pulmon.
Saludos

9 de diciembre de 2009, 16:24
Menda. dijo...

El pulmón del mundo, con cáncer.

9 de diciembre de 2009, 16:56
Dean dijo...

La reforestación no vale, aunque se reforestase el equivalente a 20 amazonías no se estaría recuperando ni una milésima parte de lo perdido. Se tiene que detener la tala de esos árboles endémicos y no seguir acabando con el ecositema más rico que hemos tenido.
Un saludo.

9 de diciembre de 2009, 18:49
Criticoneando dijo...

Muy interesante

9 de diciembre de 2009, 22:19
Antonio Rodriguez dijo...

Yo siempre me he preguntado, si la Amazonia es el pulmón del planeta ¿porqué el resto de las naciones no pagan una canón a Brasil para su conservacion?
Sería más razonable que el canón a la SGAE ¡No!
Salud, República y Socialismo

9 de diciembre de 2009, 22:38
severino el sordo dijo...

Mientras exista demanda de esa madera la deforestacion seguira las multinacionales no entienden del pulmon del planeta solo del pulmosn de sus beneficios,somos nosotros los que podemos hacer minimamente algo y es dejar de demandar productos que se hagan con esos recursos,saludos.

10 de diciembre de 2009, 0:29
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB