World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Silencio... Es la hora de las meigas...

1 ago. 2009

No es que estos días me sobre la energía. La tengo, si, pero tan concentradita ella en temas laborales que no me deja mucho espacio para dedicarme a otros menesteres.

Ahora bien, si creen ustedes que me voy a romper... de ninguna de las maneras. Así es que, siguiendo el sabio refrenero español, "al mal tiempo buena cara", hoy canto y sonrío con toda mi intensa humanidad.

¿Se deberá mi tono nocturno y algo festivo al hecho de que ya es sábado y tengo más tiempo para las musarañas, para las ensoñaciones? Puede. Quién sabe. Quizás.

El caso es que quiero compartir con ustedes este trocito pequeño donde yo me refugio. Desde donde yo les escribo. Donde yo estos días cuando vuelvo de mi larga jornada laboral, también sigo aquí trabajando. Donde yo cuando estoy ansiosa, me relajo leyendo en internet o navegando por estos parajes digitales que me son tan queridos, tan cercanos. Son sus casas virtuales que yo frecuento con tanto placer.

El otro día mi amiga María me brindó su maravillosa vista. Mi casa está en una urbanización y también veo verde pero mi verde es un verde urbanita, ordenado, organizado, estructurado. Nada que ver con el verde que te quiero verde de la naturaleza libre, salvaje y campera.

Esa naturaleza es la que mi alma ansía estos días. La que yo necesito aspirar. Con la que necesito convivir unos días. Si la cosa no se me tuerce eso llegará hacia el 12 o 13. No más tarde del 15. Está ahí. Casi puedo tocarla. Pero aún me parece muy lejana.

Y es que aún tengo energía, pero tan concentradita ella en mi vida laboral que a penas me deja resuello para lo demás.

Quedense aquí conmigo. Me gusta verles. Escucharles. Saber que en este gran mundo virtual, hay un espacio grande y sólido para la amistad, para el cariño... para la sonrisa. Y hablando de sonrisas los viernes no me pierdo mi visita a la casa kabileña de mi amigo Rafa, que siempre nos regala un montón de risas gracias a su selección semanal de vídeos de humor.

Esta mascota me la regaló un amigo. Es tierna. Y ahora que les estoy escribiendo me mira con complicidad. Es mi tigresa, la de ojos tristes, la ojazos. Les manda besos. ¿Les gusta, verdad?

Silencio.... Es la hora de las meiga... Me voy a dormir... Me han prometido traerme dulces sueños y precioso despertar...


15 comentarios:

Dean dijo...

Que entrada más bonita, como el rincón de tu casa que compartes con nosotros, y el rincón de tus amigos que también he visitado.
Espero que pronto puedas tener unos días de descanso, yo hasta Septiembre no podré.
Un saludo.

1 de agosto de 2009, 4:36
RGAlmazán dijo...

Descansa. Duerme. El sprint final es duro pero tiene una gran recompensa: Las vacaciones. En poco tiempo habrás llegado.
Que ese sitio placentero y funcional donde trabajas se convierta en poco tiempo en un chiringuito de una playa donde la cerveza y el sol te estén esperando.
Un beso, amiga.

Salud y República

1 de agosto de 2009, 7:19
Juan Navarro dijo...

Las vacaciones serán o no serán, serán hoy o serán mañana. El sueño es todo el año, todos los días, perder la consciencia, morir para nacer de nuevo, reconstruirse, ser de nuevo cada día aunque parezcamos los mismos. Me parece que la mascota vigila para asegurarse de que hoy se levante la misma Carmen, renovada y enérgica.
Un beso.

1 de agosto de 2009, 8:26
sara dijo...

Te ha quedado genial la entrada Carmen.
Pronto llegaran tus vacaciones y te marcharás. Todo saldrá bien, ya lo verás.

Me ha gustado la foto de tu tigresa.

Muchos besoss

Sara

1 de agosto de 2009, 10:10
mariajesusparadela dijo...

Pues no. Yo creo que esa mascota no vigila nada: no iría yo tranquila conduciendo si ella tuviera que darme conversación para evitar el sueño...porque tiene una cara de necesitar vacaciones, mimos y cama...
Yo no sé si a ti te pasa, pero los últimos días antes de vacaciones, se me hacen eternos; era mejor que no nos dijeran cuándo son y que llegaran de repente.
Claro que, si yo me quejo de vacaciones, no tengo perdón de Dios.Di tu que yo me paso las vacaciones trabajando un mínimo de tres horas al día para la siguiente jornada laboral y, cuando empieza de nuevo el curso, tengo siempre los deberes hechos y no he perdido el hábito de madrugar, esforzarme,inventar y un etc.
Duerme bien. Ese es el descanso imprescindible. Al menos, para mi.

1 de agosto de 2009, 10:13
Juanjo dijo...

Ánimo Carmen, las vacaciones las tienes ya a la vuelta de la esquina. Que chula la tigresa.

Un abrazo y buen fin de semana.

1 de agosto de 2009, 10:30
Menda dijo...

Qué bonito, niña......... (y recuerda que haberlas, haylas........)

1 de agosto de 2009, 11:57
Felipe Medina dijo...

Querida Carmen

Me alegra que estés en "forma" aunque las temperaturas madrileñas te agobien un poco.

Esta es la Carmen que un buen día conocí y a la que respeto y admiro con todas las fuerzas de mi corazón.

Cuando te noto activa,dicharachera y, sobre todo,peleona me alegro porque ese es tu carácter y la forma de entender la existencia.

Un besote

1 de agosto de 2009, 12:43
Logan y Lory dijo...

Gracias por compartir ese rincón íntimo y estas horas que preceden al merecido descanso.
Ahora cuando te leemos te verems ahí sentada a la mesa de ese bello y acogedor espacio que has creado, con la atenta vigilancia de la tigresita ojazos tristes.

Un abrazo y que las meigas te acompañen y velen tu sueño.

Un abrazo.

1 de agosto de 2009, 16:25
severino el sordo dijo...

Venga Carmen que ya casi las tocas,bonito rincon y graciosa mascota,pero no parece muy fiera mas bien tierna,un saludo.

1 de agosto de 2009, 16:29
joselop44 dijo...

me ha encantado ver tu rincón; el sitio donde piensas y meditas mientras lees en aquello que vas a escribir.
Un abrazo amiga.

1 de agosto de 2009, 17:35
Selma dijo...

Entré de puntillas.. pero estabas con las meigas y con una sonrisa dibujada en tu cara y no quise interrumpir tus sueños..Tu Mascota me vió pero hicimos un pacto de silencio y de complicidad.. ;-) Hoy vuelvo a una hora más apropiada para las visitas.. Y me siento ya como en casa.. sólo que en tu despacho impera el orden.. En el mío me tendré que poner en ello en plan serio..

Gracias por abrirnos tu puerta, Carmen.. Me hace feliz, muy feliz encontrarte con ánimos y aludiendo a las casas entrañables de María, que ya visité y a la de Rafa donde voy ahora mismo..
Besitos, muchos!

1 de agosto de 2009, 18:56
hijodelatierra dijo...

Muchas gracias Carmen, aquí estaremos, para leerte por poco que puedas ofrecernos debido las obligaciones que seguro que no son pocas, y por menos que escribas tu calidad nunca baja, un beso.

1 de agosto de 2009, 20:38
Carmen dijo...

A todos: Gracias por estar aquí conmigo. Me encanta teneros cerca. Como noticia trascendentalísima ayer en Madrid cayó a media tarde un buen chaparrón. Mi tigresa y yo nos pusimos tan contentas.

Un fuerte abrazo para todos, repartido equitativamente.

2 de agosto de 2009, 8:19
Maca dijo...

han sido "las meigas", mis meigas gallegas que rociaron Madrid de agua y frescura. Sé que tu tigresa te cuida y protege.
millones de bicos y gracias por todas tus entradas que siempre me hacen sonreir.

2 de agosto de 2009, 23:19
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB