World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

No se cómo empezar... ¿quieren ustedes ayudarme?

6 ago. 2009

Llevo un rato dando vueltas y vueltas a mi mente no porque mi reflexión sea profunda sino quizás y seguro por mi torpeza actual...

Torpe sería poco para describir mi lucidez de hoy. No se si quiero echarle la culpa a las feromonas que ya saben ustedes que en mi son muy socorridas. Yo creo que si, que ellas son responsables de mi propia tontuna.

Todo esto viene a cuento sobre las famosas "aes y oes" , de las que ya hablamos en su momento y que yo, rebelde sin causa, me niego a utilizar. Pero hoy, que me hallo obtusa, difusa y confusa, no sabía qué hacer para evitarlas en el comienzo de esta importante misiva.

Pensé que podría utilizar:

Visitantes,

Bien, pero pareciome que era un término "escaso". Esa palabra sola es fría, es distante.

Entonces me dije, bueno la voy a acompañar de un adjetivo: ah! amigos pero casi todos tienen sexo... Vaya... He acudido incluso al "Diccionario de sinónimos y antónimos", al "Diccionario del uso del español" de María Moliner... he llamado incluso a los académicos de la Real Academia de la lengua castellana pero me han dicho que sus señorías o se hallaban de vacaciones o dado sus largas edades ya estaban descansando.

Bueno, despues de muchos desvelos he decidido comenzar así:

Amables visitantes

Puf!!!!! les gusta? No queda un poco, como díria yo, de carta del Corte Inglés.

Cordiales visitantes,

Afables visitantes,

Puf!!!!!!! nada, horrible...

Decididamente lo dejo en blanco y ustedes lo rellenan:

----------------- visitantes,

Claro, me preocuparía que ustedes usaran adjetivos lejanos, fríos, distantes. Yo me muevo en zonas cálidas, colores tierra, los típicos colores venecianos, los llamados colores calientes ...

Aunque tampoco nos deberíamos pasar. No sería correcto decir por ejemplo:

Calientes visitantes,

No por favor dado como se las gasta la censura, que también hayla aquí en la red, si eso usaramos veo que Google, propietaria de Blogger, plataforma en la que me hallo, me cerraba mi chiringuito a la de ya.

Complacientes visitantes,

Tampoco porque esto de la complacencia tiene ya muchas aristas y no fuera a ser que el Tribunal Superior de Justicia de Valencia que se halla muy complaciente, quiera averiguar como nos complacemos nosotros y lo mismo nos quiere investigar complacidamente. No, por favor.


Me siguen?

Siendo incapaz de resolver el comienzo de este artículo, que iba a ser mucho más que la típica entrada de un blog cualquiera, iba a ser el artículo más importante por mi escrito hasta la fecha, he decidido abandonar la escritura con el corazón contrito y la mente chamuscada.

Mañana, mañana será otro día.

23 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Inestimables, inmejorables, personas memorables, comentaristas insuperables...hay más -ables, para que hables y no te quedes callada.

6 de agosto de 2009, 21:11
Selma dijo...

Entrañables y Fieles visitantes... Sabes que nuestra fidelidad y nuestro cariño hacia tí no tienen límites.. nos llames como nos llames... mi Niña!

Escucha a la Cospedal y te saldran un montón de calificativos.. todos más finos los unos que los otros.. Pero no aplicables a tus visitantes...

Mil besitos insuperable Carmen..

6 de agosto de 2009, 21:32
mariajesusparadela dijo...

También te puedes meter con los -Entes (seres con entidad) pacientes, silentes, babeantes, horripilantes, indignantes (claro que -antes de que me digas eso, yo me voy)( ¡que diferencia de -antes a -entes!) (me lo estoy pasando bomba yo sola) Es mejor el adjetivo que el adverbio, pero cuando no hay más remedio...ésto es apasionante.

6 de agosto de 2009, 21:34
Carmen dijo...

Selma querida, para expresar toda mi acutal intensa humanidad necesito algo mucho más potente, más cálido, más fogoso, no? Lo digo para hacer juego con la tórrida calor que hace en los madriles. Algo como "entrañables y calientes visitantes"
No, eso no, quedaría fatal, no?

María Jesús, lo de los -antes, son todos negativos, no? aunque me has dado muchas ideas para decidarselas todas ellas a mi amiga la Cospedala como me sugiere Selma. Veo que eres una mujer ordenada, te gustan los juegos de terminaciones: los -ables, los -entes, los -antes...

6 de agosto de 2009, 21:42
Felipe Medina dijo...

Querida Carmen

"¡Qué difícil es no saber cómo empezar a escribir!

¡Qué difícil es no dar con el saludo adecuado cuando se quiere empezar saludando!

¡Que difícil es tener la 'crónica' en la memoria y tener que ser cortés para plasmarla!

¡Qué difícil es querer se amable y no saber cómo serlo!

¡Qué difícil es saberlo y no quererlo!

¡Qué fácil es ser complaciente para complacidos!

¡Que fácil es ser vulgar y no morir de vulgaridad!

¡Qué fácil es tener éxito y no morir de él!

¡Que fácil es tener la mente lúcida
y sobornar la libertad"

Difícil...fácil
Fácil...difícil

¡Con lo sencillo que debe ser vivir en complaciencia y placidez!

¡Con lo sencillo que debe ser vivir desde la insolencia sin buscar rosas para ofrecer!

Otro momento,
otro instante,
otro día
nos visitará la cortesía
para poder gritar
lo que la memoria atesora


¡Efectivamente!
Fui disjockey en mis tiempos de estudiante.

Usted es una gran 'adivina', aunque en estos momentos le falta cortesía.

Un beso

6 de agosto de 2009, 21:43
Carmen dijo...

Ay mi queridísimo Felipe me dejas casi sin respiración.

Se me ocurre que podría cambiar mi actual dedicación convertirme directamente en una adivina. Reconoce Felipe que te acerté. Precioso tu comentario. Gracias. Besos

6 de agosto de 2009, 21:52
severino el sordo dijo...

Todos los que nos pasamos por tu casa somos unos angelotes y es sabido que estos no tienen sexo,primer problema solucionado y en el calificativopor lo menos a mi me gusta que me adulen ,elige el que creas conveniente,pero no lo hagas mirando a segun que seres,qu ete pueden nublar el criterio,un gran abrazo.

6 de agosto de 2009, 22:26
Maca dijo...

¡Pista¡ " queridisimos visitantes", porque todos te queremos y me consta que nos quieres. ¿Que la censura pueda pensar que esto es una orgía?, pues...que nos pongan trajes
besitos calurosa Carmen

6 de agosto de 2009, 23:17
Selma dijo...

Tienes razón... he sido muy parca, desde lo de Geni ayer me controlo..;-).. A ver... Imprescindibles, Impredecibles, (In)combustibles, Adorables... visitantes.. porque todos y cada uno se puede aplicar a quien nos recibe en su casa.. Apasionada y pasionante, Carmen.. Lo demás te lo diré por mail.. ;-)

6 de agosto de 2009, 23:31
Silvano Baztán dijo...

¡Hola, Carmen! Un problema que puede ser evitado..., ¿para qué empecinarte en él?

Para evitar males mayores de enzarzamiento mental en mis entradas y comentarios (sobre todo en estos últimos, dado que se dirigen personalmente a individuos contantes y sonantes, aunque mayoritariamente mujeres...), elijo un lacónico, neutro "¡Hola, 'fulanita'!".

Me dirás..., ¡¡qué frialdad!! Para mí es simplemente el 'toc-toc' en la puerta del prójimo. Me sirve para poder entrar y ahí sí poder mostrar lo que pretendo transmitir...

Salud para ti y los tuyos.

7 de agosto de 2009, 2:45
Dean dijo...

Pues a mi me ha parecido muy divertida esta entrada, y como pides ayuda, te digo que puedes continuar así como has empezado, lo único es que va a resultar un poco largo el texto, aunque eso no es problema ya que lo puedes dar por entregas, capítulos o episodios, y así nos tendrás más enganchados de lo que ya nos tienes a unos cuantos.
Cuando pases por mi casa te llamaré: deliciosa y encantadora visitante.
Un saludo.

7 de agosto de 2009, 5:26
Txema dijo...

Incondicionales.

Saludos

7 de agosto de 2009, 6:56
RGAlmazán dijo...

Hay que buscar Carmen, epítetos que no parezcan comerciales, no a los estimados, apreciables, cordial, atento y otros de protocolo convencional.
Por otro lado, hay otros que suenan rebuscados o cursis: afables, respetables, sociables, encantadores, etc.
Luego están los equívocos: calientes, amados, aunque estos son preferibles a los anteriores, al menos no son fríos.
Yo me inclinaria por queridos, así de fácil, ¿o es que no nos quieres? ¡Ah bueno! creía.
Y que sepas, que digas lo que digas, lo importante es el acento que pones al decirlo, y ese a mi me llega muy cálido.
Un beso.

Salud y República

7 de agosto de 2009, 7:24
Cosechadel66 dijo...

Me ha encantado tu entrada, Carmen. Muy tuya, muy personal y divertida. Veo que el verano te sienta bien.

La verdad, yo mas que como vistante de tu blog, me siento como habitante,

Carpe Diem

7 de agosto de 2009, 8:42
Menda dijo...

¿Y si pones, 'queridos todos'?

No falla.

7 de agosto de 2009, 8:56
brancalúa dijo...

Pues si que metes caña, Carmencita. Menuda tienes liada con esto.
Me quedo con lo de Queridas/os, aunque tampoco me convencé mucho.
Y si no pones nada ????y entras directamente......
o haces un saludo "Hola"
bueno es evidente que nos complicamos solos.
Un besazo

7 de agosto de 2009, 9:11
sara dijo...

Buenos días Carmen.

Me quedo con incondicionales o queridos/as visitantes.

Tu empieza con el que más te gusta a tí, ( no te preocupes) que nosotros te seguimos despues.

Mil besoss

Sara

7 de agosto de 2009, 9:54
m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola Carmen, me ha encantado el post de hoy,llámanos como quieras nenita, a mí me gusta Hola amigo mío.Un beso fuerte.

7 de agosto de 2009, 11:26
SaiZa dijo...

¿Y que tal un,....Amigos Visitantes? Al fin y al cabo al final acabamos siendo amigos todos, ¿o no?.
Me encantan tus reflexiones. Un beso

7 de agosto de 2009, 16:38
pena dijo...

No invisibilizar el femenino tiene un gran coste, violentar las mentes. Saludos.

7 de agosto de 2009, 16:54
María dijo...

¿Verdad que es muy difícil hacer las cosas agradando a todo el mundo?

Lo importante es transmitir lo que llevamos dentro, de la manera que así lo sintamos, y si tú deseas decir:

Queridos visitantes.

¡¡¡Hazlo!!!! estaría bien porque así lo sientes.

Interesantísimo blog que acabo de descubrir el tuyo, gracias por dejarme descansar a leerte.

Un beso.

7 de agosto de 2009, 17:29
nexus. dijo...

ERES PILLINA AMIGA CARMEN!!
Me has impresionado, o como diría una amiga de la Preysler, me has realmente impresionado, has montado como si de un prestidigitador de las palabras se tratara, unas entrada magnífica, casi casi de la nada.
En mi caso, y estoy seguro que en el de otros muchos, no sólo te sigo por el fondo de lo que nos trasmites, sino por la estupenda forma en que lo haces.
He disfrutado de esta entrada como de tantas otras, para al final, notar como afloraba una sonrisa en mis labios en un día laborablemente, horrible.
Has vuelto a conseguir que una de tus entradas me impresione, y no decías casi nada!.
Lo dicho Carmen, ERES PILLINA, a mi hija mayor le encantarías, le encantan las personas pillinas (este concepto me lo ha enseñado élla).
LLamanos X, no importa, nos llames como nos llames, nosotros, seguiremos viniendo a tu llamada.
Un besote muy grande, cuanto voy a aprender visitando tu rincón...
Salud, saludos y República!!
Nexus.

8 de agosto de 2009, 2:36
Juan Navarro dijo...

Puesto que he regresado a París, tengo ánimo para comentar también esta entrada. Y te digo que noto síntomas de dimisión. Ponerle nombre a tu relación con tus amigos blogueros es cosa tuya, sólo y exclusivamente tuya. Los demas podemos definir nuestra relación contigo e, incluso, si me apuras, la que creemos que tú tienes con nosotros. Pero, a tu pregunta, únicamente tú tienes la respuesta. Y si no puedes ponerle un nombre es porque todavía no la tienes bien identificada. Uno tiene las respuestas cuando es capaz de entender y definir bien las preguntas. De todas formas, yo no me preocuparía por poner nombre a este niño, mientras esté lustroso, crezca feliz y con ánimo y nos deje dormir por la noche. Y de momento, aunque no haya venido con un pan bajo el brazo, tampoco cuesta mucho alimentarlo. Así, dejémoslo estar sin nombre o con le nombre que cada uno en su corazón le va poniendo cada día.
Un beso.
PS: Te veo animosa, enérgica, decidida, luminosa,... incluso feliz.

9 de agosto de 2009, 0:01
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB