World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Aes y Oes

10 jul. 2009

La calor es lo que tiene, te abre los poros y te funde el cerebelo. Y en esta mezcla explosiva me hallo... para serles sinceros me hallo consultando algunas de mis dudas. Hoy mi inquietud procede del uso adecuado del lenguaje. Bueno también me preocupa el G-8, la Barberá, los regalos, pero hoy los dejo estar y me centro en mi insistente inquietud lingüística.


Primera premisa:
Saben ustedes que según el Diccionario Panhispánico de Dudas, editado por la RAE, la "ley lingüística de la economía expresiva" consiste en comunicarse con los demás de una manera simple pero efectiva, utilizando los menores recursos lingüísticos y gráficos pero logrando la comprensión del destinatario.

Segunda Premisa:
En la misma obra anteriormente mencionada, (la cual aconsejo vivamente y que no debería faltar en ningún anaquel de aquella persona humana que se precie de prestigiar nuestra lengua), dice que en los sustantivos que designan seres animados, el masculino gramatical no solo se emplea para referirse a los individuos de sexo masculino, sino también para designar la clase, esto es, a todos los individuo de la especie, sin distinción de sexos.

Tercera Premisa:
Siguiendo con el ya famoso Diccionario, se concluye que en los últimos tiempos por razones de corrección política, que no de corrección lingüística, se está extendiendo la costumbre de hacer explícita en estos casos la alusión a ambos sexos. Se olvida que en la lengua, según la obra citada, está prevista la posibilidad de referirse a colectivos mixtos a través del género gramatical masculino, posibilidad en la que no se debe ver intención discriminatoria alguna, sino la aplicación de la "economía del lenguajes".

Cuarta Premisa:
Les anuncio por si no hubieran o hubiesen percibido mi característica, que soy una mujer feminista. Lo cual quiere decir, desde mi propia mirada, que siempre he puesto en valor las posibilidades de la mujer como individuo, como ser independiente, como no dependiente, con su propio desarrollo, su propia búsqueda.

Quinta Premisa:
En esa realidad femenina y feminista, aparece solidariamente la figura masculina al optar yo, ante mi propio yoyoismo, por una opción hetero que me hace valorar en su justo valor, ni en más ni en menos, la importancia de la complicidad con el otro género.

Puestas de forma precisa y clara las proposiciones de mi argumento debo llegar sin más dilación a las conclusiones, lo cualo me produce cierta incomodidad y temor.

Y es que señoras y señores, compañeras y compañeros, ciudadanas y ciudadanos, blogueras y blogueros... me tiene cansina y hartuna tantas aes y tantos oes... de verdad es que me supera...

Oh! dioses del Olimpo, ya se que es políticamente incorrecto pero por favor antes de condenarme a las hogueras vuelvan a leer mis premisas...

Reconózcanme, por favor de los favores, el coñazo que supone oír un discurso pleno de aes y oes...

Reconózcanme, por favor de los favores, que esta profusión es un derroche lingüístico sin precedentes...

Reconózcanme, por favor de los favores, que deberíamos buscar una propuesta racional para aliviar tanta diversidad en el lenguaje oral.

En el escrito, de momento, lo hemos resuelto con la utilización del símbolo "@" que aunque no sea aceptado nos alivia la situación gratamente. Pero el problema lo tenemos enquistado en nuestra verbalidad, en nuestra oralidad.


¿Qué hacer, amigas y amigos, blogueras y blogueros, internautas e internautos, todas y todos... (ad infinitum...)?

Lo siento pero con cuarenta grados sombra y un insomnio calorífico no pueden pretender ustedas y ustedos que sea acertada en mis reflexiones.

Les quiero a tod@s

22 comentarios:

nexus. dijo...

Plas, plas, plas, te aplaudo, creo hablar en nombre de los dioses olímpicos, he sido delegado por ellos para, entre otras cosas, reconocer tus meritos lingüísticos y darte la razón en forma de aplauso onomatopéyico, bien merecido y gustosamente ofrendado, además los dioses del Olimpo me han dicho que prefieren las anchoas de Revilla que los trajes de Correa.
Un saludo.
Salud y República!!
Nexus (sin traje, ni anchoas).

10 de julio de 2009, 3:09
Dean dijo...

La verdad es que por parecer pomposos se están quedando anquilosados. La semántica precisamente lo que pretende es eso que tu mencionas, la economía del lenguaje; por ejemplo la web semámtica (la que se utiliza en la red para facilitar las búsquedas)se basa en el significado de las palabras, lo contrario es lo que hacen los políticos.
Dice Erasmo de Rotterdam en su Elogio de la Locura escrito en 1511: “…los retóricos de nuestro tiempo, que se creen dioses si se muestran bilingües, como la sanguijuela, y tienen por cosa preclara introducir en su latín algunos pequeños vocablos griegos, con los que hacen a menudo un mosaico fuera de lugar. Y en el caso de que ignoren estas lenguas, no tienen más que sacar de pergaminos apolillados cuatro o cinco palabrejas que suman al lector en las tinieblas, de manera que los que las comprendan se complazcan doblemente, y los que no las comprendan les rindan por lo mismo mayor admiración…Y si alguien cree que esto no basta para aparentar que lo comprende, ría y aplauda y a ejemplo del asno mueva las orejas, para que los demás vean que lo ha comprendido a la perfección”. Quinientos años después nuestros líderes siguen sin entender que lo que busca la oratoria es facilidad y simplicidad.
Un saludo y enhorabuena por el calor que te hace sacar estas entradas tan agradables.

10 de julio de 2009, 4:02
Txema dijo...

Sencillamente genial. Me quito el gorro/gorra ante tu valor para decir publicamente lo que todos/todas pensamos en privado pero negamos ante los demas/demos. Y además a estas horas/horos de la mañana/mañano me he reído mucho/mucha, lo que no te creas es muy sencillo/sencilla.

Un saludo/saluda

10 de julio de 2009, 7:08
pena dijo...

Hola, entiendo que el lenguaje es una cosa viva, que está en transformación, que durante mucho tiempo no reconocía el femenino, para nada, a no ser de forma despreciativa, que se ha teorizado desde una mirada androcentrica, que me invisibiliza, que no me reconoce en los discursos, etc. es bueno discrepar, opinar, todo es mudable, nada eterno. El neutro no me sirve, vivo en un cuerpo sexuado en femenino, soy mujer, quiero aparecer.Un abrazo.

10 de julio de 2009, 7:13
Lakacerola dijo...

Tienes razón, pero supongo que los polític@s se tienen que medir muuuuuucho y para ello tienen sus asesor@s, sino lo hicieran pueden ser vistos por el electorado como machistas y perderían una parte importante de los votos.
Que tengas un buen dia, un placer leerte.

10 de julio de 2009, 8:11
Juan Navarro dijo...

Suscribo entre aplausos tu reflexión. Y añado, con el permiso de Aído: ¿qué sucede con palabras como artista, poeta, pediatra, oculista, contrabandista, partidista, sinvergüenza,...? A nadie le extraña que se empleen para referirse a uno u otro sexo, sin distinción (aunque existe poetisa, casi en desuso). Y son palabras acabadas en "a", terminación propia del femenino. O estas otras palabras: fiscal, cónsul, industrial, intendente, fabricante, gerente, presidente, canciller,... ¿Por qué decir presidenta y no decir intendenta? Me temo que nos perdemos en la hojarasca. Sé que la forma (las palabras) condicionan el fondo (las ideas), pero lo inverso también es cierto, es decir, que un debate sobre las ideas acaban por modificar significados ancestrales. Con la deriva que esto está tomando, queridos miembros y miembras de la bloggería, duplicaremos el tamaño del diccionario de la lengua, porque yo no tendré inteligencia ni Carmen será inteligente.

10 de julio de 2009, 8:18
RGAlmazán dijo...

La verdad es que uno no tiene ganas de cambiar, a estas alturas, las normas gramaticales, y de verdad lo siento si alguna feroz feminista se lo toma a mal, pero yo seguiré las normas de la Academia, puesto que no veo que a mí, me afecte en mi relación con el otro sexo.
Entiendo que alguien utilice los dos géneros, y entiendo lo de la @, y que cada uno haga lo que quiera, no pienso hacer una lucha por eso, pero yo seguiré escribiendo como lo hago, como me sale, lo demás sería forzar algo que considero inútil pues no me afecta.
Un beso.

Salud y República

10 de julio de 2009, 8:49
Menda dijo...

Con obviarlo, basta.
Voy a hacer un post sobre la Ñ, esa gran olvidada, snif.

10 de julio de 2009, 8:52
sara dijo...

Muy buena reflexión Carmen.

Besoss

Sara

10 de julio de 2009, 9:33
severino el sordo dijo...

Acertadisima intervencion,el insomnio y el calor activa tu mente,tan solo una cosa yo que fui educado en colegio nacional,jamas nadie me enseño a leer la letra ARROBA,tantos años desarrollando un lenguaje y mira que no caer en esto,un saludo.

10 de julio de 2009, 9:39
Juanjo dijo...

Una amiga ha escrito un artículo hoy en mi blog, te invito a que le des tu opinión. Sospecho que te va a gustar:

http://juanjoyraquel.blogspot.com/2009/07/psoe-y-pp-dos-formas-de-entender-la.html

10 de julio de 2009, 10:33
m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues si que tienes razón, es bastante cargante oir y volver a oir el femenino y el masculino, yo cuando me acuerdo escribiendo pongo la Arroba, la mayoría de veces tanto escrito como hablado me refiero siempre en masculino, me es más cómodo y no por eso dejo de ser feminista, es que llegará un momento en que seremos más papista que el papa.Un beso gordo.

10 de julio de 2009, 10:49
__MARÍA__ dijo...

La verdad es que como la lengua española es muy flexible, yo voy a seguir con el masculino al referirme a "todos" (sean del género que sean).
Sí, Carmen, porque si empiezo a usar (que también está admitido) el femenino para nombrar a el global de personas, lo más seguro es que el que me lea pensará en su subconsciente que me refiero a una pandilla de mujeres al decir "todas"
Así que me quedo con la reivindicación de la eñe, que cualquier día de estos la perdemos ¡cogno!
¡Ah! y como estoy reivindicativa, también me quedo con el punto y coma para que no nos quedemos sin aliento al leer textos.
¡Vaya con el la calor!

¡Buen fin de semana!

10 de julio de 2009, 12:01
Felipe Medina Santos dijo...

Querida Carmen
Aparte de felicitarte por la entrada(es buena)lo hago por dejar de lado tanto Camps y tanta diarrea basura en que nos tienen sumidos nuestros políticos.
La diferenciación de género en el lenguaje es otra gilipollez más que se han inventado cuatro listos desoficiados dedicados a la cosa pública.
Recuerdo un día que envié un escrito a un alto cargo para que lo revisara.En el mencinado escrito no hacía distinción de género.Este alto cargo me llamó y me dijo muy gentilmente que él vería conveniente que distinguiese el masculino del femenino o,mejor dicho,que hiciese alusión a los/las.
Le contesté que cuando escribía en un sólo genero lo hacía de forma genérica y que nadie debería ver conculcado/a ningún posible derecho.
Lo genérico,lo plural,aunque sea masculinizado en su expresión escrita era inoportuno o cuando menos redundadante o de una singularidad a lo que no hay lugar.
Dicha persona no lo entendió así aunque me mantuve en mis trece.
Por esa regla de tres tambien deberiamos verbalizarlo:vosotros/as,amigos/as...
Y cuando llegamos al ustedes,qué decimos?
Esta es la teoría de la izquierda ramplona.De la izquierda que no tiene agallas a solventar los acucientas problemas que padece la ciudadanía y que,muchas veces,sólo está para estas gilipolleces(Basogoiti dixit)
Un beso

10 de julio de 2009, 12:18
Cosechadel66 dijo...

Buena y valiente entrada, Carmen, para los tiempos de cogérsela con un papel de fumar en los que nos andamos.

Hay que tomarse las cosas con un poco más de reflexión, y poner el acento de la lucha contra el machismo en lo que realmente importa, y no en las banalidades del lenguaje. Sólo produce hastio entre la gente.

Carpe Diem

10 de julio de 2009, 13:33
joselop44 dijo...

Muy de acuerdo en casi todo. me encanta que seas tú, muer, de izquierzas y feminista l aqyue diga que es una soberana idiotez.
Saludos

10 de julio de 2009, 14:55
Antonio Rodriguez dijo...

Pues según tú quinta premisa las feministas te van a acusar de colaboracionista con el género masculino.
Yo, siempre que se puede, intento utilizar palabras que engloben ambos sexos como "persona" en lugar de hombre o mujer y cosas así. Y cuando no, pues uso lo de las "aes" o las "oes", porque eso de la @ me parece un artificio más absurdo todavía.
El uso correcto del idioma es importante, pero en este del lenguaje no sexista hay a veces que se llevan las cosas a unos extremos demasiado beligerantes. A mi me parece mucho mas importante luchar contra esa ola de introducción de anglicismo que tienen perfecta traducción en el castellano. Por ejemplo yo nunca uso e-mail, aunque sea más largo siempre pongo correo electrónico, o la tontería de llamar a los centros de llamada como "Call Center".
Defender la lengua propia frente a la introducción esnobista de expresiones en ingles me parece mucho más importante y en eso tienen mucha responsabilidad los periodistas y las grandes empresas.
Salud, República y Socialismo

10 de julio de 2009, 17:08
Selma dijo...

En primer lugar, si la calor te permite Postear de esta guisa, bienvenida sea.. y el insomnio..;-)

Ya sabes sobradamente lo que pienso sobre tus Escritos.. Y la verdadera inteligiencia "consiste en comunicarse con los demás de una manera simple pero efectiva, utilizando los menores recursos lingüísticos y gráficos pero logrando la comprensión del destinatario." eso es lo que haces.. y de tí aprendo, mcho, muchísimo...

Besos cariñosos, Carmen..

10 de julio de 2009, 21:17
Guarevers Son dijo...

Impresionante,me ha gustado mucho


saludos

10 de julio de 2009, 23:47
Marcelo dijo...

Totalmente de acuerdo. Es que militar una causa hasta los últimos detalles, agota.
Un saludo!

11 de julio de 2009, 6:41
Joselez dijo...

Graciosísimo y ciertísimo, Carmen.
Estamos muchos hasta la @ de tanto papanatismo. A ver si otro día se me ocurre qué hacer, que ahora uno también está empanao, de tanto calor y sueño. Y es que me parece una confusión torpe confundir todo eso con el machismo. Entiendo que parezca machista desde cierta perspectiva, pero más ridículo me resulta decir los dos géneros que el genérico solo.
Un abrazo

12 de julio de 2009, 0:44
ipecan dijo...

Los políticos utilizando el lenguaje políticamente correcto pretenden impedir que potenciales votantes puedan verse heridos, pero una vez más caen en el error de no estar al día del sentir popular. Y es que el pueblo se expresa, se comprende y se entiende correctamente sin tener que abusar de esas oes y aes.

un saludo.

13 de julio de 2009, 13:08
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB