World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

De la no aceptación

27 jun. 2009

Cuán difícil resulta a veces aceptar aquello que nos define, nos determina. Aquello que constituye nuestra esencia, nuestro ser.

Es verdad que el rechazo, la no aceptación, no lo crea el individuo. O la menos no lo hace solo. Lo crea el entorno. Lo crea la definición de valores predeterminados, predeterminación elaborada por unos pocos. Lo crea la prevalencia de los pocos sobre los muchos. Lo crea, en definitiva, la dictadura de algunas miradas que ejercen su influencia sobre el resto del planeta.

Este hecho de la no aceptación de uno mismo tiene su máximo exponente en Michael Jackson.

Hoy está gran parte del mundo hablando de su muerte. La muerte de un cantante de primer nivel pero también de un personaje con un profundo lado oscuro. Ahora, en el momento de hacer las glosas y las alabanzas propias de la ocasión, ya se ha olvidado esa parte suya inquietante e intranquilizadora.

Pensando en él, en este gran cantante y polémico personaje, a mi se me ha venido a la mente el pensamiento sobre el rechazo y la no aceptación. El rechazo a su color, a sus facciones, a su raza le convirtieron en una caricatura de sí mismo. En un fantoche patético y deprimente.

Cuánto esfuerzo, seguro que cuánto dolor, para intentar ser lo que no era. Su figura debería servir de ejemplo para procurarnos la aceptación de lo que somos, de lo que es nuestra propia naturaleza.

Les dejo un vídeo que muestra su evolución o si quieren las consecuencias de su propio rechazo, de su no aceptación.


18 comentarios:

Lakacerola dijo...

Pues si, es una pena su no aceptación a sí mismo, pero ¡en fin! practicamente todos los artistas que conozco tienen un lado oscuro.
Buen fin de semana!

27 de junio de 2009, 8:22
RGAlmazán dijo...

Carmen, para mí ha sido un juguete roto. Incapaz de ser él mismo, fue su propia caricatura --como tú dices--, y es que no saber asimilar la fama, no haber madurado lo suficiente puede hacer, a pesar de las apariencias, a una persona incapaz de aceptarse y de ser feliz.
Una prueba más de que la felicidad y el dinero no marchan por el mismo camino.
Un beso.

Salud y República

27 de junio de 2009, 8:26
Menda dijo...

Pobrecillo. Ya dije por ahí que ojalá su mente perturbada encuentre descanso.

27 de junio de 2009, 8:54
nexus. dijo...

En realidad, a todo el mundo en cierta manera, le sucede algo parecido, se tiende a reprimir algunos rasgos de la propia personalidad que no parecen estar en consonancia con lo que creemos que es nuestra forma de ser, a veces incluso proyectamos esto en los demás.
Las personas estamos, debemos estar en constante evolución, uno no siempre es el mismo, cambiamos con el paso de los años y la experiencia, además nos vemos forzados a adaptarnos a nuestro entorno, somos nosotros mismos y nuestras circunstancias, en el caso que expones se trata de una gran exageración de los rasgos que describo.
Uno no se ve realmente a si mismo como es, sino que percibe una imagen de uno mismo inserta entre la realidad de quienes somos y la imagen de quienes queremos ser.
Muy triste la persecución de esa quimera por parte de Jacson, las quimeras nunca se alcanzan, y uno se destruye en el camino.
Un saludo.
Salud y República!!
Nexus.

27 de junio de 2009, 8:59
joselop44 dijo...

Muy buena tu reflexión sobre la aceptación de uno mismo. Creoque de las reflexiones que han suscitado la muerte de éste gran artista y personaje, la tuya es la más cercana a a realidad y la más sincera.
Saludos y feliz fin de semana.

27 de junio de 2009, 9:24
sara dijo...

Una buena entrada. Nos ha dejado un buen artista, pero con el tiempo algunos se les sube la fama a la cabeza y no se aceptan tal y como son.

Mil besoss Carmen.

Sara.

27 de junio de 2009, 11:11
pena dijo...

Gracias a nuestra mentalidad perversa, durante siglos ha sido muy duro tener el color de piel oscuro, es decir ser negr@. Desprecio, linchamientos, esclavitud, algo, dificil de explicar, debió pasar en la vida de MJ, dicen que no tuvo niñez, que siempre echó en falta el jugar por las calles, una infancia en libertad. Quién sabe, lo triste es el rechazo a sus orígenes y a sí mismo. A mi siempre me pareció un enfermo con su obsesión por blanquearse. Bueno nadie lo tenemos fácil, y a veces el exceso de dinero, complica más las cosas. Muy interesante tu reflexión. Saludos.

27 de junio de 2009, 13:00
Dean dijo...

Quien sabe si en algún momento de su infancia había pensado: Si llego a tener dinero me cambio a blanco. Y como tuvo dinero...
Un saludo.

27 de junio de 2009, 13:07
Cosechadel66 dijo...

A mi me parece un magnífico y triste ejemplo de que nadie lo puede tener todo, ni aunque tenga todo el dinero del nubdo, o toda la fama. Desde luego, me quedaré con su música.

Carpe Diem

27 de junio de 2009, 13:12
Juanjo dijo...

Espero que descanse en paz.

27 de junio de 2009, 13:37
Selma dijo...

Una infancia maltratada... Complejo de Peter Pan y dinero mucho dinero hicieron lo demás.. Un pelele roto.. que a pesar de todo tenía mucho talento.. pero como persona.. Mucha oscuridad por dentro aunque consiguiera ser blanco por fuera... A que precio y porque...Era guapísimo de niño..
Como acostumbras, Carmen, cum laude tu Post..

Y como acostumbro a parte de admiración.. besos muy cariñosos..
Buen Finde!

27 de junio de 2009, 14:45
Silvano Baztán dijo...

¡Hola, Carmen! Fue curioso, cuando comencé a estudiar una herramienta de autoconocimiento que se llama "Diseño Humano", encontrar el Diseño de MJ como ejemplo de un tipo de personas (tipo Reflectante), cuya característica determinante es no tener ningún "agarradero" que les sirva de soporte, referencia, frente al mundo, al resto de personas con las que se entrecruzan...

La única posibilidad de supervivencia "adecuada" es rodearse de "buena gente", y tomarse tiempo, mucho tiempo, para tomar sus decisionoes...

Creo que MJ no supo o no pudo vestir ese traje inmaculado, aunque negro, que el Universo le dio...

Salud para ti y los tuyos.

27 de junio de 2009, 15:18
Antonio Rodriguez dijo...

Coincido contigo no fue capaz de aceptarse como era. El negro que quería ser blanco, el hombre que con sindrome de Peter Pan no quería crecer. Su fama fue su perdición pues no pudo asimilar ser famoso; aunque también pienso que sino fuera por quién fue, hubiera pasado sus últimos años pudriéndose en una carcel. Su fama, su dinero, su legión de buenos abogados consiguieron, a costa de irse a la bancarrota, que no fuera condenado por pederastia. Si hubiera sido un negro sin recursos, hubiera muerto en la carcel.
Como veras yo no comparte esa imagen idílica que tienen muchos de sus seguidores, aunqnue reconzco su buen hacer como cantante.
Salud, República y Socialismo

27 de junio de 2009, 16:03
Javier Solera dijo...

Desde luego este hombre tenía síndrome de Peter Pan, ¡y cualquiera no lo tiene! Fue archifamoso desde los seis años, no tuvo infancia ni juventud ni na de na...
Lo que no tengo tan claro es lo de que rechazase ser negro. Siempre he leído que tenía una enfermedad que le destruía la melanina.
Saludos.

27 de junio de 2009, 17:58
Felipe Medina Santos dijo...

Querida Carmen
No sólo quiero referirme a la estrella mediática recientemente fallecida.
Has tocado un asunto que es connatural a la persona humana.Nadie,absolutamente nadie,nos aceptamos tal y como somos.Somos seres insatisfechos en nuestra propia esencia.Desde el más humilde al más rico existe un concepto existencial de "infelicidad" que se traduce en la búsqueda continuada de perfección.Perfección en la mente,perfección en el aspecto físico,perfección en....El hombre(la persona)es un animal insatisfecho por naturaleza,intrínsicamente,lo que hace que su aceptación como tal(defectos,virtudes)sea como una pesadilla que no deja de perseguirle durante toda su existencia.
No nos aceptamos porque nos creemos débiles(física y mentalmente)e inseguros,de ahí que hagamos un extenso recorrido mental de desgaste personal y de relación con el resto de nuestro mundo que una y otra vez nos genera insatisfacción.Es un círculo vicioso de superación inútil que acaba desgastando nuestro sentir,nuestro amor,nuestra solidaridad,nuestra pasión,nuestro/a......
Porque no lo somos queremos ser "dioses" ya que estos son la perfección.
Nuestra vida es una continuada huida hacia adelante en la búsqueda constante de la felicidad completa(perfección)
Al ir comprendiendo que nuestros objetivos no se van cumpliendo aparece nuestro propio rechazo y nuestra propia frustración,de ahí que muchas personas se refugien en la fe.La fe de la creencias religiosas es el primero y último refugio de la no aceptación,del propio rechazo,ya que estas nos hablan de pureza,de perfección divina que es a lo que eternamente se aspira.
¿Y aquellos que no creemos en divinidades,en creencias,como es
mi caso?Simple y llanamente hemos descubierto que nuestra vida es sólo un recorrido que tiene un principio y un final,obteniendo,quizás,la ventaja de la no "esclavitud" ante otro mundo después de nuestra muerte.
No es sólo Jackson,somos todos.No mos aceptamos porque no somos perfectos,lo que nos genera un continuo devenir intransigente contra nosotros mismos.
Va en en nuestra esencia,siendo nuestra peor pesadilla a lo largo de nuestra vida.
Disculpa todo este rollo.Me encontraba cómodo escribiéndolo.
Un beso

27 de junio de 2009, 18:43
Carmen dijo...

Lakacerola: Así es, la fama no preserva el lado oscuro de la naturaleza.

Rafa: Así es. Los caminos de la felicidad son bien complejos y no está escrito que el dinero lo simplifique pero si es verdad que teniéndolo te hace más incomprensible esa profunda infelicidad de este personaje que se caricaturizó así mismo.

Menda, espero que encuentre descanso aunque yo dado mi agnosticismo, no se dónde será.

Nexus: Si es cierto que de alguna forma todos buscamos quimeras imposibles, lo dramático es que te destruyan en el camino de esa búsqueda.

Joselop44: Si, ahora todos estamos reflexionando, cada uno a nuestra manera, sobre Michale Jacksson.

Sara: Eso es lo malo. No asumir la fama. Destroza vidas y esa la vida es nuestro gran valor. Es lo más preciado. Un besito.

Pena: Si creo que el rechazo a sus orígenes le marcó toda la vida.

Dean: una infancia que no tuvo pero que le dejó marcado de por vida. Así es.

Cosecha: Un triste ejemplo como persona, un gran artista como cantante.

Juanjo: Al menos ha dejado de sufrir. Lo mantenían a base de morfina.

Selma querida, así es. Su complejo de Peter Pan y el rechazo a su esencia le destrozaron la vida. Un beso fuerte

Silvano Baztán: Tienes toda la razón. La posibilidad de seguir es rodearse de gente adecuada, que trasmite serenidad y cariño y que refuerzan tu autoestima. Por lo que se ve MJ no pudo conseguirlo.

Antonio: Creo que el lado oscuro del personaje lo pudo superar gracias a los millones de dólares que fue dando a sus damnificados. Hoy todo son alabanzas. Bien por el cantante. Como persona una caricatura de sí mismo.

Javier: Ha pasado por miles de operaciones y desde siempre estuvo en tratamientos para blanquear su piel que sin duda le produjeron graves enfermedades en la piel. Fue su rechazo a ser negro lo que le condujo a esa figura tan patética del final.

Felipe: Me ha encantado tu reflexión. Estoy contigo, Felipe. Yo tampoco creo en ninguna divinidad con lo que se que mi vida es mi recorrido por este mundo, con principio y final como bien dices. Y ya. Pero es tremendo la no aceptación y como eso determina nuestra vida. El tema de MJ me ha hecho mucho pensar. Tu comentario me ha encantado y ya sabes que me gusta la charla con lo que me encanta que sea largo. Un beso

27 de junio de 2009, 19:01
severino el sordo dijo...

Somos fruto de nuestras experiencias a lo largo de nuestra vida unos estamos un poco mas comodos que otros con nuestro pellejo y todos hemos pensado en ser otra cosa pero al final aceptamos lo que somos y seguimos soñando,lo de este tipo es el precio de la fama y lo dificil que debe de ser soportarla,de todas forma ya nacio el mito y los buitres(no los del reino animal tienen algo mas de carnaza que llevarse a la boca) que descanse en paz como todos los mortales cuando nos llega la hora,un saludo.

27 de junio de 2009, 19:11
andrea dijo...

Es una pena la no aceptación que él tenía, pero pienso que esto es personal. Michael, fue un niño que sufrió mucho en manos de su padre. Fue una persona muy sola, apesar de tener mucho dinero nunca encontró llenar un vacío en su alma, en su vida. Tal vez pensó que de esta manera podría llegar a ser feliz... quien sabe!! Lo que para unos es felicidad para otros no lo es.

Es importante aceptarse y ser uno mismo, pero también es importante buscar la felicidad, aunque para los demás sea algo muy poco lógico.
Todos cometemos errores, tal vez este fue uno de él, tal vez se arrepintió, quizás...pero estuvo dentro de su propia decisión arriesgarse.

Besos.

28 de junio de 2009, 12:10
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB