World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Vietnam: Bahía de Halong

25 ene. 2009





Solo por dar un paseo en un "junco" por la bahía de Halong ya merece el esfuerzo, en tiempo y en dinero, que supone llegar hasta allí desde esta mi casa madrileña

Hemos visto miles de fotografías de la más famosa Bahía del mundo pero nada como su visión real. Es mágnifica. Entiendo el que haya sido declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Son más de 1.500 kilometros cuadrados de extensión en las que se encuentran unos 2.000 islotes de mayor o menor extensión.

La leyenda es preciosa. Dicen que las islas que se encuentran en Halong (HaLong significa "dónde el dragón se sumerge en el mar o dragón descendente") fueron formadas por un dragón que viviá en las montañas y que al acercarse a la costa, con el golpe de su cola gigantésca, iba creando los múltiples islotes que inundan la Bahía. El resultado de tamaña acción del Dragón (esta leyenda es más bonita y literaria que la explicación dada por los geólogos) ha sido la creación de un laberíntico paisaje marítimo, de espléndida belleza, con afloramientos de formas muy singulares, cuevas impresionantes o preciosas calas de arena.





Los geólogos nos dicen que estos bellos pináculos están formados por sedimentos marinos que afloraron a la superficie a causa de los movimientos tectónicos y de la erosión.

Visitamos dos grutas de gran belleza, con preciosas esculturas de estalagtitas y estalagmitas. Los nombres, en castellano, no pueden ser más sugerente: "Cueva de las maravillas" y "Gruta del Palacio Celestial".

Los veleros de juncos son de fabricación tradicional. Sus velas en forma de abanicos son fabricadas con algodón y cosidas a mano. Se tiñen con tintes vegetales para protegerlas. Son una de las estampas típicas de la Bahía y de gran belleza.




En fin, si no fuera porque aún me quedan muchos lugares que visitar y en los que tengo puestas todas mis esperanzas de ocio, volvería a la Bahía y, quizás y a lo mejor, me hechizase el Dragón descendente y me convirtiera en una sirena vietnamita.

Quién sabe...

Technorati Tags:

3 comentarios:

Public enemy dijo...

Que envidia sana, parece un lugar precioso!

25 de enero de 2009, 15:55
Blogeandopuntocom dijo...

Pués ten cuidado porque creo que las sirenas sienten una atracción fatal por los dragones y lo mismo...yo que tu me lo pensaría

25 de enero de 2009, 20:43
jorge dijo...

nada de eso existe pero no estoy seguro que algunos tipos de entes se disfrasen de eso

28 de enero de 2009, 7:45
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB