World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

La Transparencia, antídoto contra la corrupción

27/3/2012


Estos días una de las noticias que han recorrido las redacciones es la presentación por parte del ejecutivo del anteproyecto de la Ley de Transparencia.

Como dice uno de los frecuentemente usados refranes españoles "más vale tarde que nunca". Es cierto en este caso. Pero es precisamente  la no existencia de la ley, la que debiera haber sido noticia. Y es que España, junto con Chipre, Malta y Luxemburgo, es el único país de la Unión Europea  que no tiene ley de transparencia.

Después de más de tres décadas de democracia ya es hora de garantizar el acceso de la ciudadanía a la información pública. Ya en 2007 el Gabiente de Zapatero redactó un borrador de la citada ley, borrador que por alguna osucura razón quedose olvidado en un cajón, como tantas otras promesas incumplidas del ejecutivo socialista.

Me he leído con interés el anteproyecto  dado la trascendencia que tiene para hacer menos opaca, ya no se si totalmente transparente, la gestión de la cosa publica. Les animo a que lo hagan también y si así lo desean en este enlace podrán consultarlo.

Decía en el título de la entrada que esta futura ley nace tarde y "escasa" o no suficientemente transparente. De su lectura hay dos cosas que me gustaría comentarles y que me preocupan. 

La primera es que la Casa del Rey se salva de las obligaciones de transparencia que impone esta ley, con el argumento de que la Casa Real no es una Administración Pública. Yo recordaría al Gobierno que es una institución que se nutre y depende integramente de los Presupuestos Generales del Estado y por ello debería estar sujeta al mismo control que el resto de las Administraciones del Estado. 

Máxime en un momento en que no corren buenos tiempos para la imágen de la monarquía, afectada de pleno por el caso Urdangarín y por el no caso de la Infanta Cristina. En fin. Creo que es un error político inmenso. 

La segunda cuestión a comentar es que no me gusta nada que la futura Agencia que va a velar por el cumplimiento de la ley, dependa del Ejecutivo. Será la actual "Agencia de Calidad de los Servicios y de las Políticas Públicas" quien ejercerá esas funciones, pásandose a llamar "Agencia de Transparencia". Su director será nombrado por el Ejecutivo, aunque puede ser vetado por el Congreso o Senado, para lo cual se necesitaría "mayoría absoluta".

Como dicen por ahí, verde y con asas. 

Creo que la importancia de la transparencia y el acceso a la información pública es de tal entidad que esa Agencia debiera ser totalmente independiente de la propia administración a la que por cierto debe vigilar.  Su dependencia, al igual que el Ente de la Radio Televisión Pública, debería ser del Congreso de los Diputados, siendo estos quienes ejerzan el verdadero control de la Entidad. 

Cuando la ley sea aprobada, quizás antes de verano, habrá un Portal de acceso a todos los ciudadanos, donde radicará toda la información pública sujeta a la ley.  

Como ya muchos han dicho, la transparencia y la corrupción son las dos caras opuestas de una misma moneda de ahí la importancia de que esta futura ley no salga ya coja de nacimiento.

Termino comentando que desde el lunes pasado se ha abierto un proceso de apertura, de discusión pública, ya disponible a través de internet, desde donde se puede realizar comentarios y sugerencias al anteproyecto de la ley de transparencia.  Sería interesante que recibieran miles de sugerencias ya que tal y como está el texto, a mi juicio, deja mucho que desear y tiene importantes lagunas.

Les animo a ello.

3 comentarios:

Felipe dijo...

Empiezo diciendo que la viñeta de Forges es impagable y he soltado una gran carcajada.

En cuanto a la dichosa Ley de Transparencia no me la creo porque el Ejecutivo va a ser juez y parte.

Es que a estas alturas el PP se ha hecho insípido,incoloro e inodoro como el agua?

Que no!Que no me la creo!Como decía aquel:el papel lo aguanta todo.Pues eso!!

Estos "demócratas" no pueden hacer nada bueno.¡A la hoguera!

Un beso y que pases una buena tarde

27 de marzo de 2012, 18:56
RGAlmazán dijo...

No la he leído todavía, pero por lo que dices, estoy de acuerdo contigo. Lo del rey, era de suponer, a ver quién le quita la bula al Borbón. Y lo de depender del ejecutivo es la trampa mayor. A ver quién se atreve a no hacer lo que manda Rajoy y Cía. No es de fiar, aunque no me sorprende, viniendo de donde viene.
Un beso

Salud y República

27 de marzo de 2012, 20:52
Autor invitado dijo...

A mi la ley no me parece mal, ya era hora de que España tuviera una ley así. Creo que como bien dices la Casa Real debería estar incluida, pero a mi no me parece tan grave que el Gobierno designe al Presidente de la agencia, aunque preferiría que se usara el método de nombramiento americano del "advice and consent".

Lo que me parece muy bien es que la gente pueda opinar y sugerir, a pesar de que no creo que muchas sugerencias acaben entrando en la ley por no ser jurídicamente aceptables o por que el PP ya las haya pensado y desechado por ir en contra de su ideología.

@falconpulido

28 de marzo de 2012, 16:23
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB