World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Guerra en Irán ¿antes de verano, después, cuándo?

15 feb. 2012

Ya hay muchos analistas que afirman que  Obama, que ahora pendiente de unas elecciones,  no le interesa abrir un nuevo escenario de confrentación en Irán,  ya no puede contener a Israel para que no actúe contra Irán. 

Ya sabemos que lo de menos es si tiene o no tiene armas nucleares, lo más esencial es que el enemigo acérrimo de Irán es  Israel. Su oposción continua a la expansión israelí en territorio palestino le ha granjeado, entre otros motivos, esta enemistad. 

Ese es uno de los motivos. Pero hay otros que están ahí y que poco a poco van configurando lo que, en varias ocasiones he tratado en este blog: el gran oriente medio concebido por las grandes fortunas para hacerse con un territorio estratégico.

Por un lado, como acabo de decir,  el lobby judio presiona a Obama para que emprenda un ataque militar contra Irán o al menos que deje a Israel hacerlo, según puede leerse en este artículo: 

“Es evidente que Israel y sus seguidores neoconservadores aquí en Estados Unidos están presionando cada vez más al presidente Obama para que o bien ataque a Irán o bien deje a Israel hacerlo”, afirmó M.J. Rosenberg.
Rosenberg, que fue director de política en el Foro de Política de Israel, lo sugirió en un artículo acerca de un ataque militar contra las instalaciones nucleares iraníes.
El autor afirmó que la principal razón que sustentaba su afirmación era que “este es un año de elecciones y nadie diría que no a Benjamin Netanyahu [primer ministro israelí] en un año de elecciones”.
Se refería a las elecciones presidenciales de 2012 en Estados Unidos que se celebrarán en noviembre.
Rosenberg también señaló la próxima reunión del Comité para los Asuntos Públicos de Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés).
“El entusiasmo por la guerra aumentará hasta llegar a un punto febril para marzo, cuando el AIPAC celebre su conferencia política anual”, escribió.
El AIPAC, que tiene un influyente e innegable papel en la política estadounidense, defiende políticas pro israelíes en el Congreso y en el Ejecutivo de Estados Unidos.
Este grupo urge a todos los miembros del Congreso a apoyar a Israel a través de la ayuda exterior [estadounidense].
Estados Unidos e Israel han amenazado repetidamente a Teherán con la “opción”de un ataque militar basándose en su acusaciín de que el programa nuclear de Irán incluye un aspecto militar encubierto, algo que Teherán ha negado tajantemente".

Por otro, y dato bien importante,  la presión de la familia Roschild por hacerse con el Banco de Irán. Según se cuenta en  Infowords.com,  artículo traducido y recogido en este interesante blog: "La próxima guerra" :

"Irán es uno de los únicos tres países que quedan en el mundo cuyo banco central no está bajo el control de los Rothschild

Antes de 11 de septiembre,  habían sido siete: Afganistán, Irak, Sudán, Libia, Cuba, Corea del Norte, e Irán. Para el año 2003, sin embargo, Afganistán e Irak fueron tragados por el pulpo Rothschild, y en 2011 Sudán y Libia también habían desaparecido. 

Los Rothschild ejercen una influencia poderosa sobre las agencias de noticias del mundo más importantes. Mediante la repetición, las masas son engañadas para que crean las historias de terror acerca de malvados villanos. 

Los Rothschild controlan el Banco de Inglaterra, la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el FMI, el Banco Mundial y el Banco de Pagos Internacionales. Además de dueños de la mayor parte del oro del mundo, así como del London Gold Exchange, que fija el precio del oro cada día.

Se dice que la familia es propietaria de más de la mitad de la riqueza del planeta".

Se que muchos de los comentaristas que pasan por aquí, en absoluto comparten esta preocupación mía y  que la escalada de tensiones contra Irán termine en un gravísimo conflicto.  Sin embaro, yo, en este caso, soy pesimista porque veo que no se trata en absoluto de las posibles armas nucleares de Irán, sino de la rapiña y de la extorsión, tanto de Israel, como del poderosísimo lobby judío en Estados Unidos,  AIPAC.

Suenan tambores de guerra y ojalá me equivoque. Simplemente viendo la escala de tensiones diplomáticas y el posicionamiento de los grandes medios de comunicación "en poder del poder", ya sería suficiente para sospechar.

3 comentarios:

Felipe dijo...

No creo que Obama dé vía libre a Israel para un nuevo conflicto en Oriente Medio.Piensa la máxima tensión que se está viviendo en Siria,las revoluciones del Saleh inacabadas y el fuerte descenso presupuestario que ha impuesto Obama.Éste quiere unas elecciones y tranquilas que casi tiene ganadas ante la división de los Republicanos.

Además,Irán es mucho Irán,y no se implicaría ningún país de la UE.

A pesar del lobby judio, Obama detendrá el belicismo judio.

Besos

15 de febrero de 2012, 18:16
RGAlmazán dijo...

Obama se juega mucho para entrar en guerra en año de elecciones. No creo que tome la iniciativa.
Sí que podría hacerlo Israel, y que pareciera que es como contestación a alguna agresión (sea o no, inventanda) de Irán, pero debería contar con la complacencia de USA. Si fuera por los israelíes seguro que habría guerra, pero ellos solos no creo que se atrevan y Obama este año, salvo una cuestión ineludible, no quiere problemas.

Besos

Salud y República

15 de febrero de 2012, 18:46
Dilaida dijo...

Espero que no ocurra.
Bicos

16 de febrero de 2012, 9:48
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB