World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Objetivo Rajoy: Desmantelamiento del modelo social actual

3 ene. 2012


Muchos analistas no se cansan en afirmar de forma reiterada que la situación de quiebra económica de los países de la Unión Europea se debe esencialmente a la especulación a la que está sometida la "deuda pública"  y a la evasión de impuestos a los paraísos fiscales.

Por cierto, leí ayer en el  diario Público un interesante artículo sobre las cinco grandes mentiras que utilizan los líderes europeos para salvar a la banca, es decir al sistema financiero, es decir, a los especuladores

Las medidas tomadas por el Gobierno de Rajoy lo único que conseguirá es empobrecer, aún más si cabe, a la clase trabajadora: a los asalariados, a los autónomos, a las pequeñas empresas. 

Medidas rajonianas como bajar los salarios de los empleados públicos,  ampliar el número de horas de trabajo sin compensación salarial, subir la recaudación en las rentas del trabajo en 4.100 millones, recortar el empleo público de forma que los médicos o maestros, por poner un ejemplo, que se jubilen o mueran (quizás de desánimo y desesperanza) no serán sustituidos sino que sus plazas serán amortizadas... y un larguísimo etcétera que no harán nada más que empobrecernos. 

Sin embargo, en estas medidas no están incluidas ni una subida de impuestos a las rentas de capital, ni un impuesto a las grandes fortunas que en este caso sí sería "un impuesto solidario", ni un impuesto de transaciones financieras a los bancos, ni una norma que impida las subidas salariales para los ejecutivos de empresas financieras que han recibido una ayuda de los presupuestos generales del Estado, ni una reducción de la financiación a la Iglesia Católica, por no decir una supresión total de la misma, medidas duras contra la evasión fiscal...  y también un larguísimo etcétera.

Medidas que el Gobierno Rajoy presentan como necesarias e imprescindibles para "frenar la sangría del déficit, recuperar el crecimiento y generar empleo".

Pero no nos lo creemos, ya que los datos demuestran que con estas medidas aumentará aún más el desempleo,  disminuirá el consumo, se paralizará el crecimiento económico (ya estamos en recesión).

Que las medidas, tanto las Rajonianas como las Zapaterianas,  no sirven lo muestra este preocupante gráfico con el incremento del número de parados durante todo el año 2011, que se cierra con una cifra "inasumible"de 4.422.359 parados. Un 7,86% más que en 2010.


Si estos brutales tijeretazos del Gobierno Rajoy, que se suman a los aplicados por el Gobierno Zapatero,  no están resolviendo de ningún modo el problema, lo que está claro, y quizás es lo que pretendan sin más,  es que el objetivo sea simple y llanamente "el desmantelamiento del modelo social actual", el estado de bienestar actual, ese modelo que tantos años ha costado conseguir después de años de lucha sin cuartel contras políticas insolidarias y abusivas.

El sistema capitalista ya inició  en los años noventa  una nueva etapa basada en una especulación rápida, brutal  y feroz,  que producía y produce ingentes beneficios para unos pocos. Una especulación  brutal a través de  prácticas criminales que está llevando a la quiebra económica a la mayoría de los ciudadanía:

Prácticas, por ejemplo, basadas en comprar empresas para sanearlas con despidos masivos y después venderlas al mejor postor... 
Prácticas en, a través de una legislación canallesca, conseguir del Banco Central Europeo, banco público, préstamos para los bancos privados al 1%, que luego prestan a los Estados al 4 o al 5%... 
Prácticas como la existencia de las Agencias de Claificación de Riesgo que con sus informes hacen subir artificialmente los tipos de interés, las primas de riesgo alterando el mercado. Por cierto, dichas Agencias de Rating, no supieron adelantar la crisis de 2008 y además dieron su mejor calificación a una entidad como Lehmans Brother, por poner un ejemplo.

Así es que cada vez hay mayor  número de ciudadanos que creemos que el objetivo de todas estas medidas, que el objetivo de estas políticas neoliberales que se están aplicando no es otro que el desmantelamiento definitivo del "estado de bienestar"

Resultado: un crecimiento exponencial de la concentración de la riqueza y como resultado un aumento de la desigualdad, como señala el profesor Viçens Navarro en este artículo.

Creo que es el momento de la rebelión, de la lucha sin cuartel. Porque al final, de qué estamos hablando. Estamos hablando de nuevo de la "lucha de clases". Así de claro y hay que prepararse para ello.


3 comentarios:

~~Esfera Comunista~~ dijo...

Lo más gracioso es que hasta hace poco, este señor dijo que no subiría los impuestos.

La sociedad del bienestar no es más que un capitalismo light, pero es que si lo desmantelas, tenemos el modelo americano con un 20% de su población por debajo del umbral de la pobreza.

Lo peor es que para solucionar estas cosas nos hablan de diálogo, de manifestaciones pacíficas... y con estas cosas a lo que llaman realmente es a la lucha armada.

3 de enero de 2012, 12:24
Emilio Manuel dijo...

Hay que empezar a afilar las armas, enseñar a todos aquellos que no saben o no entienden eso de la lucha de clases, prácticamente hay que comenzar de cero y decirle al personal que como no se empiece pronto nos machacan. Aunque a mi me pilla un poco mayor, no pienso estar parado, a mi también quieren joderme mi pensión, mi sanidad, mi educación permanente, ¿que quieren quitarme ya?.

3 de enero de 2012, 14:07
Genín dijo...

Lo que no consigo entender es que, llenando el mundo de parados ¿Que beneficio le saca el capital a esa ruinosa gente que no puede comprar y seguirles llenando sus insaciables arcas? No lo entiendo, de verdad, o debe de ser que no tienen inteligencia, y eso lo dudo, sentimientos ya sabemos hace tiempo que no tienen.
Salud

3 de enero de 2012, 20:52
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB