World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Un Congreso de ensueño: un ciudadano, un voto

14 nov. 2011


Como suele ocurrir, el fin de semana antes de las elecciones se suceden las encuestas. Entre unas y otras hay diferencias, aunque esta vez coinciden en los titulares:
* Mayoría absoluta para el Partido Popular
* Debacle del Partido Socialista


Para el PP le auguran un resultado con una horquilla entre los 198 y 184 escaños. Y para el PSOE les dan entre 126 y 112 escaños. 

Otro dato muy significativo que muestran las encuestas es el aumento importante de los "minoritarios" que obtendrían, según algunas encuestas, en torno a 43 escaños, cifra no registrada desde 1996. 

Entre ellos destacar los resultados de Izquierda Unida con una horquilla entre 8 y 11 escaños.

Pero quiero recordar aquí los votos que  cada partido necesita para obtener un escaño: 


En caso de no aplicarse la Ley D'Hont, la composición de nuestro Parlamento sería bien distinta. Tomando los datos de la composición del Congreso en las elecciones de 2008, verán el antes y el después si se aplicara un sistema electoral "un ciudadano, un voto".

Congreso con Ley D'Hont:



Congreso con sistema electoral: un ciudadano, un voto:


Si se hubiera aplicado el "sistema un ciudadano, un voto" en las elecciones de 2008 los dos partidos mayoritarios hubieran perdido, como se puede ver en los gráficos, un total de 17 diputados. En este hipotético caso de aplicar una leye electoral más justa y representativa, Izquierda Unida hubiera obtenido en 2008, en lugar de 2, 14 diputados. 

Con esta simulación también se demuestra que es falso que los partidos nacionalistas perderían fuerza en el Congreso ya que obtendrían resultados similares.

Ya se que todo esta simulación tan sólo pertenece al mundo de los sueños. Por ello que ahora Rubalcaba diga a sus posibles votantes que debe modificarse la ley electoral, cuando menos lo considero una gran tomadura de pelo, ya que han tenido ocasión de hacerlo en los últimos 8 años. Máxime cuando en marzo de 2009, el propio Consejo de Estado recomendó modificar la ley electoral.    

Por cierto, con este sistema electoral actual, también se quedan fuera otras opciones políticas de forma realmente injusta.

Según mi propia visión, me alegra enormemente los buenos resultados que auguran para Izquierda Unida, resultados que pueden suponer una buena confrontación a ese bipartidismo con el que muchos de nosotros estamos en total desacuerdo.

Por eso, desde aquí, yo animo a ¡REBELARSE!

10 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

Pues una verdadera democracia deberia ser eso: un ciudadano, un voto. Tambien deberia ser que todos los partidos tuvieran las mismas oportunidades de campaña electoral, en especial en las televisiones públicas, o que los bancos no pudieran prestar dinero a los partidos politicos para que estos pongan mas carteles o anuncios, etc... La verdad es que una verdadera democracia tendria lugar cuando el ciudadano participara en las decisiones todos los dias, en vez de ver tanto la tele o dedicarse a su ocio personal, resolviendo activamente los problemas del barrio, de la escuela, de la biblioteca, de su ciudad y, subiendo hacia arriba, de su pais..Claro que eso ya es demasiada utopia, y solo podria llegarse hasta ello a traves de una revolucion, no solo politico-economica, sino de mentalidad..

Saludos

14 de noviembre de 2011, 12:01
Emilio Manuel dijo...

Olvídate de ello -un ciudadano un voto- al menos en los próximos cuatro años, y digo más con este sistema electoral y de democracia que tenemos, creo que moriré si ver esa ecuación.

Me imagino que lo verías, ayer en la TV -la sexta- entrevistaron al Sr. Pimentel, antiguo ministro de Trabajo del PP, reconocía que nuestra democracia es imperfecta y manifestaba la excesiva fuerza que tienen los partidos, lo que hace que la libertad del político quede cercenada.
Un saludo

14 de noviembre de 2011, 12:09
mariajesusparadela dijo...

Y, curiosamente, si eso fuese así, gobernaría la izquierda.

14 de noviembre de 2011, 14:19
Antonio Rodriguez dijo...

Hay qye denunciarlo permanentemente, pero no obsecionarnos con ello, porque con el P.P. y el PSOE no habrá una reforma electoral justa, por a ellos no les interesa.
Lo que hay que hacer es mantenter una politica coherente y firme ante la crisis y ante las necesidades de los trabajadores.
Si fueramos capaces de convencer al 15% del electorado se acabarían nuestros problemas.
Salud, República y Socialismo

14 de noviembre de 2011, 14:43
RGAlmazán dijo...

No sólo es la ley d'Hont. Lo más grave es la circunscripción electoral: La provincia. No tiene ningún sentido y es lo que hace dejar restos en todas a las formaciones más pequeñas.
En fin, IU debe tener presente, desde el momento que salga que el cambio de la ley electoral es la primera cosa que se debe corregir, y por ahí empezar a hacer un país más democrático.
Besos

Salud y República

14 de noviembre de 2011, 16:10
Dilaida dijo...

La ley electoral está mal desde hace muchos años, está mal hecha desde el principio. Espero que algún día decidan cambiarla no solamente decir que es una ley mal hecha y que hay que cambiarla.
Bicos

14 de noviembre de 2011, 16:40
Antonio dijo...

Propongo que se elimine el senado y que se determine un número de diputados en el congreso de elección por la suma de los restos que deja sueltos la ley D'Hont aplicándose el mismo criterio para esos restos de votos que se quedaron sin representación.. ¿Me explico?
Saludos

14 de noviembre de 2011, 16:42
Camino a Gaia dijo...

No existe la representación una persona, un voto. Los medios de comunicación de masas están en mano de las élites económicas y nuestros valores morales los determina la publicidad. Pero el hambre no engaña.

15 de noviembre de 2011, 0:12
María dijo...

Como cuentas ahí...la izquierda al poder.

Besos

15 de noviembre de 2011, 16:40
puck dijo...

Estoy completamente de acuerdo con la petición, pero es importante mencionar el hecho de que está mal formulado.
"Un ciudadano un voto" es una expresión que hace referencia al hecho de que todos los ciudadanos mayores de edad (y que no estén inhabilitados para hacerlo por cualquier motivo) puedan votar, y su voto tenga el mismo valor que el cualquier otro ciudadano.
Esto es lo que se conoce como sufragio universal, uno de los pilares de toda democracia y que termina con sistemas de gobierno injustos donde sólo los ciudadanos con cierto requisitos --generalmente económicos-- tuvieran derecho a participar en las elecciones (sufragio censitario), o cuyo voto tuviera un valor superior al emitido por un ciudadano que no cumpliera dichos requisitos.

Aquí el problema no esta en el hecho de que no podamos votar, ni en que el voto de nadie valga menos (sufragio), sino en que el sistema utilizado para la asignación de escaños (Ley D'Hondt) discrimina a las opciones políticas menos votadas mientras que favorece a las mayoritarias.
Por supuesto que hay que modificar la ley electoral, pero hay que tener claros los conceptos para saber cuales son los cambios que queremos pedir a nuestros gobernantes.

un saludo,

23 de noviembre de 2011, 12:21
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB