World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Hambre. La mayor desvergüenza

18 nov. 2011


Mientras en Europa vemos como la peor cara del capitalismo muestra sus fauces, dejando a millones de personas en la más absoluta indigencia...

Mientras aquí, en España, tenemos que soportar una campaña electoral en la que los dos partidos mayoritarios, junto con algún otro, nos lanzan sus mensajes, falsos y vergonzantes,  lejanos a la realidad que  vivimos la mayoría de los ciudadanos...

Mientras todo esto ocurre,  la otra realidad, mucho más dramática, mucho más numerosa, se muere de hambre. El día 20 además de nuestras elecciones, es el "Día Universal de los derechos del niño". Y me pregunto yo qué mayor derecho que la alimentación.

La realidad es que según denuncia la ONG Save the Children, en lo que va de año se ha puesto en peligro la vida de 400.000 niños y niñas, a causa del alza de precios de los alimentos

"El precio de los alimentos a nivel mundial ha experimentado una subida continua durante los últimos cuatro años, alcanzado su récord en 2011 – el precio del maíz ha aumentado un 80% en lo que va de año. El aumento y la volatilidad de los precios de los alimentos ha contribuido a que cerca de mil millones de personas se encuentren en situación de crisis alimentaria y ha sido una de las causas de la emergencia de Cuerno de África.

En un análisis reciente sobre la relación entre el aumento del precio de los alimentos y la mortalidad infantil, la conclusión a la que llegamos es que el aumento de los precios de los cereales – hasta un 40% entre 2009 y 2011- pone en peligro las vidas de 400.000 niños y niñas.

La desnutrición es ya la causa de casi un tercio de las muertes de niños y niñas cada año, uno de cada tres niños que viven en países en desarrollo sufre retraso en su crecimiento, lo que dificulta su aprendizaje en la escuela y posteriormente la oportunidad de encontrar un trabajo.

Alimentos básicos como el arroz y el trigo han visto aumentado su precio un cuarto, otros como el maíz los han hecho en tres cuartas partes. Por ejemplo, durante el segundo semestre de 2010 el precio del trigo aumentó un 54% en Kyrgyzstan, un 45% en Bangladesh, un 31% en Sri Lanka o un 16% en Sudán.

El aumento del precio de los alimentos ha supuesto para algunas familias que les sea imposible tener un plato de comida decente sobre la mesa. El G20 debe aprovechar esta cumbre para acordar un plan de acción que aborde esta crisis y demostrar que los más pobres no están en el último lugar de la agenda”, explica Yolanda Román, responsable de Incidencia política de Save the Children".



Sabemos que el primer factor de mortandad infantil es el hambre. También sabemos ya que no hay un problema de escasez de alimentos sino todo lo contrario, hay excedente alimentario. Lo que sí hay, y en grandes dosis,  una desvergüenza supina y generalizada por la que se permite que unos cuantos hagan gran negocio con el alza ficticia de los alimentos.

Hace unos días volvía a salir en primera plana la historia de Minhaj Gedi Farah, el bebé somalí que se convirtió en el rostro de la hambruna en el Cuerno de África y que llegó con su madre al campo de refugiados en Dadaab, Kenia.

Al llegar pesaba poco más de tres kilos, con siete meses de edad. Allí recibió un régimen intensivo de alimentación con el que ha llegado ya a los ocho kilos de peso.


Un sólo ejemplo de cómo se podría luchar contra la hambruna si la comunidad internacional en lugar de tirar el dinero tan escandalosamente, lo invirtiera de forma solidaria y humanitaria.

A la hora de votar el día 20, deberíamos tener en cuenta qué partidos son solidarios y humanitarios, de verdad, y no presumiendo de lo que nunca hicieron o prometiendo lo que nunca harán. Es el momento.

Yo ya me decanté, por eso me ¡Rebelo!

10 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Esta es la verdadera crisis y sí, yo también me decanté. Un saludo

18 de noviembre de 2011, 15:28
Eastriver dijo...

Ay, Ciber, hay cosas que me duelen más allá de lo que puedo expresar. No puedo ver esa foto, cuando salía en los periódicos digitales bajaba y la pasaba, porque me dolía. Me pregunto si será el egoísmo de quien usa la estrategia del avestruz.

Ayer te leí pero me parece que no te dije nada, porque a veces con leer es suficiente. Luego me fui al blog de Rafa, y hablaba de algo totalmente diferente, y observé que tenía la sensación de piezas de un rompecabezas, en que todo es muy disperso, diverso, diferente, como el tema del hambre del que hablas hoy y que a priori parece un tema totalmente diferente del de los capullos que hablabas ayer, pero a mí, a estas alturas, ya me parece todo lo mismo, como piezas del mismo engranaje.

Un engranaje enorme, gigante, faraónico, que no solamente no me gusta sino que me indigna. Todo es lo mismo. Una actitud, una actitud, Ciber, contra la que debemos luchar.

¿Sabes qué pensaba hoy viniendo del trabajo, este mediodía? Que probablemente debamos comenzar por cambiar nuestras caras, sonreír, acercarnos a todos y a todo sin esta apariencia ceñuda y de susto y asco continuo que se me está poniendo, y cambiar nuestro entorno inmediato, y luchar para cambiar el resto, pero con una sonrisa. No sé, será que me estoy volviendo naïf, o más naïf, pero no le veo otra solución, al menos a nivel personal.

Votaré el domingo, y lo haré teniendo en cuenta todas las piezas, desde luego. Un abrazo.

18 de noviembre de 2011, 16:21
Emilio Manuel dijo...

El próximo dia 22 tengo que ir a un colegio para tratar, con niños de 11 años, lo que son "Los Derechos del niño" y de paso exponer mi experiencia de trabajo en relación al articulo 9: "Derecho a la protección contra el trabajo infantil".

Otros derechos son: derecho a jugar, derecho a tener una familia, derecho a la protección contra la trata y el secuestro y contra los conflictos armados, derecho a no ser discriminado, derecho a la salud, derecho a....

Dice la ONG que tu mencionada que en España el 83% de los niños desconocen lo que hay que hacer en caso de que sus derechos sean vulnerados. Podemos decir que la falta de información en la que viven los ciudadanos comienza desde que somos niños, de ahí que aquellos que lo están nos hagan comer de sus manos.

18 de noviembre de 2011, 17:06
Antonio Rodriguez dijo...

Desgraciadamente esto es solo una cuestion de voluntad política, porque como tu dices hay recursos suficientes, pero se está permitiendo que la especulación entre hasta en los alimentos.

Salud, República y Socalismo

18 de noviembre de 2011, 17:49
Juan Carlos López dijo...

"Desvergüenza" es una palabra suave. Pensando en el hambre, casi me atrevería a decir que cualquier elección en un país supuestamente democrático es una farsa.

Con todo, yo también votaré, no sé si ilusionado o autoengañado acerca de la posibilidad de que se pueda escribir el guión un poco mejor.

18 de noviembre de 2011, 19:12
RGAlmazán dijo...

Y, ¿qué sentiran los canallas que pueden evitar el hambre cuando vean estas fotos? Probablemente nada. Han perdido la sensibilidad, si no, no actuarían como lo hacen e intantarían a paliar el hambre que asola a cientos de millones de niños.
Besos

Salud y República

18 de noviembre de 2011, 21:05
Camino a Gaia dijo...

Acabaremos sufriendo en nuestras propias carnes, las injusticias que no tuvimos la firmeza de evitar en otros.
Coincido contigo en la gran especulación que se está dando con los alimentos, pero creo que además nos enfrentamos a la llegada de una hambruna global generalizada. Nuestra alimentación depende tanto del petróleo, que el declive de su producción será la herramienta del genocidio de las élites económicas.

18 de noviembre de 2011, 21:39
Dean dijo...

Muy claro el mensaje, a pocos partidos políticos les interesan estas cosas, casi todos piensan sólo en engordar el capital y de las agendas ha desaparecido por completo la palabra solidaridad.
Un saludo.

18 de noviembre de 2011, 23:41
Genín dijo...

llover sobre mojado, una vergüenza que nunca cesa...
Salud

19 de noviembre de 2011, 1:19
Neogeminis dijo...

Después de ver esas imágenes, sobran las palabras.

un abrazo

19 de noviembre de 2011, 3:05
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB