World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

¿Qué es legítimo en una democracia?

16 jun. 2011


Los sucesos  acaecidos ayer a las puertas del Parlament Catalán han provocado un sinfin de comentarios, de toda suerte y color. Cierto es que lo ocurrido no es, bajo ningún concepto, (en negrita y subrayado para que no haya lugar a dudas) ni deseable, ni admisible, ni permitido

De hecho el Código Penal castiga con hasta cinco años de cárcel a los que "emplearen la fuerza, violencia,  intimidación o amenaza grave para impedir a un miembro de la Asamblea legislativa asistir a sus reuniones".

Aclarado este punto y sin necesidad de volver a aclararlo, sigo manteniendo, como ya lo hice en la entrada anterior, que son hechos aislados y denunciados por las propias plataformas que llevan más de treinta días manifestando su malestar y su indignación, de forma pacífica,  por lo que ellos consideran, yo me incluyo, pasividad de los políticos para defender los intereses generales de la ciudadanía.

Así es que desde este blog yo me niego a anatematizar un movimiento tan sólo por los hechos violentos de unos cuantos que tienen todo el interés en que este movimiento fracase. 

Los indignados catalanes  intentaban a las puertas de su parlamento manifestar su rechazo a esos "sordos políticos", eso sí "legítimos" según nuestra debilísima y deteriorada representación democrática, por los recortes que afronta Cataluña que para ellos son "inasumibles".

Ese tijeretazo sin precedentes en los gastos sociales supondrá:
* Un recorte en sanidad del 6,5%
* Un recorte en educación del 7,4%
* Una reducción de las inversiones del 42%

De este tijeretazo tan brutal es de lo que tendríamos que estar hablando que, en definitiva, ha sido el motivo que ha dado lugar a los acontecimientos.

Puestos a gritar contra los abusos y los actos violentos, y tan sólo a modo de ejemplo porque lamentablemente casos hoy día hay miles, a mi me parece de gran violencia que un político como el señor Xavier García Albiol, eso sí elegido por el "pueblo" como alcalde de Badalona, incluya en su programa un  ataque total y rotundo contra la inmigración. Un discurso xenófobo, difícilmente tolerable en una democracia.

¿Admitimos que ese discurso es legítimo porque la mayoría así lo ha querido? Me niego en rotundo a aceptarlo.  Ese es el problema. Quizás sea el mío y mi propia percepción de lo que es o no legítimo.

No es ilegítimo manifestarse ante un Parlamento, quizás lo sea impedir el acceso a los diputados. Pero ¿cuál es el caldo de cultivo?

Permítanme comentarles la noticia que hoy sale en varios medios sobre como los mayores banqueros del mundo  suben sus sueldos en un 36%. Leyendo esta noticia, pensaba yo cuán prudente es  la ciudadanía. 

Nos  ponen en bandeja de plata el lanzarnos  a la calle, indignados, para luchar contra tanta y tanta indecencia y corrupción. 

Espero hoy las voces de nuestros políticos denunciando y condenando algunos de estos hechos comentados. ¿Lo harán o no es legítimo?

16 comentarios:

Jake dijo...

Que pasa que no les gusta que les abuchen y por eso van en helicopteros, y si les tiran huevos, pintura y se les insulta, como a los actores de una mala obra en el siglo de oro, lo llaman violencia. Violencia es que te echen de tu casa, en una casa que ellos te tasaron en un precio erróneo, y encima les debas una millonada al banco de por vida. Violencia es cobrar una mierda, y si acaso, después de haber pasado media vida estudiando. Violencia es la estafa en la que nos han metido banqueros y políticos y medios de comunicación, que han llevado a este país por la senda de la especulación en vivenda. Y ahora quieren que estos jóvenes, para los que se alarga la edad de cotización y ni saben si cobraran pensiones, paguen las pensiones de los que ahora las cobran. En un sistema de Seguridad Social montado sobre la base de una generación "solidaria" que ahora solo quiere vacaciones y una buena paga, y que echan el voto solo pensando en sus puñeteras pensiones.

16 de junio de 2011, 12:38
Neogeminis dijo...

No hay que dejar que el movimiento se desmadre. Los hechos violentos que puedan surgir -provocados o no- buscan desacreditar a los auto-convocados. No sería raro que hay infiltrados entre las filas de los indignados con el fin de provocar disturbios.

Esperemos que la gente no se deje llevar de las narices.

Un abrazo.

16 de junio de 2011, 12:51
Txema dijo...

Me parece que manifestarse ante el Parlament es perfectamente legítimo.

Pero, efectivamente, el movimiento no debería perder apoyo de forma tan tonta.

besos

16 de junio de 2011, 13:09
Eastriver dijo...

Ciber, ni por una milésima de segundo se me ocurrió pensar que estabas justificando la violencia. Conozco tu trayectoria, conozco tus ideas. Es evidente que nadie puede pensar eso de ti.

Pero el desengaño de ayer fue tan bestia... Mira, hace dos viernes bajé a mis padres a Pl.Catalunya, porque les había hablado tanto y tan bien de la seriedad, del orden, de la limpieza, del trabajo, que nos fuimos a cenar y luego paseamos por la plaza y asistimos a unas asambleas. Pues bien, se me cayó el alma a los pies. Ya no era lo mismo que los primeros días. Se había convertido en un botellón masivo, y la plaza en un camping. Paquis vendiendo cervezas con cubos con agua, en fin, lo típico de las fiestas. Al salir mi madre me miró y me dijo literalmente, "Pues si estos son quienes decías que nos tenían que sacar del sistema corrupto vamos listos".

Las acampadas tenían que haber acabado hace tiempo. Continuarlas no hace más que provocar una muerte de ese espíritu que tanto nos emocionó. Haberlas acabado a tiempo hubiera significado mantener el espíritu vivo para la próxima ocasión.

Además se han ido juntando tendencias diversas que a mí no me gustan (mira esto: http://www.cronica.cat/noticia/Ciudadanos_sapropia_de_lacampada_de_Barcelona).

Delante de un café podría contarte mejor lo que siento. Pero la cosa pasa por un enorme desengaño de las izquierdas (visto lo visto no debe ser solamente cosa mía) y la conciencia de que la izquierda no se entera de la misa la media. ¿No se da cuenta la izquierda de que la manera de languidecer que está teniendo el 15 M está ayudando a la derecha o a la abstención?

Por eso pienso que hay que condenarlo con fuerza. No porque piense que los canónicos son los buenos. Sino porque pienso que, de momento, el sistema sólo se puede cambiar desde dentro, o modificarlo, o mejorarlo. Y para ello tenemos que se claros, valientes, no cogérnosla con papel de fumar y hacer que la gente confíe de una vez en partidos de izquierda. Porque de momento parece que no confían demasiado, a los resultados me remito.

Un abrazo.

16 de junio de 2011, 13:21
///Cristina\\\ dijo...

Tampoco es legítimo apalear a unos chicos con exucusas de limpiar una plaza. Tampoco es legítimo que la policía se haga pasar por manifestantes violentos para cargar contra los verdaderos manifestantes ¿por qué no se penalizan estas cosas?

Yo también me opongo a lo que pasó en el Parlament, pero es un signo de impotencia. Si no escuchan al pueblo, el pueblo al final se hace oír.

16 de junio de 2011, 13:53
mariajesusparadela dijo...

Yo también soy indignada, yo también soy 15 M y 19-J. Yo también soy pacifista. Yo también prefiero hablar y negociar. No es el 15 -M el violento: violentos son los que siguen haciendo, sin permiso, las cosas que hacen: subirse los sueldo, no renunciar a prebendas, seguir cobrando lo que no merecen y recortando prestaciones sociales; empeorar la enseñanza pública para poder concertar colegios, etc.

16 de junio de 2011, 15:02
Martine dijo...

Díme mal pensada, pero me esperaba que desde las alturas colocaran unos "infiltrados" perfectamente identificables -pintas, pinganillos, miradas-( y que algún que otro descerebrado adosado) intentaran desvirtuar este movimiento...

Besos, Carmen

16 de junio de 2011, 15:45
Dean dijo...

Es la náusea total ver la manipulación de los medios en aras de desacreditar un movimiento a todas luces pacífico, pero que no les conviene a las castas poderosas de este país, que asco de telebasura, y lo más triste es que la mayoría de la gente cree a ciegas lo que sale en la tele.
Un saludo.

16 de junio de 2011, 15:45
Antonio Rodriguez dijo...

Bajo el corsé de la legalidad y la legitimidad estaríamos permanentemente imposibilitados para defendernos de los abusos de los poderosos y de los políticos sin conciencia.

Rara es la vez que por los cauces que nos permite esta adulterada democracia es posible cambiar el estatus social y politico, por lo que hay que abandonar ese fariseo concepto de legitimo o no. A veces es necesario utilizar acciones que puden no ser legales pero que son legítimas porque mediante los cauces establecidos no sería posible cambiar nada.
Dicho esto creo que es necesario que cuanto antes el movimiento 15M se desmarque y eche de su lado a esos elementos que solo buscan la confrontación por la confrontación.
Salud, República y Socialismo

16 de junio de 2011, 16:16
severino el sordo dijo...

Es que quizas ir de buena gente y de honestos indignados sirve de muy poco,recibir una buena mano de hostias de la policia,abuchear politicos y encorrerlos es mas efectivo,mas tiempo en los telediarios y en la boca de los dirigentes aunque con peor prensa,quizas han llegado a pensar que hay que pasar de indignados a cabreados,no se es una reflexion que me hago,un saludo.

16 de junio de 2011, 16:38
Camino a Gaia dijo...

Estamos aún poco avezados en lo previsibles que pueden ser las estrategias de control policial y mediático. Nunca conviene olvidar que los corruptos son los maestros del engaño y que nadie como ellos para montar una representación teatral, mas o menos chapucera.
De todas formas, esto es mas o menos inevitable. El movimiento 15M crece con una fuerza y un empuje, que solo la injusticia puede mantener, y campañas de desprestigio aparte, injusticias no faltan en este país.

16 de junio de 2011, 17:25
RGAlmazán dijo...

Hay que evitar cualquier forma de violencia. Sin paliativos, pero ellos aplican una violencia más sutil, la de quitarte la casa, la de no darte un puesto de trabajo, la de practicar una ley electoral infame, la de repartirse el "botín" mientras los demás pasan hambre...
No a la violencia de ambas partes, o ¿acaso la del Puig hace quince días no fue violencia? ¿Y la de los infiltrados...? La violencia ejercida desde el Estado, también es violencia, y más grave pues es quien debería velar porque no la hubiera.
Mal, esos grupos incontrolados y mal esos políticos sordos que siguen como si nada hubiera ocurrido. Besos.

Salud y República

16 de junio de 2011, 17:59
Jake dijo...

Pero vamos a ver ¿Qué pasó enfrente del Parlament?... ¿Que violencia dicen que hicieron?... ¿Insultar a los políticos?... ¿Lanzarlos huevos o pintura?... ¿No dejarles pasar?. Y un mojón. Y el numerito del helicóptero. Un cordón policial les hubiera permitido llegar. Lo que no querían es un paseillo de escarnio público. La violencia de la buena no se ha ejercido por parte de los que insultan a políticos o les lanzas pinturas, que para algo tienen fuerzas policiales y helicópteros. La violencia se ejerce cuando te vas a quedar en la calle como un perro debido a que hay una estafa montado por bancos, inmobiliarias, ayuntamientos, y que se van de rositas. ¿Democracia? ¿Que han hablado las urnas?... Aceptaremos pulpo como animal de compañía,

16 de junio de 2011, 18:02
El dinosaurio dijo...

Sin duda mi opinión va muy paralela a la tuya. Hay cosas que no se pueden tolerar ni un minuto más. Besos.

17 de junio de 2011, 0:13
Genín dijo...

Es muy simple, que se cumpla lo mandado en la constitución, como casa y trabajo para todos, y si no, lo que se suele decir coloquialmente: maricón el último...
Besitos y salud

17 de junio de 2011, 0:52
Felipe dijo...

No van a tener lugar dónde pisar,al menos que las porras actuen.

Búsquese el origen de Democracia en Grecia y ahí está la respuesta.


Besos y buen día

17 de junio de 2011, 8:02
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB