World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Desconfianza por partida doble

10 feb. 2011


La última encuesta del CIS es realmente demoledora. Ocho de cada diez ciudadanos dicen tener poca o ninguna confianza en Zapatero y en Rajoy. En caso del primero, un 80,7% desconfia. El 78,8% lo hace con el segundo. Ni siquiera Aznar tuvo unos resultados tan catastróficos en sus peores momentos de la guerra de Irak que tantos recelos suscitó. En esos momentos, desconfiaban el 65% de los ciudadanos. 

Con razón, la clase política siguen apareciendo como la tercera gran preocupación de  los españoles, por detrás del paro y de la situación económica. 

Ningún lider político llega al aprobado, siendo Duran i LLeida el mejor valorado con 4,40 puntos. El Presidente Zapatero obtiene un 3,30 y Rajoy un 3,25. De los ministros del Gobierno, el único que merece un aprobado es Pérez Rubalcaba con un 5,32.

Como verán, los datos muestran la vergonzosa posición de la clase política. 

El Partido Popular ha vuelto a incrementar su distancia con el PSOE, superándole en un 10,1 puntos en estimación de voto, que otorgaría la mayoría absoluta al Partido Popular.  Los populares obtendrían el 44,1% de los sufragios, frente al 34% de los socialistas.  La situación de estos además se agrava por la "volatilidad" de su electorado. Sólo seis de cada diez votantes del PSOE volvería a dar su voto a este partido. En caso del PP, ocho de cada diez repetiría.

La inmensa mayoría, el 80%, están convencidos de que ganará el PP. No hay excesiva confianza en que este partido vaya a resolver los problemas de índole económica, pero, desde luego, es mayor que la gran desconfianza que produce el Gobierno y su partido.

Aunque Izquierda Unida sigue como tercera fuerza, con una expectativa de voto del 5,7%, ha bajado medio punto en relación con el anterior barómetro.

De todo, lo más relevante es sin duda la desconfianza absoluta en los dos máximos líderes: Rajoy y Zapatero. El divorcio entre la ciudadanía y su clase política es patente, es preocupante y sería bueno que ambos equipos reflexionaran sobre esta grave noticia.

Una democracia se sustenta en su clase política, capaz de generar confianza y capaz de dignificar lo público. Si esto no ocurre, tal y como ahora sucede, algo va mal y muy mal en nuestra democracia. 

13 comentarios:

Txema dijo...

Carmen, tú no crees que la "clase" política responde a lo que es en realidad la sociedad española.

Por ejemplo, que contestarías si te preguntarán: ¿confía en la sociedad española, en su capacidad de respuesta?

Después de ver esta mañana a Mendéz abrazando al borbón ya no es posible creer mucho ¿verdad?.

10 de febrero de 2011, 7:35
RGAlmazán dijo...

El desapego a la clase política está creciendo espectacularmente.
Por desgracia, la gente generaliza y llegan fácilmente al "todos son iguales".
Y es que hay mucho corrupto y mucho inútil y eso lleva a generalizaciones que desprestigian a todos por igual y apartan a la gente de la política. Veremos la abstención en las próximas elecciones. Me temo lo peor.
Un beso.

Salud y República

10 de febrero de 2011, 7:38
macgo dijo...

Es cierto que se generaliza pero tenemos lo que nos merecemos. Después de lo que nos ha caído encima, aquí seguimos tranquilamente sentdos en nuestro sillón sin darnos cuenta de que todo esto nos ha hecho retroceder muchos años en los que ha costado muchísimo conseguir los derehos sociales que teníamos y que hemos perdido de un plumazo. ¿Derecha? ¿Izquierda? Todo es lo mismo para la mayoría

10 de febrero de 2011, 7:43
Felipe dijo...

Los ciudadanos están hartos de esta mediocre clase política que sólo busca su beneficio personal.

Cada día me producen más asco,más vergüenza,más desconsuelo el ver cómo sólo saben insultarse y maquillarse para sacr rédito político de los ciudadanos que no llegan a fin de mes o están desempleados.

Asco y vergüenza que me va a hacer renegar de la política

Besos

10 de febrero de 2011, 7:58
Dilaida dijo...

Lo único que me llama la atención de la valoración del CIS es como se valora a Rosa Díaz, eso me hace pensar que si Belén Esteban se presentase a las elecciónes, tal vez las ganaría y no me parece ya tan raro que Carmen de Mairena y María La Piedra se presenten para ser alcaldes de Barcelona.
¡¡¡Ay, si Valle Inclán levantase la cabeza!!! Vería que el esperpento se ha convertido en algo cotidiano a nivel político.
Bicos

10 de febrero de 2011, 8:40
periodistaenbabia dijo...

PP y PSOE conforman una casta indisoluble de la que desconfiamos. Y sin embargo no les expulsamos de nuestro sagrado Parlamento. El problema no es que no nos gusten, es que estamos instalados en la creencia de que no hay alternativas. Y a veces, encima, parece verdad.

Un saludo.

10 de febrero de 2011, 9:34
Juan Carlos López dijo...

Doy gracias a Txema, pues me ahorra decir algo acerca de lo que opino al respecto.

Dilaida alude al esperpento. Desde mi punto de vista, esta democracia lo ha sido desde el comienzo. Quizá al ser más jóvenes en ese comienzo la ilusión nos cegaba.

10 de febrero de 2011, 12:15
m.eugènia creus-piqué dijo...

Nosotros estamos preocupados por la clase políticA , la verdad es que son de asco, pero ellos estan tan panchos, haciendo la carrera loca hacia la Moncloa, lo demás les importa tres pepinos, y la gran pena va a ser aguantar otra vez al PP en el gobierno.Un petonet.

10 de febrero de 2011, 12:30
joselop44 dijo...

La crisis, los escándalos continuos y el sistema partitocrático que tenemos, son los responsables de tal desconfianza.
Saludos

10 de febrero de 2011, 18:23
severino el sordo dijo...

Si,si mucha desconfianza pero swguimos como holligans barca o madrid,o el uno o el otro,quizas tengamos lo que nos merecemos,un saludo.

10 de febrero de 2011, 18:56
Antonio Rodriguez dijo...

Unos no solucionan los problemas de la crisis economica salvo enuna direccion, la de los poderosos y los otros solo se preocupan de sus prespectivas electorales, losproblemas sociales económicas no van con ellos.
Consecuencia lógica la defafección politica.
Salud, República y Socialismo

10 de febrero de 2011, 19:19
mariajesusparadela dijo...

Claro, a Duran hay que quererlo, porque no es un funcionario pobretón. ¿Y Rosiña? por aquí somos muchos los que la adoramos.

10 de febrero de 2011, 20:12
Genín dijo...

Claro, no me extrañan esos resultados
¿Quien se va a fiar de esa pareja?
Lo tenemos claro...
Salud y besitos

11 de febrero de 2011, 2:26
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB