World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Comer es cada vez más caro

17 feb. 2011


Ayer comentaba que una de las llamas que ha encendido las revueltas en numerosos países del mundo árabe ha sido el incremento de los precios de productos básicos. Según un informe del Banco Mundial en menos de medio año la crisis alimentaria ha llevado a la pobreza a 44 millones de personas.  

La subida del precio de los alimentos ha sido brutal: un 15% entre octubre 2010 y enero 2011, lo que significa un incremento del 29% con respecto al año anterior.  Entre los alimentos que han mostrado una subida mayor están el trigo, cuyo precio se ha duplicado en los últimos seis meses, y el maiz, con un incremento del 73%.


Según muchos analistas, la carestía de la vida ha sido uno de los factores básicos que ha generado las revueltas en el norte de África: la desesperación de muchos ciudadanos ante la ausencia de justicia social. Ahí está el caso del tunecino, Mohamed Bouazizi, que se prendió fuego por deseperación y prendió la primera llama de las revueltas en Tunez. 

El interesante analista Haizam Amirah tiene razón cuando afirma que "lo ocurrido en Tunez ha sido la primera ocasión en que la población árabe se deshace de un gobernante vitalicio sin mediación de uno de los tres ingredientes tradicionales: un golpe de estado militar, una injerencia extranjera o el extremismo religioso".

Esta vez no. No ha sido así. Estas movilizaciones que han terminado, de momento, con dos presidentes, no han tenido una ideología concreta, no han tenido un líder carismático que les guiara. Ha sido la rabia y desesperación de muchos ciudadanos por la falta de oportunidad para prosperar, por la corrupción de sus gobernantes, por la constante violación de sus derechos más básicos y por la creciente y brutal carestía de la vida

Han sido las exigencias de mejoras en las condiciones de vida las que han actuado como detonantes de estas revueltas sociales que se han dado, que se están dando y que se darán, de momento, en el norte de África. Apunta también el Oriente Medio y otros países como Irán e Irak. 

Como verán últimamente hablo mucho de estas revueltas pero creo que estamos ante un momento de gran trascendencia. Por otro lado, no les oculto que el panorama nacional me parece patético. Entre los Camps, las Cospedales, el rodillo parlamentario y la apatía de nosotros los ciudadanos, me hallo bastante aburrida.

13 comentarios:

Txema dijo...

Como será la cosa para que el BM, esté alarmando porque 44 millones de personas hayan pasado a la pobreza.

besos

17 de febrero de 2011, 7:30
macgo dijo...

Siempre se dijo que el agua marcaría la geopolítica del futuro al igual que ahora lo hace el petróleo, el coltán,los diamantes... Agua, alimentos es lo mismo. Eso marcará el mundo futuro. Ya está pasando

17 de febrero de 2011, 7:30
Juan Pardo dijo...

Al Banco Mundial se le debería caer la cara de vergüenza. Son ellos los que deciden como invertir el dinero y subvencionar los proyectos. Mientras no nos carguemos el FMI y el BM, todo seguirá igual.
¡Hipócritas!.

Salutacions.

17 de febrero de 2011, 8:24
RGAlmazán dijo...

Es un fenómeno nuevo. Emergente. Sin líderes claros, de forma espontánea, apoyados sólo en la Red, han sido capaces, y lo están siendo, de llevar adelante una revolución. Veremos como terminan, ahí está la otra clave. Que sigan siendo ellos mismos los que conducen la revolución, sin injerencias extranjeras, que los militares se mantengan neutrales y que se realicen elecciones democráticas limpias.
Besos

Salud y República

17 de febrero de 2011, 9:48
Felipe dijo...

Los estómagos vacíos son los únicos que son capaces de hacer la revoluciones.

Y,se según el rumbo neoliberal de las políticas del "primer mundo",estás revoluciones no sólo quedarán en los países pobres.

Besos

17 de febrero de 2011, 10:49
severino el sordo dijo...

44 millones mas de pobres,a partir de hay discusiones y mas discusiones sobre el problema,mientras se vea como un numero solo sera eso,que suba el precio supongo que sera por algun tipo de especulacion unos engordan sus fortunas y muchos se mueren de hambre,luego las grandes siglas se sorprenden,besos.

17 de febrero de 2011, 12:14
Dean dijo...

Según un documento de las Naciones Unidas, con $5000 millones de dólares al año, en 30 años, se podría reducir el hambre a cero.

Pero según otros estudios, en armas, se gasta al año 40 veces lo necesario para terminar con el hambre en el mundo; lo que se desperdicia en comida es hasta 20 veces; Se come en exceso hasta 5 veces lo necesario para acabar con el hambre en el mundo. Sólo los gorditos de los países ricos podrían acabar con el hambre en el mundo

El gasto militar de Estados Unidos para el año 2010 fué de unos $700000 millones de dólares.

En Inglaterra, al año se desperdia £6000 millones de libras esterlinas (casi $3000 millones de dólares) en comida que ni siquiera se toca. Se estima que, solo en Alemania, cada año acaban en la basura unos dos millones de toneladas de alimentos, aunque a menudo eran todavía comestibles y se podrían haber reaprovechado en otro lugar. Anualmente se tiran en cada hogar europeo unos 100 euros (España unos 70 euros). Incluso alimentos todavía empaquetados acaban en la basura intactos. Esto solamente por el lado de los alimentos, porque si sumamos el desperdicio y el concumismo en otros productos como juguetes que nunca se van a usar, llegamos a cifras astronómicas.
Si hay hambre en el mundo no es porque falten comida, ni recursos.
Un saludo.

17 de febrero de 2011, 12:54
Antonio Rodriguez dijo...

Tiene gracia que indirectamente los especuladores hayan propiciado el levantamiento de la ciudadania en los paises árabes, porque ese es en gran medida el origen de la elevación de los precios de las materias primas alimentarias, la especulación.
Los especualdores yo no se conforman con ganar dinero en los mercados finacieros, ahora de manera indecente han puesto sus zarpas en las materias primas alimentarias, incrementado la hambruna entre millones de personas.
Salud, República y Socialismo

17 de febrero de 2011, 16:00
mariajesusparadela dijo...

Lo primero que recordé al ver ese vídeo fue uno que nos pusiste hace poco sobre los que solamente piensan en "mercancía": venta de agua, venta y manipulación de semillas...y no sé que futuro nos espera. Porque , mientras aquí, en mi tierra hay terrenos abandonados que con solo ararlos ya producen, ideas como la del "banco de terras" propuesta por el bloque, en su día, ha muerto por el camino. Y en otros lugares, se pelean por una gota de agua, para poder regar sus tierras...¿tan irracionales somos?

17 de febrero de 2011, 16:58
Genín dijo...

Hay algo que me inquieta pero no se porqué...
¿Tiene algún significado que tanto el dictador de Egipto como el de Túnez estaban medio moribundos antes de dejar el poder?
Besitos y salud

17 de febrero de 2011, 20:16
Juan Carlos López dijo...

Cierto. Cabe preguntarse, además, si esta crisis alimentaria no ha sido provocada conscientemente.

En el caso de España, preferiría no pensar en que una crisis fuese el acicate de una revuelta.

17 de febrero de 2011, 23:41
Adrián J. Messina dijo...

Lógicamente no existe el infinito y lo que parecía abundante de a poco comienza a excasear y más aún notorio en aquellos que menos tienen, los cuales siempre tienen para elegir en aquello que les falta.

17 de febrero de 2011, 23:44
R.A.F.A.E.L. dijo...

A esto contribuye la promoción de los cultivos de agrocombustibles en gran medida. Por eso la cara más peligrosa de lo que se ha dado en llamar crisis, a secas, es la catástrofe alimentaria que se avecina, especialmente en el mundo en desarrollo, si no la paramos a tiempo.


Cordiales saludos.

18 de febrero de 2011, 10:14
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB