World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Acción, reacción, indignación

13 ene. 2011


La plataforma Activos contra la crisis ha publicado un comunicado, cuyo texto íntegro lo tienen en este enlace, en el que apuesta por "otras soluciones" para hacer frente a la crisis actual sin que afecte a los derechos sociales y laborales del conjunto de los ciudadanos. Específicamente propone la movilización general contra el ataque el sistema de pensiones.

Activos contra la crisis, entiende que el emporamiento de las condiciones de jubilación, que la lucha contra el paro y a favor de los parados, que la eliminación de los 425 euros mensuales de ayuda, y un largo etcétera por todos conocido, amerita una movilización social.

Activos contra la crisis iniciará una campaña para explicar la necesidad de defender el Sistema Público de Pensiones, pues es viable, y las maniobras que se esconden tras la campaña de mentiras y medias verdadessólo tienden a asustar a las futuras personas pensionistas y hacerles creer que es por su bien. En realidad se trata de defender los fondos privados de pensiones pues estos, si están en crisis.

Por todo eso, Activos contra la crisis hace una llamada a la movilización general, sostenida y continuada.

Y hablando de ello, de la necesidad de movilizarse, el francés Stéphane Hessel, de 93 años, nos advierte de que "la indiferencia es la peor de las actitudes".

Hessel,  en el mes de octubre, ha publicado un librito, "Indignez vous", de no más de 30 páginas, que ya se ha convertido en un auténtico bestseller. De una primera tirada de 8.000 copias, ya lleva vendidos más de 600.000 ejemplares.

El autor parte ya de una autoridad moral incuestionable. Nacido en Berlín en 1917, con pocos años emigró a Francia. Se unió a la resistencia francesa y fue capturado, torturado y deportado a Buchenwald. Trás la guerra fue uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Con este curriculum entiendo el impacto de su voz. En este libro, editado por Harmonia Mundi, y que vale 3 euros, Stéphane Hessel raclama un compromiso público de resistencia, de defensa de la dignidad humana.

Aunque su irritación se concentra contra la deriva del Gobierno Sarkozy, es aplicable a muchos ciudadanos del mundo. Hessel señala que la deriva global se debe a la dictadura de los mercados, a la falta de regulación del sistema financiero, entre otras muchas razones, las cuales ya a todos nos son conocidas.

Lo que hace que su voz haya cobrado tanta importancia, además de su propio prestigio, es su insistencia en la necesidad de que la sociedad no se testigo impasible y adormecido. En su insistencia en la necesidad de  fortalecer los movimientos ciudadanos

"Deseo que cada uno de ustedes encuentre un motivo para indignarse con esta sociedad" dice el autor. Aboga por la vuelta a la resistencia como medio para hacer frente a las políticas neoliberales que están destruyendo los cimientos de nuestra sociedad.

Nos anima a asumir la responsabilidad de las cosas que no funcionan en nuestra sociedad. Nos anima a tener el deseo y la fuerza de cambiarlas. 

Desde aquí agradezco a Stéphane Hessel que nos recuerde que la sociedad siempre ha avanzado gracias a los movimientos solidarios de muchos ciudadanos. 

Hagámosle caso: ¡Indignémonos y movilicémonos!

11 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Esta es la gran lucha. ¿Qué tiene que pasar para que la ciudadanía se indigne con estos poderes fácticos que la están acosando constantemente?

Esa es la pregunta clave. Si encontráramos la respuesta y la sociedad se indignara, seguramente estos "Mercados" no camparían a sus anchas.

Besos.

Salud y República

13 de enero de 2011, 6:56
Txema dijo...

Pues no sé que tiene que pasar. ¿Quizá que a Iniesta no le den el balón de oro?

saludos

13 de enero de 2011, 7:13
macgo dijo...

La había leído estos días en el Sindicato. Pero como no convoquemos las moviliaciones ya, para antes del pensionazo y va siendo tarde, lo siento, pero démonos por jodidos.

13 de enero de 2011, 8:04
Felipe dijo...

Qué más tiene que suceder para la constante movilización?

Desconfiemos de los que nos defienden porque el pactismo está a la vuelta de la esquina

Besos y buen día

13 de enero de 2011, 10:04
Ataúlfa Braun dijo...

Tengo tantos motivos para indignarme...Indignada estoy. No sé como la gente, en su afán individualista, sigue protegiéndose a sí misma y confiando en los mercachifles que la dirigen. Es contradictorio. Por eso mismo, esa gente que parece indiferente tiene ya motivos para indignarse ya, pronto, para ayer es tarde.
¡Salud!

13 de enero de 2011, 10:20
Eastriver dijo...

Claro... Con tu permiso, lo enlazo en un lateral de mi blog y de lobos. Gracias y estaré pendiente... y nuestra obligación es irnos informando y que se acabe creando como una cadena. No, no renuncio a la esperanza-

13 de enero de 2011, 15:50
Antonio Rodriguez dijo...

Hay cientos de motivos para estar indignado y reaccionar. La inmensa mayoría son comunes a toda la ciudadania, pero el problema está en como transformar la indignación en reacción.
Parece como si los ciudadanos españoles nos hubieramos progetegido con una gran coraza y somos insensibles a los continuos ataques que este gobierno se empeña en realizar para llevar a cabo su salida a la crisis economica.
Salud, República y Socialismo

13 de enero de 2011, 18:26
rosscanaria dijo...

Yo ya ando indignada, así que ¡adelanteeee!!!
Besicos Carmen,

13 de enero de 2011, 19:55
Genín dijo...

Eso es lo sorprendente ¿Hasta donde la gente está dispuesta a soportar este modelo de sociedad que tan indignados nos tiene a muchos, pero que seguimos tragando sin montar barricadas y prenderles fuego mientras marchamos hacia una nueva y simbólica Bastilla?
Besos y salud

13 de enero de 2011, 20:39
Antonio dijo...

Por desgracia la indignación del ciudadano depende más de que hayan pitado un penalty injusto o de que no lo hayan pitado, que de lo que pase con las pensiones...
Para qué narices sirve un estado democrático si no es para garantizar la supervivencia y el bienestar de sus ciudadanos, incluidas sus pensiones, y no para montar ejércitos y gatos anclados en la paranoia y en la perpetuación de la injusticia social?
Un saludo

14 de enero de 2011, 0:25
Juan Carlos López dijo...

Leo que los comentaristas, en algunos casos, hacen preguntas. Saben que esas preguntas son retóricas porque saben la respuesta y es duro reconocerlo aunque no sea fácil responder brevemente. Exceptuando los casos de miedo y de estupefacción, imposibles de cuantificar, opino que es la actitud del avestruz la más generalizada o, si lo preferís, una mezcla de "sálvese quien pueda" y "Virgencita, que me quede como estoy".

¿La reaccion? Me temo que la más inmediata va a ser "reaccionaria" en verdad: castigar al Gobierno, que no es el gobierno real, para votar (el que vote) a otro gobierno que intentará apuntalar las reformas de, digamos, Zapatero.

14 de enero de 2011, 18:47
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB