World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Sáhara, moneda de cambio

15 dic. 2010


La Unión Europea, con la aquiescencia del Gobierno Español, da por resuelto a la par que zanjado, el grave incidente ocurrido con el desmantelamiento, ilegal, ilegítimo y brutal, del campamento de los saharauis en El Aaiún. 

Mientras, los papeles de Wikileaks desvelan que  en el año 2006, el ministro Moratinos propuso  convertir el Sahara en una autonomía dentro de Marruecos. Según el ministro consistiría en  "una solución similar a la que España ha dado a Cataluña".

Esta es la realidad que nos cuentan los cables Wikileaks, de las embajadas de Estados Unidos en Madrid, en Rabat y en Paris.

El que ahora la Unión Europea y el Gobierno Español quieran olvidar, con rapidez y sin ambages,  el último episodio cometido por el Gobierno Marroquí contra los saharauis, no hace más  que confirmar  cuáles son las prioridades de Europa y de España. Primero, y siempre, Marruecos.

Para suavizar las relaciones, se ha firmado un nuevo acuerdo agrícola y pesquero entre la Unión Europea y el reino de Marruecos.

Para Marruecos, el convenio le es muy beneficioso porque  aumenta los cupos de tomate que el país magrebí vende a los países comunitarios con arancel bajo y  también ofrece cesiones a las importaciones de otras frutas y verduras marroquíes.

Para los europeos, el pacto es ventajoso sobre todo para sus exportaciones de productos transformados, como conservas, lácteos y cereales, al mercado del país norteafricano.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con este convenio ya que este  arreglo preocupa especialmente a los productores de zonas españolas como Almería, Murcia, Canarias o la Comunidad Valenciana, pues temen la competencia desleal por el incremento de importaciones marroquíes a bajo precio, que coinciden con las frutas y verduras españolas en el calendario de comercialización.

Por si tuvieramos alguna duda en el interés de calmar a Marruecos,  la jefa de la diplomacia española, señora Jiménez, ha afirmado que "ningún suceso va a alterar la relación entre la Unión Europea y Marruecos".

Para que queremos más. Campo libre. Ningún traba, valladar o similar ante el reino de Marruecos,  que visto lo visto, y ante las declaraciones sustanciosas de la señora ministra,  seguirá  violando, cuanto y cuando le plazca,  los derechos humanos más básicos del pueblo saharaui. 

Nos queda la denuncia. Y esa no la abandonaremos.  Suponer, ya suponíamos. Ahora lo sabemos y se puede contrastar con documentos. Por ello necesitamos muchos Wikileaks en nuestra vida. 

Con razón los poderes fácticos están preocupados con la libertad que ofrece Internet.  Aunque yo últimamente me pregunto ¿por cuánto tiempo nos dejarán disfrutar de este espacio sin censura?

12 comentarios:

Txema dijo...

Ya se sabe, los negocios por encima de todo.

buen día

15 de diciembre de 2010, 7:13
Felipe dijo...

Ni negocios,ni razones de Estado.

Contra los Derechos Humanos no sirven negocios,razones de Estado ni leches.Sólo existen las alcantarillas por dónde va corriendo toda la suciedad de los corruptos,cual es el caso.

Besos y buen día

15 de diciembre de 2010, 7:19
macgo dijo...

Lamentablemente, un problema sin salida. Ayer lo vimos con el fascista de Berlusconi. El dinero sí se impone a los Derechos Humanos por muy idealistas que quedamos ser, Felipe. Hace unos días todos estábais muy contentos porque este iba a ser el final de él y yo os decía que no me lo creía para nada. Pues en este caso, igual. Ni autonomía ni nada. El gas, el petróleo, los fosfatos... valen más que el derecho de un pueblo.

15 de diciembre de 2010, 7:29
quebrantandoelsilencio dijo...

Nuevo triunfo del capitalismo frente a los derechos humanos. Lamentablemente, la vida de las personas parece que no vale nada comparada con los beneficios económicos.
Un saludo.

15 de diciembre de 2010, 9:00
Ataúlfa Braun dijo...

Putada Carmen, una putada. Perdón por la expresión, pero es así como la siento. No sé cómo a día de hoy se sigue tratando a la gente como si no perteneciera a ningún lugar, como si no existiesen, pues pasan y nos pasan todo tipo de acuerdos comerciales y políticos por encima. La desvergüenza es suprema. Y si los de Wiki al final tiene la palabra verdadera, peor. ¿La censura? Creo que ya existe aunque no la veamos, que se cierne sobre nosotros como el águila sangrienta en The Wall.
15 y 18 son dos fechas que pueden llegar a expresar algo, si es que la gente así lo quiere.
Pese a todo, que pases un buen día.

15 de diciembre de 2010, 9:41
RGAlmazán dijo...

Supetidar cuestiones comerciales a los derechos humanos dice mucho de un gobierno cobarde que siempre se alía con los poderosos. ¡Una vergüenza!

Salud y República

15 de diciembre de 2010, 11:13
Dilaida dijo...

Por lo visto vale más un kilo de pescado que una vida humana.
Bicos

15 de diciembre de 2010, 11:54
mariajesusparadela dijo...

Venta, al por mayor, de seres humanos.

15 de diciembre de 2010, 21:03
Marcos dijo...

Muy buena pregunta final, Carmen, ¿por cuánto tiempo?
Cada vez menos. Eso seguro.
Saludos progresistas de Madrid.

15 de diciembre de 2010, 21:07
Antonio Rodriguez dijo...

No es que sea moneda de cambio,es que Marruecos hace un gran negocio.
Salud, República y Socialismo

15 de diciembre de 2010, 22:25
rosscanaria dijo...

Yo me quedo boquiabierta al ver lo fácil que resulta vulnerar los Derechos Humanos a golpe de billetera...
Gracias Carmen.
Besicos,

15 de diciembre de 2010, 23:24
periodistaenbabia dijo...

Los saharauis traicionados y humillados por el Gobierno español una vez más. De vergüenza ajena si no fuera porque dicen ser nuestros representantes.

Y de los del campamento no se acuerda nadie ya, y los medios menos. Vamos a tener que hacer como Forges con Haití y poner "pero no te olvides del Sáhara" al final de cada post.

Un saludo.

16 de diciembre de 2010, 0:49
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB