World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Fórmulas alternativas

23 nov. 2010


Estos días ando preocupada, por no decir preocupadísima, por el rescate irlandés ya que a partir del cual, la UE y el FMI mandan y deciden  la política económica irlandesa, política neoliberal basada en medidas que soportaran esencialmente los más desfavorecidos.

Estoy leyendo, lectura que recomiendo y que en estos momentos de incertidumbre viene muy al caso, el libro de Carlos Taibo, "En defensa del decrecimiento".  Viene a demostrar que el objetivo de crecimiento económico no sólo no genera necesariamente cohesión social, sino que además, en muchas ocasiones, produce agresiones medioambientales irreversibles y agotamiento de recursos para generaciones venideras. Señala además que el crecimiento de los países ricos se sustenta en el expolio de los recursos humanos y materiales de los países pobres. 

Carlos Taibo define, con rotundidad, nuestro modelo de crecimiento económico como un modo de vida esclavo, en el que se nos ha vendido la idea de que seremos más felices cuantas más horas trabajemos, más bienes poseamos y más dinero ganemos. 

Como ya estamos aprendiendo que esto es falso de toda falsedad, hay que buscar otros caminos. Carlos Taibo propone el camino del decrecimiento económico. Esto supondría que las sociedades ricas deberían disminuir sensiblemente sus niveles de producción y de consumo, definiendo unos nuevos caminos para que en el proceso de cambio no se generara un ingente desempleo. 

Para ello apunta varias fórmulas: 
*El desarrollo de sectores económicos que tienen que ver con la atención de las necesidades sociales insatisfechas y con el respeto al medio natural.
* Reparto del trabajo, vieja reivindicación salarial, que fue perdiéndose con el paso del tiempo y  con el establecimiento de políticas económicas neoliberales. 

Propone una nueva reorganización de nuestras sociedades sobre la base de reglas del juego muy diferentes, donde tenga lugar la primacía de la vida social frente a la lógica de la producción y el consumo.

He encontrado en ATTAC TV un resumen de su tesis en este  vídeo que dura sólo 14 minutos. Aunque les recomiendo que, si les interesa, compren el libro. Aquí tienen la referencia.

Es una propuesta alternativa a nuestra actual forma de vida, una forma de vida más justa y más solidaria. Seguro que también más feliz. Aunque sin duda la cuestión es saber si nosotros creemos que hay alternativas o asumimos definitivamente como único modelo esta sociedad insolidaria en la que estamos inmersos.




11 comentarios:

Txema dijo...

Carmen, me da la impresión de que en realidad no faltan alternativas.

Lo que pasa es que nadie quiere aplicarlas (entre los que pueden) y entre los que estarían dispuestos, o bien no tienen la más mínima posibilidad, o hacen lo de ZP: traicionan sin el más atisbo de escrúpulo.

saludos

23 de noviembre de 2010, 7:10
Felipe dijo...

El decrecimiento es una alternativa no reciente que como sabes se inspira en una fuerte relación de la persona humana con la productividad.Mientras el liberalismo considera la productividad como una meta en sí misma con el decrecimeinto se viene a decir que el ser humano ha de ser feliz en todo momento tanto en sus relaciones humanos como con el mundo del trabajo.

Algunos le han llamado acrecimiento porque significa producir lo justo para consumir lo justo en aras a evitar la sobreexplotación del ser humano.

Carlos Taibo es una manífica referencia de este modelo alternativo

Serge Latouche dice lo siguiente en relación con el modelo de produción en el que estamos inmersos "consideramos positivo cualquier producción y cualquier gasto incluso cuando la producción es perjudicial... En materia de desarrollo el precio que hay que pagar en el plano social y humano es a menudo enorme"

Buenísima entrada ,querida Carmen.Y vaya rollo que te he metido.

Besos y buen día si no viene alguien y lo joroba

23 de noviembre de 2010, 7:47
Dilaida dijo...

Tienes razón Carmen, el libro de Carlos Taibo es una magnífica referencia, pero a los que pueden cambiar todo lo que está pasando, me temo que no les interesa.
Bicos

23 de noviembre de 2010, 8:28
Ataúlfa Braun dijo...

Muy interesante parece este libro Ciber. Me gusta cómo terminas tu texto. En realidad, ¿está la sociedad dispuesta?

Un beso y que pases un buen día en el trabajo, fuera de él, bajo el sol o al llegar a casa.

23 de noviembre de 2010, 9:29
mariajesusparadela dijo...

Hubo un momento, al principio de la crisis, que pensé, inocente de mi, que la gente volvería a sus orígenes y recomenzaríamos una economía sostenible, con la explotación de los recursos de siempre y sin que sobre ni falte.
Nunca, evidentemente sería tan sacrificado como antaño, porque hoy las máquinas hacen el trabajo más pesado. Pero no: aquí están los montes llenos de maleza, pero pagamos gasóleo en la calefacción; los campos sin siembra, pero compramos el grano carísimo porque los rusos así lo quieren; los árboles naciendo en los montes, unos pegados a otros, sin dejarse desarrollar con el grosor necesario, porque al final solamente serán pasto de las llamas. Y nada, no hay forma. Me he equivocado. No soy suficientemente sofisticada para entender que la gente aprenderá a comer papel (ese papel de las Bolsas donde un "soplo" o un botón hacen que las cosas adquieran o pierdan valor)

23 de noviembre de 2010, 15:06
RGAlmazán dijo...

¿Y quién va a convencer a los poderosos de que se bajen del carro?
Taibo es un teórico excelente, pero sabe, también él --así se lo oí en una charla a finales del año pasado-- que esa solución es inviable. Que la gente quiere tener más y que no está dispuesta a hacer sacrificios, sobre todo la que más tiene.
Ojalá, quienes tienen la sartén por el mango adoptaran la teoría del decrecimiento, pero...

Salud y República

23 de noviembre de 2010, 16:58
Criticoneando dijo...

Carlos Taibo: Buena referencia.
Un abrazo

23 de noviembre de 2010, 18:36
ARO dijo...

Hay que volver a una economía que recupere muchas actividades tradicionales, que vuelva a aprovechar los recursos de ca zona de manera razonable, que vuelva a potenciar la agricultura, la ganadería...

El vídeo es muy bueno, muy didáctico. El libro debe ser excelente.

23 de noviembre de 2010, 20:28
ARO dijo...

Hay que volver a una economía que recupere muchas actividades tradicionales, que vuelva a aprovechar los recursos de ca zona de manera razonable, que vuelva a potenciar la agricultura, la ganadería...

El vídeo es muy bueno, muy didáctico. El libro debe ser excelente.

23 de noviembre de 2010, 20:28
Marcos dijo...

Como diría Joan Herrera: "Esperança verds".
Por eso que tú has explicado se negaron en Suecia (los verdes) a pactar con la derecha. Por eso se arrepientes, los ecologistas, de la coalición con la derecha en Irlanda.
El modelo de producción es distinto.
Saludos progresistas de Madrid.

24 de noviembre de 2010, 0:30
quebrantandoelsilencio dijo...

Está claro que la gente con poder ni se plantean este tipo de alternativas, sin embargo, cada uno de nosotros tiene el poder de decidir en cuanto a su estilo de vida y plantearse si realmente necesita poseer tantas cosas y ganar tanto dinero.
Un saludo.

25 de noviembre de 2010, 15:31
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB