World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

El trasfugismo se premia

20 oct. 2010

Hasta hace relativamente poco, debo confesarles, que admiraba a Rosa Aguilar, por su fuerza, su tesón, su capacidad de gestión. Incluso, les diría, que también por su "seriedad política".

Su deserción de la alcaldía cordobesa, para irse a un puesto ejecutivo a la Junta de Andalucía, previo abandono de la plataforma que le sirvió de sustento a su desarrollo político-profesional, el partido Izquierda Unida, y su paso a "independiente" para poder realizar dicho trasvase, también llamado "trasfuguismo", hizo que se evaporara en mí cualquier atisbo de respeto y simpatía.

 En relación con el resto de cambios ministeriales, iré opinando poco a poco, en entradas sucesivas. Sin embargo ahora necesitaba hablarles de mi opinión de Rosa Aguilar. 

Todo no vale, en ningún ámbito de la vida, menos aún en política. Esa, al menos, es mi opinión.

Siguan por favor oyendo la música a la que les he invitado esta mañana en mi entrada anterior. Es espléndida. Les dejo pues de nuevo en las manos de Stanley Drucker.

28 comentarios:

nexus. dijo...

Coincido plenamente contigo amiga Carmen, la ética en la política se está diluyendo en aras de los intereses particulares de muchos de los políticos, y si, lo cierto es que el transfuguismo se premia, como se premia la deserción (por parte del enemigo), la traición y la "sinvergüencería".
Un beso.
Salud y República!!
Nexus.

20 de octubre de 2010, 11:43
Moral y Política dijo...

Carmen,

Desgraciadamente esas cosas son así. He visto muchos que han abandonado por tocar poder y lo han tocado. En el PSOE, no funciona lo que dijo Roma, eso de "...Roma no paga..." Se paga, pero solo muy pocos permanecen, en la próxima se le echa. Es un pretendido guiño a la izquierda. En mi blog vengo a explicar lo que me parece todo esto. No obstante, si prescindimo de esa veleidad, si prescindimos del compañerismo, si prescindimo de lo ético que pueda ser por su parte o no, hay que reconocer que sus méritos y su experiencia es muy superior a la del resto de ministras de ZP incluida la Salgado.

saludos,

20 de octubre de 2010, 11:58
Txema dijo...

Carmen no soy tan duro con Rosa.

Es cierto que su salida de IU fue dolorosa pero, también es verdad, que a Rosa no se le hizo la vida fácil, como tampoco a otros muchos compañeros y compañeras. Y sabes perfectamente a quien me refiero.

Es posible que el resto de los maltratado/as tengan otra forma de ver y hacer política y que nos identifiquemos más con ese proceder.

Pero, en todo caso, también habría que preguntar a los que han ocasionado ese hartazgo irreparable en tantos casos, qué hicieron por evitarlo.

Suscribo por completo las palabras de Llamazares, repetidas más de una y dos veces, en el sentido de que en IU hace falta mucha más amabilidad interna.

Posiblemente, con ella, hoy Rosa Aguilar estaría aún con nosotros.

un beso.

20 de octubre de 2010, 12:34
Logan y Lory dijo...

Yo cuando vi a Cristina Alberdi en Intereconomía, con una copa de vino, dando la razón a Losantos que estaba poniendo verde al gobierno socialista, ya no me extraña nada. Vamos, si pensé y todo que el vino me lo había tomado yo!

Sí, mejor escuchamos la música..

20 de octubre de 2010, 12:36
RGAlmazán dijo...

De acuerdo, Carmen, es simple y llanamente una trepa.
Es verdad lo que dice Txema, que no lo tuvo fácil en IU, pero por esa regla de tres, podría haberse ido a casa y no al partido que más había criticado, que ahí están las hemerotecas para demostrarlo.
Rosa ha sido una trepa. No quiero hablar de su gestión ni de su ministerio, de eso habrá tiempo, si lo hago de su condición de política. Venir a un gobierno absolutamente derechizado es una vergüenza para una persona que siempre ha presumido de progresista.
Besos.

Salud y República

20 de octubre de 2010, 13:59
Neogeminis dijo...

Por aquí vienen siendo varios los que por simple conveniencia o por exceso de pragmatismo han considerado que cambiar de bandera bajo la cual encarar su militancia pude ser considerada una válida estrategia. No es así. Quizás sus conciencias no lo registren pero para sus correligionarios y para el electorado en general, no resulta una actitud digna. Se lo ve casi siempre como una traición más que un sincero "blanqueamiento" filosófico (lo que, en teoría sería muy respetable).Lamentablemente en política es muy frecuente la "compraventa" de voluntades!
Me quedo escuchando la música...

abrazos!

20 de octubre de 2010, 14:00
Txema dijo...

Rafa, yo tampoco aceptaría un puesto en un gobierno del Psoe, al menos eso creo, pero insisto en que sois muy duros con Rosa.

Tiene derecho a creer que, dentro de otra opción, también puede ser útil a los ciudadanos.

Podemos pensar que es el resultado de una reflexión. Además, no hay transfugismo porque no se cambió de grupo y propició con ello un cambio de gobierno en Córdoba.

Repito, es más que probable que algunos estimemos que lo que hizo no fue acertado, pero tampoco podemos creer que tenemos la razón absoluta.

Y te lo digo desde el respeto y el aprecio personal y desde la conmilitancia que es lo menos importante.

un abrazo.

20 de octubre de 2010, 14:13
Ciberculturalia dijo...

Txema, creo que Rosa Aguilar lo hizo mal, muy mal y, en cierta manera, o en todas las maneras, lo que hizo es "trasfuguismo puro" porque para aceptar el puesto que le ofrecían en la Junta, tuvo que pasar previamente al grupo independiente.
Si estaba tan mal en el partido, debería haberse ido de IU, y no hacerlo porque le habían ofrecido un puesto en la Junta de Andalucía.

Nadie pone en cuestión sus méritos como gestora, pero desde mi punto de vista, lo que hizo fue directamente una gran chapuza, con una importante falta de ética política.

Yo lo veo así. No es dureza Txema, es exigir un mínimo de ética a los políticos. Todo no vale.

Un beso

20 de octubre de 2010, 15:43
Ciberculturalia dijo...

Txema se me olvidó decirte entiendo que tú seas más suave en tu valoración porque es posible que tengas otros datos. Desde fuera, es difícil disculparla. Al menos yo no se.

Está bien que debatamos.
Un beso

20 de octubre de 2010, 15:56
RGAlmazán dijo...

Txema, la pregunta es, ¿puede una progresista apoyar un gobierno con Zapatero a la cabeza con la política derechista que está desarrollando?
Si a esa pregunta se contesta sí, entonces es que tenemos distinto criterio de lo que es la política.
Si a esa pregunta se contesta no, la cosa está clara, ¿por qué entonces lo apoya? O porque no es progresita o porque es una trepa.
No sé si esto es dureza pero mucho más dura es la política derechista que está aceptando al entrar en este gobierno. No creo que la hayan puesto un puñal en el pecho.
Por cierto, la semana pasada en una tertulia defendía la reforma laboral de Zapatero.
Eso para mí, tiene un nombre: trepa. Esta mujer hace tres años no hubiera defendido, ni de coña, esta reforma laboral.
Y no estoy juzgando su capacidad como dirigente, sino su ética.

Salud y República

20 de octubre de 2010, 16:01
Eastriver dijo...

¿Es la política una profesión? Si lo es, creo que es lícito que uno se pase a dónde quiera para seguir trabajando. Pero obviamente yo creo que coincidimos en una cosa: la tarea política debe ser una tarea de servicio y por tanto circunstancial y no profesional. Se evitarían cosas como la que, con toda la razón, denuncias.

Por otro lado esta mañana hablaba con una compañera sobre el hecho innegable de que, para ser político, se necesita un perfil determinado que pasa, entre otras características, por potenciar el elemento trepa. ¿Alguien se imagina realmente un político humilde, silencioso, discreto? YO no. Y, ¿alguien se imagina un político que no sea trepa para nada? Creo que tampoco. Todo político, por genial que sea, tiene un componente de trepa que no se puede obviar. Por eso el descrédito de la política.

Necesitamos otra forma de entender la política. Sin ello, no hay nada que hacer.

20 de octubre de 2010, 16:30
Isabel Martínez Barquero dijo...

Siempre me cayó bien.
Me faltan elementos de juicio para juzgarla, pero está claro que en política van de un lado a otro, según el viento sople. No sé si será por la posibilidad de realizar sus propuestas en otro sitio, no sé.
Lo que está claro es la poca seriedad demostrada de cara al exterior.
Besos, Carmen.

20 de octubre de 2010, 17:18
Daalla dijo...

Además es una completa ignorante en cuestiones medio-ambientales, pero como es un pago por los servicios prestados, poco importa los que la han puesto ahí.
Un abrazo

20 de octubre de 2010, 17:59
Felipe dijo...

Hoy haces doblete.A aquella que todo se lo dio IU no era bastante lo conseguido.Necesitaba,políticamente, más.Ya lo tiene.

Las personan pueden evolucionar en su pensamiento político.Sin embargo,cuando se evoluciona por la simple búsqueda del poder es cuanto menos vergonzoso.

Debe tenerse en cuenta que las decisiones del Consejo de Minisnistros es colegiada y que cuando se aprueba un proyecto de ley todos son responsables políticamente.

¿Que hará cuando se apruebe el pryecto de ley de reforma de la edad de jubilación,si antes no hay R.D.Ley?

Me voy con Stanley Drucker.

Besos

20 de octubre de 2010, 18:23
Txema dijo...

Bueno, sólo he expresado mi opinión. No pretendo ser el abogado de Rosa Aguilar que, además, no lo necesitará.

Ya he empezado por decir que no todos tenemos la misma sensibilidad hacia ciertas cuestiones.

Tú Rafa crees que es trepa. Puede ser, pero también puede ser que crea de buena de que desde este gobierno puede hacer cosas interesantes por la mayoría.

Yo también lo dudo mucho, pero creo que ella tendrá sus argumentos.

En todo caso no quiero aparecer como defensor de trepas ni transfugas. Sólo ponderar los juicios.

Y no, no tengo más datos. Sólo puedo decir que, a veces, la vida dentro de los partidos dista mucha de ser idílica. Y que las bajezas también existen y las fobias afloran a la más mínima oportunidad. Y de esto últimamente he aprendido bastante.

Que es mejor irse a casa, pues puede, pero supongo que no tienen que pensar lo que nosotros.

saludos

20 de octubre de 2010, 19:25
Txema dijo...

Ramón, el sabado pasado se oficializó mi candiddatura como numero dos por la lista de IU en mi pueblo.

Pues verás, por el hecho de trabajar en una empresa pública, no podré cobrar el sueldo de concejal, salvo que renuncie a mi empleo, cosa que, evidentemente no puedo hacer.

Así que, si salgo elegido, trabajaré por mis conciudadanos totalmente gratis. Tú crees que a los 57 años tengo ambiciones políticas? ¿Qué quiero trepar en IU? Me costará horas de mi tiempo y no espero nada a cambio.

No. Nada de eso. Sencillamente creo que puedo aportar algo para que la vida aquí sea mejor, no sólo para quienes me voten, sino para todos en general. Y así creo que son la mayoriía de los políticos.

A veces juzgamos a todos por lo que hacen unos pocos, incluso sin conocer las razones que hayan podido tener esos pocos.

Y, evidentemente, no me refiero a los casos de corrupción, sino a los otros.

Hace unos meses un líder del Psoe en el pueblo me ofreció ir en su lista porque así, según él desbancaríamos al PP.

Evidentemente tendría muchas más posibilidades de salir elegido con ese partido.

Contesté que no y seguiré en IU pese a todas las cosas que me disgustan, que son muchas. Pero seguiré aquí.

Ahora bien, no puedo exigie que todos hagan lo que yo, ni creer que lo que yo haga es incuestionable.

saludos cordiales

20 de octubre de 2010, 20:00
Pablo D. dijo...

Este es el juego de la democracia...

Los políticos caminan a sus hanchas por la senda de la avaricia y la corrupción.

Poderoso caballero es Don Dinero. En este caso, la implicación política del personal es proporcional a los ingresos que van a obtener por ello...

¡España es así!

Un saludo!

20 de octubre de 2010, 20:05
Marcos dijo...

Carmen, siento decirte que hoy no estoy de acuerdo contigo.
Pienso parecido a Txema y yo, personalmente, me alegro mucho de que sea ministra. Creo que lo hará bien. Tiempo tengo para equivocarme.
Saludos progresistas de Madrid.

20 de octubre de 2010, 21:13
Lakacerola dijo...

No sé que decir, a lo mejor puede aportar algo para "izquierdizar" un poco al Psoe, de todos modos en política pasan estas cosas y creo que ahora mismo éste caso es uno de los males menores. Por lo demás, lo de Rubalcaba ha sido un acierto, de los demás aún lo estamos digiriendo.
Un abrazo.

20 de octubre de 2010, 21:35
Antonio Rodriguez dijo...

El poder es muy atractivo y cuando alguien ve que en el lugar que esta no va a poder ejercer todo el poder que quiere, entonces pueden ocurrir dos cosas, si las convicciones ideologicas son firmes entonces estas pueden mas que el deseo de poder, pero si no son tan firmes lo normal es que el poder arrastre. Yo pienso que esto último es lo que pasa con Rosa Aguilar.
En IU pudo optar a más poder político pero no quiso comprometerse y optó por asegurarse más poder de gobierno. Fue su opción aunque yo no la comparta ni mucha gente en IU.
Salud, República y Socialismo

20 de octubre de 2010, 22:57
Antonio Rodriguez dijo...

El poder es muy atractivo y cuando alguien ve que en el lugar que esta no va a poder ejercer todo el poder que quiere, entonces pueden ocurrir dos cosas, si las convicciones ideologicas son firmes entonces estas pueden mas que el deseo de poder, pero si no son tan firmes lo normal es que el poder arrastre. Yo pienso que esto último es lo que pasa con Rosa Aguilar.
En IU pudo optar a más poder político pero no quiso comprometerse y optó por asegurarse más poder de gobierno. Fue su opción aunque yo no la comparta ni mucha gente en IU.
Salud, República y Socialismo

20 de octubre de 2010, 22:57
Antonio Rodriguez dijo...

El poder es muy atractivo y cuando alguien ve que en el lugar que esta no va a poder ejercer todo el poder que quiere, entonces pueden ocurrir dos cosas, si las convicciones ideologicas son firmes entonces estas pueden mas que el deseo de poder, pero si no son tan firmes lo normal es que el poder arrastre. Yo pienso que esto último es lo que pasa con Rosa Aguilar.
En IU pudo optar a más poder político pero no quiso comprometerse y optó por asegurarse más poder de gobierno. Fue su opción aunque yo no la comparta ni mucha gente en IU.
Salud, República y Socialismo

20 de octubre de 2010, 22:57
anarkasis dijo...

Si os estáis preguntando, si deberías apoyar al pichoe por follarse a otra mas de iu es que la jugada les ha salido muuuuy bieeeeen.
¿No sería ese el efecto que buscaban?
Este estiramiento de cejas mas allá del pantallazo en la tele, ¿pretende arreglar el paro ni las consecuencias?.
Rosssilla está puesta para despertar simpatías y parar el chorreo de votos hacia IU.
clarito "pa" que se entienda
Esta puesta para robarle la cartera a IU, en 5 o 6 escaños, de los 10 que ya habían recuperado, y ella lo sabe.
¿No habría razón para llamarla además de Bienpagá Aguilar, so cacho pu..?
¡¡dardos más envenenados que a la bibi merece!! digo

21 de octubre de 2010, 0:56
Dean dijo...

Principios desde luego que no tiene, aunque eso no es nada raro en ese oficio.
Un saludo.

21 de octubre de 2010, 4:28
macgo dijo...

Tanto como que no tiene principios me parece exagerado. A mí también me faltan datos pero lo que ha sucedido con ella pasa a diario. La gente se vende por un plato de lentejas y no digo que sea su caso. De todas formas ni es la primera ni será la última.
Lo que no sabía era lo de Cristina Almeida. Eso sí que me parece fuerte y vergonzoso si es así.

21 de octubre de 2010, 7:23
Txema dijo...

Yo tampoco sabía lo de Almeida y si me parece fuerte, como lo de Leguina que escribe en La Gaceta (Intereconomía)

saludos

21 de octubre de 2010, 9:44
ARO dijo...

Es una mujer extraordinariamente válida esté donde esté. Y yo comprendo su salida de la organización política en la que estaba. Cualquiera que conozca su trayectoria y el entorno político en que se movía, lo entendería. Yo creo.

21 de octubre de 2010, 14:24
Jesús Herrera Peña dijo...

Más que transfuguismo esto creo que se llama chaqueterismo; pero es igual, el chaqueterismo es primo hermano del transfuguismo aunque no hace tan dañinos estragos.

Algo así lo comentaba yo en este artículo de mi blog.

Saludos

21 de octubre de 2010, 21:21
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB