World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

De marcha para reivindicar justicia y solidaridad

11 ago. 2010


De mis lecturas mañaneras, muy, muy tempraneras, entresacaba estas preguntas:

¿Por qué no exigir que los bancos cumplan su función de conceder créditos?
¿Por qué no reivindicar que vuelva a haber banca pública?
¿Por qué no exigir que se investigue, juzgue y castigue a los especuladores?
¿Por qué no reclamar que se recorten gastos superfluos, suntuarios o militares, pero nunca el gasto social ni el que mueve la economía real?
¿Por qué no recordar un día sí y otro también a los gobernantes que son lo que son gracias a nosotros?

Después en diario Público leía que unas 50 personas comenzarán el sábado en Zaragoza la marcha a Bruselas contra la reforma laboral y por los derechos sociales de los ciudadanos europeos.

Está previsto que lleguen a Bruselas para participar el 29 de septiembre en la jornada europea de protesta, convocada por los sindicatos y que coincide con la huelga general en España. Esta marcha tiene el apoyo de Izquierda Unida.

Al final está claro que si los ciudadanos no se enfrentan a la dictadura financiera tendremos crisis para rato. Tendremos el dominio absoluto de las políticas neoconservadoras, insolidarias e injustas.

13 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Buena iniciativa.
Cualquiera es buena, menos callar.

11 de agosto de 2010, 9:35
RGAlmazán dijo...

Preguntas sensatas, sin respuesta de forma interesada o simplemente acomodada, pero aquí no se mueve casi nadie, desgraciadamente. Y todo sigue igual... o peor.

Salud y República

11 de agosto de 2010, 10:09
Susana Terrados Sánchez dijo...

Es verdad, es la eterna historia. Apoyo la iniciativa y la búsqueda de respuestas. Si las hay.
Saluditos.

11 de agosto de 2010, 11:10
eko dijo...

La mejor manera de enfrentarse a la dictadura financiera es con sus mismas armas. Parece que no nos damos cuenta que mientras sigamos el rollo consumista al sistema, este no dejará de aprovecharse de nosotros. Así que yo creo, que la mejor forma de castigar al sistema, es usando el arma más poderosa que tenemos al alcance, el consumo. Dejemos de pedir prestamos, salvo que no sean para crear trabajo, y dejemos de consumir bienes o productos de aquellas empresas que no creen empleo o mejoren la situación de sus trabajadores.

Las huelgas y las marchas, sirven para muy poco. Sin duda es una forma de protesta muy digna, pero poco efectiva.

Saludos

11 de agosto de 2010, 11:26
quebrantandoelsilencio dijo...

Toda acción de protesta contra el sistema financiero es buena. A nivel particular, podemos tratar de trabajar lo menos posible con los bancos, es decir, menos tarjetas, menos domiciliaciones, nada de préstamos para el consumo, por supuesto nada de fondos de inversiones ni planes de jubilación,...

11 de agosto de 2010, 12:09
Neogeminis dijo...

¿dónde hay que firmar???????'
Besos

11 de agosto de 2010, 12:50
Felipe dijo...

Querida Carmen

A lo que parece la iniciativa debe partir de la ciudadanía.No esperemos nada de nadie 'institucionalizado' porque si esperamos a ello nada nos será dado.

Salvando las distancias o sin salvarlas pienso en el mítico Mayo del 68,un movimiento ciudadano que en poco tiempo tomó fuerza y fue,como sabes,toda una rebelión cívica.

Todas la preguntas tienen su respuesta adecuada sólo que,por el momento,no está en nuestras manos darle la solución necesaria.

Todos los ciudadanos delegamos en los representantes políticos nuestra soberanía ciudadana.Sin embargo,otorgado esa delegación para la defensa de nuestros intereses ella se convierte en papel mojado.No nos debemos acostumbrar a que cada cuatro años depositemos una papeleta sin que,además,debamos hacer un seguimiento social y político de lo que delegamos, a través del asociacionismo vecinal y otros movimientos ciudadanos.

Besos e intenta pasar un buen día

11 de agosto de 2010, 12:56
Marcos dijo...

Carmen, estoy de acuerdo con que hay que defenderse de la dictadura financiera y yo añadiría que también hay que protegerse del tejemaneje político de la UE. Parece que de la crisis solo se puede salir por la puerta de la derecha y de los recortes sociales y eso no es así. Debemos hacer valer nuestra voz.
Besos y feliz miércoles.

11 de agosto de 2010, 13:21
Dilaida dijo...

De acuerdo contigo, hay que defenderse de la dictadura financiera.
Bicos

11 de agosto de 2010, 14:21
Antonio Rodriguez dijo...

¿Por que no exiguir que los gobierno se preocupen de mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos en lugar de entregarse atados de pies y manos al FMI y los mercados especulativos?
Salud, República y Socialismo

11 de agosto de 2010, 16:48
Ataúlfa Braun dijo...

Ciber, muy interesante tu reflexión, pero tus preguntas me suscitan otras tantas a partir de ellas:

¿Está claro que la función de los bancos sea la de "conceder créditos"?
¿Para los gobiernos, qué es un gasto superfluo?
¿Son los gobernantes lo que son gracias a nosotros?
Las respuestas a tus preguntas y las mías no las tengo nada claras, así que las dejo en el aire.

Las demás que propones, algunas podrían obtener respuesta. Attac, por ejemplo, en su web dispone de un link para reunir firmar en favor de una nueva banca pública. Lo de exigir que se investigue y juzgue a los especuladores sí vendría a ser una tarea ciudadana, y existen respuestas muy interesantes entre los comentarios.

Espero que el próximo 29S sea el principio de algo, que derrotemos esa superstición del "no va a servir para nada", que la gente salga y defienda lo que es suyo, pero además colectivo.

Por cierto, Felipe, el mítico mayo del 68 lo han reconvertido precisamente en eso, en un mito. No tuvo nada de tranquilo, tampoco fue una masacre. Fue un momento extremadamente complicado que en Francia se saldó con la subida de sueldos de las clases populares para que consumieran, y a los estudiantes con su vuelta a las clases. Por cierto, que hoy a la gente de ese tiempo, mucha dirigente de cualquier tipo y sector, se le ha olvidado el espíritu del mayo francés.

Saludos.

11 de agosto de 2010, 17:00
AROBOS dijo...

Esa marcha es un síntoma de la necesidad de que cambien las cosas de verdad, de que todos tomemos conciencia de que es imprescindible que todos asumamos los cambios que hagan falta para que esta sociedad sea más humana.

11 de agosto de 2010, 20:07
Marino Baler dijo...

Parece mentira. Cuando el pueblo se moviliza hace más que la caterva política.

Un besset.

12 de agosto de 2010, 1:10
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB