World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Bombas de racimo

2 ago. 2010



El día de ayer, 1 de agosto, ha sido un día importante: ha entrado en vigor la nueva convención internacional que prohibe las bombas de racimo, arma que aún es considerada legítima por algunos gobiernos.

La convención que prohibe el uso, desarrollo, fabricación, distribución y almacenamiento de las bombas de racimo fue firmada en Oslo, el día 3 de diciembre de 2008. Sin embargo para su entrada en vigor era preceptivo la ratificación de un mínimo de 30 países firmantes.

Ayer por fin, después de tan largo recorrido, entró en vigor esta Convención. Lograr que el tratado se convirtiera en una ley internacional solo dos años después de su firma ha supuesto un gran esfuerzo de cooperación entre los gobiernos, la sociedad civil, las entidades humanitarias, las organizaciones no gubernamentales y Naciones Unidas.

De momento han ratificado la Convención 37 países que se reunirán el próximo mes de noviembre en Laos, para trazar un plan de acción y decidir sobre los procedimientos de supervisión y también para diseñar la estrategia para que los países productores de las bombas de racimo se unan al desarme de estas armas letales.

Entre los firmantes está España, junto con otros países europeos como Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, Francia e Irlanda.

Sin duda hay motivos para alegrarse, sin embargo también lo hay para dudar de su eficacia ya que los principales productores de bombas de racimo como son Estados Unidos, Rusia, y China, no han firmado ni ratificado el tratado internacional. Tampoco los países con conflictos armados, vivos o latentes, como India, Israel o Pakistán, secundan la medida.

Quedan muchos países por ratificar la Convención, muchos. A pesar de ello, la noticia es de gran importancia y a riesgo de ser tachada de optimista, creo que los países no firmantes cada vez se verán más arrinconados, por lo que es posible que más tarde o más temprano, terminen por unirse al Tratado.

Mientras el drama continua. No se nos olvide que según la Coalición contra las Bombas de Racimo, han muerto o herido gravemente, por esta causa, más de 100.000 personas desde 1965, de las cuales, un tercio son niños.

¿Qué pensará el premio Nobel de la Paz, señor Obama, en relación a la no ratificación de su país de la prohibición del uso de las bombas de racimo?

Sí, qué pensará... o estará muy ocupado ayudando a su mujer a organizar el veraneo de una semana en España, en uno de los hoteles más caros del mundo. No debe ser fácil, compréndanlo. Reservar 40 suites para los acompañantes de la dama, es ardua tarea, no creen?



20 comentarios:

Neogeminis dijo...

NOOOOO! a las bombas de cualquier tipo!


Un abrazo.

2 de agosto de 2010, 5:51
Txema dijo...

Se ha dado un paso importante.

saludos

2 de agosto de 2010, 7:07
RGAlmazán dijo...

Es un gran paso pero es triste ver, de nuevo, que hay países que son incapaces de frenar sus ansias bélicas. Y lo de Obama no tiene nombre.

Salud y República

2 de agosto de 2010, 7:16
mariajesusparadela dijo...

Es terrible pensar que eso es "civilización": cuando no éramos civilizados, luchábamos cara a cara, uno frente a otro y era tu o yo, no los que están alrededor y no han participado...y a eso llamamos progreso.

2 de agosto de 2010, 9:32
Periodistaenbabia dijo...

A ver si es verdad que se ponen las pilas y dejan de fabricarlas y de usarlas.

Un saludo!

2 de agosto de 2010, 12:32
quebrantandoelsilencio dijo...

Un buen paso adelante pero, como de costumbre, insuficiente si los países que las fabrican y las utilizan no dan un paso al frente, cosa que creo no va a suceder.

2 de agosto de 2010, 13:02
Cosechadel66.es dijo...

Una buena noticia, desde luego, aunque esté empañada por la negativa de Estados Unidos... menudo Nobel de la Paz

Carpe Diem

2 de agosto de 2010, 13:04
Felipe dijo...

Este tipo de bombas son de una agresividad enorme y también aquellos que no logran explotar por el peligro que representan dado su aspecto.

EE.UU. y China ni firman ni firmarán ya que necesitan dar salida a su industria armamentística.

Impresionante el vídeo.

Besos

2 de agosto de 2010, 13:05
Freia dijo...

Con tu permiso, lo comparto en Facebook. Es de esos posts que yo catalogo como imprescindibles y necesarios.

Un beso y... ¡qué poquito va quedando..!

2 de agosto de 2010, 15:39
severino el sordo dijo...

Rero alguien piensa que en las guerras se respetan las reglas,no creo que sirva para nada,se seguiran desarrollando multiples formas de matar,saludos.

2 de agosto de 2010, 15:39
Dean dijo...

En el mundo hay más de 110 millones de minas sembradas y listas para explotar en 64 paises y 100 millones más, permanecen almacenadas. En Angola y Camboya hay más minas que habitantes; en Kuwait 280m minas por km cuadrado. Cada minuto 5 nuevas minas amenazan a niños e inocentes en el mundo (el 80% de las víctimas es población civil). Todas las minas tienen efectos horribles y más que matar hieren y mutilan con un grave prejuicio humano.
Paños de agua tibia. Las armas tienen que desaparecer.
Un saludo.

2 de agosto de 2010, 17:00
Humor,cosecha89-90 dijo...

enhorabuena por tu página te deseo suerte en el concurso "Premios 20blogs" :-P puedes pasarte si quieres por nuestro blog y echarle un vistazo http://humordecosecha.blogspot.com/
si te gusta también puedes votarnos xD
Saludos

2 de agosto de 2010, 18:12
José R. González dijo...

Es una buena noticia pero sería aún mejor si China, Rusia y Estados Unidos se unieran. A ver cuánto tenemos que esperar para que lo hagan :-s

¡Un abrazo y mucha suerte en los premios!

2 de agosto de 2010, 18:30
Marcos dijo...

Es una muy buena noticia, Carmen, pero yo soy algo más pesimista respecto de la adhesión de otros países. El dinero es el dinero. ¡Qué pena! Pero es así.
Besos.

2 de agosto de 2010, 18:56
Eastriver dijo...

Lo bueno de esto, a pesar de todo, es que se crea un clima que acaba afectando a todos. Incluso a los que no firmaron. O quizá es que me gustaría verlo así. Un abrazo.

2 de agosto de 2010, 18:56
Antonio Rodriguez dijo...

Es una gran noticia, aunque nunca será completa mientras los principales productores no ratifiquen el tratado y dejen de producirlas.
Salud, República y Socialismo

2 de agosto de 2010, 23:36
izara dijo...

En maneras de matar,
las hay malas y peores,
pero dejar sembrada la muerte,
escapa de lo racional:
al menos para quien pensamos,
con nuestro instinto animal.

Un saludo.

3 de agosto de 2010, 0:01
Genín dijo...

Que quieres que te diga, yo soy muy exceptico, seguro que cuando han tardado tantos años en prohibir este tipo de bombas, es porque ya son obsoletas y se fabrican las de doble racimo que no entran en la prohibición, por decir algo, esto es una mierda de hipocresía...
Besos y salud

3 de agosto de 2010, 0:52
Adanero dijo...

Si Estados Unidos, Rusia, China y loa países en conflicto no lo han firmado, no hay noticia. Que lo hayan firmado Islas Barbados, España, Burkina Faso y cuatro países más que no las fabrican, es como el que tiene tos y se rasca el pie.
Noticia noticia el día que se deje de fabricar cualquier tipo de bomba (y por extensión cualquier arma) en todos los países del mundo. Mientras, poco hay que festejar.
-Oye tú, que me han matado.
-Vaya, qué mal ¿no?
-Que va. No te creas. Ha sido con un mortero de 120 y no con una bomba de racimo.
Pues eso.

Un saludo.

21 de agosto de 2010, 19:46
Adanero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB