World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Envidia, pero de las insanísimas

18 jul. 2010


No les gustaría tener la habilidad, en caso supuesto de que aún no la tengan, que muestra el artista haciendo la escultura?

Yo se que alguno de los blogueros que por aquí pasan no tendrán nada que envidiar. Yo sí, desde luego. Por eso mi rostro púsose como la imagen que encabeza la entrada.

El artista envidiado es: Philippe Faraut


16 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

¡Qué bárbaro! ¡Cómo moldea las emociones!
Admiro esa destreza manual, de la que carezco por desgracia.
Un beso relajado de domingo, querida Carmen.

18 de julio de 2010, 8:16
RGAlmazán dijo...

¡Vaya tela! Pues a mí que soy un negado para las cuestiones artísticas también me da envidia. Esa destreza, forma de imprimir no sólo facciones sino sentimientos es absolutamente envidiable. Besos

Salud y República

18 de julio de 2010, 9:07
Txema dijo...

En mi caso aciertas porque el talento es una de las cosas que envidio.

saludos

18 de julio de 2010, 9:36
mariajesusparadela dijo...

Y del que compone y del que tiene buena voz y del que escribe bien y del que tiene una visión clara, como la tuya. Envidia total.

18 de julio de 2010, 10:57
Felipe dijo...

Cuando he visto la imagen me he asustado y me he dicho que habrá después.Y después había mucho talento y una extraordinaria destreza.

Besos y buen día.Por aquí caluroso

18 de julio de 2010, 11:04
buda dijo...

Que maravilla y que hablidad tiene,como yo jeje
Un besico y feliz domingo

18 de julio de 2010, 11:44
AROBOS dijo...

Una maravilla. A mí me resulta especialmente admirable porque yo soy incapaz de dibujar nada ni moldear siquiera una pelota.

18 de julio de 2010, 13:06
José R. González dijo...

sencillamente IMPRESIONANTE

18 de julio de 2010, 14:01
Freia dijo...

Partiendo de la base de que yo creo que no hay envidia sano, en este caso... ¡¡¡ envidia es poco !!!

Un abrazo, Carmen.

18 de julio de 2010, 15:12
Eastriver dijo...

Yo me conformo mintiéndome: claro, hecha una cara, hechas todas... no debe ser tan difícil. Pero luego comienza a cambiarle la expresión, a transmitir con la mirada y con las arrugas de expresión, a quitarle el cráneo (qué impresión) y a ponerle sombrero... Permanece la verdad desnuda: un enorme talento para expresar, con una pasada de mano, tanto sobre la interioridad humana.

18 de julio de 2010, 17:16
Caruano dijo...

Jo, qué habilidad! Parece magia.
Beso.

18 de julio de 2010, 19:30
severino el sordo dijo...

Si tu tienes envidia imaginate los que en vez de manos tenemos dos manojos de salchichas,saludos.

18 de julio de 2010, 21:37
sara dijo...

Que bonitoo!! Cuanta razón tiene, como cambia la cara segun las emociones. Precioso, me ha encantado

besoos y abrazos de tu niña gallega, esta que te quiere tantísimo

sara

18 de julio de 2010, 21:43
Dilaida dijo...

Es impresionante, una maravilla.
Bicos

19 de julio de 2010, 10:16
periodistaenbabia dijo...

Está genial Carmen. Yo siempre he sido un desastre para las manualidades xD

Un saludo.

19 de julio de 2010, 21:51
macgo dijo...

Pues para qué mentir: SI. Por eso empecé con la fotografía. Necesitaba expresarme de alguna manera

27 de julio de 2010, 6:56
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB