World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Funcionarios

20 may. 2010


Extracto de artículo publicado en el diario "Las Provincias":

"Siempre que azota la crisis económica, siempre que los muy ricos empiezan a ganar menos dinero que antes, aparece un grupo de señores de mando o de muy alta obediencia que arremeten contra los empleados públicos...

...El discurso es el mismo: sobran funcionarios. Y de ahí hay sólo un paso para considerar no productiva la función pública. Cuando no parasitaria, decimonónica, ridícula, ineficaz. Los funcionarios se convierten en carne de cañón en el discurso neoliberal...

...Porque los empleados públicos tienen hasta su último céntimo controlado por el Fisco, lo que está muy bien, sin duda; es algo democrático y deseable. Pero igualmente lo sería que tantos ciudadanos que saben mucho de dinero negro pagaran hasta el último céntimo de los euros que ingresan...

...Cuentan esas gentes del poder económico -y muchas otras a pie de calle-, que sobran funcionarios... Pero olvidan que en esos tres millones de empleados públicos que dicen que hay en España, el 90% son médicos, enfermeros, maestros, profesores, bomberos, policías, militares, guardias civiles, auxiliares de clínica, carteros, ordenanzas...

...Cuanto más rica, justa y democrática es una sociedad, más funcionarios tiene. Porque más protagonismo adquiere la acción pública. La del Estado, que tanto nos conviene a todos. El benemérito Estado, que tanto aborrecían los liberales que han arruinado el mundo, y en cuya solidez se amparan ahora. El Estado, que en España conforman la Administración Central, la Autonómica y la Local. Tan Estado es el ayuntamiento de Chiva como el ministerio de Defensa o la lehendakaritza...

...Muchos médicos, muchos maestros, sí. Pero también hacen falta esos empleados que tramitan expedientes. Que gestionan la Hacienda Pública o la Seguridad Social, que tan notablemente funcionan, por cierto...

...La función pública está abierta a los ciudadanos. El acceso es libre, las pruebas se basan en la igualdad, el mérito y la capacidad..."

¡Anímese a opositar el que así lo desee!

20 comentarios:

pena dijo...

Nos han convertido en cabezas de turco, pero como bien dices, cuanto dinero negro se mueve, ante lo cual cierran los ojos, cuantos privilegiados que no pagan impuestos, cuanto dinero tirado a la basura en proyectos para beneficiar a amiguetes, etc. etc. Un beso.

20 de mayo de 2010, 5:46
Felipe dijo...

Muy bien traído.La viñeta me recuerda algo.

Hoy perpetran la salvajada en la Moncloa

Besos

20 de mayo de 2010, 7:10
Txema dijo...

Los funcionarios van a tener el hornor en ser los primeros "solidarios" con los banqueros.

¿se puede pedir algo más que ayudar al señor Botín?

Besos

20 de mayo de 2010, 7:13
macgo dijo...

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001103831994&v=app_2347471856#!/note.php?note_id=120125671354417

20 de mayo de 2010, 7:23
macgo dijo...

Perdón porque mi comentario vaya en un enlace. Me lo enviaron, lo arreglé porque había cosas con las que no estaba de acuerdo y lo publiqué. Muchos no podréis verlo. Si Carmen lo considera, que lo publique

20 de mayo de 2010, 7:25
Yassin dijo...

Es curioso pero en España tienen peor imágen los funcionarios que los ricos.. incluso los ricos de manera ilegal (suponiendo que haya una manera legal, o moral, de ser tan rico como Paco el Pocero).. No hay más que ver la cantidad de chistes y chascarrillos contra los funcionarios.

20 de mayo de 2010, 9:29
Dilaida dijo...

Al final los que comen los huevos frescos siempre son los mismos.
A todos los demás o nos toca el paro o las rebajas.
Bicos

20 de mayo de 2010, 10:07
RGAlmazán dijo...

Tremendo el resultado que daba una encuesta en la que más del 60% de los ciudadanos estaba de acuerdo en que se bajara los sueldos de los funcionarios.
Tienen muy mala prensa. Y es verdad que en otros tiempos el trato era detestable, en muchos casos. Pero eso hace mucho que ha cambiado y desde luego, la labor de muchos funcionarios es ejemplar. Son trabajadores y como tales hay que verlos. Pero, está claro que en general son mal vistos. Hay envidia, entre otras cosas. Una de las cosas más envidiadas es la seguridad en el trabajo. Algo que debería tener todo trabajador, pero como cada vez es más difícil de obtener en el sector privado, se desea que tampoco lo tengan los empleados públicos.
En fin, una injusticia. Son trabajadores que cubren puestos claves: Sanidad, Enseñanza, Servicios Públicos...
No merecen este trato.

Salud y República

20 de mayo de 2010, 10:23
El dinosaurio dijo...

Qué pais este...

Feliz jueves guapa.

20 de mayo de 2010, 10:24
Cosechadel66.es dijo...

Estoy de acuerdo en la injusticia que supone poner de cabeza de turco a los funcionarios cuando van mal dadas. Pero también lo stoy en la necesidad de cada cuerpo social de admitir los errores e intentar cambiarlos. Y errores hay a montones en el funcionariado. Ayudaría mucho a no considerar el estereotipo que los propios funcionarios fueran quienes lucharan primero sobre esos errores.

Carpe Diem

20 de mayo de 2010, 11:29
Neogeminis dijo...

Solemos coincidir en blogs amigos.
Veo que tienen un rincón muy ameno aquí, variado y comprometido. Con tu permiso, me agrego a tus seguidores.

saludos desde Argentina.

20 de mayo de 2010, 14:06
Antonio Rodriguez dijo...

El echo de que haya malos funcionarios, no justifica el recorte de sus salarios para salir de la crisis.
La función pública es necesaria si queremos una sociedad más justa y solidaria y una salida solidaria de la crisis no tienen nada que ver con las propuestas de Zapatero.
Salud, República y Socialismo

20 de mayo de 2010, 15:44
Dean dijo...

Aquí lo importante es verle la carita feliz a empresarios y banqueros, que sus réditos sean abultados. Lo demás es secundario.
Un saludo.

20 de mayo de 2010, 15:48
sara dijo...

Sin comentarios, como van las cosas ultimamente..

Excelente entrada, Carmen!!

besos y abrazos de tu niña gallega

sara

20 de mayo de 2010, 15:59
mariajesusparadela dijo...

Perfecto, Carmen.
Pero, cuando corren buenos tiempos todos saben que con un sueldo de funcionaro nadie se hace rico. Pero sí con uno de albañil, de fontanero, de mecánico.
En esos momentos estudiar una carrera y preparar una oposición, no compensan.
Y lo que no compensa es ser ,siempre, carne de cañón, paganos de los errores de otros.

20 de mayo de 2010, 18:27
Pepecmb dijo...

En la infracultura que atraviesa todas las capas sociales uno de los tópicos recurrentes es atacar a los funcionarios. Se da como un hecho incontestable, un lugar común, un comentario simplista lleno de desprecio, pero sobre todo rebosante de envidia.
Una forma más de dividirnos a los trabajadores, enfrentándonos para seguir perpetuando a los que nos manejan y mangonean.
Pocas cosas pueden ser más necesarias y pausibles que el servicio público.
Saludos.

20 de mayo de 2010, 19:01
severino el sordo dijo...

Lo que sobran es lo ue son ricos muy ricos,la avaricia que a fin de cuentas es la que nos ha arrojado a esta crisis.
Hoy en el trabajo me han hecho un comentario curioso un español sin envidia es como un frances educado o un aleman gracioso,va en nuestros rasgos de personalidad,porque nos empeñamos en quitarle al vecino en vez de igualarle?
Saludos.

20 de mayo de 2010, 19:31
Isabel Romana dijo...

Hay una animadversión solapada siempre hacia los funcionarios, somo si fuéramos personas privilegiadas. Cierto que conseguimos (no sin esfuerzo) tener una plaza fija, pero no es menos cierto que no llegamos jamás a ricos, que nuestros salarios no son para echar cohetes ni nuestra "carrera funcionarial" da mucho de sí. Cualquier buen profesional con experiencia que trabaje en el sector privado puede ganar tres o cuatro veces más que un igual suyo funcionario. Pero lo cierto es que, cuando hay paro, todo el mundo se olvida de lo bién que le iba y el mucho dinerito que ha ganado en los años anteriores y arremete contra ese "privilegiado". En fin. De cualquier modo, es un discurso tan fácil y antiguo como falso e injusto.
Besitos.

20 de mayo de 2010, 19:48
Isabel Martínez dijo...

Este Gobierno se está luciendo, querida Carmen. Te prometo que no sé dónde mirar. Los acontecimientos de los últimos días me tienen indignada.
Ah, no soy funcionaria, pero sí solidaria.
Un beso.

20 de mayo de 2010, 20:17
Lakacerola dijo...

Ese odio hacia los funcionarios no puede venir más que de esos mismos neoliberales que se han cargado ya casi todo el Estado mediante forzar su privatización y como ya no tienen más ahora van a por los que le quedan.
Son los de siempre.
Besos.

21 de mayo de 2010, 20:15
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB