World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Samaranch: completando la mirada

27 abr. 2010

Estos días hemos asistido al homenaje dispensado a Juan Antonio Samaranch a raíz de su muerte.

Fallecimiento que ha sido portada mundial en los más importantes medios del planeta tierra. Funeral de estado. Requiebros de todas las voces: de derechas, de izquierdas y de mediopensionistas.

Es de suponer que su gran labor en el deporte avalará esta gran dedicatoria global. Por tanto no pongo en duda su posible contribución al mundo del deporte. Entre otras cosas, no lo pongo en duda porque es un tema que sinceramente desconozco.

Sin embargo, es conveniente recordar otros aspectos de su biografía.

Palabras de Juan Antonio Samaranch cuando se produjo el fallecimiento de Franco.




En una reciente entrevista, en CNN, Iñaki Gabilondo le pidió al historiador Santos Juliá, un titular para definir a Juan Antonio Samaranch. "Fue un nadador en todas las aguas", dijo. Creo que acertó plenamente en su descripción, no les parece?

23 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Una joya de declaraciones. Y sí, fue un franquista empedernido que hizo carrera durante el franquismo. Al menos era sincero.
Basta ya de idealizar a los muertos. Parece que cuando alguien muere ha sido lo mejor de lo mejor en todo, y luego en pocos días se le olvida.

Salud y República

27 de abril de 2010, 7:19
macgo dijo...

Todas tus palabras tienen un gran punto de razón. Es personaje al que sigo desde que era pequeño y Franco aun vivía. Y este señor vivía muy bien con él.
Y en cuanto a nadar entre dos aguas, no hay más que recordar que fue uno de los artífices de la apertura comercial con la antigua URSS en tiemnpos de la dictadura. Algo sacaría de todo ello, por ejemplo, el apoyo de los antiguos países del Este cuando salió elegido Presidente del COI

27 de abril de 2010, 7:29
Felipe dijo...

Las declaraciones muy bien traídas.Fue un fascista que subió al carro democrático como muchos otros.

El Borbón no se perdió el entierrro mientras con Delibes estaba viendo a Alonso.

Todo un síntoma de esta calaña

Besos

27 de abril de 2010, 7:30
severino el sordo dijo...

Demostracion de lo aborregados que estamos,si nos dicen que es dios de tanto escucharlo nos lo creemos,saludos.

27 de abril de 2010, 7:53
Miguel Alvarez dijo...

Es un caso especial de camaleonismo político. Muy especial.

El ser político, la consideración de ser político ha devenido en ser la capacidad ilimitada de transmutarse (algo que no comparto)

Samaranch es el paradigma de eso, el corcho que flota en cualquiera de las condiciones.


Para mas inri hay que decir que su promoción al COI tuvo el soporte de los paises capitalistas, los comunistas y los del tercer mundo en una época en la que, recordemos, las espadas seguían en alto.

saludos

27 de abril de 2010, 8:27
Marino Baler dijo...

Un franquista reconvertido, como tantos otros. Creo que no decubrimos nada nuevo.

Bessets.

27 de abril de 2010, 9:02
Txema dijo...

Pues igualico que el borbón y otros muchos.

Es una maravilla lo de las hemerotecas. Jejeje.

besos.

27 de abril de 2010, 9:20
El dinosaurio dijo...

No sé porqué a título póstumo todos son geniales y memorables. En fin, cada uno lo que fue, si no hay más.

Espero que todo vaya bien. Un saludo.

27 de abril de 2010, 10:11
anarkasis dijo...

iese ¿quién es?
¿jugaba al mus?

27 de abril de 2010, 12:28
Freia dijo...

Y además de sus antecedentes políticos, como dice mi amigo Bolche, poco favor le hizo al deporte. Él contribuyó en buena medida a romper por completo el espíritu olímpico y la consiguiente etiqueta de "amateur" que tenía, en aras del negocio de la profesionalidad y el dinero a espuertas.
No creo que se llevara muy bien con el barón Pierre de Coubertin precisamente. En ningún aspecto.

27 de abril de 2010, 13:18
mariajesusparadela dijo...

Hace dos días leí un post
http://enlahoraponiente.blogspot.com/2010/04/honores-de-jefe-de-estado.html
Dice lo mismo que tu , pero a lo largo y ancho...y yo comento lo mismo que dice Felipe: el rey y el príncipe, emocionados...declarando. Y a Delibes lo despedimos los que lo sentimos de verdad.
Merece la pena leer el post que te comento.

27 de abril de 2010, 15:40
sara dijo...

Se ha ido alguién grande, una persona valiente que siempre luchó por lo que siempre quiso.

Siento su fallecimiento

besos y abrazos desde estas tierras gallegas

sara

27 de abril de 2010, 16:00
Antonio Rodriguez dijo...

Quien fue durante la dictadura el responsable del deporte olímplico español es normal que siguiera anclado en sus origenes, como lo siguen haciendo políticos del P.P.
Lo que no es comprensible es que cuando alguien muere se olvide cual ha sido su pasado politico.
Salud, República y Socialismo

27 de abril de 2010, 16:01
Dilaida dijo...

Es increible como somos y que rápido olvidamos, menos mal que las hemerotecas están ahí para recordarnos como pensaban personajes como este señor. Se puede decir que fue un hombre "listo" supo chupar antes y siguió chupando después.
Bicos

27 de abril de 2010, 16:57
siempreconhistorias dijo...

ME gusta la definición de Santos Juliá y toda, todita tu entrada, con comentarios incluídos. Que no. Que no por morir se reconvierte uno.
Besos.

27 de abril de 2010, 17:23
Dean dijo...

Un diplomático que supo acercarse siempre al árbol que más cobijo le diera, la verdad es que siempre le consideré un burócrata más; me encanta el deporte, pero sin los episodios complicados que suelen suceder al amparo del COI.
Un saludo.

27 de abril de 2010, 18:15
Pepecmb dijo...

Los fascistas de ayer son los neodemócratas de hoy. Y quien no esté de acuerdo es un radical que quiere romper la convivencia que tanto nos ha costad...bla, bla, bla.
La muerte tampoco nos iguala a todos. Embellece los cadáveres putrefactos, maquilla las arrugas menos bellas, los rictus imperturbables que arrastraron sus dueños años y años. Los poderosos rinden pleitesía a sus iguales, los nuevos ricos se dan codazos para estar a la altura del enfoque de las cámaras. La baba ahoga.
El deporte es otra cosa, no esto.

27 de abril de 2010, 19:49
Lakacerola dijo...

Por la web comentan tb su gusto por el nacismo, no se si será verdad o no pero a juzgar por vuestros comentarios no me extrañaría.
Desconozco su trayectoria salvo lo del COI.
Un abrazo.

27 de abril de 2010, 20:30
Isabel Romana dijo...

Ya lo creo que era un buen nadador. También nos serviría otra imagen: era como el aceite en el agua, sieeeeempre arriba. Los españoles tenemos, al parecer, dos vicios: uno, el de hablar bien de los muertos porque son muertos; dos, el tener una memoria cortísima.

Muchas gracias por acompañarme en la presentación de Dido. Fue una gran alegría y un placer conocerte. Me sentí muy feliz y muy arropada en ese acto, algo de lo que sois responsables quienes vinisteis tan afectuosamente.

He puesto una breve crónica en mi blog (aún ando de prestado, pues tengo roto el pc). La reina Dido se sintió tan bien recibida, que quiere volver a la Feria del Libro. Un abrazo muy fuerte y gracias de nuevo.

27 de abril de 2010, 21:05
nexus. dijo...

Lo cierto, aunque suene a chiste fácil (que serlo, lo es), yo paso OLIMPICAMENTE de la muerte de este sujeto.
Su filiación profranquista, lo descalifica para mi, aunque tuviera sus logros en la gestión del COI.
Yo también pienso que una persona no es mejor por el mero hecho de haber fallecido, uno es lo que es y sus acciones en vida lo definen.
Interesante propuesta Carmen, un beso.
Salud y República!!
Nexus.

27 de abril de 2010, 23:41
Ramon.Eastriver dijo...

Si, sí, claro, es eso. Hombre, no conocía esas declaraciones con esa vocecita de apenado pero no me ha extrañado nada. Él ocupó el Palau de la Generalitat de mi ciudad justo cuando no había Generalitat y el Palacio acogía la sede de la Diputación, de cuya organización ocupó la presidencia. En fin, que es eso lo que fue, no él, sino toda su familia. Y ver luego a la familia real compungida en su entierro, me repateaba las tripas, son todos lo mismo. Un abrazo y un brindis por tu buenísima memoria.

28 de abril de 2010, 0:57
Antonio dijo...

Interesantes declaraciones, cargadas de parcialidad y compromiso con el sistema franquista, que no levantó a España, sino que la destrozó con una guerra alejándola de la evolución política, social y económica dada en el entorno. Creo que estas cínicas palabras solo se pueden justificar por la subordinación ideológica o por la tendencia a exaltar los valores del muerto.
La vida de este señor está manchada por su trayectoria predemocrática.
Un abrazo

28 de abril de 2010, 1:25
Cosechadel66.es dijo...

Algunas aguas más turbias que otras

Carpe Diem

28 de abril de 2010, 16:38
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB