World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Por si acaso, te prohibo.

11 ene. 2010


Que nuestra sociedad es compleja, no solo lo sabemos, sino que también lo padecemos. En esta sociedad los intereses se contraponen, se confrontan, se oponen. De ahí que la sociedad decide regularse con normas que supuestamente deberían mejorar la convivencia.

Una sociedad en la que los sistemas políticos están en revisión. Una sociedad cada vez más desconcernida de sus gobernantes, de los partidos políticos que los representan, de las instituciones. Una sociedad que cuando es llamada a opinar, a participar, se abstiene mayoritariamente, produciéndose una auténtica subversión del sistema ya que muy pocos, los que participan, deciden cuestiones esenciales que afectan a la mayoría. En definitiva, una sociedad en que unos pocos hablan en el supuesto nombre de unos muchos que cada vez son más silentes.

Una sociedad incoherente en la que, tan solo como uno de los miles de ejemplos, se prefiere prohibar de forma taxativa el espacio para el humo, pero sin embargo no parece interesada en incluir el tratamiento antitabaco dentro de la sanidad pública. Una sociedad que, sin embargo, si invierte cantidades desorbitantes, que benefician a unos pocos, en una supuesta gripe mortífera, que ha producido muchas menos víctimas que la gripe común.

Una sociedad que teme el acceso a sus recursos fundamentales. A su esencia. A su cultura, entendida esta en su sentido más amplio. Como "cultivo". Cultivo a la creación. Cultivo a la convivencia. Cultivo a la formación. Cultivo al respeto. Cultivo a la libertad.

Una sociedad miedosa, penalizadora, castrante. Una sociedad prohibidora.

¿Por qué diome esta congoja de amanecida? No se. Quizás esto sea el comienzo de un libro que incluso podría publicar, no les parece?

Por si acaso voy a sacar una copia de mi creación, con mi ordenador, con mi impresora, con mis cartuchos de tinta... Tranquilos porque lo mío es legal. Yo ya pago canon por todos estos productos. Unos lo llaman "canon", otros "multas preventivas". Multas por si acaso en mi casa y con mi ordenador, con mi impresora, con mis cartuchos de tinta, me dedico a imprimir cosas no pertenecientes a mi propia producción. Por si acaso. Siempre, por si acaso

Shsss! Silencio por favor. No me he dado cuenta que estaba cantando yo aquí, solita, en mi despacho... y estaba cantando ni más ni menos que una canción protegida...

Ay! señor, señor, señor... que miedo me ha entrado... están llamando a la puerta... dioses del olimpo... vendrán a prenderme.

(Continuará...)

22 comentarios:

pena dijo...

La desesperanza, la falta de confianza en las instituciones, la crisis económica, todo un buen caldo de cultivo para empezar un control de la población que da miedo, más conociendo nuestra parte oscura. Sobre el tabaco, la verdad, soy de las defensoras de que los lugares públicos tengan zonas bien delimitadas de humo o que se prohiba fumar en ellos. Cuando veo a niños y niñas de pequeños immersos en esta zona cerrada contaminada me da no se que. Si ya sé que el aire que nos envuelve también es basura, y el agua, y la comida, y...todo pero un hábito privado no debe afectar al resto. POr quello de que tu libertad termina donde empieza la del otr@. Saludos.

11 de enero de 2010, 6:56
RGAlmazán dijo...

Cuidado, querida, Ramoncín acecha...
¡Qué miedo!
Pues sí, hemos de reconocer que prohibir es lo más fácil, se corta el árbol y nos aseguramos de que no da fruto. Esta es la imaginación de nuestros políticos castradores.

Salud y República

11 de enero de 2010, 6:56
Isabel Martínez dijo...

Una sociedad hipócrita, Carmen. Una sociedad que saca sus buenos euros de los impuestos sobre el tabaco. Una sociedad que le ha dado por inmiscuirse donde no debe, en el ámbito de la libertad individuual. Una sociedad que mira con suspicacias lo que haces con tu ordenador, con tu impresora. Una sociedad que se mosquea si cantas y, como te descuides, te va a cobrar por respirar el aire.

11 de enero de 2010, 7:10
Felipe dijo...

No se prohibe la pobreza
No se prohibe la subsistencia
No se prohibe la bellaquería

Nos prohibirán la generosidad y,acaso,el amor?

Un beso

11 de enero de 2010, 7:46
m.eugènia creus-piqué dijo...

Sobre la fumata blanca no voy a opinar, soy fumadora,mea culpa, sobre lo demás pues te diré que sí, vivimos controlados al máximo, nos prohiben todo, bueno, todo lo que les interesa,y mejor no cantes muy alto Carmen, estan al acecho para clavarte una multa de mil demonios.Petons.

11 de enero de 2010, 8:41
Dilaida dijo...

Carmen ¡qué razón tienes!. Ayer cuando llegué a casa (los fines de semana no estoy) me encontré que en mi blog de Arte me habían eliminado unos dibujos de Castelao que yo había tomado de la página "Castelao na rede"(lo indicaba en mi entrada). Yo sólo intentaba hacer un pobre homenaje a un artista insigne al que admiro, podía haber escaneado las imágenes, pero creí que no le hacía daño a nadie, puesto que yo no iba a comerciar con la obra. En mi blog Groucho también puse un dibujo de Castelao y también se lo han llevado ¡QUÉ LES APROVECHE!. Pero no me parece justo cuando yo sólo trataba de homenajear al único dueño de esas imágenes.
Bicos

11 de enero de 2010, 9:02
Maca dijo...

¿podrán prohibirnos pensar? ¿Comunicarnos?, quizás lo tengamos que hacer en silencio, con muecas ¿Nos amputarán?
Miedo me dá que consigan confundirnos en nuestra esencia.
¡clamemos todos a los dioses del parnaso¡
te mando un abrazo, que de momento no está prohibido

11 de enero de 2010, 10:51
Petardy dijo...

La normas, las reglas y las prohibiciones están para saltárselas siempre que sean innecesarias, absurdas, ambiguas. ¿Por qué te digo ésto? Porque no olvidemos que quién hizo la ley, también creó la trampa. Nos quieren manejar y algunos hasta creen que lo consiguen. Feliz 2010 (sin prohibiciones, reglas o normas) desde Petardylandia :D

11 de enero de 2010, 11:26
Dean dijo...

Todo esto se está convirtiendo en un llamado a la reacción del pueblo adormilado, con tantos años de abundancia la gente se ha dormido en los laureles, placidamente en el sillón viendo el fútbol, de compras por los centros comerciales, de inversiones en el ladrillo. Ahora el panorama ha cambiado y sería bueno que despertáramos del letargo. Hacen con nosotros lo que les viene en gana y nadie dice ni pio.
Un saludo.

11 de enero de 2010, 13:20
Cosechadel66.es dijo...

Prohibir no suele valer para casi nada. Educar,para casi todo.

Carpe Diem

11 de enero de 2010, 13:50
Juan Navarro dijo...

¿Y las ideas? ¿Dónde están las ideas? Las nuevas, las que cambiarán esto, las que construirán una sociedad distinta.
El debate sobre la propiedad de los bienes culturales y su uso es un debate falso, se resolverá fácilemente, lo veremos, como la propiedad de la tierra, que hay tierra que es de todos (las calles, las carreteras,...) y tierras que son de algunos. El debate esencial es que la cultura sea o no sea la clave del cambio.
Un beso.

11 de enero de 2010, 14:01
fritus dijo...

Fumador como un carretero me confieso, pero no me parece mal lo de la prohibición del tabaco en cualquier lugar público...de hecho, en mi casa, y es mi propia casa, fumo en la terraza,...y por las mismas razones, ...por no fastidiar a nadie, especialmente a mi nena de 2 años..
Ahora bien...por que no se autodisuelve "altadis" la empresa tabaquera del Estado español?...es completamente incoherente que sea el propio Estado el principal beneficiado economico de la afición al tabaco que aún persista.

Con respecto a lo de la SGAE, no tiene nombre...yo por mi parte, y antes de las intervenciones judiciales que se aveninan, me estoy bajando a saco un montón de pelis cásicas y de discos antiguos de jazz que me apetecen....Hitchcock, Miles Davis o Fritz Lang, un poner...entre varios cientos... están todos muertos y no se van a quejar de que yo los admire tanto que piratee

11 de enero de 2010, 14:05
periodistaenbabia dijo...

En general estoy de acuerdo, aunque en el caso del tabaco he de decir que estoy muy contento de que no vayan a dejar fumar en los bares. Estoy harto de llegar oliendo a tabacazo cada vez que salgo y tener que orear y echar a lavar toda la ropa de inmediato jejej
En cuanto a la Cultura, no te aflijas que al final se impondrá la cordura.
Un beso.

11 de enero de 2010, 14:05
siempreconhistorias dijo...

Sin apropiármelas, respetando el derecho de autora excelente que tienen, me hago cómplice y apoyadora de todas y cada una de sus palabras.
Un beso. ¿O lo han prohibido ya?

11 de enero de 2010, 14:27
mariajesusparadela dijo...

Y, ten cuidado porque esa canción, aunque no la cantes, con que la pienses, te la están cobrando igual...

11 de enero de 2010, 14:36
Lakacerola dijo...

Lo de la prohibición de fumar en todos los espacios públicos lo veo bien, lo del canon tendría que haber una solución que valga para ambas partes. No veo bien que un artista gane toda su vida por una canción y no haga más obra ni conciertos ni nada, pero tampoco está bien que nos bajemos todos en masa la pelicula Avatar por ejemplo, cuando ésta ha valido tiempo y trabajo de producción, guión, dirección, etc, etc. Alguna solución tiene que haber.
Un abrazo.

11 de enero de 2010, 16:37
Antonio Rodriguez dijo...

Es mas facil prohibir que dar soluciones, pero no obstante creo que son dos cosas distintas lo del tabaco y lo de la SGAE.
Con respeto al tabaco yo creo razonable la prohibición del mismo en los lugares que comparten fumadores y no fumadores. En Europa ya hay 9 paises donde se respeta el derecho de los no fumadores en lo sitios públicos y no pasa nada, ni se ha creado desempleo ni han bajado lo beneficios de los empresarios ni ninguna otra cosa rara que los agoreros baticinan.
Lo de la SGAE es cosa de otro cantar, son unos depredadores con el permiso del actual gobierno.
Salud, República y Socialismo

11 de enero de 2010, 16:41
severino el sordo dijo...

Que ha sido de aquello de prohibido prohibir?
Estoy con cosecha,prohibir no sirve de nada,slo para poner obstaculos que se acaban saltando una y otra vez.
Sin descarga sere capaz de vivir,lo que me preocupa es que se pierda la opinion libre,por cierto gracias al cabreo que me puso la ley ,pase a ser fumador en excedencia de lo cual no me arrepiento,saludos.

11 de enero de 2010, 18:22
__MARÍA__ dijo...

Yo siempre voy con prisas...me parezco al conejo de Alicia.
Bueno volveré pero no quería irme sin dejarte un saludito.

11 de enero de 2010, 19:29
Eastriver dijo...

Querida amiga, aunque creo que hay parte de razón en lo que dices debo precisar o matizar que no soy liberal. No me parece mal que se prohiban algunas cosas. Creo que es necesario que se prohiban.

Sé lo que quieres decir, te entiendo. Te quejas de los excesos, y tienes razón en lo que dices del tabaco, del tratamiento... lo fácil es siempre corta el árbol como dice creo que Rafa. Sí, es verdad, tenéis razón. Pero este razonamiento llevado al extremo nos convierte en liberales tipo Aznar (((¿¿¿quién le ha pedido que conduzca por mí???))), tan peligrosos. Se deben prohibir cosas, pienso. Es lo razonable. Prohibir el racismo, el machismo, la homofobia, el fascismo, la intolerancia, que uno salga a conducir beodo perdido... Pero seguramtne deberíamos ponernos más de acuerdo, discutir más, qué prohibir y qué no.
El tema sgae, ayyyy, qué tema. No puedo con Ramoncín pero sinceramente no todos los cantantes son Ramoncín. Los hay que cantan de verdad y malviven sin poder vender ni los dos mil que vendían antes. De alguna manera deberán ser recompensados. Aunque bueno, coincido que a veces se hacen muchas tonterías...
Un enorme abrazo, y gracias por despejarme con tus entradas necesariamente rabiosas.

11 de enero de 2010, 19:53
Antonio dijo...

Querida Carmen, bajo mi punto de vista, gobernar implica prohibir y establecer normas que protejan a los unos de los otros, lo malo es cuando solo se prohíbe y no se toman las otras medidas como tú bien dices. Andamos en malos tiempos para la lírica... la lírica, la cultura, no es propiedad de nadie, se ha de permitir su flujo libre para compartir esa creación, dando un pago razonable al creador. No tiene sentido el negocio exorbitante que se hace con los temas culturales.
Gobernar es buscar el mayor bien posible para todo el colectivo social, no para unos pocos. El sistema liberal no busca el bien de la mayoría, sino el de los espabilados que se aprovechan de la laxitud de las normas para sacarle el máximo provecho.
Un abrazo

11 de enero de 2010, 22:22
Logan y Lory dijo...

Si la crisis ya le tenía tocado a Zapatero para las próximas elecciones, lo de la Sinde le ha acabado de rematar. Pero literalmente electoralmente y chinpum, vamos que Rajoy gana de largo las próximas elecciones filomena a mi pesar.

Pero qué patético es ver hoy al próximo presidente español en la cola del paro con una indumentaria que sobrepasaba el sueldo mínimo interprofesional...
Málaga, malagón, ay dios.
Besos

12 de enero de 2010, 0:16
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB