World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Padre nuestro del conductor

29 dic. 2009

Recemos. Sí, por favor. Tanto alcohol, en formato de vino y otras exquisiteces varias, nos puede pasar factura. En estos días el exceso es lo que toca y con los numerosos controles antivicio y antialcohol que hay por las calles y callejuelas, por las plazas y plazuelas, debemos, muy seriamente, encomendarnos al altísimo.




Espero que lo hayan hecho. No quiero que se me condenen

16 comentarios:

Felipe dijo...

Esta gentuza que se vaya a tomar por ahí
Un beso

29 de diciembre de 2009, 7:38
Juan Navarro dijo...

Si hay que reírse, se ríe, que para eso estamos en días de "gracia".
Anda, que para lo que sirve el Vaticano...
Un beso.

29 de diciembre de 2009, 8:42
Dilaida dijo...

No van a tardar mucho en decirnos que color de ropa tenemos que llevar, ya verás todos de blanco, rojo y negro. A mi lo que más me gusta es la variedad de "gorros" que tienen, prometo que no faltará ninguno en mi armario.
Bicos

29 de diciembre de 2009, 9:23
Menda. dijo...

Juas! Yo he empezado ya a ponerme en trance, ajjajajaja.

29 de diciembre de 2009, 9:40
Marino Baler dijo...

¿Acaso esta gente no entiende que no pueden estar siempre con el poder en sus manos? Yo los mandaría donde ha dicho Felipe... y un poquito más lejos también.

Un besset.

29 de diciembre de 2009, 12:23
sara dijo...

A ver si rezando todo esto se acaba..jajja

Besoss y abrazos de tu admiradora gallega, Carmen

Sara










































!!

29 de diciembre de 2009, 13:17
Dean dijo...

En estas fechas maneje con cuidado señorita Carmen, a ver si los semáforos no van a estar bien sincronizados y se va a dar un estrolazo. Ja ja ja
Un saludo.

29 de diciembre de 2009, 14:45
Eduardo dijo...

Esto es la leche, dentro de poco compre su CD, con los mejores salmos para la educación vial, lo flipas, (podra recuperar puntos).

Y porque no piensan en disolverse y repartir todo lo que tiene acumulado el vaticano para ayudar a paliar la crisis, a los enfermos y necesitados...... ya se que como eso no lo van hacer,,, Sres curas hagan caso a Felipe y cojan esa divina dirección.

29 de diciembre de 2009, 14:48
Asun dijo...

Y los apóstatas ¿podemos conducir como nos de la gana? ¡Si somos apóstatas ya no será pecado!

¿Tendremos más problemas para aparcar? ¿Tendremos que pagar las multas propias y ajenas?

¿Tendremos más probabilidades de "estrolarnos"?


Ozú ¡que miedo!

29 de diciembre de 2009, 16:09
RGAlmazán dijo...

Carmen, te veo muy entregada a la religión. Me tienes preocupado, cada día están más cerca de El Vaticano.
Besos.

Salud y República

29 de diciembre de 2009, 16:22
siempreconhistorias dijo...

Y lo peor es que siguen teniendo público, y mucho.
Si vieras qué curioso es el Dios católico de este pueblo ecuatoriano.Fíjate si le tienen confianza, querida Carmen, que lo llaman Diosito.
Un beso.
Y que Diosito te bendiga (pero sin el Vaticano,eh!)

29 de diciembre de 2009, 17:54
daalla dijo...

Hombre, hay muchas formas de rezar. Si lo entendemos como reflexionar sobre la peligrosidad de realizar determinadas acciones al volante y eso nos hace tomar una copa de menos, bien habrá estado el "rezo". Saquemos algo positivo de la SICAR por una vez...
Un abrazo, Carmen, y feliz año nuevo.

29 de diciembre de 2009, 19:26
Lakacerola dijo...

¿Entonces tenemos que bendecir el coche tambien?
Lo que hay que ver...
Un abrazo.

29 de diciembre de 2009, 20:45
Maca dijo...

¡Si bebes no conduzcas¡ y disfruta
besiños

29 de diciembre de 2009, 21:56
severino el sordo dijo...

Yo paciente espero el "avemaria del peaton"como dirian en la otra orilla,es que no manejo,saludos.

29 de diciembre de 2009, 21:59
Cosechadel66.es dijo...

No se que tiene más peligro, si la bebida o la iglesia....

Carpe Diem

30 de diciembre de 2009, 9:59
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB