World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

De mis cosas laicas, de mis laicas cosas

3 nov. 2009

El domingo pasado leyendo prensa variopinta, tal y como me gusta hacer las mañanas domingueras, me encontré con un artículo muy interesante en el diario "Público": la entrevista realizada a Henri Peña, autor de un interesante libro "Antología laica", editado por la Universidad de Salamanca.

El libro, auspiciado por el foro "Europa laica" , es muy aconsejable.

Estaba en un lugar fuera de casa mientras leía el artículo y como fondo se oía y también se entreveía, la retrasmisión de una misa por televisión. Por Televisión Española, la televisión pública. Y es entonces cuando se me produjo la fusión entre lo que estaba leyendo y lo que estaba oyendo y entreviendo.

En esas me hallaba cuando cobraron verdadero sentido las palabras de Henri Peña que yo entresaco del artículo: "El mundo no está dividido entre creyentes y no creyentes sino entre los que quieren imponer su creencia y los que luchan por la estricta igualdad de trato de unos y otros... El problema pués no está en la religión sino en el poder político de la religión al querer imponer la fe a toda costa..."

Me pregunté el porqué en una televisión pública y en un estado aconfesional se tiene que retrasmitir una Misa. "El estado no cumple su papel cuando utiliza dinero de todos los ciudadanos para subvencionar actividades religiosas", leía mientras tanto en el artículo.

Me pregunté el porqué de la debilidad de este gobierno para no zanjar definitivamente una cuestión que tanto confunde y que tan inexplicable es en una democracia y en un estado aconfesional.

Mientras pasaba todo esto por mi mente, veía a lo lejos la escenografía del acto y me preguntaba qué opinarían los auténticos creyentes de la vestimenta y del aparataje de esa Misa retransmitida, ya que según tengo entendido es el "recogimiento" el valor sustantivo de la espiritualidad.

Me preguntaba también qué sentirían los auténticos creyentes con esos discursos, en este caso homilías, con palabras tan grandilocuentes y carentes de un significado humano y humanitario.

Y sobre todo me preguntaba qué pasa a nuestra democracia que aún no ha diferenciado entre el ámbito privado y el público. Y es en el ámbito privado en el que solo tiene cabida la dimensión religiosa.

Yo se que algunos creyentes, no todos por suerte, piensan que España siempre ha sido Católica, Apostólica y Romana. Nada más lejos de la realidad. La religión en nuestro país ha sido la expresión de una imposición pública de la misma. Sin ir más lejos, en la época franquista fue una imposición y no una elección.

Han visto lo que da de si una lectura dominguera. Todo esto he sentido y quería compartirlo con el respeto a las opciones personales e individuales. Se que cada uno es libre de creer e interpretar. Por ello, hoy me he sentido libre de decir y de rechazar.

Cada vez estoy más convencida que son las voces de los ciudadanos quienes cambiarán u obligarán a cambiar aquello que nos debe ser dado en una democracia, sólida y avanzada. Nos queda aún mucho camino por recorrer, me temo.

Por cierto aquellos que quieran apostar por la separación de Iglesia y Estado aquí tienen un enlace.

Se que es un tema que nos indigna a muchos de los blogs amigos. Ayer mismo, mi amigo Rafa, (Kabila), publicaba un artículo sobre la financiación pública de la venida del Papa en 2011.

Mientras en estas reflexiones me hallo, leo con estupor y asombro los resultados del último barometro del CIS: el PP aventaja al PSOE en 3,3 puntos. Al parecer nada pasa factura al Partido Popular, ni la corrupción, ni la lucha intestina entre ellos mismos. Nada.

Ya sabemos que a algunos votante de derechas, (a decir de las encuestas, son bastantes los algunos), les da igual que algunos de sus líderes (a decir de los datos, son bastantes los algunos) sean corruptos o más corruptos. Están convencidos que con ellos, los populares, "se vive mejor". ¿A que les suena esto?

Para colmo de los colmos, en la misma encuesta se señala como cuarta causa de preocupación entre los españoles: la clase política. Ojo, por delante del terrorismo. No se a ustedes pero a mí me ha dado pavor. ¿Estamos hacia una involución de valores?

Qué miedo me da! Sí, qué miedo!

De momento me esfumo en la noche, ya bastante avanzada, para ver si me recupero

22 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Vivo en un país laico, es interesante leer lo que hoy compartes..

Cariños

3 de noviembre de 2009, 5:39
RAMPY dijo...

España es una curiosa contradicción digna de ser estudiada.
Hablando de laicismo, a ver si alguien me puede explicar en qué consiste en "bautismo laico", porque no lo entiendo.
Un rampybeso.

3 de noviembre de 2009, 6:56
Txema dijo...

Pues la verdad Carmen es que coincido contigo pero, efectivamwnte, el laicismo en España no ha calado, es de boquilla.

Es más es pura hipocresía. No voy a misa, pero me caso por la,iglesia y bautizo a mis hijos... en fin.

Para empezar la propia jefatura del estado exige la pertenencia a la religión católica.

Si España fuera una república acabarían (con el paso del tiempo) por impornerse los valores republicanos. De momento siguen inalterados muchos de los que se inculacaron durante el franquismo.

3 de noviembre de 2009, 7:23
Lakacerola dijo...

Lo mismo comentábamos mi marido y yo ayer, no entendemos como con la corrupción entre las filas del PP, todavía vayan por delante en las encuestas, lo que me lleva a pensar que o la mayor parte de la sociedad haría lo mismo que ellos si estuviera en el poder o con la crisis galopante que hay los españoles preferimos tener un trabajo aunque sea precario y con recorte de derechos antes que vernos sin nada, me inclino a pensar que ésto último. Desgraciadamente la derecha es la que tiene el dinero. Respecto al artículo, me viene a la cabeza otro de estos días donde decía que la iglesia o una parte de su clero se va a meter en política de manera activa, no recuerdo dónde lo leí pero fue hace menos de una semana. Un abrazo.

3 de noviembre de 2009, 7:41
Juan Navarro dijo...

Tenemos la sociedad que queremos o permitimos. La Iglesia Católica continúa en las costuras del poder porque no nos hemos puesto nunca frente al espejo de lo que significa la sociedad civil. No les hemos arrebatado el poder cómplice que tuvieron, sino que nos han cedido graciosamente algunas parcelas. Quienes tenían capacidad para plantear el debate, no lo han hecho. Mientras no separemos público y privado, no nos haremos unas sociedad moderna y adulta. Y esto también tiene que ver con la corrupción.
Un abrazo.

3 de noviembre de 2009, 8:11
Dilaida dijo...

Por desgracia en nuestro país no existe una cultura laica, nos educaron en el catolicismo, unos por las buenas y otros por la fuerza y ahora no entendemos muy bien lo que es un estado laico. Los colegios privados de curas y monjas que proliferaron tanto durante el franquismo sembraron bastante bien su semilla y después hay que añadir que a la gente de la generación de mis abuelos, padres y a mi misma, nos obligaban a ir los domingos a misa, si no ibas te la jugabas porque el cura era uno de los controladores del régimen y conocía a todos los del pueblo, enseguida eras tildado de "rojo".
La obligación durante años se convirtió en costumbre y muchos de los que ahora asisten los domingos a misa, no es porque tengan sus creencias muy claras sino porque saben que es domingo si van a misa, esto ocurre sobre todo en los pueblos donde la gente aprovecha para estrenar el último traje que se compró o la última joya que le regalaron.
A mi lo que me llama más la atención y que por curiosidad lo tengo más que comprobado es que la gente de misa diaria o la que no falta los domingos por nada del mundo es la más HIPÓCRITA, MALA, COTILLA que te puedas encontrar. ¿Por qué será?
Bicos

3 de noviembre de 2009, 8:25
nexus. dijo...

Por un lado amiga Carmen, no creo que vayamos hacia una involución de valores, sino que estamos, desgraciadamnte en ella.
Por otro lado, el PP, con corrupción incluída, se vale de la mejor gestión que hace de los medios de información y la propaganda.
Desde siempre la derecha ha utilizado mucho mejor que la izquierda la propaganda.
En ocasiones flaqueo y pienso si de vedad no tendremos los políticos que nos merecemos.
Un saludo.
Salud y República!!
Nexus.

3 de noviembre de 2009, 9:03
Juanjo dijo...

Con la Iglesia hemos topado...

Besos Carmen

3 de noviembre de 2009, 10:04
RGAlmazán dijo...

Carmen, ya sabes que estoy de acuerdo contigo. Lo he escrito decenas de veces. Y ahí seguimos. De todas formas lo del PP hay que valorarlo en su fecha. La encuesta se hizo hace más de quince días. El domingo hubo dos sondeos realizados por periódicos, uno era La Vanguardia y no recuerdo el otro, pero daban una diferencia menor de un punto, a favor del PP, entre los dos grandes partidos, o sea un empate técnico, y la valoración de Rajoy había bajado bastante.

A RAMPY: el mal llamado bautismo laico o civil, no es sino la celebración de un rito de acogida a un nuevo ciudadano. Un rito que ya se practicaba mucho antes que lo instituyese la Iglesia en muchas sociedades. La Iglesia ha tomado de otras culturas ritos y los ha convertido en ritos católicos, los sacramentos son un ejemplo claro: Ritos de paso son La Comunion o la Confirmación y son anteriores a la Iglesia Católica. Sus ritos y sus mitos son todos anteriores a ella, que los ha adoptado y hecho propios.

Salud y República

3 de noviembre de 2009, 10:18
joselop44 dijo...

Lo planteas desde un lado erróneo. Te explico. El Papa es recibido como Jefe de Estado. No vi a la progresía protestar tanto cuando le montaron un mitin a Evo Morales con dinero de nuestros bolsillos.
Un abrazo.

3 de noviembre de 2009, 10:48
EL Pinto dijo...

Permitir que recomiende mi comentario:
http://el-pinto.blogspot.com/2009/10/el-mitraismo-precursor-del.html

La religión para control desde el poder.
Salud

3 de noviembre de 2009, 11:04
EL Pinto dijo...

Permitir que recomiende mi comentario:
http://el-pinto.blogspot.com/2009/10/el-mitraismo-precursor-del.html

La religión para control desde el poder.
Salud

3 de noviembre de 2009, 11:04
mariajesusparadela dijo...

Voy a decir dos cosas que indignarían a muchos, pero, a mi plin:
1ª: los que tienen necesidad de oir misa y sermón, nunca tienen necesidad de hacerse preguntas.
2ª: los que votan al PP a pesar de la corrupción son los que piensan que si ellos estuvieran en el caso de sus líderes peperos harían lo mismo.
Ustedes perdonen, yo lo creo así.

3 de noviembre de 2009, 12:52
Felipe dijo...

Mientras no se denuncien los Acuerdos Vaticano-reino de España esto seguirá así.

En dichos acuerdos se contempla la utilización de medios de comunicación pública.

Pues eso,ajo y agua,hasta que alguien tenga la dignidad de acabar con esta farsa.

Un beso colegiero

3 de noviembre de 2009, 13:51
Antonio Rodriguez dijo...

Coincido con Felipe, el problena es la exitencia del Concordato. Mientras no haya un gobierno que se atreva a denunciarlo y poner a la iglesia católica en el lugar que le corresponde, las cosas seguirán como hasta ahora. Y me temo que la nueva ley de libertad religiosa no va a cambiar las cosas, solo va a ser cafe para todos.
Salud, República y Socialismoa

3 de noviembre de 2009, 15:48
Maca dijo...

Creo que en el fondo la realidad, es lo que apunta Mº Jesús y a mi tb. plin..

3 de noviembre de 2009, 16:16
Menda. dijo...

En fin, el gobierno que no quiere enemistarse.

3 de noviembre de 2009, 16:27
daalla dijo...

En este país de hipócritas, cada vez que la iglesia saca el genio todos se cagan, con perdón,. Y el primero el PSOE, paradigma de la indefinición, que quiere quedar bien con todos y al final no es ni chicha ni limoná.
Todos tenemos parte de culpa, sin embargo. Si no celebrásemos por la iglesia muchos sacramentos en los que decimos que no creemos pero que terminamos aceptando pasivamente y ayudando a que engorde la curia, tanto en sentido metafórico como literal.
Besos, Carmen

3 de noviembre de 2009, 17:47
refugioespiritual dijo...

Cosas que nunca terminarán...
Pasaba a saludarte, que tengas un linda semana.

Andrea.

3 de noviembre de 2009, 21:27
Dean dijo...

En el papel hay muchos temas como este, pero en la práctica las cosas son muy diferentes. Desligarse de la iglesia necesitará mucho más tiempo, porque es un sistema con poder; y cambiar el sistema político corrupto es casi imposible, porque ostentan aún más poder y dinero que la misma iglesia y es por eso que a ambos les encanta que las cosas sigan como antaño, que no evolucionemos, que no nos civilicemos, que sigamos tan ignorantes y sumisos como siempre para seguirnos manejando más fácilmente.
Un saludo.

3 de noviembre de 2009, 23:35
Selma dijo...

Es el Partido político con más siglos de experiencia... Con sede en la Roma Eterna.. no ha habido una Revolución que rompa drásticamente con su influencia sino una muy tímida transición, y eso es lo que tenemos...

Carmen cariño, los domingos, no pongas la tele( ni ese canal), lo digo por el descanso de tu mente...

Besitos muchos y disculpa mi retraso..

5 de noviembre de 2009, 17:00
Anónimo dijo...

Carmen, creo que podían haberte hecho a ti esa entrevista que leías, sin desmerecer para nada a Henri Peña-Ruiz, que es un gran intelectual y mejor amigo. Hay algo más, no solo el PP está en contra del laicismo, también el PSOE lo sortea a su manera: piensa en la nueva reforma de la Ley Organica de Libertad Religiosa. Si analizas la reforma te darás cuenta de que vamos más hacia un estado pluriconfesional que hacia uno laico. No en vano, siguen vigentes artículos del concordato de 1953 de Franco con la Santa Sede... Soy César Tejedor, el otro autor del libro Antología laica. Somos muy pocos aún los que defendemos estas cosas. Me ha alegrado leer tu blog

5 de noviembre de 2009, 17:05
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB