World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

¿Y después de un año... qué?

17 sept. 2009

El 15 de septiembre de 2008, el mundo de las finanzas quedó conmocionado con la quiebra de Lehman Brothers, banco de inversión con más de 150 años de historia.

Este terremoto financiero paralizó los mercados mundiales de crédito pero enseguida, esta crisis financiera se propagó, cual mancha de aceite, al sector del automóvil, con las suspensiones de pago de gigantes como General Motors o Chrysler. Continuo con el sector de la construcción, siendo en este campo España uno de los países más afectados.

Ante esta situción las autoridades políticas y monetarias, nacionales e internacionales, se decidieron a intervenir. A actuar. ¿Cómo? Inyectando dinero al sector bancario y a las grandes corporaciones empresariales.

Después de un año, muchos ciudadanos nos hacemos preguntas. Esas preguntas provienen de ciudadanos que como yo no entendemos el significado de los primes, subprimes, ninjas, MBS, titulaciones, conduits y demás términos financieros y bancarios...

Sin embargo, si entendemos, de una manera cierta, segura, en este caso incluso dramática, que el dinero inyectado para salvar a la banca mundial, (salvarla, no se nos olvide, de sus actuaciones irresponsables), y para salvar a las grandes corporaciones empresariales, también del mundo mundial, insisto, ese dinero inyectado ha salido del bolsillo y del esfuerzo de millones de contribuyentes. Eso si lo entendemos, ténganlo por seguro.

Y yo me pregunto ¿Después de un año, de este dramático y larguísimo año, QUÉ?

Muchos de nosotros, pobres ilusos que semos, creíamos que esta crisis supondría el final de un sistema capitalista feroz e insolidario, canallesco y vergonzoso.

Creíamos que supondría una toma de conciencia de las autoridades políticas y monetarias, nacionales e internacionales, para evitar la codicia, única causante de la gravisima crisis en que aún nos hallamos.

Pero ahora, después de un año, ya sabemos cosas.

Sabemos que el responsable máximo de Lehman Brothers, Richard Fuld, deprimido por los acontecimientos, abrumado por la culpa, ha pasado unos meses sabáticos, retirado del mundanal ruido. Deambulando, como alma en pena, de aquí para allá entre sus casas, bien la de Florida (apartamento de solo 1.000 metros cuadrados por el que pagó a modo de ganga 13,75 millones de dolares en el año 2004), bien en su rancho de Sun Valley, Idaho, bien en su residencia principal en Connecticut (aunque esta a él ya no le gusta porque le trae malos recuerdos). Lamentablemente tuvo que vender su apartamento de la Quinta Avenida, en Nueva York por la cantidad de 32 millones de dolares. (Todos los datos proporcionados son reales. No me he inventado ninguno)

Sabemos que el señor Richard Fuld ha estado cabizbajo y meditabundo porque solo le dieron como despido en Lehman Brothers la cantidad de 53 millones de dolares.

Sabemos que el señor Richard Fuld se halla triste pero que haciendo un esfuerzo, muy de agradecer en caso de hombre abrumado por penurias tan agobiadoras, trabaja desde el mes de abril en la firma Matrix Advisors, firma dedicada... a que no se imaginan a qué se dedica la susodicha... pues, sí, efectivamente han acertado tal y como ya se que imaginaban: se dedica a la asesoría financiera...

¿Quieren hacer algún comentario ad hoc o seguimos? Sigamos pués.

Sabemos también que las consecuencias del terremoto Lehman Brothers tan solo en Estados Unidos provocó la pérdida de 700.000 puestos de trabajo.

Sabemos que algunos de los responsables, perdonen, culpables de desfalco y de prácticas nocivas para la sociedad en su conjunto como se ha demostrado, siguen manteniendo sus grandes propiedades, sus privilegios y como ya suponen, no están en la carcel.

Sabemos que después de un año, el famoso Grupo del G20 no ha tomado ninguna medida que permita, de una manera razonable, regular los mercados y arbitrar unas normas que eviten los indecentes salarios y beneficios de los altos ejecutivos. Normas que en definitiva pongan coto a un capitalismo feroz y a la codicia humana criminal y canallesca.

Sabemos, porque como verán saber lo que se dice saber sabemos un montón, que el Grupo G20 está aún meditando el cómo, el qué, el cuánto y el cuándo abordar la regulación de las bonificaciones de los directivos.

Sarkozy y la señora Merkel son los dinámicos del Grupo y proponen que en su próxima reunión, que tendrá lugar en Pitsburg allá por este próximo mes de octubre, se vinculen los salarios de los ejecutivos no solo a las ganancias sino también a las pérdidas. Nuestro brillante presidente dicen que si, que bien, que porque no. Por su lado, Obama dice que no tolerará nuevos excesos en la banca.

La realidad es que nosotros, los ciudadanos, los que hemos salvado la cara de la banca y demás sectores protagonistas, que la hemos salvado con nuestra contribución, pero que somos los que padecemos, de una maner brutal, la crisis porque hemos perdido el puesto de trabajo, porque no conseguimos renegociar nuestra hipoteca, porque no podemos obentener un crédito... nosotros, si, los salvadores... estamos sin horizonte, y muchos de ellos en el paro. En España en torno a 4 millones de parados.

Ellos en sus mansiones, nosotros en las filas del INEM.

Todo esto es lo que sabemos. Lo que hemos aprendido en un largo año.

Creo que Pedro Solbes al despedirse el otro día comentó "aún queda mucho para refundar el capitalismo". Yo añadiría "y falta mucha vergüenza y decisión política para ponerse a ello"

Concluyan ustedes cómo ven el tema después de un año.

Yo hoy estoy revolucionada, no se ustedes.

20 comentarios:

Dean dijo...

Pues hace falta que estés revolucionada todos los días, y que muchos de nosotros también lo estemos, quizá se nos oiga, no hay que perder la esperanza.
Yo pienso que desde los políticos no va a venir nada nuevo sino más de lo mismo; para que esto cambie de verdad tiene que haber una conciencia desde la base, cada persona tiene que darse cuenta de la manera como se le manipula, como a través de los medios de comunicación se le dice todo lo que tiene que hacer y lo está haciendo. Si cada uno de nosotros se baja de ese tren del consumismo las cosas por fuerza tienen que cambiar, y a partir de ahí surgirán nuevas alternativas.
Un saludo.

17 de septiembre de 2009, 4:11
pena dijo...

Abrumador tu análisis, como dice Dean, si la ciudadanía fuese consciente de la trampa del sistema y no estuviese atrapada en deudas y consumismo, quizás algo de fuerza tendríamos. Pero, el desmantelamiento de la educación pública puntal de todo país con dos dedos de frente, vomita hombres y mujeres que muchas veces, a causa del exito del sistema, los ha desmotivado y desculturalizado, somos carne de cañón para solucionar todo lo que se/les ocurra a los pobres ricos.
Un abrazo.

17 de septiembre de 2009, 6:26
Juan Navarro dijo...

¿Qué, pues?, preguntas. Pues que desde la izquierda y el progresismo, cultural y político, se ha perdido el tiempo para reflexionar y hacer propuestasr y ofrecer alternativas realmente transformadoras de la sociedad. La derecha, no, la derecha lo ha aprovechado para lo de siempre: hacer pagar a la sociedad sus errores y su avaricia. ¿Para cuando alternativas transformadoras reales y realistas? Me temo que en la izquierda también hace falta una revolución. Las recetas, todas las recetas están agotadas, las de la socialdemocracia y las de la revolución. El cambio es otro, más profundo. Quizás afecte a la propia esencia del ser humano.
Un abrazo.

17 de septiembre de 2009, 7:13
RGAlmazán dijo...

¡Qué pena me da el tal Richard Fuld!

Pues sí, después de un año qué, pues nada, nada de nada. Unos seguimos sufriendo y otros cobrando los bonus.
Todo volverá a su cauce, todo volverá a ser lo mismo, después de una limpieza que naturalmente atañe a los de abajo. Ellos continuarán con sus grandes villas, yates y demás zarandajas. Y nosotros, algunos nos habremos salvado y otros deberán empezar de nuevo, desde cero.
El capitalismo es un sistema inmoral, y vivimos en una plutocracia. Y es verdad que, salvo revoluciones, no hay alternativas, ni tan siquiera para reformarlo, ya no digo para cambiarlo.
Para reformarlo tendría que haber voluntad política por parte de los gobiernos socialdemócratas, pero tienen miedo al cambio y no harán nada o casi nada.
Sí, soy pesimista, volveremos otra vez a lo mismo hasta que un día se rompa del todo la baraja, y quién sabe...

Salud y República

17 de septiembre de 2009, 7:30
Felipe Medina dijo...

Querida Carmen madrileña,es el capitalismo...es el capitalismo.

No le demos más vueltas

Es el capitalismo avariento(redundancia)que no tiene entrañas(redundancia)que vive de la miseria de los demás(redundancia)

G- qué?

Miserables(redundancia)

Besos(sin redundancia)

17 de septiembre de 2009, 7:54
m.eugènia creus-piqué dijo...

Pues si Carmen parace que despues de una año las cosas van a seguir igual por los siglos de los siglos, aquí no ha aprendido nadie y continuamos con lo que prima por delante de todo que es hacer dinero y más dinero, si dentro de unos años vuelve a pasar lo mismo, (que pasará) nos harán rascar a todos los bolsillos y tan panchos, y así estamos de bien querida Carmen, una pena.

17 de septiembre de 2009, 9:01
mariajesusparadela dijo...

Ya lo cantaba Julio Iglesias o no se quién, para ello "la vida sigue igual". Al final va a ser que Solbes es el que tiene vergüenza.

17 de septiembre de 2009, 10:32
Txema dijo...

Carmen, brillante, verdaderamente muy brillante tu análisis. Algo que no debería sorprendernos viniendo de tí. Impecable y certero. Y, como siempre, sosegado. Lo he leído y releído.

Pero, no nos equivoquemos. En el caso concreto de España, no es la derecha la que hace psgar la crisis a los trabajadores.

El dinero para la banca que, por cierto, sigue haciendo inversiones en el exterior, aprovechando carroñeramente la crisis, lo ha puesto el señor José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de un gobienro pretendidamente de izquierda.

La ampliación de la miseria de los 420 euros a los parados sin prestación desde enero de 2009 ha habido que sacársela con sacacocrchos al sr. ZP, presidente de un gobierno que se denomina socialista.

La subida de impuestos a todos los cidadanos vía alcohol, tabaco y carburantes, como finalmente será, la va a hacer un presidente de gobierno que se considera progresista socialmente.

La penalización fiscal a los ahorros (grandes o pequeños) la va a ejecturar ZP, supuesto gobernante izquierdista.

La estupidez de la refundación de la economía, para hacerla sostenible, sin que sepamos en qué consite, es idea del planetario socialdemócrata ZP.

La supresión -ahora- de la demagógica ayuda fiscal de los 400 euros la propondrá el socialista ZP.

Y encima tenemos que oír que la mayoría estamos a favor de la subida de impuestos para gestionar una crisis que según este gran político no existía o en el peor de los casos era una desaceleración o un ajuste.

Y, para colmo, este gobierno está deseando que se produzca una recuperación ¡del mercado inmobiliario!, es decir de la especulación.

Perdón por extenderme y un saludo.

17 de septiembre de 2009, 10:45
Cornelivs dijo...

Te comprendo perfectamente.

Este mundo, este mundanal ruido...es una locura..!

Sobra locura y avaricia; y falta sentido comun (el menos común de los sentidos).

Un beso.

17 de septiembre de 2009, 10:51
severino el sordo dijo...

¡¡¡Que equivocado estaba¡¡¡ y yo pensando que estos responsables desaparecian tirandose por las ventanas de sus rascacielos y lo que pasa es que se toman un tiempo sabatico,la banca son los nuevos señores feudales y los siervos les tenemos que rendir pleitesia todos los meses y cuando lo necesiten acudir en su ayuda,antes se llevavan el trigo ahora los cuatro cuartos y tu trabajo,lo mismo de toda la vida el capitalismo,saludos.

17 de septiembre de 2009, 10:53
Cosechadel66.es dijo...

La verdad es que se te enciende todo. No hay ningún derecho. Lo más cojonudo es que luego se extrañan de las reacciones "agresivas". Tienen tan poca verguenza como demasiado dinero.

Carpe Diem

17 de septiembre de 2009, 13:08
Antonio Rodriguez dijo...

Un año después parece que ya nadie se acuerda de las medidas prometidas para avitar las causas de la crisis.
Sigue sin regularse a las entidades financieras, sigue sin ponerse limite a las primas de los directivos y los paraisos fiscales siguen donde estaban hace un año.
Lo que no sigue igual son los efectos de la crisis: la legión de parados continua incrementándose y los estados no son capaces de implementar medidas que mitigen su situación.
Salud, República y Socialismo

17 de septiembre de 2009, 15:50
Selma dijo...

¡Me encantas revolucionada, Carmen!
Tus Posts son tan y tan certeros...Recuerda que sigue firme nuestra propuesta de tenerte como Presidenta de nuestra República!
Y sí, cuando se habla de refundar un sistema causa de todos los males en seguida nos viene a la mente la palabra NEO y da un yuyu!!!!Tantos neos nefastos me vienen en mente.. Abajo el Capitalismo, ya!!
Te segundamos en tu revolución(ada)
(postura y estados de ánimos)

Besos revueltos y cariñosos!

17 de septiembre de 2009, 17:47
joselop44 dijo...

No creo que haya que refundar ni demoler el capitalismo; sólo hay que depurar los sistemas de control de determinados sujetos del mismo.
Saludos
Respecto al sujeto en cuestión... es una verguenza que no se pudra en la carcel tras devolver el dinero.
Un abrazo

17 de septiembre de 2009, 20:50
Naveganterojo dijo...

¿Nos ha salido un jueves republicano al 100%?.
Eso es bueno, hablemos, quejemonos, enfademonos, cabreemonos, y digamos ¡¡¡BASTA !!!, Basta de mentiras, basta de cesiones, basta de desverguenzas, basta de reise de nosotros, basta de multimillonarios mientras el pueblo pasa hambre, basta de chalets de superlujo, de yates, de mansiones, de sueldos disparatados.
Estos sinverguenzas son los que deberian engrosar las listas del inem, y no los pobres y sufridos ciudadanos que estan 40 años declarando hasta el ultimo centimo a la hacienda publica para poder jubilarse con una miseria.
Si el comunismo en su version salvaje fue un desastre, el capitalismo en su misma version es el summun de la idioted y el esclavismo humano.
Un abrazo

17 de septiembre de 2009, 20:52
Alma Mateos Taborda dijo...

Un interesante blog, para leer, informarse y aprender. Gracias por ello. Un abrazo.

17 de septiembre de 2009, 21:28
daalla dijo...

Aunque leí ayer tu entrada, Carmen, hasta hoy no he podido comentarla. En primer lugar decirte que has hecho un trabajo enorme de recopilación de datos y de situarnos a tus lectores perfectamente. Estamos todos tan revolucionados como tú. Personalmente creo que el G20 se quedará en declaraciones altisonantes pero que no cogerán el toro por los cuernos. Y me temo que así estaremos hasta que venga otro Lehman o algo parecido.
Besos

18 de septiembre de 2009, 8:15
Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Como era de esperar, la crisis generada la pagan los trabajadores con el paro, las subidas de impuestos y la miseria de los más necesitados. Una vergüenza mundial y seguro que no aprendemos para la próxima.
Es para estar revolucionari@.
Un abrazo.

18 de septiembre de 2009, 13:01
Juanjo dijo...

Una vergüenza.

Buen fin de semana Carmen, desconectemos...

18 de septiembre de 2009, 17:00
ines sabanes dijo...

Despues de un año debemos reflexionar cómo hemos podido llegar a admitir que el debate hoy esté situado en reformas laborales y fiscales regresivas y porque este planteamiento está haciendose hegemónico .
Debemos luchar para evitar que se consoliden las proclamas de salidas a la crisis desde la derecha para que la paguen los trabajadores y trabajadoras ....pero hay que reaccionar ....
Saludos

19 de septiembre de 2009, 1:23
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB