World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Yo confieso

1 jul. 2009


Cuando lo políticamente correcto se convierte en el objetivo nuclear de una sociedad, los miembros de esta dejan de ser libres para convertirse en individuos temerosos. Yo confieso que si, que me he convertido en un individuo temeroso.

Yo confieso que si digo lo que pienso, temo que la gente me condene.
Yo confieso que si digo lo que siento, temo que la gente me rechace.
Yo confieso que si digo lo que creo, temo que la gente me confunda.

Lo temo porque yo quiero ser aceptada, porque yo quiero ser parte, porque en verdad yo quiero ser querida.

Si. Yo confieso que me he convertido en una persona temerosa.

Pero hay algo que revuelve mis entrañas. Hay algo que me chirría por dentro. Hay algo que me quema. Y es que esta noche yo quiero poder hablar, poder decir, poder equivocarme.

Necesito contarles mi pensamiento. Si, lo necesito

Yo les confieso que lamento la decisión del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo en relación con la Ley de Partidos que, además de darla por buena, considera su existencia una "necesidad social imperiosa". Esa subjetividad que conlleva la frase "necesidad social imperiosa" me ha dado terror. En otro momento analizaré con más tranquilidad lo que todo esto significa. Hoy solo expreso mi preocupación de por qué una sociedad democrática, un estado garante, tiene que tener una ley para poder dejar fuera unos sujetos (que por cierto todos rechazamos) cuando ya existen suficientes instrumentos en un estado democrático para poder aislarlos o combatirlos.

Quiero vivir en una sociedad que me permita a través de la palabra decir lo que pienso. Quiero poder decir aunque mi dicho no guste. Quiero poder disentir. Quiero poder conquistar a otras sensibilidades cercanas a la mía. Quiero poder defender un modelo de convivencia aunque este sea minoritario y no compartido por la mayoría. Quiero decidir lo que yo quiero explicitar. Quiero poder callar lo que yo decido silenciar. Quiero un estado garante. Quiero una sociedad que no tenga leyes que silencien palabras no compartidas. Quiero espacio para mi voz y mi palabra.

Yo hoy les confieso que tengo miedo de hablarles de mis dudas. Tengo tanto y tanto miedo que me han convertido en persona temerosa. Por eso necesito decirles que soy una buena mujer, que soy una mujer de bien, que tan solo estoy expresando mis pensamientos, tan solo hablo en alto para entender mis incoherencias, tan solo busco razones para entender lo que mi mente rechaza.

Si, les confieso que soy una mujer temerosa. En eso me han convertido.

Por cierto, por aquello de bajar este tono intenso y apasionado que tanto a mi me caracteriza, estaba sonriendo pensando si me ayudaría la Ley de Partidos a encontrar un buen partido. Les aseguro que no estoy del todo mal y como soy una mujer divorciada ya tengo experiencia de pareja. Bueno, quizás me manden un partido desde Estrasburgo. ¿Creen que lo harán? ¿Creen que me lo merezco?

Buenos sueños!!!!! Pero, por favor, no me dejen. Yo confieso que les necesito.

Besos a todos!

20 comentarios:

Lakacerola dijo...

Pues yo creo que hay que entender lo de "necesidad social imperiosa" atendiendo a la explicación que da el mismo Tribunal en la sentencia:
"la disolución (de la formación abertzale) puede considerarse como NECESARIA en una sociedad democrática, especialmente para mantener la seguridad pública, la defensa del orden y la protección de los derechos y las libertades". A mi con la sentencia ya me es suficiente pues se ha demostrado que HB-EH-Batasuna como parte del entramado de ETA ni son democráticos ni respetan los derechos y libertades.
Para mí esto es suficiente. Y en cuanto a la Ley de Partidos, la ignoro pero si el mismo TEDH dice de ella que "no está destinada a prohibir la defensa de ideas o doctrinas que cuestionen el marco constitucional, si no a conciliar la libertad y el pluralismo con el respeto a los derechos humanos y la protección de la democracia" pues ¿qué decirte? que a menos que queramos una dictadura o algo así, la veo buena también. Intentaré averiguar más sobre esta Ley de todos modos. Muy buena entrada, de las que me gustan.
Un abrazo.

1 de julio de 2009, 2:17
Idea dijo...

Me ha impresionado la fuerza del texto, plasmas tu personalidad en el, en serio, me ha sorprendido leerte porque nunca había notado ese "tono" tan caractarístico.

Un saludo.

1 de julio de 2009, 2:35
Ramiro Valda dijo...

Gracias por pensar, por sentir, por creer... y más que todo por compartir con nosotros tus pensamientos.

1 de julio de 2009, 4:28
pena dijo...

Entiendo tu inquietud, también hay algo que me "chirria" en mi interior. Se mezclan conceptos para confundir. A partir de un momento concreto ETA dejo de tener sentido, ahora son una banda de mafiosos como otra cualquiera, se dedican a asesinar, extorsionar, amenazar. La vinculación ¿demostrada, no demostrada? al no condenar los atentados terroristas de HB-EH Batasuna, es suficiente para ilegalizar un partido? En fin, complicado está. Saludos.
Ah! por cierto, y para quitar hierro, te has convertido en una individua temerosa, cambia ¿verdad?

1 de julio de 2009, 4:44
Selma dijo...

Y yo sencilla y llanamente confieso, sin rubor que te necesito, Carmen.. y que me ha emocionado leerte a esta hora de la mañana...

El temor compartido es menor, mucho menor.. y que sí, somos much@s..en sentir de este modo..

Besos cariñosos y mañaneros... mi Niña..

1 de julio de 2009, 7:54
Juan Navarro dijo...

Si no dices lo que piensas, lo que sientes, lo que crees, el problema es que te condenes, te rechaces, te confundas y, finalmente, no te aceptes porque no te reconozcas. ¿Quién te aceptará si no te aceptas? Incluso, con tus miserias. Por ti, por mi, por todos reivindico el derecho al error, en lo que pienso, en lo que digo o en lo que hago.
En cuanto a la ley, desde que fue pactada y promulgada pienso en el famoso poema de Bertolt Brecht. No sé si caminos así no nos conducirán a todos al silencio, so pretexto de perseguir al delincuente. La libertad no admite más restricciones que el respeto a la vida y a la libertad de los otros, incluso a decir barbaridades. Nunca entendí las leyes ad hoc, las que se hace desde la venganza, el cabreo o el resentimiento. Y esto sí me da miedo.
Finalmente, ETA desaparecerá cuando la sociedad vasca la expulse de su entraña, sóloo entonces. A eso sí tenemos que ayudar.
Gracias por tu "temerosa" reflexión.

1 de julio de 2009, 8:38
Menda dijo...

Gran reflexión la tuya, si....Pero no temas....la verdad siempre por delante.

1 de julio de 2009, 8:54
m.eugènia creus-piqué dijo...

Ay Carmen, ese temor creo que lo compartimos muchos más de los que tu crees, me encuentro en tu club amiga mía, referente a encontrar un buen partido sea de aquí o de Strasburgo es muy difícil, creeme, estas mejor que nunca, yo tambien soy single y no lo cambio por nada.Besitos dulces preciosa.

1 de julio de 2009, 9:20
RGAlmazán dijo...

Carmen, a mi me parece muy importante tu apreciación, lo de la "necesidad social imperiosa" me hace pensar que no estamos en una sociedad democrática normalizada y eso es preocupante.
La ley de Partidos siempre me ha parecido mal, he escrito sobre ello en multitud de ocasiones. Por resumir, los delitos son de acción y no de pensamiento. No se puede condenar por pensar de determinada manera, de hecho hay partidos fascistas que hacen declaraciones fascistas y se manifiestan tranquilamente y nadie dice nada.
Delinquen las personas y no las organizaciones.
En fin, a mi modo de ver es una mala noticia.
Gracias por decir lo que sientes y un beso.

Salud y República

1 de julio de 2009, 9:33
Maca dijo...

Tendremos que hacer un club de "temorosos", en él me incluyo.
Temo a este gobierno, que creí que era de izquierdas, pero hace una politica de derechas, temo a esta sociedad, cada vez más insolidaria. Sólo nos queda refugiarnos en la gente "de bien" como tú.(¡ y porque no, escribiremos a Strasburgo para que nos mandé un buen partido¡)
besitos

1 de julio de 2009, 9:40
joselop44 dijo...

Admiro tu valentía a la hora de expresar lo que sientes y tus opiniones. Casi nunca estamops de acuerdo, creo que en lo que siemrpe nos pondremos de acuerdo es en que la libertad de expresión es algo a lo que no hay que renunciar nunca.
Respecto al tema del que tratas, tambien yo he escrito en mi blog. En realidad no se penaliza la ideología independentista o separatista, lo que se penaliza es su dependencia y afeccion respecto a una banda terrorista, ETA. As´´i que la libertad no se ve afectada. Aun así,m explica el tribunal en la sentencia que sigue habiendo en el espectro político vasco partidos que abogan y persiguen el separatismo, por lo cual la opción política del separatismo está representada en las instituciones.
Un abrazo Carmen

1 de julio de 2009, 10:16
sara dijo...

Magnífica entrada. Yo confieso que soy temerosa( cuando vengo a leerte me olvido de todos mis temores)y gracias a ti estoy aprendiendo, divirtiéndome con tus escritos y reflexionando sobre nuestro pais.

Así, que yo confieso que me encanta tu blog y por encima de todo de comunicarnos lo que sientes y lo que piensas.

Muchos besos Carmen

Sara

1 de julio de 2009, 10:28
Dean dijo...

Te conozco muy poco pero te aseguro que es suficiente para decirte que puedes contar conmigo, y así, juntando nuestros mutuos temores, aportar nuestro granito de arena para la construcción de ese sueño que te inquieta al igual que a muchos otros que también nos rompemos la cabeza pensando en una solución a la sinrazón que vivimos.
un saludo.

1 de julio de 2009, 14:53
severino el sordo dijo...

No entrare en decir si esta bien o mal ilegalizada batasuna,ni siquiera de llo buena o mala que es la ley de partidos,lo peligroso como tu dices en tu reflexion es "la necesidad social imperiosa" quienes lo deciden,quizas mi pensamiento o el tuyo o el de aquel entren en ese supuesto,eso puede ser el final del que piense diferente,un saludo.

1 de julio de 2009, 14:58
__MARÍA__ dijo...

Como no he leído bien la decisión del tribunal de Estrasburgo, no voy a ponerme a opinar sobre algo que no domino.
En principio todo lo que vaya en contra de los etarras, como fascistas que son, me parece bien. Lo digo así sin miedo, porque ¿qué me pueden hacer? ¿quitarme la vida? Eso lo hacen ellos fácilmente, no necesitan que los provoquen.
El miedo no sirve para nada querida.
El placer de leerte cuando hablas con el corazón no tiene nada que ver con lo "políticamente correcto"
Por favor sigue así que aunque disientas de lo que los demás piensen o no, te vamos a seguir queriendo. Por lo menos, yo.

Besos Carmen

1 de julio de 2009, 15:32
Blog de Paco Piniella dijo...

Mi opinión es que en un escenario de paz todas las ideas son defendibles, pero ante el tiro en la nuca y la violencia se crean vendettas que terminan en cuestiones como estas. La defensa política de posiciones de independencia y autodeterminación no están prohibidas en Euskadi, existen grupos como Aralar o Eusko Alkartasuna que defienden abiertamente la independencia. A pesar de eso a mí tampoco me gusta la Ley de Partidos.

1 de julio de 2009, 16:23
Felipe Medina Santos dijo...

Personalmente no me gusta la Ley de Partidos aunque goce de todas las bendiciones institucionales.
El Constitucinal y Estrasburgo con sus sentencias pueden decir lo que estimen oportuno.No obstante,debemos meditar si esta ley no es una ley ad hoc.Pese a esta ley y sentencias que nos vayan echando en el País Vasco existe un problema que las leyes ni las sentencias no pueden solventar.Existen alrededor de 150.000 votos(pesonas)que no encuentran acomodo en las formaciones políticas existentes.
Estamos hablando de un conjunto de la población bastante considerable que no pueden expresar el sufragio activo y pasivo.
Se mire como se mire lo del País Vasco es más un problema de entidad política que policial.Policialmente,unicamente,no se atajará este problema.
El Estado tendrá que articular una respuesta constitucional y estratégica para que esta parte de la población se integre en las instituciones, a la par de que se desarrolle una decidida actuación policial contra los asesinos.
El problema es muy complejo que no soluciona la Ley de Partidos.
Sin embargo,tampoco soy partidario que los que protegen y amparan de cualesquiera de las formas aa la banda asesina puedan tener representación institucinal.
No me gusta la Ley de Partidos.Tampoco que gran parte de ciudadanos no tengan representación institucional.Tampoco me gusta que aquellos que tienen ligazón con la banda terrorista gocen de sus derechos plenos.
Existe un problema en el País Vasco que deberá ser corregido por el Estado sin menoscabar el interés general que éste representa.
La ecuación Libertad y seguridad se debe corresponder con el derecho al sufragio activo y pasivo.
A día de hoy el problema está enquistado por la gran dependencia de la izquierda abertzale de ETA.
El despeque debe ser un gesto de valor que aisle a los asesinos.
Lo que no puede ser es que a través de la representación institucional se esté financionando indirectamente a la banda terrorista.
Existe un problema vasco.Existen alrededor de 150.000 personas que deben buscar acomodo en la representación democrática.
Hasta ahora el Estado ha sido muy generoso con las negociaciones con ETA sin ser correspondido por la banda asesina.

1 de julio de 2009, 18:11
daalla dijo...

Me alegra mucho que digas lo que piensas y que lo hagas en voz alta. Aunque todos somos individuos temerosos en mayor o menor medida (a causa de no ser políticamente incorrectos y para ser aceptados y queridos)no hay que perder nunca el valor para decir lo que uno verdaderamente lleva dentro, y creo que a ti, Carmen, te sobra valor para eso.
En cuanto a lo de Estrasburgo, yo también tengo mis dudas pero creo que esas otras formas que dices que tenemos en el país para anular a un partido antidemocrático también se verían antidemocráticas.
En fin, gracias por decir las cosas como las sientes. Siempre se agradece el aire fresco de la sinceridad.
Un abrazo.

1 de julio de 2009, 18:16
Carmen dijo...

@A todos: Gracias por vuestra contribución. Por vuestro apoyo. Se que son temas complejos y que mueven muchas sensibilidades. También se que tenemos que luchar porque la palabra ocupe el espacio que le corresponde. El espacio que le corresponde en un estado de derecho.

En todo caso me ha interesado y también emocionado cada una de vuestras aportaciones.

Mil gracias. Tenéis en mi una amiga bloguera. Eso si, algo más apasionada quizás de lo que debiera. Pero mi blog y yo estamos con vosotros.

Besos varios

1 de julio de 2009, 20:59
Joselez dijo...

En fin, ¿qué puedo decir? Que me siento muy cómodo aquí en tu blog, que veo escritas las cosas que me gustaría decir, y que GRACIAS, somos muchos los que pensamos distinto y parecido al mismo tiempo, ya no tenemos que tener miedo y sin embargo lo tenemos a veces. Nos podemos equivocar...
Somos contradictorios porque somos humanos, no como Rajoy y los demás políticos, que estoy seguro que algunos ya están muertos, por lo menos de ideas y de iniciativas personales.
Es muy fuerte el panorama español este, y lo de la Ley de partidos indignante, así como el "partido socialista de derechas para lo que les conviene", que tenemos.
En fin, un gustazo descubrir tu blog, y personas interesantes como tú.
Un abrazo.

2 de julio de 2009, 10:20
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB