World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Desesperanza, dolor, penuria...Dorothea Lange

7 jun. 2009

... Asi es como la gran fotografa estadounidenese vió a sus congéneres, durante los dificilísimos años de la Gran Depresión, rostros llenos de desesperanza, de dolor, de penuria...

Esta semana se ha inaugurado PhotoEspaña'09, un Festival Internacional de Fotografía y Artes Visuales que nació en el año 1998.

Hoy día se ha convertido en uno de los grandes acontecimientos de artes visuales del mundo. El núcleo del festival está en Madrid pero ya en las dos últimas ediciones se ha sumado la ciudad de Cuenca y es posible que siga expandiendose a otros lugares en próximas ediciones.

Una de las perlas del festival 2009 es la exposición de Dorothea Lange: "Los años decisivos".

Esta fotógrafa ha sido una referencia fundamental en el fotoperiodismo documental cuyo estilo, fuerza y profundidad se puede ver en su fotografía más icónica "La madre migrante", realizada en el año 1936 y que preside esta entrada. La mujer de la foto se llama Florence Thompson y cuando la retrataron tenía 32 años. Subsistía, ella y sus hijos, a base de vegetales fríos y de pájaros que cazaban los niños.

Dorothea Lange nació en New Jersey en 1895 y murió en 1965. En sus comienzos profesionales tuvo un estudio fotográfico hasta el crack del 29. En esa época realizaba retratos de estudio. A partir del crack empieza su etapa más fecunda como cronista documental de los años de la Gran Depresión.

De 1935 a 1940, junto con otro gran fotógrafo documental, Walker Evans, comienza a colaborar en proyectos de la oficina de Administración de Seguridad Agraria, un programa de ayuda a agricultores arruinados durante estos duros años. Fue a partir de estos trabajos cuando se convirtió en una de las periodistas más destacadas del fotoperiodismo mundial. Fotografió a centenares de personas, jornaleros sin hogar, granjeros sin tierras, individuos famélicos, niños desfallecidos. Estos reportajes los realizó por orden estricta de la Administración de Roosevelt que apostaba por mostrar la situación de máxima pobreza de millones de personas a causa de la depresión, intentando con ello que el país se volviera más solidario y conociera las consecuencias terribles de la Gran Depresión.

En esta época recibió encargos del Gobierno para fotografiar los campos de internamiento de los japoneses americanos durante la II Guerra Mundial. En sus últimos años de actividad realizó reportajes muy interesantes por América del Sur, Europa y Asia.

La obra de Dorothea Lange forma parte de las colecciones museográficas más importantes del mundo: Moma de Nueva York, Museo Getty de los Angeles, Museo de Arte Moderno de San Francisco y el Oakland Museum de California en el que está depositado su legado.

La exposición "Los años decisivos" incluye 140 fotografías de pequeño formato que recogen el trabajo de Lange durante los años 30. También incluye una serie de fotos inéditas sobre el internamiento de los japoneses americanos. Se completa con un documental muy interesante "Dorothea Lange, A visual life".

Estos son los datos de la exposición para quienes estén interesados:

* Museo de Colecciones Ico:
c/ Zorrilla, 3, 28014 Madrid. Mapa
Horario: Martes/Sábado: de 11 a 20 h.
Domingo y festivos: 10 a 14 h.
Lunes cerrado.
Teléfono: 914201242
www.ico.es

A continuación les dejo algunas de sus obras más representativas. Espero que las disfruten. En estos momentos creo que es muy acertado recrearse en la obra de esta gran artista porque, salvando las distancias, también ahora, y estoy convencida de ello, si miramos con detenimiento a nuestro alrededor, veríamos caras llenas de desesperanza, de dolor, de penuria.




Technorati Tags:

25 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Impresionantes las fotos. Sobre todo por la denuncia de la situación de unas gentes cuyas caras denotan un sentimiento que, sin confundirlo con la pena o el dolor, denota una injusticia social, una falta de perspectivas, de esperanza...Creo en el compromiso del arte y admiro a quien no lo elude.

7 de junio de 2009, 0:40
Cecilia Alameda Sol dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
daalla dijo...

Yo tambien creo en el compromiso del arte. Y esta fotógrafa, de la que nada conocía, lo derrochó a raudales.
Gracias por hacérnosla conocer.
Un abrazo.

7 de junio de 2009, 1:12
Dean dijo...

Tu presentación ha estado impecable, a la altura de esta gran artista; ojalá pudiera ir a ver esta parte de su trabajo. Tu papel siempre tan comprometido, tendría que haber más personas como tu.
Un saludo.

7 de junio de 2009, 3:36
brancalúa dijo...

Hola Carmen: Magnífica exposición de una de las grandes del fotoperiodismo
social.
Realmente tu blog es fantástico.
Un besazo

7 de junio de 2009, 8:19
RGAlmazán dijo...

Acabo de volver a Madrid, y sin duda que iré a la exposición.
Me parece una fotógrafa excepcional, capta perfectamente la expresión y con ello hace que la fotografía sea un documento vivo.
Gracias por acercarnos a esta mujer.
Un beso

Salud y República

7 de junio de 2009, 8:43
joselop44 dijo...

Impresionan las fotografías. Me encantaría poder acudir a Foto España.
Saludos y feliz domingo.

7 de junio de 2009, 8:55
m.eugènia creus-piqué dijo...

No conocía a esta fotógrafa pero las fotos son impresionantes nenita, acabo de llegar de votar, a estas horas de la madrugada no había mucha gente.Besos guapa.

7 de junio de 2009, 9:39
KIKELIN dijo...

Carmen, son preciosas, me impresionan las fotos de las colas, el hambre, el trabajo, la identificación de personas como si fuesen ganado. Que no se nos olvide nunca lo que traen las guerras y las desigualdades.

Gran recomendación. (Ahora sí me voy a votar)

7 de junio de 2009, 10:33
sara dijo...

Unas fotos impresionantes Carmen.
Muchas gracias por este estupendo reportaje.

Un fuerte abrazo.

Sara.

7 de junio de 2009, 10:41
Naveganterojo dijo...

Carmen, gracias por una informacion tan valiosa, las fotos de esta mujer demuestran una vez mas que la miseria humana no tiene parangon, y que el dolor de los desfavorecidos, por muy indiferentes que nos consideremos, nos duele tambien a los demas.
Un abrazo

7 de junio de 2009, 11:54
Felipe Medina Santos dijo...

Gracias, Carmen,por esta impresionante entrada.Además has tenido la delicadeza de dejarnos un slide estremecedor
¡Buen día!y a esperar resultados.
Un beso

7 de junio de 2009, 12:11
Logan y Lory dijo...

Hace muchos añor que elegí esa fotografía de la madre con los niños para uno de mis dibujos. Me impactó la mirada de incertidumbre y penuria de esa mujer y el desamparo de los niños acurrucados al calor de su madre.

No puedo publicar mi dibujo porque se fue en medio de un libro que hace años presté, pero esa imagen ha quedado grabada en mi mente, desde entondes.

Es una excelente exposición y claro recordatorio de lo que los tiempos de crisis suponen para los menos favorecidos económicamente.

Un abrazo.

7 de junio de 2009, 12:16
Menda dijo...

Simplemente geniales las fotos.

7 de junio de 2009, 12:28
__MARÍA__ dijo...

¡Estupenda tu entrada Carmela!
Gracias por tu aportación a la cultura que buena falta nos hace.
Besos

7 de junio de 2009, 15:44
Selma dijo...

Carmen, no es la primera ni será la última vez que vea tu reportaje.. cada vez descubro detalles y expresiones que había pasado por alto y que conmueven más si cabe... esta madre en Portada con estos apenas 32 años parece que, con lo sufrido, haya envejecido de golpe... Da rabia , una inmensa rabia, que las crisis afecten siempre a los mismos...desde que el mundo es mundo y ahora si cabe, más.. y lo peor, la globalización nos tiene al corriente y no se hace nada..

Fenomenal reportaje el tuyo Carmen y este repaso a una de las épocas más parecidas en cuanto a efectos del capitalismo salvaje y de sus consecuencias sobre la población más débil...

Un beso cariñoso..

7 de junio de 2009, 16:01
Asun dijo...

Preciosas las fotos, y con una fuerza tremenda. Sin duda un descubrimiento. Muchas gracias por haber contribuido a ello.

Un beso

7 de junio de 2009, 16:16
Antonio Rodriguez dijo...

Esta es una de las exposiciones que tengo previsto visitar. En cuanto la vea te diré mis imporsiones.
SAlud, República y Socialismo

7 de junio de 2009, 16:23
severino el sordo dijo...

Gracias por acercarnos el trabajo de esta fotografa,impacta las expresiones de los rostros de las gentes fruto de la desigualdad han pasado unos cuantos años y la cosa no parece que haya cambiado,un saludo.

7 de junio de 2009, 19:28
RAMPY dijo...

La verdad, es que no conocía el trabajo de esta fotógrafa y me ha impresionado gratamente. Gracias por compartirlo.
Un rampybeso y feliz fin de semana

7 de junio de 2009, 20:10
SaiZa dijo...

Muchísimas gracias por acercarnos esta gran fotógrafa y trabajo, de la cual no tenía constancia. Y si dices que Cuenca tb se ha unido a esta bella iniciativa, me alegro y me vendrá genial para ir a verla. Un beso

8 de junio de 2009, 10:27
Maca dijo...

Impresionantes fotos y maravilloso el trabajo de esta fótografa que no conocía, gracias por acercarnos a ella.
bicos

8 de junio de 2009, 12:12
cosechadel66 dijo...

Una auténtica figura referencia de la fotografía moderna. Indispensable conocer su trabajo y su compromiso.

Carpe Diem

8 de junio de 2009, 16:08
Anónimo dijo...

Bibi, vive y deja vivir!!!
Viva la mujer que no te interrumpió voluntariamente tu vida durante su embarazo!!!
Viva la madre que te concibió!!!
Subhumano
En 1930, Alfred Rosenberg en Der Mythus des 20. Jahrhunderts utilizar el término Untermensh (subhumano) para referirse a aquellos que, supuestamente, se hallaban por debajo de lo humano. El término hizo fortuna y en 1933, una publicación de la SS titulada precisamente El subhumano cargó contra los judíos indicando que pertenecían a esa categoría. En 1942, la Oficina principal de la raza del III Reich distribuyó un panfleto titulado Der Untermensch (El subhumano).

El texto tuvo una tirada de 3.860.995 ejemplares en alemán y además se tradujo a otras catorce lenguas europeas más. En la obra se señalaba que “el subhumano, que biológicamente aparenta ser una creación de la naturaleza similar con manos, pies y una especie de cerebro, con ojos y una boca, es, sin embargo, una criatura completamente diferente”. A esas alturas, el método nacional-socialista resultaba obvio. Para emprender con éxito la gigantesca tarea de exterminar a millones de seres humanos, antes había que desproveerlos de su condición de tales. Apelando a la ciencia – una ciencia risible, dicho sea de paso, judíos, enfermos mentales, personas con dolencias irreversibles fueron clasificados como algo vivo, pero no humano. Una vez colocados en ese grupo, la tarea del exterminio masivo podía llevarse a cabo con total tranquilidad. Y, efectivamente, así fue. Comento todo esto no por el gusto de desplegar ante el lector algunos datos poco conocidos de la Historia del nacional-socialismo alemán, sino para indicar que estaba prácticamente convencido de que el concepto de subhumano había quedado confinado a las páginas más siniestras de la Historia hasta que esta semana tuve ocasión de escuchar a la ministra Aído afirmando que un feto era un ser vivo, pero no un ser humano como había dejado de manifiesto la ciencia. Si en vez de escuchar semejante dislate con acento andaluz lo hubiera oído en alemán, les doy mi palabra de honor de que hubiera puesto mi mano en el fuego porque acababa de pronunciarlas un convencido miembro del partido nacional-socialista obrero alemán (NSDAP). Si la ignorancia es una eximente – y resulta más que dudoso – quizá la ministra sea inocente, pero esa circunstancia no se puede aplicar a Ángel Gabilondo, el ministro de educación. Cualquier persona decente habría respondido que las palabras de la ministra son, como mínimo, una majadería. Pero, interrogado sobre ellas, el señor Gabilondo prefirió escudarse en la frivolidad para no descalificar a su más que objetable compañera de gabinete. Para ser sinceros, no sé cuál de las conductas me parece peor, si la de una ignorante que priva a seres inocentes de su carácter humano para legitimar que se los extermine en masa sin el menor escrúpulo de conciencia o la del profesor universitario que, encaramado a una poltrona ministerial, se inhibe con una gracieta de denunciar semejante barbaridad. En el III Reich, hubo idealistas, no pocas veces semianalfabetos, dispuestos a ejecutar cualquier orden que procediera de su Führer como una señal de progreso, pero tampoco faltaron sujetos con más instrucción, ascendidos a cátedras o ministerios, que se limitaron a mirar hacia otro lado al ver cómo se expulsaba a los judíos de sus trabajos y se preparaba a la población para el baño de sangre. Se puede discutir quién tuvo más culpa del genocidio, pero sus bases quedaron asentadas cuando alguien afirmó que algunos seres humanos eran subhumanos.

8 de junio de 2009, 20:53
HAMPTON INN ATL CTY BAYSD dijo...

estas fotos son crudas pero son muy buenas.

3 de julio de 2009, 23:59
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB