World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

La cultura del silencio

22 may. 2009


Ayer salió a la luz un informe que pone de manifiesto las miserias de la Iglesia católica. Esta vez referida a la actuación de la Iglesia Católica en Irlanda.

En él informe, que ha llevado nueve años su elaboración, se pone de manifiesto que desde 1940 hasta mediados de la década de los 80, más de 35.000 niños fueron objeto de abusos sexuales y torturas físicas y psicológicas, en instituciones estatales: escuelas públicas, orfanatos, centros para enfermos mentales. Todas ellas administradas por sacerdotes y monjas de la Iglesia Católica irlandesa.

Entre las ordenes religiosas investigadas los "Hermanos Cristianos" son los que han recibido la mayor parte de las acusaciones. Esta hermandad ha reaccionado negando cualquier responsabilidad. Otra de las órdenes investigadas han sido las "Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad y Refugio". Estas Hermanas, cuyo nombre "caridad" y "refugio" resulta extremadamente irónico, se hicieron famosas por la magnífica película-denuncia, "Las hermanas de la Magdalena", de Peter Mullan, año 2002.

El tema de la pederastia en la Iglesia Católica se ha mantenido, perdón se mantiene, en la más absoluta y abyecta oscuridad. La estrategia es la ocultación y la negación, la cultura del silencio. Pero esto que hoy conocemos sobre Irlanda no es aislado.
 
En otoño pasado hubo una actuación sin precedentes en un tribunal federal de los Estados Unidos que autorizó al estado de Kentucky a presentar demanda contra el Vaticano. Esta decisión que supuso un hito en la historia de Estados Unidos fue tomada cuando tres adultos denunciaron haber sido víctimas de abusos por parte de sacerdotes católicos cuando eran niños. A partir de esta primera decisión se multiplicaron las denuncias y demandas en todo el país.

En España no hay estadísticas oficiales según denuncia la Fundación Vicky Bernadet, dedicada a la atención de víctimas de abusos sexuales en la infancia. Y denuncia la obstrucción continua y continuada de la iglesia católica que pretende que los abusos contra menores no salgan a la luz y puedan ser debidamente investigadas.

Fue conocido el caso del sacerdote de la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, del barrio madrileño de Aluche que en el año 2004 fue denunciado por un delito continuado de abusos a un menor. Fue condenado a dos años de cárcel que nunca ha cumplido. La sentencia condenaba también al Arzobispado de Madrid. Rouco Varela nunca lo admitió.

Lo más indignante de todo esto es que además de los continuos intentos de ocultación, aquí tampoco dimite nadie. El cardenal Sean Brady, máximo responsable de la iglesia católica irlandesa, hoy ha salido diciendo que "está profundamente apenado y avergonzado" pero no se le ha ocurrido dimitir. Rouco Varela ni siquiera lo admitió.

La única forma de parar este horror es con la denuncia por parte de la sociedad civil. Lo que se debe exigir en un estado de derecho es que los sacerdotes y religiosas que comenten actos de abusos a menores lo paguen y sean juzgados de la misma forma que cualquier ciudadano que comete un acto de pederastia. Lo que debe exigirse es que los casos de pederastia entre los sacerdotes sean juzgados de acuerdo con el código penal y no por el código de derecho canónico.

Eso es lo que se tiene que exigir.

A nosotros nos queda la denuncia. Y ahí estaremos.


Technorati Tags:

22 comentarios:

antiheroe dijo...

El Papa Benedicto XVI se encuentra de viaje por los Estados Unidos, realizando una visita que, en parte, sirve para reconciliar a los fieles con el clero cuya reputación había caído en picado tras los numerosos casos de abusos sexuales a menores cometidos por algunos curas.

En Estados Unidos son más de 9000 los casos descubiertos de víctimas de abusos por parte de curas pedófilos....

Si quieres seguir leyendo te cito la fuente

http://polemicas.teoriza.net/curas-pedofilos-%C2%BFestan-los-pederastas-protegidos-dentro-de-la-iglesia-catolica.php

Vi un documental de odisea que hablaba que en Mejico se alcanzaban las cifras de un 30% de los curas.
En España estuve buscando y creo que era un diez por ciento o cerca. Me parece que no es una cuestión poco importante, son datos estadísticos grandes.

22 de mayo de 2009, 1:38
Dean dijo...

Desde luego que hay que denunciar, pero sobre todo llamar la atención de los padres que se confían demasiado a la hora de entregar sus hijos, ya sea a profesores, entrenadores, guías espirituales, curas, pastores de iglesia, monjas o todo tipo de personas que trabajan con niños. Hay que estar atentos y saber diferenciar a esos que les "gustan los niños" pero al estilo Michael Jackson.
Excelentes tus entradas, muy ácidas y dando en el clavo. Un saludo.

22 de mayo de 2009, 4:48
~¿si él=Sol, io=Andromeda?~ dijo...

♦T.T Siii ¡ke buen post! como siempre. Akí también pasa muchiiisimo. ¡Horrible! esta situación. He visto esa pelí, de las Magdalenas, ¡Súper buena! ¡Gracias por todo! Att. vuestra (media desaparecidita): Odi^^♣

22 de mayo de 2009, 5:54
Menda dijo...

Totalmente de acuerdo...Uf, este tema me enerva....y es temprano aún para la tensión alta.

22 de mayo de 2009, 8:26
RGAlmazán dijo...

Pues sí una vergüenza lo que ha ocurrido en Irlanda, USA, México y sin duda España. Pero, no pasa nada. Estos "buenos hombres" se confiesan, cumplen la penitencia y tan felices. Mientras, la mayoría de los afectados queda marcados para toda la vida.
Y a lo más que llegan es a pedir perdón o a pagar multas, cuando les obligan. Pero ahí siguen los mismos curas haciendo de las suyas, sin que se les juzgue. Como tú bien dices, hay que conseguir que se les juzgue como a cualquier pederasta y no que se escondan dentro de la sotana de su obispo.

Salud y República

22 de mayo de 2009, 8:34
cosechadel66 dijo...

Es una auténtica vergüenza. Porque si bien es verdad que no se puede juzgar a todos por lo que hacen unos, el hecho de que se actue con tan poca celeridad y tanto ocultismo, es lo que hace que se pueda condenar a todos....

Carpe Diem

22 de mayo de 2009, 9:36
m.eugènia creus-piqué dijo...

Estoy contigo Carmen ya lo sabes, son cosas que me ponen de los nervios,claro que deberían ser juzgados como los demás, son ciudadanos como todos nosotros y si la hacen, que la paguen.besotes.

22 de mayo de 2009, 11:12
Selma dijo...

.. Y los "legionarios de cristo" el mismo fundador llegó a abusar de su propio sobrino... entre otros muchos..
Esa gente dando lecciones de moral... Si se supiera todo, todo..los afectados en nuestro País tendrían que perder el miedo a denunciar.. Sería aplastante el número de casos que saldrían a la luz...


excelentes Entrada y denuncia... As usual...;-)

Besos, Carmen

22 de mayo de 2009, 13:35
Selma dijo...

Carmen, te adjunto un Enlace que competa la información de la cual hablaba...Besitos..

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=15631

22 de mayo de 2009, 14:13
sara dijo...

Hola Carmen. Es una vergüenza lo que está pasando. Que todo cambie pronto. No puede seguir así, se tiene que perder el miedo a denuciar.

Muchos besoss.

Sara.

22 de mayo de 2009, 15:16
Felipe Medina Santos dijo...

Querida Carmen,a estas alturas nada es sorpresivo y menos con este tipo de gente.Se me ocurren muchas cosas,sólo que todas,o casi todas,ya se han diho.
Puedo seguir preguntándome cómo hay aún tanta gente que les sigue a pies juntillas y no conseguir una respuesta un poco decente y razonable.
No sé todo ésto me asquea,me cabrea y ,al final,sólo consigo quedar mal conmigo.
Un beso
Felipe

22 de mayo de 2009, 16:22
__MARÍA__ dijo...

¡Vaya Carmen!
He entrado a verte después de escribir mi entrada y resulta que hemos abordado las dos el mismo tema.
Tú lo explicas mejor, por eso siempre es mejor la redundancia que quedarse cortos ¿a que sí?
Bueno, pues estamos en el mes de las primeras comuniones y parece que cada vez hay más ¿eso cómo se come?

Besos guapa

22 de mayo de 2009, 19:23
Diana Puig dijo...

ATERRADOR, eso fue lo que sentí, es el infierno, yo también escuché la noticia y me quedé espantada. Son unos hijos de...y solo puedo sentir rabia, impotencia por todos esos niños. ¿Pero y nosotros qué?, todavia sigue la iglesia siendo protagonista en toda nuestra sociedad, sigue logrando cosas y consiguiendo que la vida progrese, maldita sean sus estampas.
Un abrazo, didi.

22 de mayo de 2009, 20:43
Carmen dijo...

Antiheroe: Si conocía el caso de Mexíco. Es una barbarie que ocurra y que se consienta

Odi: Así es. Horrible es la palabra
Menda: Ultimamente hay muchos temas que nos suben la tensión. Besos

Rafa: Yo espero que en algún momento los sacerdotes que incurran en pederastia sean juzgados como el resto de la ciudadanía. Espero que lo veamos. Un beso
Cosecha: No se puede juzgar a todos por igual pero nos lo ponen dificil por la actitud de ocultación por parte de la propia Iglesia. Un abrazo

Geni: Las dos hemos coincidido en denunciarlo. Por lo menos ahí queda. Un beso

Selma: Gracias querida por la información. He entrado en el enlace. Me he empapado del tema. Es tremendo. Muchos besos

Sara: Lo esencial es que los casos se denuncien. La presión cada vez es mayor y no pueden seguir escondíendose. Un besiño

Felipe: tenemos bastantes motivos para andar cabreados pero bueno vamos por lo menos a evitar que nos afecta a nuestro humor, no te parece? Un abrazo

María: Es que es un tema que a muchos nos produce auténtico rechazo. Ahora voy a verte. Un abrazo

22 de mayo de 2009, 20:47
Carmen dijo...

Didi: Mientras contestaba a los demás ha entrado tu comentario. Así es, un horror generalizadísimo. La Iglesia Católica aquí en España también mira a otro lado y se hace la loca. Como decía ni tenemos estadísticas. El tema funciona cuando hay una denuncia. En fin, horroroso. Un beso

22 de mayo de 2009, 20:49
Naveganterojo dijo...

Vergonzoso, repugnante, tremendo lo que ha salido a la luz en Irlanda, pero mas terriblke es que ya hace siete años pactaran con el gobierno la inmunidad absoluta.
¿Quien se creen esos individuos que son?.
A la carcel con todos ellos y la dimision de la cupula catolica.
Un abrazo

22 de mayo de 2009, 21:06
Antonio Rodriguez dijo...

Tengo entendido que la Iglesia Irlandesa puso como condición para colaborar con el tema que no se dieran nombres, con lo que dificilmente va a ser posible encausar a nadie en particular, en todo caso a la iglesia como colectivo.
Esta hipócrita actitud de la iglesia catolica no ocurre en el resto de las religiones de raíz cristiana donde no existe el celibato, por lo que éste es el verdadero problema de la iglesia católica, ademas de, como tu bien dices, la exigencia de la puesta en manos de la justicia de todos esos delincuentes sexuales, hay que parar la impunidad con que la iglesia proteje a sus delincuentes.
Si no exitiera la obligación del celibato, lo más seguro es que no habría posibilidad de esas "tentaciones" y verían la sexualidad como algo normal.
Hay que tener en cuenta que el celibato se instauró en torno al siglo XII pero solo sirvió para acrecentar la hipócresia de la iglesia sobre este tema, ya que las relaciones sexuales de curas, obispos e incluso papas ha sido la norma general que ha llegado hasta nuestros dias.
Salud, República y Socialismo

22 de mayo de 2009, 21:57
daalla dijo...

Es verdad que lo que se ha puesto de manifiesto en Irlanda clama al cielo y no hay derecho, pero a veces no nos damos cuenta de que cosas muy parecidas ocurren junto a nosotros, sin que nos demos cuenta. Hace poco escribí un post en mi blog sobre los niños robados por el franquismo. Miles y miles de ellos fueron asilados por el "Auxilio Social" dirigido por la Falange y diversas órdenes religiosas tanto masculinas como femeninas. No quiero ni pensar en el horror, las vejaciones, los maltratos y en los abusos de todo tipo que vivirían aquellos niños, hijos de "rojos".
Las palabras de John Donne son, a este respecto, muy acertadas: "La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti". Es decir, no hay que irse muy lejos para comprobar que en todos los sitios cuecen habas, como dicen en mi tierra.
Un abrazo.

22 de mayo de 2009, 22:31
severino el sordo dijo...

Carmen,sabes lo que me ha venido a la memoria ,como nuestros padres nos amenazaban con meternos internos en un colegio de curas si no estudiabamos,y el temor que teniamos cuando se hablaba de segun que ordenes por la disciplina,y ahora escuchas y no paras de escuchar abusos y mas abusos,y la jerarquia eclesial mirando a otro lado y poco menos que justificandose,y lo triste es que se hablara de ello un par de dias y caera en olvido,a la iglesia se le perdona todo,un saludo.

22 de mayo de 2009, 23:12
Asun dijo...

No creo que haya país que se libre de tamaña lacra. En mas d euna ocasión han salido casos a la luz y se han denunciado. No se ha hablado demasiado de ellos, y a los acusados, les trasladan a otro sitio y tema solucionado. ¡Es de vergüenza!
Predican justamente lo que ellos no ponen en práctica.
Ojalá les dieran el castigo que se merecen!

Un beso

22 de mayo de 2009, 23:31
AF dijo...

Efectivamente, doña Carmen, se trata de lo que usted acertadamente llama la cultura del silencio. Y contra el silencio no hay remedio mejor que el sonido, la voz, el grito si es necesario. Igual que contra la oscuridad puede oponerse la luz y contra el olvido, la memoria.

Una saludo.

23 de mayo de 2009, 11:35
Tercera Opinión dijo...

No, si al final tendrán razón con la campaña esa del lince.

Te invito a leer mi artículo y te aseguro que al final estarás de acuerdo en que en Irlanda los linces están más protegidos que algunos niños.

http://www.terceraopinion.net/2009/05/24/tenian-razon-con-lo-del-lince/

Un saludo.

25 de mayo de 2009, 23:25
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB