World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

World Press Photo

Jordania: Desierto de Wadi Rum

3 may. 2009

En "Los siete pilares de la sabiduría", T.E. Lawrence define este desierto como el más bello del Planeta. Obviamente no conozco todos los desiertos, tan solo algunos y les puedo decir que a mi también me parece un lugar de una hermosura sobrecogedora.

Mis fotos, bastante flojas porque ese día no debía estar yo nada inspirada no pueden mostrar la incomparable belleza de Wadi Rum. Sus arenas de oro, sus montañas (jebeles) rojas, le convierten en un lugar mágico y misterioso.

Este desierto es el lugar de varias tribus beduinas, que ya saben que en árabe significa "moradores del desierto". Son los beduinos quienes mejores resisten las arenas, el fuego inmisericorde del sol, el gélido frio de la noches. Se dice que muchas de las características de la sociedad jordana se encuentran en la cultura beduina.

Este desierto fue el hogar de los nabateos que llegaron allí procedentes de Yemen. Al comienzo los nabateos se dedicaron al pastoreo pero al contacto con otras tribus aprendieron a comerciar y a gestionar el tráfico de caravanas. Poco a poco se fueron haciendo sedentarios y levantando ciudades como Petra, la llamada "Rosa del desierto". Los nabateos se hicieron muy poderosos porque cobraban aranceles por permitir el paso de caravanas por su territorio. En el siglo II a.c., la vía de comercio más importante era la "Ruta de las especias" que pasaba por el centro del territorio nabateo.

Al principio del Siglo XX, los turcos del Imperio Otomano ocupaban toda Arabia hasta Egipto. En la Primera Guerra Mundial se aliaron con Alemania y ante esta situación Reino Unido, que perseguía el control del canal de Suez, provocó la rebelión de los jeques árabes contra la ocupación turca. El artífice fue el famoso Lawrence de Arabia, agente del Foreing Office , inmortalizado en la archifamosa película de David Lean.

La mejor forma de recorrer este desierto es en todoterreno, conducido por beduinos que conocen como la palma de la mano este inmenso espacio. Te llevan por los lugares más espectaculares y, por supuesto, por aquellos parajes donde se rodó la película de Lean que coincide que también son los más bellos.

Si alguna vez van por allí, les recomiendo también la visita del desierto en Globo. Yo no pude realizarla lo cual ahora lo vivo como ventaja porque tendré que volver y no me importará nada repetir.

La visita a Wadi Rum suele terminar en Aqaba, único puerto marítimo de Jordania, de ahí su importancia estratégica. En tiempos fue el principal puerto para los barcos que iban del Mar Rojo al Lejano Oriente. Hoy día se ha convertido también en una de las principales zonas veraniegas del país.

Espero que alguna vez se animen a ir al desierto dorado.




Technorati Tags:

11 comentarios:

m.eugènia creus-piqué dijo...

Hola nenita, ya estoy aquí.El desierto que nos muestras es espectacular, yo he conocido el desierto en Egipto y en Marruecos y me cansó un poco, de momento me gustan mucho pero al poco me cansa tanto amarillo y sín nada de vegetación, soy más de verde y agua, aunque quien no conozca el desierto debe de ir para poder opinar.Que pases un feliz domingo nenita guapa.Besos.

3 de mayo de 2009, 8:01
RGAlmazán dijo...

Preciosas fotos, un desierto guapo de verdad. Y es que Jordania bien vale un viajecito.
Un beso.

Salud y República

3 de mayo de 2009, 9:51
sara dijo...

Me gustaron mucho las fotos. Los desiertos aunque no tengan vegetación son bastante interesantes.
Si el libro dice que es el más bonito del mundo será por algo.

Muchos besoss, Carmen.

Sara.

3 de mayo de 2009, 10:11
snake dijo...

El paisaje es increible. Desde luego, parece que merece la pena ser visitado.


Un saludo

3 de mayo de 2009, 13:47
severino el sordo dijo...

"MIniviajes Carmen una maravillosa y economica forma de conocer mundo"ahora fuera de coñas,el desierto tiene algo que atrae,un saludo.

3 de mayo de 2009, 14:51
Antonio Rodriguez dijo...

Un viaje muy interesante y otra forma de hacer turismo. Los desiertos tienen un misterio especial y no le quites mérito a tus fotos, están muy bien.
Salud, República y Socialismo

3 de mayo de 2009, 16:11
Selma dijo...

Como te puedes imaginar me he perdido mirando este paisaje soñado.. Perdida, en el sentido más hermoso... Sigo sin explicarme la fascinación que ejercen sobre mí y desde "pitufa".. Sólo conozco el de Túnez.. pero no desisto de conocer éste también.. De momento lo he hecho de tu mano...¡GRACIAS!

Mágia pura este cambio de tonalidades de la arena.. Perfectamente colocadas las fotos del Slide, ENHORABUENA por ello y por las fotos...

Lawrence tenía razón...

Mil y un besos Carmen...

3 de mayo de 2009, 16:54
cosechadel66 dijo...

Cuanto se aprende por aqui...

Un viaje precioso.

Carpe Diem

3 de mayo de 2009, 17:25
Menda dijo...

Preciosas imágenes para acompañar un post no menos bello e instructivo.....Me encantan los colores del desierto........

3 de mayo de 2009, 19:57
daalla dijo...

Nunca me han atraido mucho los desiertos, pero tal como lo explicas tiene que ser bonito intentar la experiencia al menos una vez.
Saludos.

3 de mayo de 2009, 22:09
Dean dijo...

Si estas son las fotos flojas cómo serán las buenas?.
La entrada te ha quedado preciosa. No me llaman mucho la atención los desiertos pero debe ser por conocer muy poco de ellos, a pesar de que la isla donde vivo es muy desértica siempre estoy pensando en verde y en agua. Un saludo.

4 de mayo de 2009, 7:04
 

2009 ·Ciberculturalia by TNB